Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Eterno retorno

ansioso indolente
constante espera el abismo

el borde del precipicio lo reprende

mis pies logran
saltar hacia la otra orilla
desilusionados
ante el muro inmenso sin principio ni fin
que permanece intacto y blande intimidante
una espada en todas las direcciones

zumbidos interminables y espantosos

ni la voz maternal interior
logran acallar la amenaza

retroceder es inminente

el estancamiento perpetuo agota
y la resignación es una maldición
leer más   
8
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 75

Regocijaos en las diosas siempre

En todo tiempo dad gracias
a dopamina y a serotonina
que con su infinita misericordia
nos ayudan
a vencer al mundo
donde nada está bien
nunca lo ha estado
ni lo estará
a ellas sean la gloria
Amén
leer más   
4
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 40

Cuarentena: día 41 en la mañana

un sueño sin sorpresa es el primer pensamiento de este nuevo domingo
día del Señor de la cuarentena
el aire perezoso y aburrido presagia otro día vulgar

la nevera, monstruo gris, abre su boca desdentada
ofrece migajas de comidas al borde del desuso
y ante mi cantada queja, me pellizca mi conciencia exagerada
que a la velocidad del trueno me alecciona
y me obliga a imaginar el terror de la muerte por inanición
su consejo me apresura a buscar mi desayuno escarbando entre las sobras
que pronto devoro como niño regañado

me retiro y me consuelo con diversos poemas: intimistas, bucólicos, pesimistas, eróticos

el grosero discurso de mi hija interrumpe la comparsa de las líricas palabras
me habla sobre los planes para una fiesta sorpresa
usando las pantallas de moda para evitar la inadvertencia
por fortuna para mi y mis autores pronto termina la intromisión

vuelvo a mis páginas terapéuticas
buscando con ahínco más asombro en la coreografía del lenguaje
que le de propósito a este pedazo de mi día
leer más   
11
2comentarios 100 lecturas versolibre karma: 98

Laboriosa Libertad

Me he acostumbrado a ti
laboriosa libertad
mi nodriza
mi nación
mi sustento

ya poco siento el peso de tu yugo
y muero solo de pensar
en la duda del hondo desierto
que me espera libre de ti
leer más   
12
4comentarios 69 lecturas versolibre karma: 99

Oración al dios no conocido de nuestra década

Aconteció que en el cuarto mes del año veinte del siglo veintiuno estando encerrado en su aposento y en estado de meditación, el profeta se quejó:

Responde a nuestro clamor oh dios coronado no conocido
considera mi suplica
revela tu nombre y repítelo para que lo recordemos y aprendamos
dinos de dónde vienes y qué quieres de nosotros exactamente
no escondas tu rostro ni nos des la espalda
que tu ira no sea lo único que conozcamos de ti
has enviado la enfermedad al pueblo que sufre con dolores de parto
Y lo tienes atrapado bajo cuatro paredes
aquellas que solíamos llamar hogar
pero que ahora se han convertido en nuestra prisión

levanto mi voz en nombre de este pueblo
queremos comprender tu mensaje y aprender nuestra lección
envía tu sanidad conjura la infección
no permitas que ese demonio y sus legiones se carcoman nuestros pulmones
concédenos tu sanidad
prometemos celebrarte una fiesta y un ayuno anual
acerca tu luz a nosotros, pueblo ciego, que no ha sabido estar atento a tu voz
¡sí! queremos caminar en tus caminos pero no los conocemos
hemos hecho lo que consideramos son las sendas rectas
¿qué es lo incorrecto? Habla a nuestro oído que está pronto a escuchar y presto a obedecer
no calles por más tiempo
extrañamos nuestras vidas anteriores y estamos dispuestos a volver a ellas si tu lo permites
solo danos tu dirección, tu fuerza
y caminaremos bajo tu guía y protección
leer más   
2
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 30

Fantasìas y realidades

Lo primero que recuerdo del coronavirus fueron dos emoticones: la imagen de una coronita y de un virus. Aparecía en mi cuenta de twitter. Me lo presentaban como una fantasía, como un comic. Por esos días leía sobre inteligencia artificial. Seriamente se disertaba de cómo las máquinas sin ayuda de nosotros iban a prevenir nuestras enfermedades e incluso llevarnos a la inmortalidad. Grandes autores de reputadas universidades a nivel mundial lo aseveraban sin temor a equivocarse. Pero en cuestión de una semana, el panorama se tornó gris y la fábula que la inteligencia artificial cuenta, por ahora, se pospone. Tal vez, algún día, seremos inmortales pero por ahora lo real es que en en dos semanas podríamos morir vulnerables e impotentes.
leer más   
5
2comentarios 81 lecturas relato karma: 70

