Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

" A mi madre en la distancia "

Busqué en lo mas profundo de mi alma

el férvido abrigo que sentí, yo aun nonato,

y todavía guarda mi piel la primicia

cuando de tus manos sentí tu suave caricia.



Incapaz el tiempo de borrar en mi

la imagen divina que visualice,

y al abrir mis ojos te quedaste en mi.



Despiadado el tiempo y la circunstancia,

que hizo entre nosotros larga la distancia,

se de tu impotencia dada a la pobreza,

ese cruel destino me arrancó de ti.



No hubo diez de mayo que no me acordara,

cuando linda madre tu me alimentaras,

cuanto te he extrañado, cuanto me haces falta.

Y guardé en mi alma la sonrisa grácil

que cuando pequeño tu me regalabas,



te escribía cartas y me las guardaba

porque no tenía en mis direcciones

¿ dónde tu vivías ?...Nunca supe nada.



Ha pasado el tiempo y veo con tristeza

que ha caído nieve sobre mi cabeza,

y el dolor callado que un día guardé,

se volvió sonrisa cuando te encontré.



Madre...Necesito que me perdones

porque al darme vida te di sufrimiento,

porque en mis pulmones respire tu aliento.

Te agradezco madre...Porque hay mil razones

para que en mis venas siga tu latido

que mantiene unido...A nuestros corazones.





Autor: Carlos Roberto Reyes Paz.

Choluteca, Honduras
4
1comentarios 161 lecturas versolibre karma: 48

"Desde tu vientre "

Atreves de los años que volaron con el tiempo,
con palabras muy sencillas te diré lo que ahora siento.

Vallan pues con estas letras mi humilde agradecimiento.

El mejor hogar que tuve fue cuando aún no nacía,
A pesar de tus quince años me procuraste alegrías,
y cuando te sentía triste, agachaba mi cabecita y aprendí a llorar contigo.

Me hablabas como queriendo encontrar en mi a un amigo.
Llegaste a dudar es cierto, pero afrontaste con valentía,
y entre sollozos dijiste...
- Antes de negarte la vida...Prefiero quitarme la mía.-

Atreves de tu embarazo frotabas todo mi cuerpo,
yo pensaba que era Dios que me bendecía desde el cielo,
al sentir aquellas manos cual si fueran terciopelo.

Agradezco madre mía
ser tu huésped en tu vientre
Por todo lo que me diste...
! Que Dios te bendiga siempre. ¡

+++++++++++++++++++++++++++

( Palabras del autor )

- Un año después que nací, estalló la guerra, y entre el fuego cruzado, mi madre me abrazó para protegerme, corrió, y corrió sin parar y huimos hacía el norte de Honduras.
Desafortunadamente perdí a mi madre cuando niño. -

Gracias por todo mamá

Feliz día de las madres.


Autor : Carlos Roberto Reyes Paz
Choluteca, Honduras.
leer más   
3
1comentarios 86 lecturas versolibre karma: 30

" Sinceridades "

-A manera de introducción---

(Porque hacía falta un preso,
o por indocumentado
a la cárcel fui llevado
indiciado, procesado,
y desde luego sentenciado.

En cuatro años encerrado
escribí mi triste infancia
y aprendí que mi familia
estaba a un muro de distancia,
y que los derechos humanos
eran solo una falacia.

Mas la muerte de mi hijo
me ha dejado consternado,
cuando salí de cárcel...
¡Ya lo habían sepultado!

Me llevaron con la migra
y de allí fui deportado
a un país que no era el mío
con diez dedos en mis bolsas
y el estómago afilado.

Al saber que estaba lejos
y mi hogar abandonado,
no quería que mis hijos
repitieran mi pasado,
y si cristo por sus hijos
un día fue crucificado,
a mi no me detuvieron los suplicios
que se sufren...Al ser indocumentado.)


Del poema autobiográfico
" Que le debo."
Autor : Carlos Roberto Reyes paz.
___________________________________________


Mochila al hombro...

Me fui emigrando hacia otras tierras,
crucé caminos, crucé fronteras,
anduve, anduve por dónde quiera,
pero he traído como tatuajes
las cinco estrellas de mi bandera.

