Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Con vida y hasta la muerte...

(...,

¿Qué es la vida sin la muerte?
Nada, o tal vez, mucho y poco a la vez.
¿Qué vale una vida sin amor?
Mucho según se mire.

Y a mí me llegó dentro
ese latir de dulces látigos
que me hace vivir
bajo el encanto de un ser con alas.

Es una obra divina
y no sé, si es del cielo o de la tierra,
cuando su cuerpo se libra
de sus palabras de silencio.

...)

Joël Keffa-B
leer más   
2
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 25

Con pan y cebolla

(...)

Hoy, no te diré cosas que sabes,
sabes tanto ya, de mí tanto.
Te diré cuanto no sabes
y que escuchar tienes.

Te lo diré sencillo, te lo escribiré así,
sin palabras rebuscadas ni limadas antes,
quiero improvisar sin quererte impresionar,
para que en el acto no haya algo de jactancia.

A ti van estos versos llenos de amor,
van a buscar hogar en tu blando corazón,
van a secar el dolor pasado de falsos amoríos,
van a abrirte la futura esperanza de anillos;
…,
Van a prometerte fidelidad y sinceridad,
lo mucho que te pueda brindar mi alma.
Van a callarte el miedo de la duda y a romperte el sospecho
de que no se pueda amar sin la mano abierta.

Yo, sí, yo tengo miedo de este amor que me posee,
no miedo a quererte, ni miedo a amarte,
solo miedo a esta ingrata lejanía,
que me deja mirarte sin tocarte.

Yo tengo miedo de tu soledad,
que te sea mala consejera en mi ausencia.
Tengo miedo a la vida,
que me quite este sueño nunca soñado.

Tengo miedo al viento
que no te susurre todo mi amor con su aire…
Tengo miedo que mi pan no tenga tu cebolla
y que tu cebolla no quiera a mi pan duro,

y que algún día y que algún dia,
te canses de leer mis versos,
esos versos que en ti,
tienen su pozo de inspiración.

(...)

Joël Keffa
leer más   
4
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 23

La chica del futuro

...,

Hoy trato de inspirarme lejos de ti,
con nuestra favorita música que nos consolida,
y escribirte versos como viene a ser
de costumbre: " yo, tú, y mañana".

?? Sabes ??

Cuando menos se espera, viene la vida con regalo en mano
todo el dolor del mundo se pierde en un mirar remoto,
ya uno no es el mismo con la hirviente sangre,
el corazón que late, la cara que reluce.

Lo real nos convierte en destino,
porque sé que existes, porque sé que en ti todo existe,
y la carga de las penas amontonadas del pasado
se desvanece. He asumido por ti en mi cuerpo
pasión, esperanza, amor, sinceridad, fidelidad.

Tú sabes como el mundo es malo, a veces, no entiendo nada de lo que me reprochan.
!Que me perdonen si te quiero tanto, y no me exijan que me haga otro!
Invoco a la humanidad la que nos hace diferentes,
invoco a los árboles, a la tierra, al mar, al cielo,
los que nos verán sucumbir al encanto del destierro.

Hace poco que caminamos juntos-mujer-
en el frío de noviembre con estrellas declaradas,
andando con un mirar en el futuro, me gusta cuando
me confías y me dices:" la verdad la veo en tus ojos"
Ay! Quiero verte hoy, mañana, y siempre,
que de mi vida eres la chica que me abre el futuro...

...)

Joël Keffa
leer más   
3
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 17

Poémame...

!Poémame!
de aquí abajo,
que no hay sitio
donde no llegue la gana.

Poémame,
de un verso de ternura
y que me dure hasta
cuando la noche se case con el sol.

!Poémame!
de aquí abajo
porque mañana me voy
con tus estrellas en mis ojos,
y el sol en cada paso.


!Poémame!
de esos besos lánguidos de eternos recuerdos,
que hinchan mi deseo de desabrochar mi soledad
en cada salto de tu cuerpo esbelto.


!Poémame!
antes del tiempo que se muere bajo cada lejanía.
Poémame con una caricia,
un verso, un beso, una sonrisa, un abrazo
de inolvidables recuerdos temporales.








Joël Keffa.
leer más   
4
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 52

Solo hay tú...

(...)

Solo hay tú,
quien me inspira y
me tirita.

Solo hay tú,
en este pecho blando,
de tierra recubierta.

Solo hay tú,
donde no hay nadie.
La que me oye, escucha y mira,
y me dice: en ti hay semilla de mi futuro.

...)


Joël Keffa
leer más   
3
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 33

! Oh tú Vejez, yo te conozco!

Sigue mi voz...
!Oh tú vejez, yo te conozco!
¿ Gordura de la decrepitud,
para cuándo cubrirás con tu mano letal
tal un albañil, esos surcos bailarines sobre mi vista,
estos muros desconchados de mi flácida piel,
esa flaqueza que manda a casa con el peso del suelo,
esas cicatrices antiguas que no te dejan olvidar
tu tierna juventud, pobre incorrumptible remordimiento ?
Vienes, te apoderas de mí, y me hablas al oído
como si fuera tu amiga...

