Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tortura

¿Y que es el dolor?, sino tu nombre,
grabado a fuego en mi pecho.
Y tus besos, miles de alfileres,
apuñalando todo mi cuerpo.

Tortura de amor, gritar a pleno pulmón.
Esperar que negocie mi corazón,
que negocie con el tiempo,
está mutilación, éste suplicio que siento.

¿Porqué? Creí en tus ojos serenos
si son azules y fríos, como el hielo.
¿Porqué? Me he envenenado
calmando mi sed en tus labios.
Abrasando con ello mi anhelo,
tentando a la tentación,
buscando al mismo diablo.

Eres, una agradable inmundicia.
Una mujer oscura, sombría,
de lóbrega alma y pérfido corazón.
Ya mataste a otros hombres,
ya murieron de amor.
leer más   
5
4comentarios 210 lecturas versoclasico karma: 54

Ven

Ven, te necesito,
como el mar, al río,
te necesito,
como al aire que respiro,
te necesito.

A tu lado, soy León y rey lagarto,
soy tormenta, soy ciclón,
soy la espada de Ricardo,
soy volcán en erupción.

Ven, yo te prometo
ser tu esclavo y caballero.
Tú serás, mi dirección
mi estrella y mi lucero.

En invierno, seré plumón
prado verde en primavera
y en verano, seré tu sol.
Tú serás, mi rosa en flor
mi piel canela, sabor salsón

Mi vida, por ti muero.
Y aún muerto y enterrado,
soy mi vida,
cadáver enamorado.
leer más   
24
11comentarios 208 lecturas versoclasico karma: 81

¿Dónde?

¿Dónde? ¿Donde están los versos?
que con tu dulzura y alegría
recorrian las llemas de mis dedos.

¿Dónde la pasión?
¿Dónde están? Las risas y los sueños.
¿Dónde están los sueños?
Ahora sólo quedan, suspiros y silencios.

En esos momentos, te pienso,
te anhelo, te echo de menos.
Echo de menos tus palabras
esas, que de noche me escribías
que llegaban a mí, como una sonrisa
esas que me daban descanso, esperanza
esas, esas que daban sentido a mi vida.

¿Dónde estás? Mi niña
Estás tan lejos,
que ni el viento surfeando,
en las crestas de las olas
puede llevarte mis recuerdos.
!Estrellas!, estrellas que vivís en el cielo
vosotras que sois miles de millones,
vosotras gritad que aún la quiero.

Que por cruzar, cruzaría el infierno
llamaría a Caronte el barquero
quemaría mis ojos, mi alma
sacaría el corazón de mi pecho.
Si al otro lado mi amor
estuviesen tus labios y besos.
leer más   
17
5comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 98

Paradoja

Otra vez están dispuestas
las fichas en el tablero
mientras mi mundo interior crece
el exterior se deconstruye,
lento, pero sin freno.

Enorme dicotomía la que siento,
¿primer paso hacia la locura?
yo tiro, segundo movimiento
lujuria come, a amor,
mentira a ser sincero
ahí fuera no deja de llover,
mundo gris y muerto.

Lo divertido está aquí dentro
aquí puedo ser policía
o asesino carnicero.
Aquí es donde hay amor, libertad,
sexo y mi voluntad, ahí fuera,
soledad, hastío, pena, gritos y frío.

El fuego abrasador está aquí dentro
la perversión sin condena, delito sin castigo,
la carne contra carne, la gloria y el poder,
ahí fuera llanto amargo y sabor a hiel.

Tercer movimiento, injusticia
monotonía y estrés,
avanzan por el tablero a la vez.

A mí, a mí, a mí
a mí, mis caballeros,
bondad, honor y justicia.
Sueños, alegrías,
Jaque.
vuelo y libertad
Mate.
leer más   
13
7comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 98

Que silencio

18 de Abril,
solo en casa, que silencio.
Tic, tac, las manecillas del reloj,
Tic, tac , golpean el tiempo,
sólo en casa, que silencio.

Fuera está lloviendo
el repiqueteo, rompe el tempo,
siento a la misma vida
que pasa a través de mis huesos
sólo en casa, que silencio.

Que eterna la brevedad,
uno tras otro,
los segundos van cayendo,
que dulce es el momento
solo, en el silencio,
mis sueños y yo
Yo y mis sueños.