Caté del fruto que era prohibido
y a mis hijos nacer los vi,
hoy son mi paz, mi vida entera,
mi alegría, mi primavera,
son el motivo porque me nazcan
sinceridades del corazón.

Si un día muero en otra nación
que me sepulten en mi país,
y en esos pueblos dónde viví,
y a los amigos que conocí,
que me recuerden tal como fui,
que mi familia rece por mí
y que mi alma viva dónde nací,

...A mis viejitos que Dios me dio
y sin previo aviso me los quitó,
que me perdonen desde los cielos,
perdón les pido... ¡Perdón abuelos.!


Autor : Carlos Roberto Reyes Paz
Origen : Los llanitos de Marcovia
Choluteca, Honduras.
4
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 59

" Mi patria es...Pedazos de mi alma "

...Me preguntaban mis hijos
Del país dónde soy yo.
-Que si es lindo, que si es grande,
que si extraño aquella tierra
que un buen día me parió.-

Se agolpaban mis respuestas,
y de pronto me callé...
Mi país es cómo un cristo
cuando está crucificado,
sufre por aquellos hijos,
que a otras tierras se han marchado.
Pero allá sigue la lucha,
porque hay algo muy sagrado
y que la mantiene en pie.

Porque vive la esperanza,
en el niño, en el "sipote",
el que estudia, el que juega
y el que come tigüilote.

En la niña palillona
que algún día será pintora,
como Gabriela Fajardo,
que es la luz de cada aurora,
es artista autodidacta,
y desde luego gran señora.

! Si...Es Honduras,¡
esas manos campesinas
que trabajan por su raza,
por su patria, por su tierra
y el sustento de su casa.

Son sus valles, sus montañas,
y sus grandes cordilleras,
es la fe y la esperanza
de floridas primaveras.

...Es poema y es cosecha
de sus campos labrantíos,
y el llanto de sus cielos
bendición para sus ríos.

Es el vuelo de un sanate
y el canto de un pijullo,
...Yo las letras de mi alma
que le escriben con orgullo.

Es mi patria,cinco estrellas
que iluminan mi destino,
cinco estrellas que iluminan
con su lampo mi camino.

Es Catracho aquel que llora
cuando ondea la bandera,
el que llora porque un día
se alejó de su frontera.

Las historias de un guerrero
de aquel viejo Congolòn,
es Lempira que nos grita
que luchemos por Honduras
en un sólo corazón.

Es Honduras el perfume
que me sigue a dónde vaya
es el lienzo que ha pintado
el pintor Tomás Amaya.

Es aquel que no conozco,
y que lucha por un sueño,
el que grita con el alma,
! Aquí estoy...Soy Hondureño.!


Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.
Choluteca, Honduras
3
2comentarios 127 lecturas versolibre karma: 45

Un sueño

Cuando era niño tuve un sueño

el destino con su dedo me indicaba mi camino,

de reyertas y de espinas, de pendientes y de cimas

...Y me fui por mi camino.



Nada será fácil solía decir mi abuela,

con su acento tierna y grácil,

la sonata melodiosa que al oído satisface.



...! Ay mi vieja ¡ , de seguro presentías,

que ese niño volaría desplumado y sin abrigo

de tu lado...Algún día.



Y de pronto aparecía ese viejo regañón,

con consejos que sacaba del fondo del corazón.

- Soy tu abuelo y soy tu padre, por fortuna para vos.

El que respeta a sus viejos, siempre está en gracia con Dios.-



...Como extraño aquellos días, como extraño a esos viejos,

el amor en sus miradas, sus regaños , sus consejos.

Hoy mis pasos surcan lentos , pero firmes en el suelo,

como decía mi vieja, y como lo hacía mi abuelo.





Autor : Carlos Roberto Reyes Paz

Choluteca, Honduras.
8
3comentarios 149 lecturas relato karma: 85

" Mi esposa "

Para usted del corazón que le adora

dulce y hermosa señora,

diáfana noble y orgullosa,

madre de mis hijos...Mi esposa.



