Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La madrugada jugaba a quedarse

La madrugada jugaba a quedarse
entre dos pieles,
te vi sentada al borde la cama
como una enredadera y geranios de agosto,
tu palidez me pareció más hermosa que nunca,
como un halo de tiempo huyendo de mí,
la respiración del silencio, la falsa calma,
un leve roce de las manos,
un quédate sin decirlo,
tu cabello marcaba el paisaje del día
mientras lo recogías con los dedos,
no quería verlo, ya conocía el gesto del después,
cuando se prepara café,
cuando abres la ventana y aún queda tu olor
dándose vueltas con la cucharilla del alma,
cuando las manos riegan la balconada de la vida
con el sudor de la noche.

etiquetas: poema, poesía, estelaris, amor
12
4comentarios 127 lecturas versolibre karma: 86
#1   Observe algunos símbolos interesantes. saludos poeta
votos: 1    karma: 33
#4   #1 Gracias por la lectura. Un abrazo.
votos: 0    karma: 20
#2   te vi sentada al borde la cama
como una enredadera y geranios de agosto,


Preciosa comparación, me parece muy bella. Precioso poema. Enhorabuena.
votos: 1    karma: 39
#3   #2 Gracias. Feliz sábado.
votos: 1    karma: 39
comentarios cerrados