Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tras la cuarentena (Director's cuts) Con las escenas eliminadas

Por fin se rompió el aislamiento,
ya toca salir.
"Chicas, se levanta otra alarma. "Se abre la veda de Mí "
Sábado en la noche, ¡ya cobré!
Y mi dinero yo me lo gané.
Mi padre me dice "ven y quédate",
es sábado en la noche, no me quedaré. (Moris)
Pues eso, se abre la veda a las 00:00, a las 00:01 salgo dispuesto a cazar y no hacer prisionera.
La calle sigue siendo oscura y solitaria, el brillo del asfalto después de pasar el camión del agua hace que el parpadeo del neón de ese garito parezca tan atractivo como el cáliz de una venus atrapamoscas.
Me ajusto el pantalón, saco pecho entro en el antro entre otros.
Dos pasos y barrido visual.
Objetivo localizado en la esquina de la barra.
Luciendo todos los musculos que me adornaba una talla menos de camiseta me acerqué a ella, le pregunté que tomaba y antes pedir mi pelotazo me agarró del paquete y me arrastró al callejón de detrás de ese paraíso urbano.
Tras el primer reconocimiento mutuo de nuestras encías y digitalización de todas nuestras costuras.
Me aferré apretando su pecho queriendo leer "te deseo" en el braille de sus pezones y poder borrar su aureola a lametazos.
Lo confirmo, la mano es más rápida que la vista y sin darme cuenta desempaqueto toda mi dureza echo a un lado su endeble tanga y en tres movimientos ahí lo dejé todo.
Lo bueno si breve dos veces bueno (jejeje).
Mientras sus piernas todavía me aferraban las caderas mí miembro aún asomaba por mí bragueta goteando algo de esperma, su olor mezclado con el de nuestro sudor y sus aromas subía hasta nosotros, recorriendo de sus bragas, a mi pantalón, pasando por su corpiño, arañando mí pecho y aliñando su cuello hasta inundar nuestras narices.
Después de los jadeos del polvo de presentación
Nuestro aliento se debió de condensar en la cuenca de mis ojos y dos lágrimas rodaron por mís mejillas.
Joder, ha sido fantástico, tal vez el polvo del año y quisiera no perderte en otro aislamiento, tenerte a mi lado, poder solo acariciarte, que me pases la mano por la cabeza, despertar a tu lado y solo estar más tiempo contigo.
-Pues pagame y vuelve otra vez. No todos los días como con los 20 pavos de un solo imbecil por noche.
leer más   
2
1comentarios 149 lecturas prosapoetica karma: 13

Tras la cuarentena

Tras la cuarentena.

Salí a buscarte tras tanta soledad
y te encontré,
y te amé,
y quise no escuchar tus palabras de nuevo.
-Bésame Cielo, paga mi amor y vuelve otro día.
leer más   
3
sin comentarios 78 lecturas versolibre karma: 34

Maldita Eternidad

Maldita Eternidad

Con una vida equilibrada
Intenté vivir en paz.
Ser consecuente,
ayudar a quien pude e
intentar dejar una buena semilla
para el futuro.

Llegó mí final y pude contemplar...
Gente que me lloró,
me halago y
que nunca me olvidaría.

Ahora puedo llegar a acariciar el pelo de
quien se siente apesadumbrado para acunarle.
Puedo hacer cruzar una brisa de esperanza en una habitación cerrada
para quien cree que no hay salida.

Puedo mover un mueble para quien busca alguien que esté ahí.

Y tan solo encuentro miedo,
pavor e intentan exorcizarme
y romper los únicos lazos que me hacen sentir la vida que dejé.

Desde donde brotan las lágrimas de un espíritu?
leer más   
3
sin comentarios 83 lecturas relato karma: 34

El mejor trofeo de caza

Trofeo del mayor depredador

He viajado a lugares inhóspitos.
Armado hasta los dientes.
Las mejores armas de mayor calibre.
Rastree al tigre de bengala,
Segui las huellas del dragón de komodo y
convivi con el lobo estepario.
Quería la cabeza del más grande depredador.
Antilopes, leones o rinocerontes no me satisfacían, quería la cabeza suprema.
Del animal más sanguinario, salvaje y despiadado.
Hasta que conseguí su busto.
Con los ojos llenos de desprecio a cualquier ser vivo.
Mi expresión de superioridad y con
un rictus de desprecio al mundo.
Allí estaba mí cabeza, victima de
la picadura de un insecto exótico,
Mí cabeza presidía el gran salón de mis trofeos. Encima del sillón que solía ocupar.
Prediciendo el puesto de cualquiera que menosprecie cualquier tipo de vida.
Sin halagos y solo comentarios de desprecio.
Esa fue la huella y el único recuerdo que solo pude dejar de mi existencia.
leer más   
3
2comentarios 78 lecturas relato karma: 25