Del tiempo la hora, del lugar la distancia,

el cuento soñado que tuve en mi infancia,

el beso que enferma, el beso que cura,

después de enfermarme me diste ternura.



del hambre mi pan, del frío gabán,

rivera y caudal de mi manantial,

mi nube, mi brisa, mi eterna sonrisa,

mi mar, mi gaviota, mi dulce derrota.



La fe que me espera, cual leña a la hoguera,

Fuente de dulzura que fue mi locura.

Tu alma es divina y corazón granate,

contigo no hay austeridad que mate.



Lluvia del cielo, y canto de sirena,

voz de sonata dulce y serena.

Por ti he conquistado la cima del monte,

pintaste el reflejo de nuestro horizonte.



Lo que era mentira contigo es verdad,

tu has sido la estrella de mi navidad,

has dado a mi vida esperanza y aliento,

conmigo has estado en todo momento.



Todo me das, todo perdonas...

Y nada me pides.

Caes vencida, sufres callada...

Pero pervives.





Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.

Choluteca, Honduras.
6
1comentarios 163 lecturas versolibre karma: 59

" A un cielo de distancia "

...Cuando recibí la noticia, no podía creerlo,
era un trago muy amargo que no quería beberlo,
mi corazón angustiado, ya estaba sufriendo el duelo,
al verme yo en la distancia...Y mi viejita partiendo al cielo.


Me acuerdo cuando era niño,
un diez de mayo, en la escuela.
Ella trabajaba duro, hacían falta mis padres.
Se quito sus lentes de Abuela,
se puso muy elegante, y dijo...
- Venî acá mi hijo, aquí está tu madre.-


...Pasaron algunos años, y creí que sabía demasiado.
Sin despedirme de ella un día me fui de su lado,


regresé del extranjero, sin nada y arruinado...
Me paré en la puerta, me miró, y me abrazo,
se retiró por un momento y dijo.
-Mira vos...Si es mi hijo.-
Me dio otro abrazo y lloró conmigo.
Con sus lágrimas bendijo mi hombro...Y supe que me había perdonado.


...Quise decirle cuánto la amaba,
se llenaba mi boca de palabras,
y nunca le dije nada
...Agradecerle por todo,
por todo lo que me había dado.


...Hasta el cielo quiero enviarle un abrazo con cariño,
por llevarme en su regazo
Cuando apenas era un niño,


Por curarme con dulzura cual si fuera mi enfermera,
Por ser en mis soledades mi baquiana y compañera.


Y aunque no tuve la suerte
de vivir mis nueve meses en el cielo de su vientre...
He tenido la fortuna de llevarla en lo profundo de mi alma para siempre.



Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.
Choluteca, Honduras.
3
sin comentarios 133 lecturas relato karma: 44

A usted mujer

Yo no soy escritor ni poeta,
ni ese sol que en el alba despierta,
sólo soy de mi pluma las letras
que dibujan palabras muy ciertas.

Le admiro por su grandeza,
por su gran corazón y nobleza,
por ser flor de primavera
que resalta su belleza.

Ante usted doblando mi frente,
agradezco el abrigo en su vientre,
y por ser de la vida la fuente
...Que Dios le bendiga siempre.

¡Dios le bendiga mujer!
...Y si un día sin querer ,
o por ser un hombre ignorante
yo le he podido ofender,

que la vida me castigue en mi vejez,
y si con ese castigo tal vez,
allá en mi senil decadencia
estaré pidiendo clemencia
para que su perdón ponga mi cruz...

Al final de mi existencia.


Autor ; Carlos Roberto Reyes Paz.
Choluteca , Honduras.
16
6comentarios 343 lecturas versolibre karma: 80

" Mi esposa "

Para usted del corazón que le adora

dulce y hermosa señora,

diáfana noble y orgullosa,

madre de mis hijos...Mi esposa.



Del tiempo la hora, del lugar la distancia,

el cuento soñado que tuve en mi infancia,

el beso que enferma, el beso que cura,

después de enfermarme me diste ternura.



del hambre mi pan, del frío gabán,

rivera y caudal de mi manantial,

mi nube, mi brisa, mi eterna sonrisa,

mi mar, mi gaviota, mi dulce derrota.



La fe que me espera, cual leña a la hoguera,

Fuente de dulzura que fue mi locura.

Tu alma es divina y corazón granate,

contigo no hay austeridad que mate.