La repetición es mi tema

Mientras leo un poema
repica en mi mente
El nombre de su autor:

Tu fu

Ya en los 700
escribía poemas magistrales

Y sospecho sorprendido
que con el tarareo de su canto
y la filigrana de sus letras
se imitan sus escritos
consciente o inconscientemente
una y otra vez
como campanazos eternos

Como dijo Vila-Matas
en Mac y su contratiempo:
La repetición es mi tema
leer más   
4
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 68

Zarcillos

Desde siempre las palabras han sido parte de la vida:
En el principio era el verbo…
Y con ellas las relaciones con la gente, eventos, cosas.
Las primeras palabras que me impactaron y me hicieron enamorar de ellas
están relacionadas con pasiones que siempre he cultivado:
la tecnología, el cine, la fotografía, la imagen.

En los años 70’s todavía no teníamos televisor en mi casa. Éramos pobres.
Las cosas que no tenían que ver con necesidades básicas siempre llegaron gradualmente
por lo tanto, fueron eventos muy valiosos rodeados de las personas que más amo y amé.
Solíamos ver televisión en casas de vecinos. Tenía dos programas favoritos.
Una novela mejicana sobre una gitana muy maquillada y vestida con faldas anchas
llenas de colores que se llamaba Yesenia y que veía a mediodía todos los días
después de haberme puesto el uniforme para ir a la escuela.
Y el hombre nuclear, un astronauta americano que después de un accidente mortal,
lo salvan y convierten en un hombre cibernético superdotado.
Solamente lo presentaban los sábados. Tenía que haber hecho mis tareas escolares
para disfrutar del privilegio de poder ir a verlo a casa de mis vecinos.

Un día de 1979, el primer televisor llegó a mi casa.
Un Sharp arrogante, diferente a todo lo que en ella había.
Sus patas de madera y sus parlantes rectangulares verticales
de una tela sepia, apretada y gruesa a lado y lado de la pantalla del televisor.
Sobre uno de los largos parlantes aparecían las únicas letras de dos centímetros: IC
Y debajo de ellas su significado: Integrated Circuit.
Recuerdo fielmente la tridimensionalidad de las letras,
en un momento donde el alto relieve era nuevo para mí.
De rojo sanguíneo, elegante, con un borde plateado brillante
alrededor de cada una de ellas que las hacía ver aún más ostentosas.
Eran las letras más grandes que había visto sobre un aparato eléctrico
y contrastaba con el color opaco y plano de aquel parlante.

Eran sus zarcillos.

La forma como las letras adornaban el televisor, como bolas de colores
en un árbol de navidad y la novedad de la particularidad de ellas,
vistas desde la perspectiva de un niño de siete años
cuyas pocas experiencias con palabras habían sido totalmente académicas
y robotizadas por la escuela y por un libro que se llamaba Nacho Lee
que más que un texto lúdico era un catálogo mnemotécnico para aprender a leer,
hizo que me causaran tanta emoción como la que provocó ver el televisor de papá,
que ahora era mi televisor.

El aparato llegó a las 5 de la tarde.
Ese día le había pedido a mi mama que me dejara ir con mi abuela
a su casa para quedarme a dormir. Era mi paseo favorito:
el trayecto de 30 minutos, la novedad de ver otras calles, otras casas,
gente que nunca había visto a través de la ventana del bus
me daban mucha alegría y curiosidad.
Era el momento de salir del mundo chiquito en el que fui criado.

Pero cuando ya casi íbamos a salir, llegó la gran caja del televisor.
Nos detuvimos en la puerta, mi abuela, mi mamá y yo, expectantes, estáticos
para ver lo que había en su interior.
Y como un regalo sorpresa, el televisor hizo su aparición,
ya no quise ir mas con mi abuela
y no podía creer que tendríamos un televisor para nosotros solos.

No recuerdo muy bien cómo deduje que IC (integrated circuit)
significaba circuito integrado. No sabía inglés en ese entonces.
Mi única explicación con sentido es la similitud de las palabras con el español.
Y es apenas ahora, en la mitad de este relato, que abrí una nueva pestaña
Y busqué qué significan las tan recordadas letras.
Leí su definición en Wikipedia:
“una estructura de pequeñas dimensiones de material semiconductor, normalmente silicio, de algunos milímetros cuadrados de superficie, sobre la que se fabrican circuitos electrónicos generalmente mediante fotolitografía y que está protegida dentro de un encapsulado de plástico o de cerámica.”

