Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Oigo un rumor

Oigo un rumor, un ruido,
y salgo;
sólo era el viento,
vuelvo a la lumbre y a las letras.

Oigo un rumor todavía mayor
un ruido estremecedor,
y entro
para ver que era el aliento,
arremolinado
en un vendaval de emociones
que despierta el poema
en mis adentros.
10
2comentarios 117 lecturas versolibre karma: 97

Vuelta a la infancia

Algunas noches mi yo más pequeño
se enfunda en la vieja bata
en la que yo ya no quepo,
-aquella de verdes barrotes-,
como en camisa de fuerza perdida,
y pastelea entre el barro y la arena
de la memoria
-¡qué gran desván de entrada escondida!-
16
4comentarios 131 lecturas versolibre karma: 93

Alzheimer

¡Quiero olvidar mis versos
-el poeta imploró-
para leerlos vírgenes,
como lo hace el lector!

Gritó con gran deseo
y con tanto fervor
que un dios cruel y malvado
se lo concedió.
14
2comentarios 95 lecturas versolibre karma: 94

Noche mustia y solitaria

Cuando la blanca luna más calienta,
por mi morada vaga siempre un hombre
vestido con mi traje y con mi nombre.
Se dirige al balcón, donde se sienta
a la espera de un tren de doce pisos,
y contempla el silencio que lo envuelve
en la extraña estación resbaladiza.
Se fuma la ciudad, triste y ceniza,
y nunca coge el tren que nunca vuelve.
16
4comentarios 168 lecturas versoclasico karma: 95

A los de mi cuerda

Sin entender de náutica un pimiento,
sin haber escalado en la vida,
sin tocar ningún instrumento,
puedo asegurar
–y no miento-
que entiendo más de cuerdas
que de cuerdos.
20
4comentarios 133 lecturas versolibre karma: 125

Los refugiables

Hay niños con ojos de escarpelo
-como de acero azulado-
y hay hombres con manos de escofina
-como de lija azabache-
que escarpan
       sueños
           en el horizonte
-sin saber que solo son
           comida para peces-.


concursorefugio
22
9comentarios 231 lecturas versolibre karma: 124

Vacunadlos contra la depresión

Padres del mundo,
  sabed
que el alma también se acatarra
con un virus feroz,
que cuando no mata
  desgarra.

Padres del mundo,
  intuid
que hay también inviernos helados
en los cuarenta grados de agosto.
Y hay vientos huracanados
que congelan los corazones
que juegan
  desabrigados.

Padres del mundo,
  entended
que no hay jeringuilla ninguna,
ni jarabe, ni pastilla,
ni espray,
donde condensar la vacuna
que les dé la inmunidad
para su primeriza
  luna.

Padres del mundo,
  encontrad
bufandas para la autoestima;
tejed a mano jerséis
que mantengan su calma caliente;
y nunca jamás les dejéis
exponerse en soledad
al frío más punzante
  e hiriente.

Padres del mundo,
  velad
y al ver las primeras fiebres
tiene que verlo el galeno.
Y, por lo demás, ya sabéis:
caldo de gallina y amor,
mantas con gran comprensión,
paños impregnados de ayuda
y mimos para
  el corazón.

Padres del mundo,
  cumplid
con vuestro oficio
  más sacro.
17
7comentarios 166 lecturas versolibre karma: 125

Flor deshojada

La vida.
Esa locura.
Esa blanca margarita
que se deshoja poco a poco
con ternura.
Y entre el ser y el no ser
todo se mueve dulcemente
hacia el horror:
cuando el que se piensa mano
se descubre deshojada flor.
15
5comentarios 233 lecturas versolibre karma: 108

Muda Danza Otoñal

A Albert Camus,
y a lo absurdo de quererle dar sentido a la muerte (de una hoja).


La muda danza de hojas amarillas:
del mundanal vivir, tan colorido,
van en mudanza triste y sin sentido
a la esperanza de otras maravillas.

Están desnudas ramas y ramillas,
y el suelo está abrigado por vestido
de hojas muertas: ¿su espíritu perdido
logrará divisar nuevas orillas?

¿Y si su alma foliar no se despierta?
¿y si tal cosa ni siquiera existe?
tal vez tan solo sea una hoja muerta.

Nuestro otoño no tiene que ser triste:
no es un principio, ni una puerta abierta,
es solo un vendaval que nos embiste.
15
12comentarios 185 lecturas versoclasico karma: 103

Invierno boreal

Te han liberado,
magia verde invernal,
alma del mundo.
20
3comentarios 254 lecturas versoclasico karma: 102

Trabado en el lomo

En lo alto de la tarde va alterado
un sol que tatarea su tortura,
media luna de arena seca y dura
que ilumina la sangre del costado.

El alto altar del toro ha tolerado
todo el ardor de un lomo que supura,
gana la sombra al sol y a la ternura,
gana el dolor torero y tan dorado.

Sombra, sol y dolor, toro y torero,
y alboroto notorio del gentío,
matador en rodado matadero.

Aturdida por gran escalofrío,
perforada por golpe tan certero,
ya recorre la muerte el graderío.
15
8comentarios 195 lecturas versoclasico karma: 90

Almas esculpidas y mancilladas

Ayer turbó la piedra su reposo:
fue sometida a bárbara tortura;
y hoy se levanta, cálida escultura,
erigida en espléndido coloso.

Renunció ayer el lienzo temeroso
a toda su pureza y su blancura;
y hoy se impregna, magnífica pintura,
de colores y de arte clamoroso.

Ayer sufrió el poeta torturado,
a golpes esculpido en su declive,
con su candor dolido y mancillado.

Hoy mora en su pesar, solo malvive,
sabiendo que el dolor es su legado,
y que es solo al dolor a quien escribe.
20
13comentarios 232 lecturas versoclasico karma: 103

Rosetas de culpa y de arrebol

Tus mejillas, mojadas por las penas,
son manchas de rubor en tu alborada,
va manchada tu albura arrebolada
por la culpa que corre por tus venas.

Sangre roja en las blancas azucenas
que confiesa en silencio la estocada,
son como virgen nieve mancillada,
son como dos bermejas lunas llenas.
15
17comentarios 316 lecturas versoclasico karma: 113