Lluvia del cielo, y canto de sirena,

voz de sonata dulce y serena.

Por ti he conquistado la cima del monte,

pintaste el reflejo de nuestro horizonte.



Lo que era mentira contigo es verdad,

tu has sido la estrella de mi navidad,

has dado a mi vida esperanza y aliento,

conmigo has estado en todo momento.



Todo me das, todo perdonas...

y nada me pides.

Caes vencida, sufres callada...

pero pervives.





Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.

Choluteca, Honduras.
4
1comentarios 84 lecturas versolibre karma: 45

" Que le debo ?"

( Autobiografico )


¿ Que le debo yo al destino por nacer en cualquier lado,

si de niño fui engañado y por mis padres olvidado


el calzado que traía era polvo con espinas

y el hogar que me abrigaba la banqueta de una esquina.



Fui al ejercito ingresado y por mi patria buen soldado,

cinco años de servicios militares he brindado,

asesinaron mi infancia y apagaron mi alegría,

me llegó la adolescencia combatiendo en la guerrilla,

y los pecados de guerra eran la orden del día.



Como el viento en todos lados

muchos pueblos he vagado,

y las selvas de concreto

ya mis plantas han pisado.



Del país de las Hibueras

fui al país de las rancheras,

ya soy padre de tres hijos,

y ellos son...Mi vida entera.



Porque hacía falta un preso,

o por indocumentado

a la cárcel fui llevado

indiciado, procesado,

y desde luego sentenciado,



En cuatro años encerrado

escribí mi triste infancia

y aprendí que mi familia

estaba a un muro de distancia,

y que los derechos humanos

eran solo una falacia.



Mas la muerte de mi hijo

me ha dejado consternado,

cuando salí de cárcel...

! Ya lo habían sepultado.!



Me llevaron con la migra

y de allí fui deportado,

a un país que no era el mio,

con diez dedos en las bolsas

y el estómago afilado.



Al saber que estaba lejos,

y mi hogar abandonado,

no quería que mis hijos

repitieran mi pasado,



y si cristo por sus hijos

un día fue crucificado,

a mi no me detuvieron

los suplicios que se sufren

al ser indocumentado.



Ahora yo me he preguntado,

que si Dios me ha castigado

y el hombre me ha condenado,

¿...Que le debo yo al destino

por nacer en cualquier lado.?





Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.

Choluteca, Honduras.
leer más   
3
1comentarios 176 lecturas relato karma: 46

Así escribí mi primer poema

---A manera de introducción---

(Porque hacía falta un preso,
o por indocumentado
a la cárcel fui llevado
indiciado, procesado,
y desde luego sentenciado.

En cuatro años encerrado
escribí mi triste infancia
y aprendí que mi familia
estaba a un muro de distancia,
y que los derechos humanos
eran solo una falacia.

Mas la muerte de mi hijo
me ha dejado consternado,
cuando salí de cárcel...
¡Ya lo habían sepultado! )

(Del poema "Que le debo, autobiográfico")


... Era víspera de navidad,
como todos los domingos esperaba la visita de mi esposa y mis pequeños hijos, al encontrarme yo privado de mi libertad.
Pasaron las horas, y no llegó mi visita, la preocupación me invadió pues en cuatro años sólo una vez faltaron, ese día... Ese día había fallecido mi hijo, 8 de diciembre de 1990.

Fue muy difícil para mí.
Me refugié en la lectura y a escribir.

Diez días después de la muerte de mi hijo se pegaron carteles en las paredes con la convocatoria a un concurso de literatura "Certamen carta a mi hijo"

... Y comencé a escribir, por las noches cuando todos dormían, con la pequeña ayuda de un rayo de luz que entraba entre las rejas, escribía, y escribía.
Por fin terminado mi poema lo envié al concurso.

Cinco meses después me llamaron a la dirección, y me dijeron... ¡Felicidades! Ha ganado usted el primer lugar de carta a mi hijo.

¡Así escribí mi primer poema!
Fue una emoción que jamás olvidaré.

Hijo... Me hubiera gustado hacer de ti un hijo inteligente y bueno, enseñarte a navegar en los mares de tu alma para que vivieras a tono con la armonía del mundo)

Te extraña tu padre.

