Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ella

Ella es todos mis días.

Ella es todas mis ganas de comerme el mundo,
ella es todas y cada una de mis razones para levantarme,
y verla sonreír.

Ella
le pone ganas y a mí
ya no me faltan razones para vivir.

Que si vivimos es por mutuo acuerdo de dos corazones,
que ella late y yo respiro.

Que la respiro en cada una de mis inhalaciones,
que ella es el mejor aroma que me ha puesto la vida delante.

Ella
es cada uno de mis pensamientos,
que si no pienso es porque me quedo embobado admirándola.

Ella,
tan ella, tan única,
tan compañera, tan alocada,
tan divertida, tan simple,
tan madre, tan mujer.

Ella,
solo ella es mi vida.
leer más   
13
4comentarios 156 lecturas versolibre karma: 91

¡No sé a qué juegas!

¡No sé a qué juegas!
Parece que te gusta verme sufrir.
Yo no soy una de esas canciones
que sueles ver nacer.

A ti te gusta jugar con fuego
y yo soy hielo, que puede quemar mucho más de lo que piensas.

No seré yo quien te de el puto placer
de que veas cómo sufre un corazón,
no seré yo
quien no aparezca por los bares por miedo a las reacciones.

Yo soy más valiente de lo que te piensas,
que para ti será un día 18 cualquiera,
pero yo ese día iré más guapa que nunca,
tendrán envidia hasta las paredes de lo que tú te pierdes.

Quizás tome alguna copa brindando por ti,
por tus miedos,
por tus inseguridades,
pero escuchando de fondo un amerizaje a mi vida.
leer más   
13
3comentarios 161 lecturas versolibre karma: 100

Cicatrizador de sentimientos

Desde hoy ya no soy poeta,
prefiero que me llames:
cicatrizador de sentimientos.

Que la palabra poeta
no es un traje que esté a mi medida,
sobre todo desde que últimamente esa palabra se relaciona con poesía urbana,
con egos,
con plagios,
con garitos que sirven de excusa para ir a recitar
y terminar en la cama con cualquier fan.

Desde hoy yo soy un cicatrizador de emociones,
que puedo y deseo suturar un corazón con mis letras,
o puedo hacer una operación a corazón abierto, mientras te torturo haciéndote la peor herida emocional.

Tendré en cuenta tu estado emocional y,
si necesitas ser feliz,
haré que dibujes sonrisas por todas partes;
si necesitas recordar,
haré de la nostalgia una vacuna recuerdaviejostiempos,
y si necesitas llorar,
haré de mis versos un bálsamo secalágrimas.

Pero ten claro
que no es lo mismo un poeta
que un cicatrizador de emociones.
leer más   
14
4comentarios 167 lecturas versolibre karma: 118

Sexo débil

¿Que el sexo débil es la mujer?
¡Que venga un hombre y lo demuestre!

Cómo va a ser débil,
si ellas son:
fuerza, valentía, lucha, revolución, ternura...

Ellas son capaces de volar con las alas rotas,
son capaces de sobrevivir sufriendo en silencio y el corazón
lleno de cicatrices.

Debes saber que:
debilidad no se escribe con nombre de mujer.

Ellas primero piensan y luego actúan,
que lo del sexo débil
siempre ha sido la excusa de los cobardes,
de los que no dan la razón a lo evidente.

Que a ellas no les hace falta llevar bragas para llevarlos bien
puestos,
que son la lucha constante,
la perseverancia y sobre todo:
son mujeres libres.
leer más   
5
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 74

Caminos

No me importa el camino que me lleve a tus labios.

¡No sé!
Si es el camino de tu espalda,
o el de tus caderas, o el de tus piernas,
o ese camino tan versátil como el de tu poesía.

Tanto me da el camino
si todos me llevan a la poesía de tus labios.
Qué más me da si Cenicienta salta baldosas amarillas,
o si Alicia rompe zapatos de cristal,
o si Blancanieves se ve a escondidas con el lobo.
Si lo único que me preocupa es perderme en tu cuento
o en tu cama, o en tu luna
y no ser capaz de encontrar tu sonrisa.

