Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

En mi tempestad, soy la resurrección

En mi tempestad:
Los diluvios permenacen inertes,
Son cadaveres nadando
En una pila de heces.

¿Qué tranquilidad maquillan
Mis simples caudales ante
Inmensos infortunios?

No lo sé, pero respirar
A veces cuesta;
La lluvia cesa
Y las cuencas de mis ojos
Truenan.

Zumban mis oídos,
Ante el grito mezquino
Del orgullo y el peligro

Mi mano no se cansa
De escribir poesía barata
Poesía muerta
Poesía insulsa
Al final, solo son poemas que sangran.

Mis brazos no se cansan
De abrazar almas
Cubiertas con alambres de púas.

Mis piernas se caen y se levantan
Entre los senderos de piedras,
Me he reventado las rodillas
Intentando, resurgiendo.
Soy la resurrección
De mi naturaleza muerta.
5
1comentarios 26 lecturas versolibre karma: 58

Micropoema 21

Tu amor fue tan breve
Que se prolongó en el tiempo.
4
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 48

Una espiral de letras

He estado en la hoguera varias veces
He sentido mi respiración fallar,
Parece que el fracaso hace parte
De lo cotidiano.

He gritado cuando nadie me ve;
Mis lágrimas se han amontonado
En un vaso de whisky,
Bonita manera de matarme
En silencio.

La noche se hace día
Los minutos son horas,
Es una constante tortura
Vivir sin esperar,
Y seguir esperando
Que algo pase.

Soy consciente de mi sacrificio;
Mi lucha se volvió una costumbre
Aún sueño despierta,
Y la vida no se rinde
En darme bofetadas.

Sigo escribiendo, (resisto)
Al final,
Una espiral de letras
Me sigue señalando el camino.
4
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 44

No consigo recordar

Se han esfumado de mi memoria
Besos cargados de historia,
Besos de cuentos sin desenlace
Besos que no culminan
En prosa.

Se ha extinguido de mi boca
El sabor de unos labios,
La textura de una piel
Inexistente, escasa
Y llena de miedos.

No consigo recordar
El sonido de una voz
Diciéndome,
Te quiero…

No consigo recordar(me)
Estoy perdida entre la nubosidad
De mis pensamientos;
Intentando recordar(te)
Intentando vivir(te)

Sigo sin ver mi rostro
Sigo sin ver(te) de lejos,
A lo mejor las sombras
Se han llevado tu reflejo.
2
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 22

Café para tres

Ya no quedan pesares

Ya no existen las noches en vela,
Mi último sorbo de café
Sucumbió la mañana.

El silencio se postró sobre la mesa
Y las miradas encontraron el perdón
Que tanto necesitaban.

Ya no hay lágrimas
El tiempo permaneció inmóvil,
Mientras en mi boca
Se desvanecían las palabras
Que jamás pronuncié.

Las manecillas del reloj
Giraban una y otra vez,
Acaso, ¿no se ve la nostalgia
Reflejada en una taza de café?
3
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 48

Soy una marioneta del tiempo

Soy una marioneta del tiempo

Soy las horas sin regreso;
Minutos adentrándose
En miradas
llenas de remordimientos.
Segundos sin cuartada,
Suplicando una condena
A la vida,
A esa misma que no descansa,
Ni toma partido
De un tiempo que hace justicia.
2
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 18

La ardilla

Dejé atrás la intención de ser perfecta,
mis derrotas y mis victorias
se quedaron en un débil recuerdo
que no concilia el sueño.
Dejé atrás las ilusiones vagas,
el amor bruto y mis deseos
se esfumaron por una ventana …

Mi puerta sonaba
y yo quería escapar de mi incredulidad,
mas la histeria colectiva
quiso envolverme,
volviéndome un blanco fácil
para animales salvajes.

Una torpe ardilla
me enseñó sobre valentía,
mientras el agua salada
bañaba mi espíritu;
fue la torpeza el vestigio
que enmarcó mi pasado.

