Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La etimología del veneno

Te aúllo dentro
por verte las venas
azuleadas y enrojecidas,
abierto a tu vuelo rapaz.

Me llevas el agua
al estado de gracia
cuando te levantas
sólido y salado
ante mis ojos de trance
y me sometes desafiante
a tu agitación mezclada
de orígenes y símbolos desnudos.

Entregados a esta cruzada
de deseos sedientes
ganamos el conflicto
a la perseverante espera,
gozando como perdedores
ante el misterio
para vivirnos entre desvelos.

Nos buscamos ciegamente
a través del vientre
de todas las cosas,
naciéndonos en cada obra,
en cada inspiración
con el aire cómplice
de nuestras extrañas raíces
e incendiadas entrañas.

Ojalá todo exceso de ti
hasta apagar la luz
de toda maldición.

etiquetas: sedientes, extraños, exceso
9
10comentarios 131 lecturas versolibre karma: 81