Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La serpiente

La serpiente se amarra al tronco,
Grita y se ahoga en su veneno,
Solía hacer bailar a los mares,
En Vaivén, de un lado hacia el otro.
Flotando, con la gravedad a su lado.

Mientras su lengua se inflama,
Sonríe, dejando ver sus colmillos.
Podría morder su propia cabeza
Si ella así lo quisiera, pero sonríe.

Diría que se enamoró del árbol,
Amaba aquellos rayos de luz,
Parecían perseguir las rendijas
Que se formaban entre las hojas.

Pero las hojas secaron y cayeron
Antes de que caiga el invierno.
- Se fueron sin decir nada. Pensaba,
Mientras las hojas se alejaban
Parecíendo formar parte del viento.

La calidez del sol se había ido,
Su madriguera, repleta de agua.
Sus mares secos, y el trueno pareció
Morir a causa de su veneno.

La serpiente, sin comida ni hogar,
Seguía amarrada a aquel tronco.
Las voces, y el frío de la noche,
La hacían perderse en las tinieblas
Y temblar hasta sentir un gran dolor.

La realidad, se había enamorado
De la sonrisa de aquel reptil,
La serpiente caía en su encanto
Cruel, permanente y adictivo.

La toxicidad del veneno
Hacía que pierda sus escamas,
Pero el amor, era más poderoso.
El árbol, ya no aguantaba su pena.

Solo una vieja piel se mantuvo,
La realidad se inundó de lágrimas,
El tronco quebradizo se volvió loco,
Y Las hojas resecas que alguna vez
Se habían marchado, dejándola sola...

Volvieron a ver lo que habían sembrado. Gritando:
-¡Que mundo cruel!
leer más   
4
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 41

Un deseo

Aún eres un deseo,
Deseo de estrellas perdidas,
De nervios dormidos,
De estelas inmersas en este abismo.

Un deseo; de vientos veraniegos,
De paseos matutinos,
De abrazos sin ningún sentido,
De silencios que lo dicen todo…

Un sueño lucido, una mirada dormida,
Una señal de humo,
Una carta bien escrita,
Tu dibujo en una servilleta.

Aún eres un deseo;
De lienzos dorados,
De danzas sagradas,
Una caricia en mi mano,

Un deseo de canciones,
De cascadas y sus sinfonías,
De miradas tristes,
También de melancolía,

De despertar en tus mañanas,
De acompañar tus días,
De volver a aquella madrugada,
De sentir tu aura mientras duermes.

Solo un sueño cumplido,
Aunque deseo perdido.
Al parecer, también somos
Aquello que no somos...

Un deseo, de almohadas frías.
Solo deseo poder verte una vez más.
leer más   
5
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 67

¿Qué será?

Suburbios vacíos,
Noches largas,
Eterna incertidumbre,

Ajeno a lo propio,
Caminante cansado,
Delicado suspiro.

El silencio atormenta,
Solo aquella motocicleta
Acaricia la carretera.

Una vaga idea;
Será irreversible.
Tal vez, el tiempo hable.

Será cantor a los cuatro vientos,
Será tromba en el río color plata,

Será carnada en este desierto,
Será aquel oasis con sabor a nada,

¿Qué será?
leer más   
5
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 59

999

Las caras se pintan
Con caramelos de colores,
La angustia se traga
Con agua color púrpura,

Se descansa sobre
Una almohada cubierta
De polvo blanco,
Y se ríe junto a la hoja madre.

Suenan por los oídos,
Endulzando las notas,
Y volando con aquellos
Cristales mágicos.

Predicó el remedio,
Sano el problema,
Siguió la medicina,
Provocó el problema,

Los buitres aferrados
A los bolsillos,
Los oyentes esperando
Aquel suicidio,

Y la paranoia se acopla,
Como una aguja en mi cerebro.
Tal vez en un minuto
Te vea desvanecerte.

Juventud demoníaca,
Fantasmas tan irreales..
Cómo reales.