Dejé atrás una versión desgastada
una sonrisa maltrecha,
la agonía de vivir
sobre tierra inerte, sobre la nada.

Dejé atrás esa nube negra
que quiso verme en lluvia,
y la tormenta pasó
llevándome con ella.
10
1comentarios 110 lecturas versolibre karma: 90

El Adiós

¿No es el adiós,
la puerta a lo invisible?
¿No es el adiós una mirada
irreversible, que calcina
la desdicha?
¿No será el adiós la respuesta
necesaria para culminar
los souvenirs?

La noche transita sin prisa,
mi boca llenándose de ceniza
reclama un poco de clemencia;
son las notas del olvido
deambulando por los pasillos de mi casa

y es el adiós pronunciándose
entre las baldosas;
cada paso, cada taconeo
va crepitándose
sin reservas, sin silencios.

Mi calma no es más que un mar
en plena tormenta,
sus olas me han quitado
el peso de una ausencia,
su sal ha revivido en mi lengua…
No hay un adiós sin ser omisión.
5
sin comentarios 60 lecturas versolibre karma: 73

Micropoema 19

Je suis un arbre
qui fleurit
dans l’hiver…
Même si la mort est proche,
je serai la feuille
qui restera au debout.

Este poema nació en francés…

Soy un árbol
que florece
en el invierno…
Aunque la muerte esté cerca,
Seré la hoja
que permanecerá de pie.
leer más   
14
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 108

No volví a escribir...

No volví a escribir sobre ti,
Porque no hay rima que sueñe
Con tocar tu hombro,
Ni prosa que vibre
Con tu nombre.

No volví a escribir sobre mí,
Ni quise recordarme
En cada letra;
Me declaré en olvido
Fui otoño, fui primavera

Mi poesía emigró
Y, como una golondrina
Busco refuigio
En los eternos veranos
De mi mente.

No volví a escribir sobre el tiempo,
Nosotros quedamos
En una brújula indeterminada
Que gira y gira
Sin futuro.
3
1comentarios 64 lecturas versolibre karma: 49

Fuego Eterno

El infierno está entre
sus piernas,
Y yo estoy
condenada
Al fuego eterno.
19
2comentarios 143 lecturas versolibre karma: 108

La tregua

He visto la sangre recorrer, fundirse en cuerpos extraños, he oído el llanto de una madre en busca de sus infantes. He visto la maldad desplazarse sobre los campos aledaños y he oído disparos estrellarse contra las paredes. No podría enumerar las veces que he perdido las esperanzas, pero sí podría escribirlas.
He escuchado mi voz quebrarse, he observado mi reflejo en el espejo mientras mis ojos se pierden entre mi propia mirada. Ya no siento tristeza, pues eso soy, una tristeza andante que aún respira .
He tenido que alternar mis desgracias con las sonrisas pintorescas que aparecen en las mañanas. Y me he burlado de ellas… Hasta perder la consciencia.

El tiempo fluye sin agonía y mis penurias se apaciguan en esta vida, que lleva por nombre: La tregua.
6
sin comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 70

Pensamientos Crepusculares

Me gusta quedarme inmóvil, sin pestañear ni rebobinar una lágrima mientras observo un atardecer. Es como si una parte de mí, muriese en las ondas crepusculares que emite el horizonte y, volviese a vivir en la penumbra reluciente que existe entre la miseria de los transeúntes y la mía.
Y es que en los ocasos muere el alba, agonizan mis ganas de seguir en este camino tan áspero y lleno de altibajos.
Escucho a los árboles abrazándose entre sí, escucho a los búhos despertando del sueño profundo, escucho el quejido de mi alma y aún así, sonrío postrada en mi ventana.
Escucho mi prosa pavonearse en mi mente, escucho mi silencio gritar y lo veo confabularse con la tranquilidad que me acompaña siempre.

Mi tarde se pinto de noche y mis pensamientos persisten.
11
2comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 107

Cruce de Miradas

Un cruce de miradas
Ahogándose en el mar
Del deseo.