La Velocidad del YÓ (Lección de Física Cuántica)

La velocidad del YÓ.
Es la que se debe desarrollar para poder llegar al punto
de abrazarte a tí mismo por la espalda,
susurrarte al oído lo que vales,
acariciarte el pelo de la nuca hasta llegar a sentir un escalofrío.
Hacerte llegar la fragancia de Tú mejor colonia
y conseguir producirte una sonrisa en la cara
que los demás consideren estúpida al no saber el motivo que la ejerce
y les produzca una ligera sensación de envidia.
leer más   
3
1comentarios 39 lecturas relato karma: 26

Ron el Ronco y la isla del amor

Reventando naves con sus cañones y
degollando prisioneros.
Ron el Ronco puso rumbo a la recompensa de su tripulación.
La isla del amor.
La isla donde no había propiedad, cualquier choza era de cualquiera,
Se comia en la primera cabaña que te ofreciesen cobijo,
Y se hacía el amor sin tapujos ni obligación.
Ron el Ronco conocía las reglas de su sociedad.
No existia el concepto de propiedad y castigó con pena de muerte quien no lo cumpliera.
Arribaron a sus costas y Ron el Ronco vio enfermedades, egoísmo y violencia en ese jardin del paraiso

Ese resquicio que Dios salvó del ser humano, el ser humano lo corrompió.

Ron el Ronco no llegó a desembarcar con toda su tripulación.

Mandó replegar, poner a sus hombres a sus órdenes y trazar su venganza.

Moriré hasta acabar con el Capitán Cook.
Asesino del Paraíso .
leer más   
1
sin comentarios 92 lecturas relato karma: 12

Que hice para merecerlo?

Que he hecho yo para merecer esto?

En vidas pasadas...
Debí arrasar poblados,
Matar mujeres y violar caballos.
No recuerdo si el orden fue así
Pues borracho lo hice todo.
Debí encabezar la Santa inquisición,
Hundí la armada invencible,
Cobré impuestos al Sol,
Lancé la bomba atómica,
Planifique el asesinato de Kennedy...
Nací de nuevo como tantas veces y mí puñetera vida me ha hecho arrastrarme,
Crecer a pedradas, (si, jugábamos a tirarnos piedras)
Mi adolescencia entre la droga de la calle y el vino que me ponía mi padre en la comida desde los 8 años.
Y descubrir el sexo engañando a una chica en el rincón de un portal.
Toda una puta vida adulterada...
Y te encontré a ti.
Que demonios hice de bueno entre reencarnación de mierda y reencarnación de cabron.
Que pude hacer para que toda la maldad de mis reencarnaciones subsanasen toda la bondad que recibí al conocerte.
La paz que mi ser encontro
y sentí que mi corazón halló supliendo siglos de castigo.

Que pudiste hacer en todas tus vidas anteriores.
Cuánto mal hiciste en todas tus vidas para merecerme a mí??
leer más   
4
2comentarios 139 lecturas relato karma: 59

Cuarentena (leer después de Misión)

Libro de bitácora.
Intenté llegar donde nadie llegó.
Mi tripulación pereció.
Yo como comandante debía sobrevivir por encima de mi tripulación.
Nadie tenía todos los conocimientos de lo que llevó a la aniquilación de la nave.
Diez años terrestres estuve flotando.
Escondido sobrevivi con el sustento de la proteína sintética.
Diez años en solitaria cuarentena.
Estuve al borde de la locura cuando una nave de rescate me detectó.
Volvería ver a personas, contaría que no sacrifique mi tripulación, que no me escondí para no morir.
Maniobra de rescate con éxito.
Celda preventiva en cuarentena,
con auto-alimentacion sintetica.
Algo debió de afectar en la lluvia de radiación que afectó en mí nave.
Años en cuarentena hasta que me recogiesen.
Me recogió una nave ahora de cadáveres.
Saldré alguna vez de la cuarentena?
Odio la proteína sintética.
leer más   
3
5comentarios 171 lecturas relato karma: 49

El mas grande Rey

El grande reino,
regido por el más grande Rey.
Yo, aniquilador de dragones, gigantes, trolls y demas monstruos.
Fui a postrarme a su magna presencia.
Recibido por una corte que no rebasaba mi cintura, mi ego batallador crecía al paso por la ciudadela.
Atraves de las puertas de palacio, con grandes pasos llegué a la sala del trono.
El Rey presidía, y ante mí asombro vino ante mí y bajó, y me midió.
Mirándome desde abajo a los ojos me susurró.
-Sabes que soy el rey más grande.
Dando un paso atrás hacia los escalones que había bajado.
De subito dos cuchillas danzaron de los extremos del salón y me cercenaron las rodillas.
Lleno de dolor, un suspiro preguntó porqué?
Porque? Soy el Rey más grande y nadie es más grande que YO.
leer más   
1
sin comentarios 49 lecturas relato karma: 14

Misión (leer antes de Cuarentena)

Surcaba el espacio en mi plateada nave dejando una estela como un surco en la negrura del infinito.

