Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La historia de las rosas amarillas

Esta mañana he salido para desconectar,
aunque siempre al final del día acababa recordándote.

No hacía sol, porque las nubes lo tapaban,
pero justo antes de llegar a casa sí salió. Salió cuando vi aquella rosa amarilla.
No es lo que más iluminaba en ese momento
pero mis ojos no paraban de contemplar su brillo,

lo resplandeciente que puede llegar a ser algo cuando todo lo demás es de color gris.

Fue el momento de la mañana que más me recordó a ti, ¿y sabes porqué?
Por qué no paraba de imaginar como sería nuestro reencuentro,
de notar esa calidez en mis brazos
y reír y llorar de alegría y de felicidad por estar juntas otra vez.

Dicen que esta rosa es la mejor para regalar en circunstancias así.
Y creo que tienen razón,
porque el sol y ese brillo no existe sin esta rosa,
y el oro tampoco existiría si nunca te hubiera encontrado en mi vida.
Por eso para facilitar este encuentro y verte de nuevo, siempre pensaría y pensaré

en esa rosa amarilla.
leer más   
3
sin comentarios 13 lecturas prosapoetica karma: 39

(mi) Ademán

Siempre intento mostrar
mi lado,
mi parte,
mi ademán.

Tengo todas las palabras debajo
de mis pequitas escondidas,
de mis lunares invisibles,
de mi corazón invernal.

Cumplo todos esos recuerdos
que quieres guardar,
tener,
acariciarlos más por dentro
y encontrar su cariño.

Y para eso,
cada noche soplo,
con tal de que tu tormenta se vaya,
para que por la mañana solo que lo más bonito que intento enseñarte;


que es mi disposición ante ti,

mi intención para ti,

y mis sentimientos hacia ti.
leer más   
1
sin comentarios 83 lecturas prosapoetica karma: 72

Hundimiento de nuestro Titanic

Zasca.
Perdiste.
Ahora sí que sí.
No encuentras respuestas
ni preguntas
sobre nuestro amor.
Tampoco sabias el qué
ni el cómo
ni porqué nos hundimos como el
Titanic.
Ya sabes,
fuimos grandes, enormes GIGANTES,
pero nuestros corazones se hundieron.
Seguíamos respirando
a medida que andábamos por el día,
por la noche,
gracias a nuestros suspiros
que decían "Espero que esto vaya mejor".
Y así lo pensábamos,
pero no salió vapor,
sino humo feo, humo negro que hizo que nos quedásemos lejos,
sin aire puro entre nosotros.
Nuestro amor quedó en el olvido de aquel precioso invierno
que acababa de llegar,
y que se convirtió
en arena negra de la lava del único volcán activo.
Ya lo ves.
El Titanic se hundió,
y nosotros
también.
leer más   
6
1comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 63

No te alejes de mi

Te noto de lejos.
Ese momento
de roce
entre mis sábanas,
de olores
entre cuerpos extraños.
Te miro,
pero no te veo
(conmigo).
Esa sensación de que ojalá te tuviera ahora mismo a mi lado,
de despertarme en mi mundo contigo,
y de saber que podremos vivir en un lugar mágico,
encantado,
dónde existen nuestros poderes para intentar querernos más,
dónde podremos llegar al centro de la luna y flotar cómo los planetas,
cómo las golondrinas
que vienen y van.
Podríamos volar de verdad a nuestro aire,
caminando o corriendo
nadando o saltando,
pero siempre con un camino por recorrer y tenerlo presente,
en nuestras vidas.
Te podría ver,
pero si no te vas
(de mi).
leer más   
2
1comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 74

Si puedes, podrás

Puedes fijarte en la forma
y podrás verlo en profundidad.

Puedes recalcar su silueta
y conocerás los límites de los colores.

Puedes dibujar cualquier garabato
y podrás poner tu nombre al lado.

Puedes susurrar las letras de mi nombre
y podrás gritar al silencio que se vaya lejos diciéndole que lo borroso,

al final se puede ver con claridad.

No cierres los ojos,
ábrelos y sopla al viento.

Si puedes alcanzarme (sin pestañear)
podrás tenerme (alrededor de tus brazos).
leer más   
5
1comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 68

Se irá

Contando las olas que tengo delante para besarte desde la orilla.
Salvando el color azul que aún tenemos desde diversos lugares y no perder el mismo punto de mira.
Tocando la arena que tengo en el suelo para soplarte cuando llegue a tu destino,
y sientas que el tiempo
se acaba en ambos sitios,
y que sino te das prisa,
todo lo que queda de mi,
se irá de mi corazón.
leer más   
2
1comentarios 19 lecturas prosapoetica karma: 37

La luz cenicienta

Era de día,
pero aún parecía de noche.