Y de repente, te pienso
tu cuerpo desnudo
frente a mí sexo
las gotas de placer
construyen el momento.

Mi lengua recorre ya tu sexo
el sabor de tu alma, es intenso
y su olor, ese olor
que levanta mi miembro
que espera el momento
de entrar en tu reino
de sonar como un trueno.

Suspiros de placer, de dolor
de tormento, ya llega el momento
tu imagen, mi mano, tu sexo, mí sexo
Ahhhggg, ya llega el momento.
leer más   
4
2comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 46

This is a Love Song

Todas las mañanas se levanta
vestida de esperanza, mi esperanza
cruzamos las miradas, nadie habla
no hace falta, los suspiros nos delatan.
Su piel junto a mi piel, el mundo se detiene
para vernos morir y renacer,
lluvias de te quieros, tormentas de besos
y el cálido viento de su aliento.

This is my love song.
She is all my life
she is my other piece of soul
.

En su pecho, soy verso
entre sus piernas, soy agua
aire cuando me encuentro con su mirada
y cuando me besa no soy nada.

This is my love son.
She is all my life.
I’m lost in your eyes.


Lluvia que apaga mi dolor
fuego que enciende mi pasión

Si muero, me resucita
This is my love song.
leer más   
15
6comentarios 133 lecturas versoclasico karma: 92

Hablemos como los hombres, de mujer a mujer

Hablemos como los hombres,
de mujer a mujer.

Hablemos de lo nuestro, de tu amor
y mis anhelos, de lo viejo y de lo nuevo.
De nuestros sueños,
cabalgaron en el viento
sin parar en ningún puerto.

Si, hablemos como los hombres,
de mujer a mujer.

De mi fuego que fue el tuyo,
quemábamos el hielo y luego fue desierto,
fue vacío, fue silencio, simple eco.
De días más azules saltando entre las nubes
bebiéndonos océanos, haciendo cabriolas,
en las crestas de las olas.

Sí, hagámoslo, hablemos como los hombres,
sin lágrimas ni ambages, de mujer a mujer.

De dos pequeñas vidas torciendo horizontes
haciendo de las junglas su camino.
Inventando su destino, viviendo sin permiso.
Jugando a ganador, sin alambres de espino,
sin dudas, sin papeles o compromisos.
Sin espejos, muros o abismos,
yo contigo tú conmigo
libres como el tiempo,
al abrigo de la luna,
o bailando en el infierno.

Con nuestras pieles sudorosas
mordiéndonos los pechos
uniendo nuestros sexos.
Ya mi vida, no queda nada,
de nuestra historia malograda
ni un simple reflejo o una sola balada.

En mi pluma ya no quedan balas,
Solo el Ingrato recuerdo
de dos mujeres que se amaban.
Pégame dos tiros mujer
Alivia los dolores de mi alma

Y hablemos como hombres.
De mujer a mujer.
leer más   
8
2comentarios 101 lecturas versolibre karma: 80

Porteadores

Caravana del destierro
camellos de la jungla portando su despecho,
fugitivos de las maras y miserias, insumisos,
caminantes sin camino, indomables,
portan sufrimientos y desvelos.

Vadeando los caminos, los ríos y los puertos
sin esperanza ni destino, huyen de la parca
avanzan por la selva como un gusano herido
sin pan, sin honra sin vino y sin trigo.
Cólera, tifus, paludismo, da igual que virus
arrastran a sus niños.
Pueblo de valientes pequeños y aguerridos,
griegas epopeyas son sus manos
de sicarios campesinos.

Cómo a Sancho y al Quijote les esperan
el gigante y los molinos,
muros y alambres de espino.
Las barras y estrellas les cortan el camino.

Pero ellos han llegado, hombres y mujeres
muchos con sus hijos, eligen su destino
algunos quedarán en México lindo y querido.
Algunos dejarán como Cristo, la carne
y la sangre en alambre de espino.

Algunos cruzarán de negro ya vestidos
con tiros en el pecho y en el alma,
dejando atrás a sus retoños,
a sus mujeres y sus amigos.
leer más   
16
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 90

21 gramos

Hoy me levanté con las noticias,
sólo dos diales y ra ta, ta, -silencio-, ta, ta.
en vez de Coldplay un herido y dos muertos.
Rueda el dial, inundaciones en Ribadeo
otros dos muertos, !ufff! el café, que me quemo.

