Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Otra historia de amor (parte 2)

El sonido de la alarma despertador del celular rompe la pesadilla de madrugada que está teniendo Verónica. Esa recurrente que le roba calidad a su sueño. Ese caballero andante que llega a rescatarla pero que en medio de la sangrienta batalla con el dragón que la resguarda; como por hechizo traicionero, termina enamorándose del dragón y se olvida totalmente de ir a su rescate en la torre más alta; donde muere, de tristeza y olvido. Qué ganas de lanzar el celular contra la ventana. Qué ganas de hundirse en la almohada, de dejarse caer en el abismo de los últimos minutos de sueño, para realmente exhalar su último hálito de vida, allí, en esa soledad de pesadilla; finalmente morir, sin paz. Ese es el saldo que le dejó su pareja de los últimos siete años, Alberto; enamorados desde la secundaria, quien cual trillado cliché, la engañó con su mejor amiga, ahora su enemiga dragón. Eso y unas camisetas viejas que nunca se llevó, junto con su colección de discos de Cold Play y Rihanna.

El brillante sol que atraviesa la ventana de su dormitorio, la verdad, entra en escalas de gris por las ventanas de su alma; sus hermosos ojos azules que ya nadie admira. En la cocina, una bolsa de pan viejo que empieza a enmohecer. Un queso crema vencido. Un poco de café hecho hace unas cuarenta y ocho horas ─quizás setenta y dos─. No importa, igual, no hay ganas de comer. Le hinca apenas una mordida a una manzana que ni se acuerda como llegó a su cocina. Se demora más de lo usual en la ducha, no porque disfrute el baño caliente, sino porque le escurre tanta tristeza junto con las gotas de la regadera y no quisiera dejar el baño hasta que toda ella le haya abandonado. Pero no es posible. Esta siempre se queda.

Sale de su apartamento en el tercer nivel de ese viejo edificio. Al que se mudó luego que Alberto la abandonara y ya no pudo pagar el apartamento más acomodado que tenían en el centro. No nota las gradas de tres pisos que baja, no nota las cuadras que camina por esas calles algo sucias y olvidadas. De todos modos, hace cuánto ya que el mundo es de tonos de gris solamente. Llega temprano otra vez a su estación del tren, por si acaso Alberto decidiera viajar más temprano para no toparse con ella. Y no llega a la primera hora esperada. No llega tampoco en el siguiente ni el siguiente tren. Es siempre así. Y ella siempre sentada en la estación, dejando ir dos trenes antes de subirse. Sin embargo, en el segundo tren que a diario ve llegar, hay un destello de color, apenas perceptible; ese chico que siempre la observa con curiosidad, a veces hasta le incomoda un poco; pero no de mala manera. Siempre le ve tan desenvuelto, tan resuelto, tan cómodo con la vida. Como que tiene todo bien ordenado. Como con un aura diferente a la de los cientos de personas que ve subir y bajar en esa estación del tren en la mañana. Siempre con esos audífonos en sus oídos. ¿Qué escuchará? ¿Acaso Cold Play o Rihanna? Y cuando le ve venir siempre se ve tan concentrado en algún libro. ¿Qué le gustará leer? ¿Acaso lee una interminable saga de Stephen King?

¿Por qué me llama la atención éste chico? ¿Por qué parece tener color, calor, un aura? ¿Qué está haciendo? Se está parando. Pero si nunca baja aquí. Tiene apariencia de trabajar en algún gran edificio del centro. No entiendo, qué hace. Me mira tan insistentemente. A veces siento que me desnuda el alma. Que puede ver a través de mí. Que se zambulle en mis ojos y resuelve todos los laberintos de mi intricado interior. Esos que ni yo entiendo. ¡Se ha bajado! No me quita los ojos de encima. Cuánta ternura en su mirada. Pero... ¿por qué? Ni nos conocemos. No que yo recuerde. Nunca volteé a ver a ningún chico durante los siete años que estuve con Alberto. Y llevo meses sin asistir a ninguna cita. Nunca lo he visto en el trabajo, ni cerca de mi edificio. Sigue caminando en dirección a mí.¡Ay Dios! ¡Qué hago! ¿Me voy corriendo al baño? No quiero hablar con él. No quiero hablar con nadie.

─¡Hola! ─me dice─¡Hey! ¿Cómo estás? ─le respondo─ ¿Qué estoy haciendo, por qué le he respondido con tanta efusividad? ¿Qué va pensar de mí?

─Me llamo Martín ─agrega─ Soy Verónica ─respondo en automático.

Y me mira, con esos bellos ojos café que nunca había alcanzando a notar, solo contemplaba su aura antes. Algo ha cambiado. En un instante ya no me siento la misma. ¿Habrá comenzado otra historia de amor para mí? ¡Ojalá no termine como la anterior! Aunque algo me dice desde ya: Que esta será una historia muy diferente.