Quedaban algunas estrellas
en el cielo,
y hasta se veía la luna,
que aún brillaba.

Posiblemente eso era magia para ti,
y yo fuera quien debería de tomarse la pócima
o ponerse un zapato de cristal.

Sin embargo,
faltaba poco para que apareciera
tu amigo,
el sol.

A veces me dabas la sensación de que eras o
te comportabas como un vampiro.

Venías a verme
y después desparecías.

Cuando estabas conmigo
brillabas mis ojos
y ahí es cuando descubrí que nuestro planeta
lo puede hacer también.

Igual que esas miradas y besos
antes de hincarnos los labios
(antes de que viniera otra luz a encendernos).
Pero de otra manera.

Por eso hay diferentes estrellas y planetas,
y personas,
como tú y yo,
que se unen por medio de luces, y de un cuento
al que se parece
o es real.
leer más   
2
1comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 39

Una cometa y cuatro brazos

Una cometa volando en el aire,
sujetando nuestro amor
con nuestros brazos.

Hacía viento pero aún nos manteníamos a la corriente.

Los pájaros callaban
pero nosotros hablábamos.

La estirábamos para que el viento no nos hiciera caer,
pero al fin y al cabo las risas son las que siguen ahí,
para que nuestra cometa no deje de volar,
no deje de nadar por los aires
y no deje que se destruyan las alas.

La recogíamos y la manteníamos,
la bajábamos y la subíamos,
y nosotros nos quedábamos ahí,
siempre con esos altibajos de nuestro amor.

Esperando a que ella sea quien nos conduzca,
o seamos nosotros quien la puede reconducir.
leer más   
5
1comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 74

Sensaciones

Sensaciones de subidas
y de bajadas
que tienes en la cabeza,
aunque siempre las recuerdas.
Abre los ojos, si temes,
pisa el suelo, si puedes,
y verás que no están pasando en realidad
aunque todo esto lo hayas vivido de verdad.
leer más   
11
1comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 114

Si yo fuera

Si yo fuera esa nube en lo alto de la montaña,
bajaría.
Si yo fuera ese pájaro que no para de recorrer el mundo,
volaría.
Si yo fuera esa tinta que sigue cuando mis ojos te ven,
escribiría.
Si yo fuera ese tiempo que deja de ser tiempo y se transforma en momentos,
viviría.
Contigo y de tu mano.
Y escalaríamos juntos para llegar a esa nube.
Y escribiríamos juntos para vaciar esa tinta.
Y viviríamos juntos para llenar ese tiempo.
Aunque por mucho que se gaste eso,
siempre nos quedará eso,
que hace que nunca,
se termine nada.
leer más   
6
2comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 75

Otoño sin ti

Llegaba el otoño.
Quiero decir,

nuestro otoño.

Me acuerdo
de todos

nuestros momentos juntos.

Si llovía,
tú me aguantabas todas mis lágrimas.
Si reía,
tú me aguantabas todas mis risas.
Si dormía,
tú me soñabas para que fuésemos realidad.
Si soñaba,
tú me besabas hasta que me creyese
que nuestro amor era de verdad.

Me abrazabas intensamente,
delante de

nuestro calor,

que ahora
siento frío

por tus recuerdos,

porque te recuerdo,
y ya no estás

conmigo.


Llegaba el otoño,
el tuyo y mío.

Llega el otoño,
solo el mío.
leer más   
12
sin comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 106

Llévame

Llévame con tus alas,
sóplame con tus suspiros
hasta encontrar la luz de mi mundo,
la de mi interior.

Sujétame la luna para dártela,
para regalarte
todas esas estrellas fugaces que aún quedan por descubrir desde ahí arriba,
y puedan hacer de nuestro camino, una ruta.
Un viaje para inventar nuestra fuerza contra los meteoritos.
Un faro con el que sobreviviremos en barco.
Un fuego con el que nos encontraremos en el bosque.
Una vela con la que nos imaginaremos un lugar lleno de recuerdos de los que no hemos vivido aún,
porque esos recuerdos no existen,
pero cuando pasen
nos los imaginaremos
cuando lo hayamos sentido de verdad.
leer más   
4
1comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 65

Ruinas construidas

Construimos nuestro castillo
a base de
abrazos encapuchados
y besos llenos de barreras.

Sus ventanas eran pequeñas
para que su amor no se esparciera por el aire,
pero sus corazones eran grandes
para que cogieran todos los sentimientos posibles
antes de que la torre se destruyera.

