Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Faltas de ortografía

Me he puesto a mirar la hierba
y no he sabido si crece con uve o con be.
He abierto mi mano al cielo
para ver si la lluvia la mojaba
con uve o con be.
Me ha dado el viento en la cara
y no he sentido si llevaba
una uve o una be.
La hierva, la llubia o el biento
son a pesar de las faltas ortográficas
y por eso las entiendo,
las faltas de respeto no.
leer más   
12
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 94

Punto de fuga

En delicado lienzo
un río oscuro
que la noche longeva
en frágil nave boga.
Camina por la estela
que la luna refleja,
indagando la luz
del horizonte,
adonde nunca llega.
9
sin comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 85

Nirvanas

Otra vez el ser solo
frente a la soledad del espejo,
ese pozo sin fondo
que ahonda el desamparo
del largo exilio humano.
14
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 101

Interrogada

Qué parte de ti es incomprensible
qué curva de tu cuerpo calcula la derivada del tiempo
qué lenguaje antiguo transcribe tu sonrisa
qué sombra es capaz de tatuar la luz que en tu piel espejea.

Si tu caricia es dada, me sobra el cielo.
Tu gesto abre el camino hacia los sueños.
Y cuando miras, tu mirada eleva un mar delicuescente.
4
4comentarios 53 lecturas versolibre karma: 67

Una vida

Hay una vida sin ti
en los nuevos abrazos,
las mesas de café
y pasear sin pasos.
Hay una vida sin mí
en paso a recogerte,
y tengo prisa por llegar a verte,
en la arena de los días de playa
y andar desnudos bajo las sábanas.
leer más   
18
8comentarios 106 lecturas versolibre karma: 91

Viaje interestelar

No sé si el tiempo pasa muy deprisa o muy despacio, si esto es la anticipación del cielo o del infierno, o es un viaje a una existencia que nos lleve a realizar todo lo que imaginamos que podría ser mejor, o solo el reglón seguido tras la pausa de, otra vez, la vida deteriorada que dejamos parada.

Quizás nos hallamos dado cuenta de cuantas cosas superfluas e innecesarias acometimos y que nos quitan el tiempo tan necesario para entregarlo a los demás o a una parte de nosotros a la que tratamos malamente.

¿Estamos en la búsqueda del planeta utopía al que debemos llegar con la energía de los sueños?
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 64

Reloj de arena

El tiempo que pasa
el tiempo que pesa
el tiempo que lleva,
en su vientre mágico
donde nada inquieta,
criaturas muertas
y allí nos revela
luminarias ciegas.
4
sin comentarios 14 lecturas versoclasico karma: 52

habitabilidad

entornada la puerta de la tarde
entró tu ausencia
y me dolió el vacío
no por ver tu corazón amar de nuevo
me dolió
porque ahuecó el mío
dejándolo en las cuatro paredes



que lo ocupabas con días de centeno
y noches de vino
amueblando de caricias los rincones
con moldes de dulzura
fragmentos de la delicadeza
en lazo tus palabras
tu sombra derramada por las costuras
de la casa

ahora hay un gran dolor tras tu fuga
por el ventanal que mirábamos los sueños
y el cielo detenido para volver a mirar
4
2comentarios 19 lecturas versolibre karma: 65

Diagnosticados

¿Estamos en una guerra y no lo había notado? ¿Somos la infantería que camina hacia la muerte? ¿Qué combate es el que libramos? ¿Está el enemigo?, que se ponga mientras militarizamos el lenguaje. Dicen que esta batalla la vamos a ganar y que venceremos. Me asusta tanta belicosidad en una ofensiva contra la paz y la palabra.

Es esta una cuestión sanitaria, vírica y contagiosa que nos confina contra la enfermedad y la muerte. Es una crisis que nos aplana la curva de la felicidad. Es una pandemia, una endemia, una epidemia y una infodemia.

Es una incubación en la que se buscan antígenos y vacunas, es un baile de mascarillas y de asintomáticos que esperan su dosis del recuerdo para la inmunidad de los patógenos y tolerancia cero.
3
sin comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 58

Desasosiego

En este sinvivir
que no pasan las horas
ni soy quien quise ser
ni soy quien quiero ahora
ser este perdedor
de tiempo y de memoria,
que quiero ser contigo
la suerte de haber sido
solo una causa a solas.


(Poesía en tiempos de coronavirus)
13
6comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 97

Desmoronados

Cunde el desánimo. Por días, me derrumba pensar que no habrá mucho bueno cuando retornemos a la vida que dejamos pendiente. Y pienso que es normal, que no por ser diferentes las circunstancias que nos asisten, hemos dejado de ser vulnerables y nuestras emociones ya no se alteran.

Escucho hablar a esas voces totémicas, que lo saben todo con lucidez y experiencia, echar un jarro de agua fría sobre nuestra frágil conciencia. Empeora el paisaje porque vuelven a dibujar ese mundo viejo que hemos dejado atrás donde seremos seres más endeudados.

Hace años pedí, a rescoldo de aquella frase nihilista que decía: «paren el mundo que me quiero bajar», un frenazo y parar la fuerza inercial en la que se mueven nuestras vidas.

