Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mensajes que uno no sabe si debe recibir, o defenestrarse

Ayer estabas borracha. Y lejos. Y por culpa del vino, me hablaste. Supongo que hoy te arrepientes de esa conversación, o tal vez no. Siempre fuiste opaca en estos temas. Un día me dijiste que tenías miedo de enamorarte y de romperte el corazón, como si estar conmigo fuese saltar a un precipicio sin cuerda. Ya sabes que yo de persona cuerda tengo poco, pero la caída habría sido menos dolorosa, si al chocar, hubiese sido con mis labios.

Ayer me preguntaste si lo nuestro habría funcionado. No supe que contestar. Nunca he sabido que es eso de “lo nuestro” o “estamos saliendo”. Yo solo quería estar a tu lado cada noche, acariciando tus pecas en la oscuridad del cuarto. Es increíble cómo no soy capaz de olvidarme, te aferras a mí como una garrapata a un perro, y ni con vinagre te alejas. Solo con vino durante unas horas, y en camas ajenas durante minutos. Curiosamente en ambos casos me siento sucio y muerto por dentro cuando acabo la botella, o me corro en coños que van pasando sin recordarlos, porque no merecen la pena. El tuyo tenía una pequeña asimetría, y puedo paladear todavía aquel sabor que me encendía como ningún otro. Pero he sido expulsado del paraíso que son tus piernas, condenado a vagar por el mundo con un recuerdo anhelante y una sonrisa de tristeza, buscando eternamente algo que no podré volver a encontrar.

Es increíble como con solo unas palabras vuelves a despertar a las mariposas, que cuando parece que están entre cenizas aletean una penúltima vez, y yo aquí sin poder evitarlo. Joder, no aprendo. No hay forma. O no la he encontrado. Qué se yo.

etiquetas: mensaje, amor, noche, prosa poética
7
6comentarios 225 lecturas prosapoetica karma: 54
#1   Bellísimo!! @Pelerowsky
votos: 0    karma: 14
#3   #1 gracias :-)
votos: 0    karma: 9
#2   Por motivos que no vienen al caso he visto un tramo de mi vida en este texto. Y me ha tocado en una parte muy íntima, y de manera muy intensa. Así que no puedo más que rendirme a este texto. Y quizás no sea objetiva a la hora de valorarlo... pero chico, me ha parecido de una hermosura impresionante.....
votos: 0    karma: 20
#4   #2 Al final las heridas, aunque con forma distinta, sangran siempre de la misma forma. A mí también fue algo que me tocó de manera intensa, y duele. Muchas gracias por tus palabras.
votos: 1    karma: 29
#5   el vino siempre dice la verdad...
votos: 0    karma: 11
LVR LVR
#6   #5 Muy cierto...
votos: 0    karma: 10
comentarios cerrados