Hice un barrido rápido al resto de la información. Pronto me desinteresó.
Me quedo con las sensaciones vividas por las letras y palabras ligadas a mi primer televisor.
Su forma, sus colores, estilos, su brillo, su belleza.
Y con todo el mundo creado alrededor de ellas.
leer más   
6
2comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 74

Tienes un mensaje nuevo

Estas sentada
acostado
o tal vez parada
frente a a tu smartphone o computador
tus dedos (ya conocen el ritmo)
bailan un vals
se mueven
arriba, abajo
sobre tu mouse o sobre tu pantalla

Y me pregunto cómo llegaste aquí
¿coincidencia?
o ¿te gusta lo que escribo?
y dejo de teclear
y cruzo los dedos
para que sea la opción 2

Y de repente te das cuenta
(o tal vez ya lo hiciste)
que te estoy hablando
y yo me pregunto si eres hombre o mujer
y cuál, la historia de tu vida

Y sigues leyendo
esta línea
la siguiente
una más
y tal vez te parezca ridículo lo que lees
o quizás te he sacado una sonrisa

Y mientras tanto yo pienso
¿cuál es el propósito de este poema?
¿debe tener un propósito?
¿es este un poema?
¿quién decide si lo es?
¿si no lo es?

Y lees un poco más
para ver en qué termina todo esto
y mientras tanto mis dedos bailan tiemblan
en el aire nerviosos
encima de las teclas
mientras pienso
¡cómo diablos acabo esto!
pero no se me ocurre mucho
el momento de inspiración
se está acabando

Y cruzo los dedos de nuevo
para que hayas pasado un buen rato
frente a tu pantalla
y que te hayas distraído
y si estabas triste te hayas alegrado
y si estabas alegre aun lo estés más
leer más   
8
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 79

Yo y mis dioses

Conocí a dios a mis cinco años. Una mujer con caderas anchas, blanca, de cabello negro abundante. La recuerdo con un sonrisa que me refrescaba y le daba energía a mi cuerpo. Cuando sufría lloraba lágrimas negras. Nunca lo entendí. Era cuidadora, proveedora y querendona. Aunque a veces, cuando se enojaba, me quería acabar con su rejo. Yo vivía por ella y me prometí a mis ocho años que si llegaba a morir, me tiraría al hueco de su tumba para que me enterraran con ella.

Cuando cumplí quince años mi diosa ya me daba risa. Y comencé a repudiarla. Mientras esto sucedía conocí a mi próximo dios. Era blanca, cabello liso y sonrisa nerviosa. Tengo el vivo recuerdo de sus pantalones pegados al cuerpo, sus pasos cortos y la mezcla entre la crema con la que embadurnaba su cuerpo y el sudor de sus nervios en nuestros vertiginosos encuentros. No era cuidadora como la primera. Esperaba que yo la protegiera. Ella prometía lealtad y pasión. Nos cansamos de las promesas, de nuestros olores y nuestros encuentros ya insípidos y en blanco y negro.

Por ella conocí a mi próximo dios cuando tenía 20 años. Invisible. Tan grande, decían todos, que no lo podíamos ver. Sin embargo tan etéreo y maleable que podía vivir dentro de mi. Lo recuerdo por su obsesión con esperar lo correcto de mi parte. Quería que me comunicara con él durante varias horas al día y me exigía el diez por ciento de mis ingresos (aunque decía que era dueño de todo). A pesar de esto, nunca estaba satisfecho. Todos los días me recordaba que yo era como un abortivo y que le diera gracias que al menos me mantenía vivo y sano. Me prometía cuidados, provisiones, prosperidad. Algunas las obtuve. Un día, a mis treinta años, creyendo que me hablaba por medio de sus libros ancestrales, pensé que me entregaba un mensaje y me fui de su casa hacia el desierto a esperarlo.

Me quedé con mi soledad y sin su respuesta. Y mientras caminaba en el desierto, me encontré a otros dioses tan humanos como yo. Los reconozco por sus vidas fracasadas y el repudio de los que los rodean, por sus discursos vehementes y sin lugares comunes. Todos escritos en libros viejos y otros más contemporáneos. Con estos tertulio en estos días. No me exigen nada pero sigo insatisfecho. A sus palabras siempre les falta algo.