¡Malditos hermanos Grind!
que jamás supieron explicarme tu cuento
ni me describieron cómo eras,
ni cómo amarte,
ni cómo recitarte.

Al menos me podrían haber dado alguna pista de cómo llegar a
tus labios o al menos,
decirme cómo leerte
para encontrar el camino indicado a tu sonrisa.
leer más   
9
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 98

Perfectos desconocidos

Volvemos a ser perfectos desconocidos,
ya no somos capaces de quitarle el invierno a la poesía,
sin pensar en cicatrices
eludiéndonos a cada instante.

Cualquier motivo es bueno para no rozarnos
ni con las miradas.
Nos desconocimos lentamente,
no sé el motivo exacto.

Si fue un café de más,
o de rutina,
o de falta de besos,
o de abrazos.

Así, hasta el punto de ser extraños perdidos entre nuestro amor.

Cada cicatriz es un desencuentro a lo vivido,
sabemos que no todo sutura a su debido momento
y que es tan lento como el amor que se va
sin decir nada,
parándose en cada instante de eso que un día fue intenso,
como el día en el que nos conocimos.
Me siento como esas canciones que se escriben llorando a la luna.

Como Las cosas que no pude responder de Marwan,
o esa titulada Nos, de Rafa Pons.
Cómo es posible que seamos tan jodidamente distantes
sabiendo que un día fuimos tan egoístas quedándonos todo el
amor.

Somos tan desconocidos que ya no te quito la blusa con cada
verso que te doy,
que nuestras espaldas se dan cada noche una tregua de abrazos,
sabiendo que el insomnio es razón ineludible del querer y ya no
saber qué hacer.

Pero sé que una vez más seré esa canción de Danieme que se lla-
ma Ojalá.
Ojalá vuelvas a ser invierno en cada abrazo que te den
donde el frío te haga feliz.
leer más   
4
2comentarios 143 lecturas versolibre karma: 30

Hoy necesito serle infiel

Hoy necesito serle infiel,
a Twitter, a Instagram, a Facebook, a Messenger
y la madre que los parió
para poder mirarte a la cara y estar contigo.

Hoy necesito serle infiel
al teléfono, a la @, al correo electrónico,
a los politonos, a los sonitonos
y solo oír los latidos de tu corazón.

Hoy necesito serle infiel
a las llamadas, a los mensajes de voz,
a tomar una cerveza y hablar
por WhatsApp con el que está en la silla de al lado.

Hoy necesito ser fiel a una cosa,
a ti, a un boca a boca, a una caricia en la mano, a un abrazo,
a un déjame tocarte el culo con disimulo
y terminemos en la cama.

Hoy quiero salir de casa sin el teléfono
y qué volvamos a comernos el mundo,
qué se vuelva a oír en las plazas una voz,
o gritos, o proclamas de revolución,
de muerte a la tecnología
y volver a esa antigua usanza.

De mirarnos y hablar.
leer más   
8
11comentarios 168 lecturas versolibre karma: 84

La existencia

La existencia es un segundo mal curado en nuestras vidas.
Si no,
ponte a pensar que desde el día que nacemos ya tenemos fecha de caducidad.

El resto,
ya es cuestión de improvisar y vivir.

Cada cual lo hacemos a nuestra manera,
pero todos estamos hechos de sentimientos y un poco de sangre para subsistir.

Luego ya es cuestión de saber caminar con los pies descalzos y piedras en el camino.

Dicen que lo bonito es pisar fuerte y si es acompañado mucho mejor,
pero luego llega ese momento en que toca cerrar los ojos y joder a las personas que hay a nuestro alrededor.

Hacerles llorar de tristeza mientras la muerte hace del mundo y su superficie un espacio tiempo,
donde hace recordar que nacer es sinónimo de vida y muerte al mismo tiempo.
leer más   
5
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 62