Carlos Roberto Reyes Paz.
9
2comentarios 211 lecturas relato karma: 76

Sinceridades

-A manera de introducción---

(Porque hacía falta un preso,
o por indocumentado
a la cárcel fui llevado
indiciado, procesado,
y desde luego sentenciado.

En cuatro años encerrado
escribí mi triste infancia
y aprendí que mi familia
estaba a un muro de distancia,
y que los derechos humanos
eran solo una falacia.

Mas la muerte de mi hijo
me ha dejado consternado,
cuando salí de cárcel...
¡Ya lo habían sepultado! )

Del poema autobiográfico.
" Que le debo "
Autor : Carlos Roberto Reyes paz.



Mochila al hombro...

Me fui emigrando hacia otras tierras,
crucé caminos, crucé fronteras,
anduve, anduve por dónde quiera,
pero he traído como tatuajes
las cinco estrellas de mi bandera.

Caté del fruto que era prohibido
y a mis hijos nacer los vi,
hoy son mi paz, mi vida entera,
mi alegría, mi primavera,
son el motivo porque me nazcan
sinceridades del corazón.

Si un día muero en otra nación
que me sepulten en mi país,
y en esos pueblos dónde viví,
y a los amigos que conocí,
que me recuerden tal como fui,
que mi familia rece por mí
y que mi alma viva dónde nací,

...A mis viejitos que Dios me dio
y sin previo aviso me los quitó,
que me perdonen desde los cielos,
perdón les pido... ¡Perdón abuelos!


Autor : Carlos Roberto Reyes Paz
Choluteca, Honduras.
14
4comentarios 163 lecturas versolibre karma: 56

Mi credo

Creo en usted que lee lo que hoy escribo,
y en el poeta que cree en su patria
como en el vértice de un juramento.

Creo en el hombre que pidió perdón a la mujer y la convirtió en un monumento,
y en el que escribe con nostalgia
sus memorias en el viento.

Creo en la soledad y en el que le hace compañía,
y en la aurora al bendecirnos con la luz de un nuevo día.

Creo en el mar que nace en mi alma para morir en mis ojos convertido en lágrimas.

Creo en la cuma, el machete y la matata,
que dejé en mi tierra por un sueño,
y ahora en nostalgias me mata.
Creo en el sol que nace y muere en el ocaso,
y en el amigo que te abriga, al fundirse en un abrazo.

Creo en el consejo sabio que un día me dio mi abuelo,
también creo que mi abuela me ha cuidado desde el cielo.

Creo en el vagabundo que compró su soledad,
con diez dedos en sus bolsas y todavía le alcanza,
para comprarse una hoguera, y no perder la esperanza,
de encontrarse en el camino una mano con bondad.

Creo en Froilán Turcios,
"El Catracho el poeta "
que elevó sus oraciones hasta el cielo cuál saetas.
Dios bendijo así a mi pueblo y a sus campos labrantíos,
a mi familia, a mis amigos, que son pocos... Pero míos.

Creo en la creación divina por ser única y exacta
y en las manos prodigiosas del artista autodidacta,
que aprendió desde su madre que la inspiración se lacta.

Creo en la madre que da luz desde su vientre,
y que sonríe ante el dolor del milagro de la vida.
Por ser toda una guerrera, pido a Dios que te bendiga,
y el manantial de tu virtud,
que perdure para siempre.

Creo en mi esposa que orgullosa va a mi lado,
la que unas veces es mi vida, es mi tierra y mi arado,
otras veces es mi cruz y la lanza en mi costado,
pero hace con sus flores en mi vida primaveras,
y el perfume de su piel me ha seguido dónde quiera.

Creo en mis manos que escribieron este "Credo"
y si agradecerles con esto puedo,
con un fuerte abrazo hago chicas las distancias,
y desde mi corazón que es compendio de mi alma, con mi mirada hacia el cielo, con humildad,
¡GRACIAS!

Carlos Roberto Reyes Paz
Los Llanitos de Marcovia
Choluteca, Honduras


youtu.be/vgW70Pf1vF8
4
3comentarios 185 lecturas versolibre karma: 38