Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

ᎬNᎢᎾNᏟᎬᏚ... ᎠᎬ ᏙᎬᎡᎠᎪᎠ

Aquí, al borde del risco
desnuda de mí,
le espero con la fe
que rescata mis espaldas
de sus frías
y ásperas manos;
aquellas que clavará en mis costillas
cuando su voz
sea el grillete
encarnado en mis tobillos...
Cuando mis deseos
en precedente exaltados
mil y un veces
víctimas de su portento,
desfallezcan
dulcemente desvanecidos
y no logren sobrevivir
a los rastros
apenas calcificados
de fortaleza
que queden
bajo las carnes roídas
de sus sueños...

No sé si él
o si fui yo
la que me desollé de dignidad
y me lancé a la hoguera;
a ese fuego
consumidor y lacerante
dueño de mi ignominia,
dueño de un cuerpo
títere de sus oráculos
donde me cortaban ardientes
sus navajas
en las profundas brumas
y caían los rocíos
a las laderas del desperdicio.

Me amó
jamás amándome
porque bajo el altar
de mi verdad inicua
vivía su mentira
virginal, obscena...
recatadamente osada,
al tiempo
que la noble paloma
de mis certezas
fornicaba con sus engaños.

No sé si fue él
o si fui yo,
la que me despojé
de las prendas
que nunca pidió
pero arrancó de mí
con el iris
escrupuloso y mojigato
de sus concupiscencias;
a la luz infame
de su entrega
me reclamó tan suya
que al espejo se habla
y aún me escucha,
astillada y sumisa.

Recorrió mis muros.
Consumió mi savia
y nutrió sus raíces
de surcos míos que no conocerá
ni en mil años
pero hablará de mí al universo
como si copulácemos
desde la mismísima
fundación de la Tierra.

Me amará
en cada gota de su libido
prisionero de mis labios
sin haberme besado nunca;
limosnero de su desesperación
sin siquiera alcanzar
el estruendo de mi garganta
porque en el lecho
de sus omisiones
me engendró
con la reina fatua
de sus promesas.

Ahí, al borde del risco
desnuda de mí,
con la fe
que soltó mis espaldas
antes de dejarme caer,
exclamaré a la nada
que su estéril anhelo
caerá conmigo
para perecer en sus silencios...
Que sin mí
se volverán polvo de falsedad
las palmas de sus manos,
sus frías y ásperas manos;
irracionales amantes
de mi oblación que él atiza,
porque no me rescatarán
ni su verdad
ni su mentira
y sin que me nombre
moriré viva
morando en sus melancolías.

No habrá noche
que su memoria
no le haga
el esclavo trémulo
del fantasma de mi tacto
y de la voz donde me ocultó.

Entonces
en la oscuridad falaz de su furor,
pronunciándome
en un sordo grito,
ya sin mí...

de verdad,
¡de verdad que me amará!




Yamel Murillo



Antología de una pasión.
El Diario de Paloma©
D.R. 2015

etiquetas: lírico, verso libre, amor, desengaño, abandono
11
8comentarios 261 lecturas versolibre karma: 105
#1   Wo! Maravilloso, potente sin cuota de la típica melosidad que abunda, tienes pluma innata :-)
votos: 1    karma: 30
#4   #1 Mil gracias por tu bello juicio @Flanpastén!
Un verdadero placer contar con tu visita por mi pequeño jardín {0x2600}
votos: 1    karma: 32
#2   Que bello te ha quedado.
Maravilloso! Que me ha encantado.
Bravo ! Bravo Yamel!
Abrazos!
votos: 1    karma: 39
 *   Malulita_ Malulita_
#5   #2 Malu preciosa! Siempre con ese cariño para mis letras. Gracias compañera. Me honras y te lo agradezco. Te mando un abrazo fortísimo
votos: 1    karma: 39
#3   Que maravilla de poema, es una delicia¡¡¡

No habrá noche
que su memoria
no le haga
el esclavo trémulo
del fantasma de mi tacto
y de la voz donde me ocultó.


Precioso. Un saludo.
votos: 1    karma: 40
#6   #3 Eres un Sol @horten67! Muchísimas gracias {0x1f339} {0x1f339} {0x1f339} {0x1f339} {0x1f339}
votos: 1    karma: 40
#7   Wow qué intensidad me hizo crepitar la piel y el alma.
votos: 1    karma: 32
#8   #7 Es un privilegio que me compartas la intensidad con la que te tocaron mis letras. Gracias inmensas y Bienvenido seas!
Abrazos
votos: 0    karma: 20
comentarios cerrados