@SolitarioAmnte
v-2017

etiquetas: historia de amor, verónica, martín, tren, ciudad
15
28comentarios 340 lecturas relato karma: 65
#1   Excelente! mira que me atrapó desde las primeras letras, que tristeza al principio, no sé si soy yo o son tus letras , yo pienso que las letras y más del corazón , me hacen sentirme el personaje y le sufro; pero luego ese final me encantó! La vida es así finales y comienzos , muertes pequeñas para volver a nacer! Un abrazo @SolitarioAmnte .Tu siempre escribes y describes bellamente .Felicidades!
votos: 1    karma: 36
#2   #1 es así intencionalmente, de tristeza al principio, que contrasta la alegría del principio de la parte 1. En fin, espero que Verónica y Martín tengan su épica historia de amor. Se lo merecen :-)
votos: 1    karma: 36
#3   #2 Pues tendrás que preparar la tercera parte, para saberlo,,, me encantan los finales felices :-> :hug: :hug:
votos: 1    karma: 36
#4   #3 jaja... Tal vez haya 3era parte, ya veremos ;)
votos: 2    karma: 50
#5   Mis respetos
votos: 1    karma: 40
#9   #5 muchas gracias mi estimado @MiguelAdame
aprecio mucho tu comentario
votos: 0    karma: 20
#6   Tal vez haya una tercera parte??? Claro que la habrá! Tiene que haberla!!! Me imagino mil finales para esta historia... a ver con cual me sorprendes! {0x1f60a}
votos: 1    karma: 35
#10   #6 jaja... con esa alegre motivación creo que no me dejas salida, jaja
claro que habrá, ya escribiré algo en unos días para seguir esta historia
votos: 1    karma: 35
#7   Magistral!!! Ahora no puedes dejar a tus fans con esa intriga!!! Felicidades por tu gran trabajo. Saludos!
votos: 1    karma: 35
#11   #7 ah, mil gracisa @marisa_bejar
que leí la otra vez uno de tus relatos y son magistrales también
así que gracias dobles por tu cumplido
votos: 0    karma: 20
#16   #11 Gracias compañero!!
votos: 1    karma: 35
#8   Efectivamente, de acuerdo con @Verín en lo de que debe haber una tercera. Por otra parte, el ser humano es curioso por naturaleza, en mayor o menor medida, y tú has sabido crear la intriga, @SolitarioAmnte. Quizá, lo que me parece más hermoso de escribir (por decir algo porque, tal vez, podría estar horas citando cosas buenas) es la capacidad de inventar mundos.
:hug: Muy guapo, compañero.
votos: 1    karma: 40
#12   #8 cierto mi querida @_Sejmet_
de escribir, esa capacidad/posibilidad de crear mundos es maravillosa
y de crear vidas, y destruirlas y reconstruirlas
es todo una bella oportunidad
un abrazo, siempre
votos: 1    karma: 40
#13   muy agradecido a todos por sus lectores y excelente comentarios
dan ánimos para seguir escribiendo
fuerte abrazo literario
votos: 0    karma: 20
#24   #13 *lecturas
votos: 0    karma: 20
#14   Precioso!!! Para cuándo la tercera entrega??? No es por presionarte, pero...
votos: 1    karma: 34
#15   #14 jaja.... ya se está cocinando en la mente la tercera parte...deja unos días y quizá la tenga... gran abrazo mi querida amiga 8-D
votos: 0    karma: 20
#17   Vaya, me ha encantado que la historia siga desde el otro punto de vista. Que esto da para una peli incluso! Ya te veo en los cines... :-) Aparte de esto, creo que está muy bien escrito, las sensaciones, los ambientes, casi siento los ruidos de los trenes. Enhorabuena. Gran trabajo el tuyo! Abrazos!
votos: 1    karma: 40
#20   #17 gracias mi querida @Pequenho_Ze
exacto, este "capítulo" no es ni secuela ni precuela de la primera parte, sino el paralelo de lo que ocurría con el otro personaje central de la historia, esa misma mañana, como se desenvolvió para Martín fue la 1ra parte, y ahora como la vivió Verónica es la 2a parte.
Y bueno, ahora pensando en que escenario y punto de su historia continuaré con una 3a parte.... la mente maquinando maquinando... jaja
gracias por tu comentario halagador
que todos estos comentarios valen un millón viniendo de escritores tan excelentes como tú
votos: 1    karma: 40
#21   #17 para una pelí, jaja, allí si exageras un poquito, pero igual, gracias un millón
votos: 1    karma: 40
#18   Gracias!
votos: 1    karma: 32
#19   #18 A ti gracias por leerme.
votos: 0    karma: 20
#22   ¡Qué bueno! Me encanta como has desmenuzado los detalles de esas dos vidas que se encuentran. Los sentimientos que mueven a cada uno, sus lastres, sus inseguridades... su fragilidad, al fin y al cabo.
Una misma historia, un mismo encuentro y dos vidas detrás. Un mundo por vivir y descubrir.
Apunta a novela... piénsalo.
Felicidades y gracias por tus letras.
votos: 1    karma: 39
#23   #22 muchas gracias @Galilea
lo de una novela es un sueño aún por cumplir,
(reto mayúsculo) espero venga cuando esté realmente preparado, pero bueno, mientras tanto vamos practicando con relatos como estos.

Tu análisis es muy bueno. Exacto, dos vidas, sus lastres, sus realidades actuales, y aún está por verse que vida pueden construir juntos.

Gracias por todo. Un abrazo. :-)
votos: 1    karma: 39
 *   AljndroPoetry AljndroPoetry
#25   Me gusta mucho la forma descriptiva con que creas la atmósfera del relato
votos: 0    karma: 10
#26   [Que se zambulle en mis ojos y resuelve todos los laberintos de mi intrincado interior. ]
...Me atrapó está manera de narrar la historia desde el otro lado.
votos: 1    karma: 27
#27   #26 muchas gracias @ArthaMoreton
es un gran cumplido viniendo de alguien que escribe impactantes novelas completas. :-)
votos: 1    karma: 24
#28   #27 Soy yo la que te agradece tus amables palabras sobre mi novela.
votos: 1    karma: 27
comentarios cerrados