¿No sería esta una oportunidad única de bajarnos de todo aquello que en nada nos procura el bienestar y empezar, suavemente, un movimiento cuya velocidad podemos manejar, para ser conductores y no conducidos?
2
sin comentarios 11 lecturas prosapoetica karma: 39

Esclavitud

Cautivo en la galera
de la vida y el amor
remé y remé a la espera
de un puerto acogedor.
10
6comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 93

Lectores

Hay poemas que son sólo una impresión somera,
se te vienen encima como llega el invierno.
Ni convinimos por qué ni de qué estaban hechos.
No recuerdas sus nombres ni sus rimas señeras.

Después llegaron otros algo más atinados
pero vagos, ligeros. Y la insistencia en ellos
su acierto fue ensayando en meticulosos versos.
También el tiempo a estos los pasaría por alto.

Restaban esos otros que atrapamos velados
por alguna turbación infiltrada en las venas.
Esos como yedra crecieron sin darnos cuenta
ligados a nuestro corazón. Enamorados.

Ocurre en la vida así con todo cuanto amamos.
Pronto nos engatusan los mimos y los gestos
triunfales. Luego más tarde llega alguien, tremendo
amor definitivo, al que vencido nos damos.
4
sin comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 71

Astros

Solo el objeto soy
que tu luz ilumina
si te apagas me apago
y entre tinieblas vivo
como materia oscura.
leer más   
5
2comentarios 30 lecturas versoclasico karma: 63

Tomografías

Tumbado bocarriba miro el techo inmóvil. No me puedo mover según las instrucciones recibidas. Vuelvo entonces mi pensamiento hacia la techumbre blanca y voy dibujando en ella un mapa de acontecimientos y accidentes geográficos para visitar. La máquina me habla entonces, me dice que puedo respirar y pienso que igual lo había olvidado. Me atrae hacia ella y radio diagnostica mis huesos húmeros y los flujos de tristeza. Antes han introducido en mi cuerpo un contraste de luz que aclara mi condición de humano, mi sobresaltos y preocupaciones, el regomeyo de la sobremesa, la torpeza de sentir. Después me pide que aguante la respiración y, tras cerrar los ojos, me imagino un inmersión profunda y oceánica. Otra vez me deja inspirar aire mientras retiene mi nombre y mis signos cardinales. Tras jugar conmigo, me libera. Me voy algo tambaleante y alcanzo la libertad no sé a qué precio.
1
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 19

Lecturas

Cuando leo un poema
arden sonoros versos
quemándose en el aire.
Candente su prosodia
oratoria de fuego.
Un poema es la lumbre
que incendia las palabras
abrasados los labios
que locuaces pronuncian
ardiente el pensamiento.
Un poema no es nada
más que lene pavesa
que en la noche fulgura.
3
4comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 46

Espejismos

Me tumbo sobre la hierba que reluce al sol, los brazos extendidos, los ojos fijos en el cielo azul eterno, mientras gira el planeta. La luz me baña y zumban las abejas entre los aromas que la montaña mezcla. Es el primer día tras el confinamiento y no me quiero despertar del sueño. No, porque esto es un sueño dentro de otro sueño, ese que anhela volver no al mismo mundo, no a la misma realidad agotada, no las viejas costumbres insensibles. Ni a los desdichados hábitos de gastar la vida en todo aquello que nos agota por dentro.
1
sin comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 20

Regreso

Tu amor en la cocina

me cuenta, en charla amena,

el día que ya no es tuyo

ni tuya la obra interpretada,

porque la página pasada

hace que tu pequeña historia

sea nota aguda que vibra

–solista en la memoria–

al pasar las exiguas hojas

de la partitura en mi espera

que descifra tus formas.
11
2comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 85

Vacíos reflejos

Son las diez de la mañana, recojo mis cosas y me mudo de casa. Me salto el confinamiento y me traslado al otro lado del espejo, al segundo piso de tu dulzura desde donde diviso la ciudad en tus mejillas. Puede que venga Alicia a tomar té con pastas esta tarde, pero quien seguro no faltará será Borges que ha recuperado la alegría de la luz porque ya no está solo frente al espejo. En ti todo es confortable y asumo tu mano dibujando líneas evanescentes entre un lado y otro del confín. El azogue de la calle refleja el paisaje vacío de este tiempo, en cambio aquí dentro no existe peligro alguno de contagio.
leer más   
3
sin comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 52

Montaña rusa

Me asfixio en la cresta del día. Necesito respirar mecánicamente, asistido por la brisa del mar para sentir la vida que ha sido, la que es, la que vendrá tras esta funda de miedo que ha envuelto el mundo. Era una pesadilla real, no un sueño que se deslíe con la luz y deja flotando retazos oníricos por todo el cuerpo. Sé que no es un sueño porque Amelita se ha marchado joven con su bata verde y su mascarilla de pudor, porque Arcadio no sale a pasear por los jardines de la resiliencia más, o porque hay una demora de encuentros aleatorios.

Asintomático, respiro cuando desaparece la inflamación de la melancolía y me recupero pronto de la incubación de las malas predicciones y se avienen los confortables recuerdos y los días emotivos que quedan por vivir.
2
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 26