Joël Keffa.
leer más   
5
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 50

Increíble eres tu...

...Leña sobre las brasas aún cálidas de noches anteriores,
de alto consultorio de esas sesiones de amor divino:
entiendo ahora de la tibieza de esas mantas
gélidas de soledad en las que se puede
apreciar el valor del hombre,
sin sus títulos, su nobleza, sus honores.

Ahí toda palabra es inútil entre cosechar y sembrar,
en el taller de ricos clamores de frases de alabanza.
Ven conmigo después a otra casa nueva del cielo,
la que está pintada de eterna gratitud por el arte.

Ven conmigo, no corres no hay prisa,
extiende tu mano sus caricias, pero
vamos con pasos dulces al encuentro
del largo tiempo sobre esas dunas de tu cuerpo.

Ven comingo, ahora sí puedes correr,
en este jardín de sempiternos fechazos,
donde crece la hermosura de tu ser
bajo mis negras cejas al contorno de tu esfera
generosa que rompe los decibelios de NUESTROS
SUSTOS DEL DESTINO.

Ven conmigo, o corres o te paras
depende; ya tu pueblo está lleno de sensaciones
y alegrías inmensas ...

...)

Joël Keffa
leer más   
6
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 63

Si pudiera ser tu mano...

...,

Y clavó algún día el amor en mi sensible corazón su punta
tras nombres viejos, vuelos parados, tierras deshabitadas,
sucios labios de maléficas y remotas palabras.

y hoy se rendirán mis versos de ensalmo,
desde las libres entradas de esa tierra negra;
misteriosos ritos de tiernas almas: !Oh maravilla!
la oscuridad también resplandece de perfección...

!Oh si pudiera...! !Oh si pudiera...! Si pudiera ser tu mano,
la que trae al santo su comida y atrae dulce corriente de encantos,
ya descansan fuentes y ríos en tu hermosa presencia,
la melodiosa rima de tu blando y sobresaltado cuerpo,
en el que estampo la huella de mi fecunda planta.

Mira, mírame, escucha. Si pudiera ser tu mano
como la gotera de mis vivos encantamientos,
en esta arena renaciente de placeres,
de supremo sendero e íntima perfección,
que llevan a la profanación de tus labios sonrosados.

Si pudiera ser tu mano,
volaría, volaría, volaría sin parar,
ahí donde dices que te limitan el paso,
para invocar los dioses de la eterna bienandanza.

Si pudiera ser tu mano,
te dejaría la dulce remembranza de un amor penetrado,
en el santuario oculto de ojos ajenos. Te tocaría de infinitas pasiones,
para quitarte el silencio y susto medrosos.

Solo si pudiera ser tu mano, solo si pudiera ser tu mano,
izquierda o derecha no importa. Solo si pudiera ser tu mano
sabrías todo lo que he ocultado en una caricia, en un roce,
un toqueteo, una fricción, un cosquilleo, tesoros descubiertos al lado tuyo.

...)

Joël Keffa.
leer más   
8
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 71

El canto de la sierra

...,

¡Oh Dios mío, divina pureza!
Joven poeta busca alguna composición
sobre la materia que ocupa su corazón,
porque siente placer en hacer versos
y así, los hará mejor.

De ahí nacieron grandes poetas,
cuya belleza nos encanta tras años.
¿Pudiera yo resistir esta tierra vendada
de blanco algodón?

Ante aquellos pechos montañosos allí, de vientos purpurados de nieve,
con costumbres austeras ante un público de amable galantería;
y las espumosas nubes allí, miran, atentas,
ese espectáculo cuya alabanza es inmensa: la desigualdad del universo se desvanece.

Allí en mi negro bosque de lluvia como frío,
imagino el estupor del milagro de blanca tierra.
¡Oh Dios mío, divina creencia!
Ningún arrepentimiento a sepultar en el olvido
de esa belleza de la mano del celestial reinado,
entre estos bellos días que anochecen ahora, ya.

Corrompedores del gusto de los ojos,
que arrastra detrás de si aquel tiempo.
La bondad de mis versos no halla más lenguaje
que el del inolvidable romance a la naturaleza pura.

...)

Joël Keffa.
leer más   
4
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 34

Salida de tono

!Cuántas veces mi nombre escrito sobre aquellas roncas cadenas presas!
De uno al otro polo, vasto objeto erótico, !oh honor de los presentes tiempos!
El triunfo de tal gloria que timbra en mis enfermos versos,
perdóname, este churrasco de escurridizos recuerdos.

Dicen que soy negro y que blanco no soy,
ya con dolientes voces, con engañoso trato,
el nombre ingrato derrama llantos amargos
y hasta inundar la yerta tierra.

Dicen que tengo mente blanca y cuerpo negro,
infeliz hermosura de heroicos piropos del recto del universo,
que me perdone la juvenil audacia que irrita mi deseo de mundanal clarividencia,
y ya sobre el gélido suelo, de sangre, de despojos, somos iguales.