Juventud desvaneciente,
Verdades tan mentiras,
Cómo mentiras... tan verdades.

Cuando llegue la hora del juicio,
Yo seré testigo,
Pero también puedo ser tu amigo.

Veintiuno, te vi partir entre caramelos.
Veinte, te vi partir entre golpes de hierro.
Veintiuno, te vi partir, apagaron el talento.
Veintitrés... seguiré en honor a ellos.
leer más   
5
4comentarios 97 lecturas versolibre karma: 73

Invisible

Inquieto,
Lúgubre,
Denso,

Inerte.

Solo,
Oscuro,
Perdido,

Invisible .

Las ganas tienen sed...
De nada,
De algo,
Del todo,

Solo.

El mismo camino a casa.

Bruma,
Rocío,
La misma estrella,

Si el ángel de la muerte
Sabe explicarlo mejor;

Será el beso que más seduce.

Temor,
Incertidumbre,
Sin control.

Los mismos calcetines agujereados.

Invisible.
leer más   
14
8comentarios 132 lecturas versolibre karma: 103

Aquella que nos enseñó a amar

Se tiñen tus dedos de marfil,
Mientras vuelas y te deslizas
Sobre las notas musicales
De aquellas campanadas.

Retumbando por las torres
De la catedral que te cobija,
el eco de los amores de antaño.

Se humedece, con un baño de seda,
Qué baila lento sobre tu cuerpo,
Al compás del fruto de tu vientre.

Sin saber, te regalé las nubes.
Quizás allí, desde lo alto,
Puedas ver la dimensión
De lo que te escribimos.

¡Musa dueña de los poetas!
¡Pecadora que arranca de cuajo
Las raíces del amor verdadero!

Aquella, que se viste de cuervo
Qué pica los ojos por las noches,
Iluminando en miles de matices,

Solo basta apagar las luces
Para tenerte aquí delante.
Pero solo basta un segundo...
Te esfumas entre fuego y aire.

Muñeca de porcelana,
El jade se viste de tus ojos,
Desvestida en esa caja musical.

Se abre una vez mas, se parte,
Cómo el sol en el ocaso,
Allí te esperan en el altar.

Sangraremos letras los poetas,
Protagonizarás escritos y canciones,
Sin que lo sepas, tendrás mil vidas más.

Tal vez, aparecí para enseñarte a olvidar.
Tal vez, me convertí en mi propio karma.

Tal vez eres aquella que nos enseñó a amar.
leer más   
5
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 73

Un besito

Un besito en la mejilla,
Una mirada, una palabra
Y una corta despedida.

Esa mirada, dice:
-Recuerdo como te vistes.

La despedida, dice:
-hasta el próximo besito!

Quizás a un año de aquí.
A dos semanas.
O mañana, quizás mañana.

Temor al temor,
Imaginación.
O conexión?

Estrés rutinario.
Y Solo un besito en la mejilla
Se arrastra cerca de mi boca.

Jade radiante,
Luego tus ojos.

Un seguidor,
Luego tu atención.

Hoy te esquivé,
Al igual que a las posibilidades.

Quiero que sepas,
Que no hay nada
Que espere más.

Que sentir tu besito en la mejilla.
leer más   
10
8comentarios 162 lecturas versolibre karma: 82

Siempre dieciséis

Me perdonaré dieciséis veces.

Todos los dieciséis
De rizos dorados...
De cada mes,

Todos los días es dieciséis
De vestido blanco...
¿Es tarde para aceptar el postre?

Me despierto dieciséis veces.
Brillo espontáneo,
En la hoja de metal.

Dieciséis veces te dibuje
De vestido dorado.
Antes de llegar a dieciséis.

Una vez vistas las fotos, no se pueden borrar.

Aquel dieciséis,
Mi bicicleta pedaleando,
Transpirando los recuerdos no vividos

Me llevan al dieciséis.
Masajeando mi espalda
Calmando el dolor del sueño roto.

