Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hemos perdido de vista a la Luna

Llegada es la hora, en la cual, poco a poco,
 iremos devorando nuestro pasado,
 para mantener con vida, nuestras vidas.

  He viajado en muchos trenes, y aviones,
 ¡nunca!, encontré a nadie que me dijera:
 “sígueme, te haré pescador de hombres.”

  Tal vez me comprendáis:
  Ya os llegará el turno;
 vuestros hilos se romperán; vuestros cuerpos
   se desplomarán,
   inexorablemente.

  
   Desde abajo,
 todas las caras parecen iguales,
 en cambio, es vuestro caminar,
 lo que las marca y difiere.

  Aunque no podéis verme;
 aunque ignoráis mi existencia, terminaréis
 en el mismo lugar.

  Las flores han crecido a mí alrededor.
 Y los que amé, dejaron, en ellos, su perfume.

  He devenido a tal pequeñez, que hasta
 el más inofensivo gorrión, sería para él
 una presa fácil.
  
  Tardé, varios días, en bajar las escaleras
 del camino imaginario; y, una vez dentro, espero
 hasta altas horas de la noche, para salir
 sin ser aplastado por vosotros.

  Soy tan pequeño..., que tan sólo
 tendría que introducirme entre unos cables
 para provocar vuestra desgracia...

  No lo haré.

  Cerebro programado, con el aire de la calle.
como consecuencia:

Hemos perdido de vista a la Luna.

etiquetas: noche, luna, pequeño, vista, calle, días
10
3comentarios 146 lecturas versolibre karma: 76
#1   Pescador de hombres
votos: 0    karma: 20
#2   Muy bueno compañero
votos: 0    karma: 15
#3   #2 Gracias.
votos: 0    karma: 20
comentarios cerrados