Quiero calmar esta sed,
Pero en mi camino
solo hay agua salada,
El viento sopla en contra
Y aún puedo sentir
Tus ojos perdiéndose
Entre los míos.

Todo es una confusión
Una desolación
Una tormenta fugaz,
Que se alimenta
De mis anhelos.

Te miro, sonrío
Se han ido mis estribos
Hacia tus pies
Me miras, sonríes
Se ha ido tu norte
Buscando el confín
Vertido en mí.
9
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 88

Desasosiego y sin ella

Tal vez mi desasosiego esté bailando en la orilla del río
allí, donde es torpe y fugaz,
allí, en la desembocadura de mis miserias.
Él sigue bailando
al lado del cuerpo desnudo y lleno de cicatrices.

Tal vez ella descubrió la verdad
ella, mi amante empedernida
se fue y de su rostro solo hay recuerdos inexactos
de su voz, solo queda el viento
que reposa en mis oídos.

No consigo mirarme al espejo
soy incapaz de abrasar el tiempo,
mis miedos están petrificados en mi espalda
y hay una sonrisa en el balcón
invitándome a la locura.

Ya pasará la tormenta,
Ya no habrá miedo en mi ventana
tal vez ella regrese
ella, mi amante empedernida…
4
sin comentarios 74 lecturas versolibre karma: 53

Micropoema

La inmensidad de los pensamientos
alcoholiza a los quejumbrosos,
bañándolos suavemente
en un trago amargo.
11
2comentarios 111 lecturas versolibre karma: 89

Ultraviolencia

Mi mecanismo de defensa pierde su órbita
se auto-anula, se escabulla entre los estímulos
señalados por la grieta de su boca.
Exceso de saliva, adormece mis papilas gustativas
pupilas dilatadas, manos sudorosas
el rechinar de sus dientes
ahoga poco a poco mi tranquilidad.
–No existe la calma en una mente reluciente
Añade él con cautela.
–Hay vértigo en tus caderas y tus piernas
se desvanecen en mis ojos…
El rostro yacente no miente
no juzga, no interroga
y mi voz se quiebra
al intentar lanzar una súplica.
He sido victima,
soy victimaria de mis deseos
culposos deseos que andan vagando
en el preámbulo de mi cabeza.
4
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 76

Desde mi desdén

Escribo desde mi desdén;
vacío inexplicable acumulándose
en mi supervivencia

Escribo agotada
escribo sin reservas,
sin justificar las horas
ni vivir sin cuestas.

La tinta se ha llevado
mi arrepentimiento,
no hay rastros benevolentes
en esta suplica
y, la ventura de escribir
me hace esclava
de mis sentimientos.
14
9comentarios 116 lecturas versolibre karma: 99

Vuelvo a escribir

Solo soy un alma en pena
Navegando entre la miseria,
No quiero tu compasión
Ni mucho menos tu amor.
He pensado en morir
Huir del desasosiego que es vivir
Pero me detengo
Y vuelvo a escribir.
16
10comentarios 128 lecturas versolibre karma: 91

Respiro

Respiro, mis pulmones se llenan de aire…(suspiro)
A veces pierdo la noción del tiempo
entre cada bocanada;
suspiros van
suspiros vienen…
Mi intención no es otra más que recitar
banalidades entumecidas
en mi boca.
El silencio incómodo se desvanece
al escuchar la lluvia retumbar
en las calles,
y en mi cabeza suenan
las canciones del ayer,
canciones que las hice mías
mientras la vida me follaba
por el culo.
(Suspiro)

Respiro, sigo sobre la marcha…
Siento los pies cansados,
el alma blanda
y las esperanzas rotas.
Mis pasos se han perdido
buscando los tuyos,
la sombra de tu rostro
sigue impregnada en mi camino…(Suspiro)
Cierro los ojos y respiro.
5
4comentarios 132 lecturas versolibre karma: 81