Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Si pudiera decirte...

Mis hilos de sangre tejen
volantes sobre tu falda.
Déjame tranquila, hermano.
[…]
Ya la coge del cabello,
ya la camisa le rasga.

Thamar y Amnón F.G.Lorca



Cuando todo se convirtió en calabaza,
mi niñez se escondió para siempre
en una caja de cartón.

Los Reyes y el ratoncito Pérez
se exiliaron al país de las mentiras.

Caperucita se comió al lobo
con unos besos afilados.

La manzana mordisqueó a Blancanieves
y se convirtió en la estrella del ordenador,
en miles de pegatinas perfectas, brillantes
que tocan el cielo en las azoteas.

El patito feo lloró desconsoladamente
al ver un video de youtube
en el que descubría
que nunca sería un cisne.

Y a mí se me vació el corazón,
el espejo me mostró mi pequeño cadáver,
me convertí en un ermitaño
con la cabeza llena de alucinaciones, temores
cenizas y diamantes.

Limitándome a seguir las migas
que llevaban hasta la muerte.
5
2comentarios 12 lecturas versolibre karma: 68
#1   Impresionante mensaje colega un tema llenó de tristeza y que muy pocos abordan pero sigue siendo de prioridad un saludo gran poema
votos: 0    karma: 9
#2   Cierto, afortunadamente con la reciente ley avanzaremos un poco más en el objetivo de acabar con esta lacra
votos: 0    karma: 11
comentarios cerrados