Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El aire

El aire que respiro
a la vida pertenece.
Nace con el verde rocío
que en las plantas humedece
el aliento del destino imperceptible.
Llega con la fría noche
del ermitaño sendero
que marca las huellas del lucero.
Junto al rayo del sol descansa
para acariciar el suspiro apacible
del hombre que vive el silencio.

El aire es pasajero del tiempo,
y aunque nadie puede verlo
deja escuchar la melodía
que anuncia el despertar del día.
Se hace sentir cuando llega
y en la distancia se diluye
como susurro del río andino
que en la montaña el risco adorna.

El aire de mis manos huye
como el hijo que era niño
y la vida lo hizo hombre
para albergar en el amor de padre
los ojos que no pueden ver
el corazón que llora en el regazo
lúgubres gotas de sangre.
leer más   
3
1comentarios 18 lecturas versolibre karma: 45

Serafina

Me dicen que ella duerme
y se aferra a los abismos del paraíso
como árbol que niega el tiempo.
¡Oh mujer! En ti mi corazón alimentó
el dulce néctar del romance
que añora las horas del estudiante
junto al vuelo inocente de los ángeles.

Tus palabras aún tiñen de colores
los versos del campanario andino
y labran el eco que abraza los faroles
para respirar el aroma de las flores
e impregnar la copa de vino
con el amor furtivo del destino.

Escucha en la voz del anochecer
el canto del viento que lleva
la vitalidad del amor al nacer.
Mira el niño como en el vientre llora
e ilumina el rostro de la noche negra
bajo el abrigo radiante de la luna llena.

La despedida llegó con la hora eterna
para cerrar los ojos de la novia bella
y buscar en el altar del cielo
la paz que descansa en el padre bueno.
leer más   
11
1comentarios 122 lecturas versolibre karma: 89

Amar

El derecho a amar clausura
cuando dejan de latir en el corazón
las horas agobiadas de locura
que vuelan sobre las inclemencias del dolor

No pida que renuncie a los recuerdos
o que abandone en el rincón del camposanto
el santuario que bañó de sentimientos
el amor que trae la alegría y el tormento

Nadie está atado al compromiso eterno
que cierra la puerta en el oscuro aposento
cuando reinicia el romance nuevo
que anhela el calor del beso honesto

De mis deseos ya no soy dueño
si veo que mis labios tocan el cielo
o si mis manos acarician el sueño
que el abandono sepultó en el desconsuelo
leer más   
4
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 30