No woman no cry, Bob Marley he says.
Mis zapatos negros van hacia el metro,
hoy los sueños se quedaron desnudos
en el esqueleto, no lo hago, no pienso.
El cielo, plata vieja, gris marengo,
sobre mi cabeza, eso es lo que siento.

Cómo ratones perseguidos por el gato,
todos van corriendo, cae el aguacero,
repiqueteo de gotas, él resbala en el suelo,
me asomo a sus ojos, vacíos, muertos.
Lo levanto, él sigue corriendo, ni un hola,
sigo mi camino, ni un adiós o un hasta luego.

El metro, vagones en duelo
atestados de vampiros con cobertura,
ojos absortos inyectados en brillo azul.
Ella me mira, una sonrisa, 21 gramos luz.

21 gramos, eso dicen que pesa el alma
21 gramos de amores, risas y alegrías,
21 de miedos, penas, llantos y mentiras.
21 gramos, eso, eso dicen que pesa una vida.
leer más   
16
11comentarios 155 lecturas versolibre karma: 126

¿Quién soy?

Soy la sombra que camina al borde del abismo.
La otra cara, el lado oscuro que siempre va contigo.
Agazapado en tu corazón, allí es donde vivo.
En tus negras pesadillas es cuando respiro.

De lo puro, de lo blanco, yo soy fugitivo.
Azote de los hombres, mueren y matan conmigo.
En fosas llenas de cadáveres, en hospitales con niños heridos.
En los charcos de sangre dejados por un asesino.
En las guerras entre hermanos padres e hijos.
Ahí, es cuando yo, yo gano sentido.

En las oscuras noches de luna llena
una luz mortecina y serena,
las tumbas de los muertos blanquea.
Mientras los buenos en silencio se pasean.
Los malos, hacen danzas, volteretas y gorjean
Ahí es cuando la alegría rompe mis cadenas.
Las almas de los malos me veneran
soy el amo, el alma de la fiesta.

A lo largo de tu vida te acompaño aunque no quieras
Cuando asesinas, odias o peleas
Cuando niños inocentes mueren de hambre,
trabajando de sol a sol o en una guerra.
Cuando solo por ser mujer, los hombres te apalean.

Ya sabes quién soy, seguro que en mi piensas
Soy la otra cara de la misma moneda,
soy el lado oscuro de la cara buena.
Desde que el hombre es hombre existo.
Siempre al otro lado del bien, soy un fugitivo.
leer más   
25
8comentarios 222 lecturas versoclasico karma: 132

Lujuria2

Ojos vendados
mis manos, ¿ que tocan mis manos?
algunos ángulos.
Belleza marmórea de planos afilados
de tu cara, mis dedos, son esclavos
diosa del olimpo, carne de diablo.

Tus ojos apagan la sed de mis labios
y tus labios,
sabrosos besos guiándome a los cielos
y tus pechos,
dos círculos perfectos, pezones chocolate
sacudiendo mi universo.

Palpita la caliente celda
alojada entre tus piernas.
el orgasmo está cerca,
ríos de inconsciencia que recorren
tus muslos torneados por su cara interna.

Mi lengua ya siente la lícita carrera
endureciendo mi entrepierna.
Clavo en tu centro mi daga certera,
me derramo, me hundo en tu pecera.
Dos cuerpos fundidos en una sola estrella,
dos almas gemelas, una luz nueva.
Un solo destino, un solo camino,
para ti y para mí, una nueva era.
leer más   
22
8comentarios 176 lecturas versoclasico karma: 126

Hombres, cobardes (NO MÁS MALTRATO)

En la carne, las llagas, los golpes,
de quien estabas enamorada.
Te quema el amor en la cara morada
los huesos crujen, se rompen.

Los besos de mariposa,
ahora son estoques
que tu vientre atraviesan
que te abren las venas.
Palabras que son dagas
que en tu pecho se clavan
en noches amargas.

El fruto de tu vientre
apaga su mirada,
mientras llueve salado
en los lados de su cara.

En una de esas noches
las palabras son golpes
y los golpes puñaladas
treinta y siete, son contadas.
El brillo de tus ojos se apaga
ha nacido otra mártir
ha muerto otra mirada.