Dieciséis manzanas,
La cafeína por la mañana,
Tranquilidad de tus mejillas.

Dieciséis días duró.
El salmón que viste tu piel.
Las caricias pintadas en cartulina.

Las palabras no se las lleva el viento, y tampoco tu silencio.

Dieciséis esquinas te recuerdan.
Hogares y sonrisas.
Cine, que te observan en la inmensidad.

Dieciséis besos recibí .
Seis años quedaron en el olvido,
Tu mano quemada, por meter los dedos en tu magma.

Dieciséis pasos de baile.
Quizás será la seda que baila
Por tu cuerpo.

Dieciséis lágrimas corren por mi rostro
Apuesto, que no lo esperabas.
Caigo con ellas, una y otra vez.

Quizás, si te escribiste en tu cuento de hadas.

Quizás te vayas por dieciséis lunas
Y te bañes en dieciséis lagos.
Tal vez la luna te envidie dieciséis veces.

Quizás el sol se enamore dieciséis veces se ti.
Quizás la tierra marque dieciséis caminos para que llegues a tu destino.
Tal vez dieciséis flores florezcan por la luz que emanas.

Quizás las estrellas de neutrones
Se vuelvan dieciséis veces más pesadas
Al saber lo pesado que es vivir una vida sin verte.

Quizás las aguas dibujen dieciséis veces tu reflejo,
Tal vez las arenas contarán sus granos dieciséis veces para complacerte.
Quizás dieciséis realidades sé peleen por entrar en aquella en la que te encuentres.

Todos los días es dieciséis.
leer más   
3
sin comentarios 144 lecturas versolibre karma: 47

Marioneta

Habitación de las marionetas,
Balada del amor prohibido,
Silbas con notas de desconcierto,
Estaré contento a tu luz de astro.

Te veo desde diecisiete manzanas
Mientras alimentas a los lobos
Tu jardín se repleta de malvones
Qué te visitan gracias a tu legado.

Desierto, la arena se quema
sube por las suelas de tus pies,
Tu auto destrucción te corrompe
Desperdiciando una chance más.

Pintoresco reglamento
Cargas debajo de tu brazo,
Quizás los pájaros se ríen de mí
Solo porque te avergüenza.

Cruda veracidad de tus palabras,
Aún no puedo verte aquí.
Falsedad auto influida,
Acaso... ¿No lo ves?

Te lastimas una y otra vez.
No escuches las voces del buitre.

Pútrida situación vistosa escondes.

Vaya cobarde que no se atreve a amar.
leer más   
4
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 40

Querida Soledad

Noche eterna,
Gritan las sábanas
Enredadas en nuestros pies.

La doncella me abraza,
Besa mi cuello,
Apuñalándome en la espalda.

Giro mi cabeza,
Nos miramos a los ojos...
Quizás sea lo que más me duele.

Solo hay una almohada bella mía.
Apoyaré mi cabeza sobre
La helada pared de cemento

Eso Calmara está migraña
Por lo menos por ahora,
O eso creo.

Sumbandome el silencio
Goza mientras baila por mi oído,
Una abeja, picando en mi tímpano.

Querida mía, ocupas toda la cama
Aún así pareciera que este colchón
Se agranda más y más.

Por las tardes; te marchas
Aunque siento tu presencia
Ahogándome con tu ignorar.

Pequeña siesta anestesiara
Por el momento...

El ocaso de mi tiempo.
¡Oh! ya no quiero verte mi querida Soledad.
leer más   
4
3comentarios 103 lecturas versolibre karma: 50

Encontrando el camino

Giro la rosca de este reloj cruel
Qué me mira y señala mi bolsillo,
No me atreveré a meter mi mano.

Consiguiente el faro se da vuelta
Y me ilumina con su halo
- no hace falta frenar le dije.

El polvo que acaricia mis pies
Empezó a seguir los pasos.
(No lo comprendo, si solo me dirijo al mundo de sueños).