Ellos vivían con fuerza para que el frío ni el calor les pudiera,
pero por mucho que su amor aguantara todas las murallas construidas,

sus esperanzas por salir juntos
estaban en ruinas.

Porque ese amor realmente,
murió antes de que pudiera volver a vivir.
leer más   
4
1comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 59

Cenizas que aún arden

Esa noche
descubrí tu lado
oculto
y oscuro,
que a la vez era misterioso.

La voz te iba cambiando,
pero luego bailabas sin importar
quién te estaba mirando.

Me tocabas entre
codo y codo,
en el que por el medio
se veía una pequeña luz.

Era una luz que me recordaba
cuando por las noches nos susurrábamos en la cama,
o cuando nos reíamos por lo bajo de las sábanas.

Simplemente habías hecho que recordase eso
otra vez;
esas cenizas que aún nos quedaban por vernos arder.

Y fue cierto.

Porque cuando llegué
a casa,
ahí estaban.
leer más   
5
1comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 60

Nosotros

Siempre se hablan de las miradas a distancias,
¿pero que hay de las miradas a centímetros?

Siempre se hablan de abrazos,
¿pero que hay de los que nos damos en la cama?

Siempre se hablan de besos,
¿pero que hay de los que nos damos cuando cerramos los ojos?

Siempre se hablan de deseos,
¿pero que hay de los tuyos?

Siempre se habla de amor,
¿pero que hay del nuestro?

Siempre se hablan de ellos,
pero yo quiero hablar de nosotros.
leer más   
8
1comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 89

Lejos de mi

Me acuerdo todas las noches
en las que estoy en la cama
sola.
Moviéndome de aquí para allá
pero siempre
guardando tu espacio
y poniendo mi mano abierta o cerrada
en él.
Aunque tú no estés
en el mismo sitio que yo,
siempre lo estarás
aunque estés lejos de donde estoy yo.
leer más   
5
1comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 62

Cada vez

Cada vez que te veo,
te siento
te pienso
te escribo
te escucho
te hablo
te susurro,
te echo de menos.

Lo hago para que vuelvas a recobrar mi vida una y otra vez,
y te sigo siguiendo para que cuando te canses
yo pueda cogerte,
para que no mueras,
ni dejes que mi vida,
muera tampoco
por ti.
leer más   
7
1comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 94

Menos lo malo

Protégeme en tus brazos.
Yo me quedaré dormida,
respirando tranquilamente
mientras sé que ahí,
quedaré en paz.
Quedaré a salvo del tiempo que haga,
como si me lluevo en ese momento y me mojo sabiendo que no sabría salir de ésta
esta vez.
Pero yo lo sé.
Puedes hacerlo
y tus miradas me suben
al cielo,
para que no pierda el principio de mi camino,
para echar a volar,
para que no resbale en el momento inoportuno y mi oportunidad se vaya.
Me dejaré llevar bajo tu protección,
porque me conoces y sabes lo que me gusta y lo que no,
y tú me haces de todo,
menos lo malo.
leer más   
2
sin comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 40

Sant Jordi 2020

El amor y las rosas.
La pasión y el rojo.
Las historias y los libros.
Todo en un mismo día.

Lástima que este año no podamos
recorrer las calles de un 23 de Abril.

Pero podemos recordar los años anteriores y este es el momento para hacerlo.

Mira esas fotos que sacaste con tu móvil o con tu cámara
y mira con quien estabas.

Acuérdate a quien viste
a quien abrazaste
y de qué hablabas.

La mía es azul, y si, no es roja.
O lo era. Ahora parece violeta.
Pero es la única que tengo de ese día del que aún puedo recordar cómo si fuera ayer.
//
Los colores pueden cambiar, pero los momentos son los únicos que seguirán intactos. Y cuando algo es especial,
es muy difícil de olvidar.
leer más   
11
2comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 93

Para encontrar mi futuro

Siempre que puedo,
me vuelvo.

A recordarte
a recordarnos
y a recodar nuestro pasado.

Esas palabras,
tonterías,
acercamientos,
roces,
quiero volverlos a ver en mi mirada,
y por eso te miro y te vuelvo a mirar
para nunca perder de vista esa huella
que grabamos por dentro y por fuera,
y que siempre ha estado allí en mis momentos difíciles.

Por eso lo hago,
para que me ayudes desde lejos
y todo sea un poco más fácil,
al menos,
cuando tú no estás presente
o fuiste mi pasado.
leer más   
7
2comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 83