Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nada

Calles abarrotadas de transeúntes,
nadies
mirando a la
nada.
Absortos.
Unos ríen
otros callan.
Hablan entre ellos,
se mueven,
como piezas en un ajedrez que no controlan,
engranajes más de una gran máquina de guerra.

Balas.

En Estados Unidos es fácil comprar un arma,
el que tiene instintos suicidas puede ir al instituto con un rifle y cargarse a compañeros suyos,
mientras los demás vemos aterrados lo que sucede.
Tras una pantalla.

Siria.

Los refugiados están ahí.
Mueren de frío,
de hambre,
de sed.
Mientras nosotros cambiamos de canal.
Hoy juega el Barça en la Champions.

Muerte.

Que por qué es necesario el feminismo, preguntan quiénes no ven (o no quieren ver) los micromachismos, las actitudes que afectan a las mujeres o la violencia hacia ellas.
Mientras el hombre desde el sofá, birra en mano, grita a la mujer que le haga su cena.
Que a ver si va a tener que ir él.
Dice.
Que ella se enterará.
Dice.

Mendigos.

Desahucios.

Bullyng.

Maltrato.

Y todo es circular como este poema.

Calles abarrotadas de transeúntes,
nadies
mirando a la
nada.
Absortos.
Unos ríen
otros callan.

Y nadie.

Nadie.

Hace nada.
leer más   
5
1comentarios 83 lecturas versolibre karma: 72

Desterrados del paraíso

“La muerte no duele a los muertos, sino que daña a sus parentescos”
(Muhannad, poeta y refugiado sirio)


El paraíso ya no es lo que era.
Las manzanas se han podrido,
de la Serpiente solo queda la piel muerta
y se ha perdido cualquier vestigio de Humanidad.
Dios está muerto.
Lucifer yace en las sombras.
Y nosotros hemos sido desterrados.
El paraíso es ahora un desierto en el que el único río que corre lleva sangre.
Hemos caído a la Tierra,
con las alas cortadas de cuajo,
reyes de absolutamente nada,
príncipes de la escoria
y mendigos de la inmundicia.
Desterrados del hogar,
proscritos del mundo,
buscando el amor que allí no hemos recibido.
Nos encontramos con vallas,
con muros que nos quieren separar,
como si fuéramos seres que el mundo olvidar
No hacéis nada
y están acabando con nosotros.
En vuestras manos está nuestro futuro.
Hoy más que nunca.
leer más   
10
2comentarios 184 lecturas versolibre karma: 102