Las llamas se esconden
Debajo de la almohada.
Le dije - ¿para qué prendes fuego tus plumas, acaso no vuelas con ellas?

La bruma oscura de mi habitación
Se sentó sobre mi regazo
-Sí que pesas. Le dije.

Bueno, estoy aquí por ti. Me respondió.
Me recosté en el infinito,
Y le di la mano a los rencores.
-Sí que estas frío. Le dije.

La expresión de decepción
Del reloj que me observaba.
(Ya lo sé).
Si solo mi mochila hablara.

Con golpes en mis tímpanos
Mi alarma me gritaba.

Mis zapatos me miraban,
Esperándome.

-Ya es hora. Escuché.

Metí la mano en mi bolsillo.
Lo tome con mis manos
Y lo guardé en el cajón
De mi mesita de noche.

(Al parecer, era muy pesado).

El amanecer me sonrió.
Y muy amablemente
Gesticuló con su brazo y dijo:
-Después de ti.
leer más   
3
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 44

Por doquier

Se desmorona la pena
De los suburbios donde te veo,
Crujiente los recuerdos
De las hojas que pisaba
Cortadas al ras de tus pasos.

Congoja desmenuzada
Esparcida por mis rincones
Divulgando los dieces
De nuestras mejores notas pasadas;
Lo mejor fue aquel globo colorido.

Solías posar en el sol
Para que tus iris brillarán
Pero no brillaban más que mi mirada
Al verte por las frías mañanas
Atravesando los oscuros pasillos de aquellos grandes Tilos.

Vuelvo a verte por cada espalda.
Te veo dibujando cada rincón,
En cada niño que su sonrisa me regala,
En cada palabra que no te he dicho,
En mis ejercicios al caer el atardecer,

En cada manzana cortada,
En cada postre por comer,
Te veo en cada cabellera rubia,
Te veo por doquier.

A pesar que desde hace años
me da un gran temor volverte a ver.
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 51

Edén

Flotan por el aire
Mariposas invisibles
Que acarician mi piel
Suavemente.

A veces me pregunto si estás ahí.

Navegan entre ellas
Sobre moléculas de agua
Las fragancias
De nuestra tierra.

Olores que recuerdan sabores,
Sabores que recuerdan olores,
Sensaciones que traen recuerdos,
Imágenes que recuerdan sentimientos.

Y a veces me pregunto si estás ahí.

El sol baila sonriente
Sobre las aves,
Las nubes merodean
Por las montañas.

La luna que ilumina
Nuestro pasado,
Mientras que en el cielo
Vemos lo que ya no está.

Y a veces me pregunto si estás ahí.

Cariño de madre,
Amor verdadero,
Y también si tú beso es sincero.
Abrazos que te curan.

Y las siluetas de las sombras
Que demuestran
"Lo que somos, nos persigue"
Aún en plena oscuridad.

Danzan las hojas
Aferradas en la primavera,
El sonido del agua
Acompaña el de esta cascada.

Y aunque el frío nos sucumba,
Tengo la certeza
Que como tú mirada
No hay abrigo.

Y realmente me preguntó si estás ahí.

El calvario y las ojeras
Viajan a la velocidad de la luz
En este camino por inercia,
Tal vez vamos al mismo ritmo,

Pero cuando el odio grita más fuerte,
Solo una pizca de amor
Es suficiente
Para enfrentar este mal.

Y a veces me pregunto si estás ahí.

Omnipresente la belleza,
Somos todo,
Aunque la bruma
No te deje ver.

Cambiamos junto al vendaval,
Fluimos junto a las aguas.

Aunque llegue la hora de partir
Y que el sueño eterno nos acobije
En las largas noches,

Aunque las cicatrices quemen,
Los lagrímales ardan,
Y la cabeza explote.

Quizás siga preguntando si estás ahí.