El fruto de tu vientre
ahoga su llanto bajo la cama.
El miedo le atenaza,
su protector ha vuelto la espada.

Inocencia mancillada,
ha muerto otro ángel
hasta la muerte está desolada.

Ven mi niño, ven
no me tengas miedo
cógeme la mano
que yo guiaré tu alma.
Duerme mi niño, duerme
que yo te canto una nana.

Él dice que eran suyas
no hay remordimiento.
Para un asesino cobarde,
primera fila en el infierno.
leer más   
33
17comentarios 347 lecturas versolibre karma: 137

Amor Caduco

¿Tiene el amor caducidad?
Si los besos son perennes
dime cariño mío,
los míos donde están.

¿Y las caricias?
¿Si son como el viento
que viene y va?
dime cariño mío,
¿cómo las pude yo atrapar?

¿Y los te quiero que nos dijimos?
palabras vacuas nada más.
Los juramentos de amor eterno
mentiras sobre mentiras, ¿verdad?

Entonces, ¿dime cariño mío?
¿Por qué son de verdad,
estás lágrimas, este hastío?.

Cuerpo mutilado, alma perdida
yermo, mi corazón, relegados
sepultados, olvidados mis sentidos.
¿Entonces esta es la verdad?
¿Sólo esto fue lo que vivimos?

¿Porque, me siento que muero,
porque solo siento frío?
¿Porque te tuve que querer,
si tú nunca me has querido?
leer más   
19
7comentarios 215 lecturas versoclasico karma: 131

Reflejos

Cuando todo se refleja
en una luz temprana
me paro a mirar.
¿Y mi reflejo? ¿Dónde está?
Lo echo a faltar.

Me pongo a pensar
he vivido, he respirado,
pero mi reflejo no está
se ha difuminado.

¿Acaso, será verdad?
¿Que ame, sonreí, llore, ayudé,
sin esperar nada a cambio
fui humilde, amable y grato?

¿O acaso he sido lo contrario?
Egoísta, orgulloso, violento y malo.
¿He sido de la piel del diablo?
¿Y por eso mi reflejo está gastado,
difuso, y desenfocado?

¿Acaso mi vida se está agotando?
He de enfrentar la verdad, solo,
en mi ocaso, mi silencio, mi llanto.

¿Reflejo guillotinado? No,
ni fui Ángel depravado
ni Demonio santificado.
leer más   
25
12comentarios 163 lecturas versolibre karma: 118

Orgánico

Mundo de células y orgánulos
en el que estoy confinado,
mundo sangriento en el que me hayo
glóbulos rojos, guerreros blancos
proteínas, nucleótidos y ácidos.

Si, eso es lo que soy
un espíritu confinado
en un caos ordenado

Ya escucho el réquiem de mi ascensión,
muere Peter el ser social, nace el poeta,
yo, corazón nacido de la flor,
de la Rosa con espinas.
Nazco de tus lágrimas y las mías
nace en mi la revolución, soy nueva vida.

Miran mis ojos hacia dentro,
dónde antes había un lecho
de castigo y tormento
hay ahora pasión, mar y viento.
Era náufrago entre muchos alientos
ahora soy Pirata y puedo soñar despierto.

Vivía prisionero, rodeado de barrotes
de torturas, de dineros y de miedos.
El sistema me aplastó, no podía gritar,
mi vida, silencio nada más.
Coge mi mano, navega en mi barco
que no te asusté la mar,
ahora somos piratas,
gritemos LIBERTAD.
leer más   
17
4comentarios 131 lecturas versolibre karma: 114

El arrepentido

Estaba en la cama y no podía dormir
me salieron estos versos amigo para ti.
Sentado en el salón, empezó tu rebelión
seguías en la tele, una guerra de alcanfor.

El desierto Sirio encendió tu sed
tu la apagaste con sangre y balas
y tu hambre, con carne humana.
Final del día, el kalashnikov descansa.

Levantas la mirada, perpleja te mira luna,
tu con añoranza le preguntas en tu mente,
¿en qué me convertí Luna indulgente?
en un asesino sanguinario e indolente.
Si, responde la luna
iluminándote de frente.

En televisión las cosas son diferentes
aquí las balas silban, aquí muere la gente
niños y madres, son bombas inteligentes
un boom y las entrañas de tu compañero
saltando alegremente,
sangre, sudor, lágrimas y muerte.

