Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Madrigal desesperado

Si es de amor que tirita
tu corazón que late, late y late
no condenes chiquilla
a quien de amor y ardor por ti marchita.
Abre pues el invierno florecilla
y abriré el horizonte que delate
todo esplendor del mar
que se dilata en rubor que provoca.
Y si amarte sin cura ya me toca
¡permítete en mi sueño, bien amar!
Con el rubor insano de tu boca.

*
Nota: la declamación la pueden escuchar en el link.
*

Poeta y escritor: Edmundo Vélez Alcívar
Guayaquil - Ecuador
Derechos reservados del autor.

etiquetas: madrigal, poesía clásica, métrica
5
2comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 66
#1   Saludos cordiales y agradecimiento por compartir su buen arte en esta bella obra. Un gusto apreciar su creatividad. Reciba usted mi amistad y respeto.
votos: 1    karma: 28
#2   #1 Oh, nada de gracias, yo es que le debo agradecer su inestimable atención a este humilde escrito :3
votos: 0    karma: 9
comentarios cerrados