Solo bastará abrir mis ojos,
Quizá oler,
Quizá escuchar,
Quizá usar mi piel,

Entenderé lo que eres.

Y que todo es, fue y será
Parte del todo, "El paraíso del Edén".
leer más   
18
8comentarios 184 lecturas versolibre karma: 95

Cambios de la jornada

Escribo por qué cambio,
la metamorfosis se apodera de mi,
las acciones se cubren
de estas gruesas escamas
que traban cada paso
en el camino de la gran serpiente

La esperanza no se pierde
si nos pintamos con otros colores,

La epifanía del día y de la noche
morirá cuando me despierte
por la luz que entra por la ventana,
o quizás muera cuando me duerma
balanceándome en esta mecedora
de bruma y melancolía.

La esperanza no se pierde
por qué habrá nuevo día, y nueva noche.

Recuérdame cuando me marche
en la siguiente puesta de sol,
soñare en regresar una vez más.
Quizá como el río fluyo,
al igual que sus corrientes
no veré mi propio agua dos veces.

Muere lo que se olvida.
así que no me llores.

Aunque mañana
como un ave tenga que emigrar
Nuevamente.

Quizás hoy nos veamos de frente,
o tal vez me dejes morir en el olvido,
quizás nuestro cuerpo se descomponga,
tal vez puedas sentir eso que se llama alma,

Quizás ya no te pueda ver,
tal vez el aire te traiga aquí
En forma de esta fragancia.

Tendríamos que cerrar un pacto
Y estrechar nuestras manos
de una vez por todas,
y lo que fui... No me odies.
Ya amaneció, me presento nuevamente:

¡Soy tu mismo, mucho gusto!
leer más   
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 67

Quiero que seas valiente

Sé valiente niño,
Que las adversidades no te corrompan,
El mal es una epidemia,
No te conviertas en aquello que te daña,

(Pedimos justicia y nosotros no somos justos)

Se valiente niño,
A pesar que la codicia envuelve estos mares
Y se pueden pudrir con esta felicidad,
La neblina sega nuestro camino.

Se valiente niño,
Que los monstruos egoístas,
No ensucien tus sueños de alegría,
Quisiera poder charlar contigo
A pesar que en mi mochila no entre más nada.


Se valiente niño,
Siente pena por los que se divierten con tu dolor,
Que esto no corté tus alas,
Solo espera, reforzará tus plumas.


Corazones rotos,
Almas desahuciadas,
Cuerpos enterrados en pólvora,
el hambre ataca los estómagos,
Nos acongoja tu historia...

(Aún así, siempre estamos mirando a otro lado)

Se valiente niño,
Aunque la soledad te abrume,
Que el odio y la ira
No te haga odiar,
El odio alimenta al odio,
Se valiente niño,
Y que no te mientan,
Valiente no es aquel que enfrenta a sus enemigos,
Valiente es aquel que se atreve a amar.
leer más   
15
6comentarios 178 lecturas versolibre karma: 120

Mis versos se mueren

Se muere mi poesía si no te veo,
Pasan los años y mis recuerdos
Vuelan con este viento helado,

Si no escribo de ti, no me llena.
¡Ja! Creo que así nunca terminaré
De escribir alguna de mis novelas.

Me congeló con cada grano
De este reloj de arena gris
Que me recuerdan a mis cenizas

A mil leguas de distancia
Podía sentir tu presencia,
Ahora se cortó está conexión.

Mis versos se mueren
Con todo aquello que fui para ti.
Se deshace la escena de tu partida,

Te recitaría cientos poemas en mi mente,
Mientras con el mate nos quemamos
Si mi lengua arde, que sea por besarte de nuevo.

Quizá las hojas de este árbol,
Bailan cuando caen, aunque tú no.
Mi corazón tenía movimientos para enseñarte,

Te he visto partir, una y mil veces
Te veo aparecer en esta
Tortura cruel auto influida,

Te dibujo en mis líneas,
En fuego te dibujas en mi pecho.
Mientras coloco estás piezas donde debería,

No me llena escribir del amanecer,
Si en cada rincón del firmamento,
Te veo volar plenamente.

