Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La red

Estamos todos dentro de esta bien llamada red,

como un cardumen de peces sin rostro.

Como delata su humanidad esta red,

al ser tan versátil, tan sabia, tan útil, y tan perversa.

Que pintura tan diversa de la humana naturaleza.

Ayer alguien opinó igual que yo,

jamás lo conoceré.

Hoy jugué con alguien,

jamás lo conoceré.

Mañana veré una mujer hermosa,

jamás la conoceré.
leer más   
2
sin comentarios 84 lecturas versolibre karma: 15

Odio los refranes

Que cosa tan odiosa son los refranes.

Frases netamente inductivas y vacías,

que te lanzan incluso en momentos críticos de la vida.

“más vale pájaro en mano, que cien volando”.

Frase derrotista, cobarde, asquerosa y conformista;

no vayas por nada más, aun si las oportunidades vuelan ante ti por cientos,

no vaya a ser que pierdas lo poco que tienes como sustento.

“a caballo regalado no se le ve el colmillo”.

Un montón de troyanos pendejos murieron por este dicho.

“no hay mal que por bien no venga”.

Díganle eso a alguien que nace y muere en la miseria.

“a todo cochino le llega su sábado”.

Al contrario, ¿cuantas lacras no viven felices toda su vida sin pagar por cómo han actuado?

“dime con quién andas y te diré quién eres”.

Que desagradable costumbre de etiquetar y prejuzgar,

rápidamente sin analizar.

“amor con hambre no dura”.

Es casi criminal desvirtuar el amor de manera tan simplista e impura.

“de lo bueno poco”.

No encuentro las palabras en rima para dejar en evidencia tan obvia estupidez.

“chivo que se devuelve se desnuca”.

Anda, lánzate al vacío, no reconsideres nada, choca contra la pared sin poder aprender.

“árbol que nace torcido, nunca su rama endereza”.

Establezcamos la pena de muerte,

el ladrón siempre será ladrón.

Mientras estamos en eso, matemos al que se equivoca, para que no lo haga más,

y matemos al depresivo, que la vida nunca podrá apreciar.

Malditos refranes, maldita inductiva.

Nunca dejen que un refrán ni nada que se le parezca le quite siquiera un poco de belleza al caos de la vida.

Y ya basta de esto, no quiero hablar de refranes más nunca…

Pero bueno, ni tan calvo, ni con dos pelucas…
leer más   
12
5comentarios 220 lecturas relato karma: 81

El mosquito

Soy como un mosquito sobre el espejo,

aferrándome incauto a mi reflejo.

Reflejo que contiene a todo mi cuerpo,

lo que se percibe, lo que tengo, lo que yo veo.

Aferrado y sin acción,

meditando mi contexto, mi situación,

no veo la mano indolente acercándose a mí,

aplastándome y haciéndome incapaz de sufrir.

Un charco de sangre que ni siquiera era mía, sino de muchos otros,

es lo que queda de mí, lo que permanece para otros ojos.

Aferrarme a mi reflejo pudo ser una tragedia,

pero al menos comprendí lo innegable de la soledad verdadera.
leer más   
11
3comentarios 143 lecturas versolibre karma: 92

Día nublado

A muchos les parece triste o deprimente,

mi estado favorito del ambiente.

No hay calor que me moleste.

No hay brillo que me encandile.

No hay sol que se preste.

Todo es más tranquilo y escaso… Incluso la gente.

Tal vez al ver el día gris, siento que debo brillar,

y algún tipo de entropía poder alcanzar.

Tal vez siento que el día, con su tono oscuro,

me acompaña en una tristeza, o en un pensamiento impuro.

Si llovizna un poco es particularmente perfecto,

con la caricia de las gotas que caen del firmamento.

Y es particularmente divertido llevar anteojos al caminar.

Pues es como si viese gotas caer en mi ventana personal.
leer más   
3
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 30

La muerte

“Al fin va a descansar”.

“Tal vez fue lo mejor”.

“Lo mejor es aceptarlo”.

“No hay que temer, es natural”.

“La muerte no es el final”.

Todas frases de consolación,

mentiras que nos decimos para lidiar con la muerte,

mentiras que incluso yo mismo he dicho y creído alguna vez.

La verdad es que pocas cosas generan tanto ruido en mi ser, como ella.

Un ruido escandaloso, triste, amargo e iracundo.

Estaría mintiendo si digo que no le temo a la muerte,

pero sin pretender ser fuerte, no es mi mayor emoción.

Son la angustia y la ira las que más invaden mi corazón,

pues palidece el temor ante la preocupación y la frustración.

Preocupación de no lograr la miseria que como humano puedo permitirme ambicionar.

Frustración de que sea una miseria lo que mi condición de humano me permite ambicionar.

¿Qué son cien años o menos? En este mundo de límites tan extremos y de tortuoso avanzar.

La muerte hace que mis oportunidades sean más preciosas, para las más importantes cosas podré dos o tres veces fallar.

La muerte me separa de mis seres queridos, y personas que admiro, todo me quiere arrebatar.

Por esto y muchas cosas más, te odio, maldita muerte, y lo haré hasta mi amargo final.
leer más   
2
sin comentarios 92 lecturas versolibre karma: 12

Escritura

Escritura, prosa, poesía…

Hoy te celebro como a una abuela en su día.

Feliz de tenerte en mi vida,

mas viendo inevitablemente tu desgaste, tu pérdida, tu posible ida.

De tus viejos amigos, ya muchos han partido.

Poetas, escritores… No soy uno de ellos,

los respeto mucho como para decir eso.

¿Se puede acaso ser poeta en estos tiempos?

Romanticismo y emociones dejados atrás, a lo lejos.

Violencia, amor efímero, política y una insoportable prisa.

Son las pautas de la humanidad que solo corre y nunca camina.

Aún hay héroes escritores que siguen tus pasos,

héroes, porque van a la guerra,

la guerra contra lo sencillo, lo fácil, y sobre todo contra una asesina indiferencia.

Héroes que a muchos dan vida y enriquecen sus almas,

pero el cinismo me traga…

Pues sé que nunca veré un anuncio que diga “prestigiosa empresa busca poeta, con experiencia… Buena paga”.




P.D: La última frase fue adaptada de una película llamada “El lado oscuro del corazón”, muy recomendada para aquellos que disfruten de la poesía.
leer más   
3
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 16