Hoy a mis cuarenta, sentado, me divierto con ellos a la espera de la llegada de mi próximo dios.
leer más   
2
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 26

Facebook: ¿Qué estás pensando?

Marzo 14 a las 9:37 AM
Para los "profetas" y amigos de las teorías de conspiración que comienzan a especular: favor recordar que el coronavirus es un bebé comparado con la peste negra, el sarampión, el cólera o cualquier enfermedad infecciosa previa a la penicilina. El coronavirus vendrá, hará sus estragos y luego se controlará como las anteriores. La vida seguirá. No es el fin de los tiempos, ni ningún castigo de dios, ni la mano oscura de algún grupo político o económico. Por favor más información menos superstición.

Abril 13 a las 8:09 AM
Ya no se ni qué pensar.
leer más   
1
sin comentarios 38 lecturas relato karma: 6

La peste

Llegó con el nuevo año
como león
tiene dientes de león
es un diente de león.

Vuela por los aires en legiones
como un ejército de saltamontes
como en apocalipsis 9.

No le hace daño a nada que sea verde.
Las plantas, las flores, la hierba
están a salvo.
No es herbívora, es carnívora
es "homonivora"

Vino a vengarse dicen unos
¿Están en lo cierto?
Lo que sí es cierto es que
nada la detiene
y nada detiene nuestra angustia.

Y la angustia se anestesia
con cánticos, con aplausos,
con sexo, con chistes,
con oraciones, con esperanza.

Y todos dicen: la peste es pasajera,
pasará, como todo pasa
nada queda
nada es para toda la vida,
se va a terminar como se acaba el día
como se acaba el sol.

Y esperan sentados
solo eso es esperanza.
leer más   
4
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 38

4:31 AM

4:31 am
Me gusta la oscuridad
Amo el silencio
La soledad
La no acción
El no ser
Todos estamos muertos
Se acaban los problemas
Las angustias
Los afanes

Solo escucho un pito en mi oído
Y el tic tac de mi reloj
No quiero que amanezca
Que sea esta hora para siempre
leer más   
3
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 38

Concierto

Que bueno estar solo en mi casa vacía
Que bueno escuchar a mi voz interior

Que en la soledad mi mente divague
Que mi sinrazón con ella baile

Y el silencio irrumpa la movida fiesta
Para producir un canto sublime

Que todas las ranas se unan al coro
Y el viento apacible acompañe el acorde

Vengan todos juntos toquemos la lira
Y alejar las cuitas y avivar la musa
leer más   
6
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 78

Mi ciudad

Resignado resucito en tu infierno día a día
me obligué a adoptarte, no tengo salida
te volviste mía.

Anhelo abandonarte
pero tú eres mi condena.

Mi esperanza fue aceptarte y crear en ti
mi cielo garzo
mi penumbra y
mi descanso.
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 41

Lipograma

No, yo no tomo ron o porto.
Cordojo, obro loco, tonto, soporoso o lloro.
Solo como solomos costosos, cocos zorollos o conos monocromos.

Gozoso, opto por colosos como Gogol o Donoso.
Los honro.

Orondo, tomo fotos,
compongo sonoros porros
no monótonos.

Troto potros fogosos,
domo osos o zorros broncos.
No soporto loros golosos

o tropos pomposos.
leer más   
5
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 59

Tomate

¡Quién lo creyera!
tres asuntos fortuitos me hacen hablar sobre ti:
un ejercicio de escritura, mi cambio de dieta, el miedo a la muerte
nunca imaginé escribir esto

Pensé en ti mientras caminé
tres punto nueve kilómetros
o cinco mil seiscientos pasos según mi reloj

tu piel
joven, compacta, roja, brillante
lista para ser cortada,
picada o macerada

tu redondez plena
como la tierra
autosuficiente
como la naturaleza

tu corona verde
como recuerdo de la planta de la que fuiste cortada
y de la cual todavía
conservas su fragancia

Antes,
cuando te comía,
te perdías entre la extravagancia
del condimento de comidas extranjeras
pizzas, hamburguesas, donas
o más locales
aborrajados, patacones, empanadas

Solo al renunciar a esto
logré sentir tu sabor intenso
tu autenticidad
el jugo azucarado de tu esencia

Tu concepción, tu evolución
y tu propósito me recuerdan
que la vida brota
de cosas muy sencillas.
leer más   
4
6comentarios 49 lecturas versolibre karma: 49

Sobreviviendo

Llevo varios meses caminando por las calles de mi ciudad el doctor
me sugirió que bajara de peso o en no muchos años
el aumento del azúcar pondría en riesgo mi vida.
En mi caminata de hoy llego al cruce de la calle

el semáforo está en verde
los carros y motos pasan a toda velocidad
me detengo y espero mi turno para pasar la calle.
El semáforo se pone en rojo para los carros y motos.
Voy a pasar pero de reojo observo que una moto no parará.
Retrocedo dos pasos y solo siento el viento causado por su velocidad.
Me salvo de milagro.