Dicen que vengo de ahí si de aquí no soy,
aunque soy de aquí y ahí no me reconocen.
Crucé la sabia Europa y hallé en ella mi querido pueblo,
y desde al otro extremo del mar aún se escuchan mis ruegos nativos.

Dicen que soy de todas partes, como la primavera, el invierno, el otoño
el verano, y que soy de la tierra, del agua, del bosque, del sol, del viento.
El celo vigilante de sufridos pueblos,
los que pasan al margen de la borrosa humanidad.

Dicen que un negro no puede ser blanco, y un blanco no puede ser negro.
Pues sí, pero no digas de este agua no beberás:
comunión universal del uniforme cultural mundial...


Joël Keffa.
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 46

El poema que no escribí

Soy esclavo de un poema,
el que aún no escribí.
Uno de los pocos, quizá, el primero
que rezume el trapajo de mis estériles noches.

No sé cómo empezarlo,
tanta sinalefa en mi mente loca;
a lo loco, loco, que no hay loco
que no sea guapo.

No sé cómo escribir ese poema, tal vez, diría
que cabe el triste placer de cuatro paredes,
la almohada ajada y vieja de presencia,
cruel dolencia. !Qué rabia!

Tal vez, diría de esa cama de recuerdos imperecederos,
obsequios sobre el altar del ignoto paraíso,
despliegue a la vista de arrumacos finos,
para la ventana del cielo, finezas y suspiros,
los dichos placenteros de dulce hechizo:
tsssssssssssssss, los muros son de oídos.

Tal vez, diría que lo que me trae el día,
me lo quita la noche. Menos mal se apiadan de mí
mis versos, para que los dé de comer falsas alegrías.

Ya están secos mis ojos.
Víctima irresistible de pecho lejano
y esta, es el trasunto de mi suerte,
de mi ceguedad ante esos pertinaces ojos de paredes
que me miran, y se burlan de mi soledad.


Joël Keffa.
leer más   
7
sin comentarios 97 lecturas versolibre karma: 69

!Hostia!

Mis tormentos allí vienen tan ciertos,
y van mis sentimientos a campos secos y muertos.
Hoy quiero escribir versos como llantos
a ver si vea alguien mis desconciertos.

Y así cae la sangre de mi memoria,
tumba de recuerdos de imposibles olvidos.
Hay vidas bajo tierra de los vencidos
en medio del mar, entre rayos, relámpagos: naufragio del día.

Duermen tranquilos allí, derrotado el cable de vida.
Incierta vida a la mofa de cualquier atrevido,
el velo religioso del reloj que nos cubre la cabeza,
varón de sombras sepultadas en esa senda de árboles.

Y hay quien de la vida no quiere disfrutar,
y hay quien de la vida se queja, no lucha,
y hay quien no quiere amar, calla, no habla,
y hay quien, y hay quien, y hay quien…

¡Al señor mis reverencias!
Ya sabe que no quiero pasar sin zapatos.
Se troncará mi libertad con esas raudas horas,
que conserven en el infinito bocal de los días mis restos.

Joël Keffa.
leer más   
4
sin comentarios 73 lecturas versolibre karma: 38

Mancha Negra

..,

Hoy el tiempo está lleno de alegría,
sin susto ni llanto por sellados juramentos;
corred, corred, corred, bellos versos
a llenar esta página blanca de su mancha negra.

Todo tú, porque solo me puedes inspirar,
y hasta el alma trasluce el encanto de tu gracia,
¿Cómo puede ser una hembra tan perfecto dechado?
El rostro celestial de tiernas y culturales alianzas.

¡No quiero verte otra, mujer de mi ingenio!
Bellos días pasaron bajo esas sábanas de contentamiento,
sabios archivos de una memoria de fieles cadenas,
¿Qué me has hecho, oh Briana mía?

Por ti dibujo estos versos sin querer
y a veces quiero, pero no los puedo dibujar.
Es tan triste esa lejanía de nuestros cuerpos
y complaciente la cercanía de almas nuestras.

Te pienso sobre las alas del tiempo,
ahí va en su coche de veloz carrera;
y te recuerdo sobre la ruina de la lejanía astral,
esas noches de velas de fuegos interminables.

¡No salgas a la calle, te mirarán divino tesoro ¡
la seducción de los ojos condena mi sinceridad a la prisión;
¡No salgas a la calle, te apreciarán con mis ojos!
No me temo de los combates comunistas de flojos guerreros.

Y Dios te hizo mujer,
mujer, te hizo Dios.

Y cuando de tus ojos siento haber perdido mi presencia
me río y sonrío de esas frágiles vibraciones de tu traje blanco,
el cansancio de mis pasos graves en tu imperio de favores
al otro extremo, otro margen del culto majestuoso,
con sudor cubierto de dulce fatiga de mis manchas negras
como regalos tuyos de nuestra infinita eternidad...


Joël Keffa.
leer más   
5
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 55