Llegué a comandante, número uno de mi promoción,
Mi misión... el limite del espacio conocido,
Llegamos a las coordenadas,
Una nueva estrella apareció en el horizonte,
Tras transmitir el hallazgo hubo nueva orden,
Abortar misión y regresar.

Pero esa luz hizo que cambiase mis directrices.

Puse rumbo hacia esa estrella,
No sabía porque, solo debia llegar hasta ella.
La computadora de abordo informaba de carencia de combustible.
Los informes de navegación alertaban de la imposibilidad de vuelta a cualquier nave nodriza.

Tuve la esperanza de como estrella en su sistema solar algún planeta nos acogiese,
las condiciones de su atmosfera fuesen compatibles con la supervivencia y la opción de no retorno no fuese una amenaza sino la esperanza de crear civilización más allá de nuestros limites.

Tras cientos de años luz persiguiendo esa estrella hice un atroz descubrimiento,

La estrella no era mas que él reflejo cosmico de mi propia nave.

Mi tripulación y yo vamos a morir solo por seguir el reflejo de mi propio sueño.

Libro de bitácora...
Un sueño, una ilusión, no son pruebas para arrastrar a nadie.

Cierro conexión.
leer más   
1
sin comentarios 64 lecturas relato karma: 14

Que es poesía?

Que mejor definición de poesía...
Que la necesidad de escribir.
leer más   
4
sin comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 47

Invisible

Invisible

Descubrí la fórmula de la invisibilidad.
Soñando con el cuerpo que siempre me negaste.
Quería espiar cuando desnudabas tu cuerpo.
Sentir tu olor sin que me vieses.
Ver como te acaricias pensando que estás sola.
Y que tus secretos prohibidos fuesen míos.

Desnudo bajé a la fría calle, en tu portal marque tu piso en el portero.
No me quisiste abrir, lo intenté en varios vecinos pero en la noche nadie abre a un desconocido.
Helado quise volver a mi apartamento pero el deseo de estar contigo hizo que no contemplase esa opción, para mi invisibilidad absoluta no debía llevar nada conmigo y no tenía ni las malditas llaves de mi casa.
20 de Enero, la noche mas fría de este año y no tenía ni los fósforos de la cerillera de Andersen.
Ultimas noticias.
Cuarto Milenio...
Encontrado espiritu congelado en barrio obrero...
leer más   
2
2comentarios 63 lecturas relato karma: 21

Capitán Ron "El Ronco "

Memoria de Ron "El Ronco " llamado así por cauterizar su garganta con lo que nadie se atrevió a probar.
La isla de la Tortuga.
Cloaca de inmundicias humanas.
Caldo de infecciones por esputos, vómitos u orines.

De huido por la justicia a polizón en barco mercantil.

Vendido como esclavo y vuelto a huir.

Mis huesos cayeron en esta cloaca y me jugué lo que tenía, mí vida frente a una galera.

No echaron mis restos a los puercos por lo tanto me llevé una barcaza con una tripulación hecha de despojos humanos.

Abordamos galeones con la muerte por alternativa.

Fuimos sanguinarios y sanguinario fui con la morralla que intentó derrocarme.

Corté brazos, ahorque a quien de mis órdenes no rezase.

Siete mares cabalgué.
Fui el más grande capitán pirata y más odiado.

Mi tesoro tan grande como él terror que despertaba entre quien navegaba conmigo y les esparcia mis migajas.

Despiadado y con mano de hierro mi tripulación doblegaba.

Les rugía órdenes, amenazas y sentencias.

Y rugía, rugía, rugía...

Y no dejé de rugir cuando las olas rompían en mis costillas y la espuma del mar esparcia mis maldiciones por la boca de mí calavera a todos los que me crucificaron en la roca del arrecife de la muerte.
leer más   
2
2comentarios 81 lecturas relato karma: 34

En mi rincón (hoja roja)

En mi rincón.
No en mi casa donde me aparcan cada noche.
En mi rincón,
donde soy "Yo".
Cuando llego me ponen mí vino,
veo el foro y me siento.
Como en todas las civilizaciones,
la estrategia es de ancianos.
La perfección pocas veces es aleatoria,
y llegar a ella es toda una tesis.