No me llena hablar de una nebulosa
Si ni siquiera la belleza del universo
Se compara con la que tú tienes,

No me llena crear otra historia,
Si creo que esta historia
No llegó a su fin todavía,

Se mueren mis versos,
Si te veo a ti,
En todo lo que me rodea,

Se mueren mis versos,
Por qué te siento aquí
A pesar de que estés muy lejos.

Se mueren mis versos,
Por qué a toda imagen
Que le doy vida,

Un pedacito tuyo
Siempre aparece
Para bailar
En forma de rima.
leer más   
6
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 68

Insomnio

La incertidumbre
Flota entre burbujas,
Se ahogan las penas
Que recorren los nervios
Occipitales,

Te siento, te extraño
Me dije a mí mismo

Sumergido en la vida
Lloran mis lágrimas
Dónde se camuflan,
¿Es el ahora lo que esquivas?


No te reconozco,
Gritan las fotos
Pegadas en esta muralla,
Estiró mi mano hacia arriba

Te huelo, no te escucho,
Me dije a mi mismo.

Quizá llegaré a tocar el cielo
Solo si lo creo posible,
Se duermen las nubes,
Me acuesto en la niebla que nos cubre.

Bofetadas me da la almohada,
Mientras la frazada
Trata de asfixiarme
El colchón se expande

Te miento, no te entiendo
Me dije a mi mismo.

Ser lo que soy,
Cordura de vaso de vodka
Traguitos de confusión,
Es la soledad mía, la creo yo.

Candado, bajo llave la penumbra,
Perdido en mi vecindario,
Dolido por lo que perderé,

Mientras tanto
Aquí estamos,

Inerte entre cielos y mares.
leer más   
6
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 93

Desierto de tu ausencia

Se parte la tierra,
Lo observó desde las dunas
Las arenas se esparcen por el aire,
La melodía que quedó
De nuestros ecos
Se esconde detrás de las piedras,
Las plumas vuelan
Y se vuelve primavera,
Tus alas se mueven,
Y las dibujo,
Tal como Da Vinci
Sin necesidad de cámara lenta,
"La tormenta se acerca"
Decían las malas lenguas,
"Es difícil llegar a su ojo"
De igual manera, preparaba mis maletas.
Todo valía la pena,
Solo con nadar
En los lagos cristalinos de tus ojos,
Aún así el canto de las sirenas,
(Si, he muerto ahogado)
Me llevaban al crudo destino
De la maldición de tu belleza.
Si eres la muñeca de porcelana,
Tu mirada , jade y esmeralda.
Me hundiré en arena,
Quizá te pueda encontrar,
Cuando pueda volar de vuelta.
leer más   
5
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 64

¿Está detrás de mí?

Una gota de tu ausencia
Se vierte en este vaso
Que rebalsa de esta cruda soledad

Hilos se cortan a partir
De tu bloqueo emocional
Luego los unes, solo apareciendo.

Relojeas con tus ojos
Dibujados en mi poemario,
Puedes ver, a través de mis letras,

Tus palabras no llegan
A pesar de que estés por ahí, cerca.
Olvidada serás,

Me quieres, lo siento
Aunque no quieras quererme.

Camaleón eres,
Te camuflas,

Y te mientes,
Aunque todo eso eres.
Ambiguo.

Te vi partir,
Sigues aquí…

No volveré más.
(Aunque muera por volver a verte).
leer más   
4
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 54

Luna

Cuando era más joven,
Tenía una perra,
Aullaba en las noches,
Se mezclaba entre las sombras,
Se erizaba ante el miedo,
Me acostaba sobre su torso
Para sentir el latir de su corazón,
No importa cuál era su nombre
Por qué la puedes ver
Allá caminando en la luna.
leer más   
5
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 73