Quiero volver a dormir, luna mía,
quiero volver a soñar, con los verdes campos
y el azul del mar.
Miña Terra gallega, miña terra ¿dónde estás?
leer más   
9
4comentarios 122 lecturas versolibre karma: 99

A la luz de una vela

Detrás de mis pasos,
siguiendo mi estela,
me siguen palabras
bonitas y adversas.
A la pálida luz
de una trémula llama,
qué consume la cera,
de una vela pequeña.

Soy para unos,
alegría en las venas
soy para otros,
la sombra postrera.
Para todos soy sueño,
para algunos,
soy pesadilla eterna
de la que nunca despiertan.

Soy la blanca paloma
con la que algunos vuelan,
soy la blanca luz
con la que otros se queman.
Para él, como miel
en la piel,
Para mí, blanco acero,
clavado en la sien.

Pero todos acabamos igual,
muertos, de blanca muerte
¿O quizás, blancos, de la muerte?
leer más   
22
4comentarios 178 lecturas versoclasico karma: 117

Entre el mar y el cielo

Una parte de mi
viene de un pueblo pequeño
dónde huele el cielo a aceituna
y los trigales sonríen al viento.

Mientras cae el sol de la mañana
el olor a hierbabuena y violetas,
se cuela por las ventanas, cantan
ruiseñores, abejarucos y pardillos
balan, que casi hablan los corderillos
junto a cerdos y gallinas,
los sonidos del establo,
la música de mi cocina.

Junto al rocío de la mañana,
rosas, gitanillas,
claveles y buganvillas,
jacintos, y pilistras,
todas hacen de mi patio
un jardín de las delicias.

Mi otra parte del Atlántico,
la sal, el gran azul, el azul del mar,
olas violentas, rugiendo como leones,
corrientes, ballenas, atunes, y tiburones
tambores que gritan en mi alma
negra África de mis entrañas.

Annobón del golfo africano
qué no me vio nacer
Annobón la cuna de mis padres
tierra donde moriré.
leer más   
24
5comentarios 216 lecturas versoclasico karma: 98

Necesidad de amar

Hasta que te viví
vacío estaba de amor,
el mal se me comía los huesos,
me rebosaba la ira en los ojos.

Oscuridad impoluta
anidaba en mi corazón
escondidas sirenas
que a mis oídos chillaban

Navegar, todavía navego
en un mar de acero.
Mar de cemento,
bloques grises malicentos
pero llenos de canciones,
llenos de te quieros.

Pero yo, con mi rencor
era marinero muerto,
hasta que te conocí
vivía como en un sueño.

Ahora vivo enamorado
de los olores en el viento
de ti, mi rubia flor
del vino de tu cuerpo.

Me bebo la vida a sorbos
antes quería estar muerto,
sal, de mi corazón,
ninfa de los marineros.
leer más   
18
6comentarios 140 lecturas versoclasico karma: 121

De Dioses y de Hombres

Por Dios, y en su nombre cuántos muertos van
¿cuántos por Alá, por Buda o Jehová?
¿y cuantos más morirán?
¿Acaso matar está en la Torá, en la Biblia o el Corán?

Dios dijo quered, a vuestro prójimo amad
no os enfrentéis, ni luchéis, id en paz
así lo dejó escrito, esa es su voluntad
¿porque los humanos la queremos quebrantar?

Nos gusta destruir, guerrear, torturar
inventar, poner en boca de algún Dios
palabras que no son verdad,
por el ansia de conquista, por honor
por un trozo de tierra o por la razón.

¿Cuándo ponéis una bomba y la detonáis?
¿A qué Dios buscáis?
¿Quizá mujeres y niños son el enemigo?
¿Quizá creéis, que teñir la calle de carne y sangre,
a los ojos de vuestro Dios, os hace más dignos?

Que equivocados estáis, si es verdad que Dios existe,
pagareis con vuestra alma todo el daño que hicisteis.

Condenadas a vagar por el mundo
almas solas, torturadas, de vagabundo,
almas en pena, en silencio, tristes
pagar, pagar, seguro que pagaréis,
si es verdad que Dios, existe.
leer más   
5
3comentarios 118 lecturas versolibre karma: 72