Tras tantear los locales que estratégicamente pueden asediar mi cuvil.

Siempre volveré al mismo.

Banqueta, barra y cristalera para ver una mujer en la que años atras podría cantarla lo bella que es.
Antes de que fuese delito.
leer más   
4
sin comentarios 96 lecturas relato karma: 47

Marino

Tengo miedo.
En el océano del hombre solitario,
solo queda el islote de la mujer que ama.
Tengo miedo.
Que la mujer que ama solo sea su mundo,..

Y la Soledad,..

el islote donde se refugia quien ha perdido su mundo.
leer más   
2
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 34

Las extravagantes aventuras del Picueto andarin II (El perro pensador, filósofo e ideólogo)

Extrañado al ver mi sombrero del revés,
lo recogí y contemplé la campiña y al seguir el camino un setter irlandés me salió al paso.
- Buenos días caminante, pareces extraviado.
- Disculpe usted- Me dirigí sorprendido al perro que me salió al paso.
- No estoy acostumbrado a esta serie de encuentros.
- Usted perdone por no haberme presentado. Soy guardián, pensador, filósofo e ideólogo por estos lares.
Ante esto solo me quedó descubrirme ante el
y mostrarle mis respetos.
-Podría ser su guía en estas tierras.
El can mirándome fijamente me guiñó un ojo.
- Será un placer - contesté entre sorprendido y asombrado.
-Pues sigame pues, guau, guau, guauuu.
Asombrado por su ladrismo tuve que preguntar.
- Perdone usted, pensé que hablaba y no ladraba.
Giró su cabeza y frunciendo el ceño solo me respondió.
- Caballero, sin saber idiomas no se va a ningún sitio. Además, yo nací hablando no ladrando. Nunca juzgue lo que ve por su aspecto.
leer más   
4
2comentarios 105 lecturas relato karma: 64

Las extravagantes aventuras del Picueto andarin (La valla de un solo lado)

En mis andanzas siempre me adentre por caminos intrincados.
Mas en uno hallé una curiosa valla.
Sus múltiples colores mi curiosidad despertó.
Me encarame y al asomarme al otro lado
vi un paisaje idéntico por el que vine y al girar mi cabeza asombrado contemplé
unas hermosas y elegantes nalgas cuyas piernas hacían por trepar por tal curiosa vaya.
Estiré mí brazo y con un empujón ayudé a pasar al otro lado.
En ese mismo instante noté que me empujaban para caer al otro lado.
Que curioso, cai al otro lado y todo era igual pero...
Antes de intentar mi acrobacia dejé mí sombrero orilla de la valla y...
Estaba al otro lado también, pero boca abajo.
leer más   
4
4comentarios 101 lecturas relato karma: 62

El gusano glotón

Caminaba por campiña y
al castigo del sol senté orilla un manzano.
Al tumbarme con sus raíces de almohada
vi la manzana mas apetitosa que jamás contemplé.
Me encarame como pude y arriesgando mi integridad conseguí con la punta de mis dedos hacerme con ella.
Ahora sentado a la sombra de mi frondoso amigo,
me preparé a degustar su sabroso fruto.
Al ir a alcanzar la deliciosa ambrosía que acababa de coger agarré algo grande y blando al que acompañó un...
-AY!!!
-Quien eres tu que me quieres quitar la manzana?
-Soy un gusano y los gusanos comemos manzanas.
Sorprendido me levanté de un salto.
Miré, volví a mirar.
-Un gusano? Tienes colmillos de elefante, ojos de elefante, orejas de elefante y cuerpo de elefante.
-Como vas a ser un gusano?
Su gesto cambió de goloso a
triste y una lágrima comenzó a rodar por
una de sus mejillas.
-Solo por parecer algo, no tengo que ser lo que parezca.
Partiendo en dos mi sabroso tesoro,
compartí con el un buen bocado.
Nunca se sabe en mitad de cualquier camino se encuentra un buen corazón.
leer más   
2
sin comentarios 36 lecturas relato karma: 25

Contra el tirano

Naci en pobre aldea
bajo el yugo del señor.
Según crecí,
mi rebeldía fue mayor.
Enarbole la revolución
y derrocamos al señor.
Por la voz popular
me nombraron señor del feudo.
Ahora soy el señor
y recaudo...
por el bien del pueblo.
Y todo el mundo aporta su diezmo,
por el bien de su cuello.
leer más   
11
4comentarios 166 lecturas relato karma: 96

Te quiero

Te quise cuando te encontré.
Te quise cuando te conseguí.
Te quiero ahora que te tengo.
Te quiero cada vez que te vas.
leer más   
7
sin comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 74