Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Te digo adiós

Te miro y estás callada.
Igual al invierno en la madrugada,
al lucero de plata en la alborada,
estás callada y en calma.

Veo como caen las secas hojas
- algunas doradas y algunas rojas -
en el estanque cálido de tu alma.

Te miro y estás cansada.
Estás como una lámpara apagada.
Igual a una colmena abandonada
estás en calma, callada.

Ayer, tú despediste a un viajero.
Llevó de tu vientre el sabor de enero.
Se marchó, sobre la estela mojada
de ese suspiro leve en tu almohada.

- ¿Se borrarán mis besos de tu frente?
- Tal vez mañana. Cuando estés ausente.

Te miro y tengo que decirte adiós.
Seré como el viajero, que atracó
en tu muelle en penumbras y zarpó
al alba… que te besó y dijo: adiós.

@mello

etiquetas: adiós, calma, callada
12
4comentarios 260 lecturas versoclasico karma: 72
#1   Precioso.
votos: 0    karma: 6
#2   #1 Muchas gracias por leerlo @MarcZarzosa. Saludos
votos: 1    karma: 26
#3   Hermoso
votos: 0    karma: 20
#4   #3 Gracias. Muchas gracias. !!
votos: 0    karma: 8
comentarios cerrados