Cuando el motociclista pasa el cruce, elude un carro que casi lo atropella.
Se salva de milagro.

Mientras lo maldigo en mi mente, me abruma un sentimiento entre susto y rabia.
Cruzo la calle y sigo caminando.
Un instante después pienso que si hubiera tenido mala suerte,
de nada hubiera valido mi esfuerzo por prolongar mi vida.
Luego pienso en el hombre de la motocicleta: ¿por qué tomó la decisión de poner mi vida y su vida en riesgo?

Cualquier animal, Una mosca o un ave de cualquier tipo, por ejemplo, naturalmente se espantaría al sentir mi presencia cercana.
Un bebe dando sus primeros pasos, al trastabillar pondría sus brazos en actitud de protección instintivamente.
Pero él, con toda su inteligencia desarrollada y con toda la experiencia que le han dado sus años de vida en esta tierra,
decidió jugársela sin importar mi destrucción y su destrucción.
¡No lo entiendo!


Mientras sigo confundido pensando en esto, llego a mi casa sudando,
satisfecho por mi ejercicio.
Convencido en seguir mis caminatas rutinarias para seguir sobreviviendo,
en cuanto dependa de mí,
hasta que mi cuerpo envejezca.
leer más   
3
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 32

Miércoles por la mañana

Miércoles de noviembre
un día frío plateado
de carros tóxicos
enfermizamente ordenados

de nuevo en mi trabajo y
al frente mío sentada sobre un escritorio
mi compañera sonríe con cara limpia y pesismista
mientras recibo
un comentario oscuro y sarcástico
de la boca del que està a mi lado
con risa estrepitosa Enrique se queja
que su fin de semana pudo ser más largo
y así se confunden las voces quejumbrosas
y otras hablantinosas buscando amistad y desahogo

doy diez, doce pasos
y el día toma forma con más fuerza
con comentarios de trabajo y
un acento resentido y violento
de un portero frustrado

intento limpiar mi cabeza
abro mis apuntes viejos
encuentro la palabra Hasui
no lo recordaba
un asiático de gafas como las de Lennon
busco sus pinturas
encuentro una de àrboles oscuros, cielo triste,
lago azul límpido y un barquito de esperanza

con la pintura animo la mañana de nuevo
tomo oxígeno una vez màs
mientras mi amiga dice algo
de lo que solo escucho:
me da miedo que maten a mi esposo
están matando a los mineros...
leer más   
1
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 7

Un día como hoy

Siglo ventiuno
martes de noviembre
pocas cosas cambian
exguerrilleros asesinados
¿quién está matando indigenas
y degollando civiles?
a un presidente lo cita la justicia
otro asegura que no es corrupto
una avalancha en un pueblo
al director de memoria histórica pocos le creen
¿un partido político quemado?
tres famosos deportistas se quejan enfermos
¡la tecnología salva el arte!
un accidente por fallas humanas
hay paro contra un presidente
USA se enoja y se retira
la izquierda de la región se quiere agrupar
una modelo orgullosa se toma fotos con su novio
cocaína llega a europa
las universidades ofrecen becas
jueguen más con los niños
estudiantes innovan
mujer asegura que la pereza no es mala
el turismo del país ha crecido
polizones invanden el mar
compañías se unen para producir cannabis
un deportista famoso presenta sus hijos legítimos
el país tiene paraisos por descubrir
estan buscando desaparecidos
hay especies en peligro de extinción
una joven china se alimenta mal
para poder estudiar y ayudar a su hermano
una modelo ofendida defiende a su hijo
mujer en Africa asegura que se la robaron cuando tenía dos años
aprenda inglés en un minuto
los científicos más cerca del espacio interestelar
una mujer da a luz en un uber
pon a prueba tus conocimientos con el nuevo crucigrama
lee nuestro horóscopo tenemos consejos de finanzas y amor

Un día como hoy.
leer más   
2
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 25