Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ventana de cristales rotos

Desnudo
enfrente a la ventana de cristales rotos,
la fe
solo son 10 alturas.
El calor ausente es insoportable,
el ausente calor de la humanidad : Desquiciante.
La vida es un soplo.
La exaltación un salto.
Cuántos diluvios humedeciendo nuestra tierra arañada y la patria fecunda carcomida hasta los tuétanos.
Cuántos cuerpos tendrán que saltar desde la ventana de cristales rotos para dejar de herir sus entrañas.
¿Debería irme a dormir en silencio?

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
37
3comentarios 1011 lecturas versolibre karma: 86

Conversaciones introspectivas

Qué quieren

cada 100 años

hijos míos.

Elegir el catalogo, pedazo de obsoleta presencia.

Perdonarme hijos míos, no olviden la tecnología de nuestro tiempo: La impoluta tableta, y no obvien, que los libros sagrados son una deferencia; y sus opciones son inmensas. No dejen de buscar entre los algodones del buen humor, porque el mal humor es la prisión colectiva a la ambición y a la demencia.


Qué quieren

cada 100 años

hijos míos.

Pensar que simples brazos caídos pueden convertirse en abrazos eternos.

¿Y los niños podrán elegir su destino?, no subestimen su cognición, contar que ésta será su guariada, solo les pido entender que alguien magnánimo siempre pasará por el parvulario antes de que la nieve asome sus picos.

No tengan prisa. Elegir, elegir, solo elegir.

Beber sin contaminar el agua, comer sin desperdiciar el fruto dado.

Qué quieren

cada 100 años

hijos míos.

¿No supongan y menos presuman?

Detenerse y leer las minúsculas letras, ¿no se equivoquen?

-Envíos a domicilio cada 100 años.-

¿Qué quieren hijos míos?

Algún distraído virus de laboratorio,

Algunas aburridas guerras prefabricadas,

Algunas depresiones desprevenidas,

Encumbrados estudiantes que triplicaran en los campos de concentración,

Algunos hospitales siquiátricos al aire libre,

Perversos y egoístas hombres con hambre y ciencia

o sencillamente Dioses abismados en silenciosos hombres.

¿Qué quieren hijos míos?

Maldita sea

¿Qué quieren hijos míos

cada 100 años?

¿Qué mundo quieren?

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
10
7comentarios 743 lecturas versolibre karma: 88

Paraíso perdido

Paraíso perdido.

El hombre

perdido

equivocó

destino

y paraíso.

La bitácora del sabihondo hombre solo lee una dirección: La irremediable adversidad.

¡Oh, hombre perdido!, dejar que los niños hagan malabarismo en público y que se fusionen al bosque milagroso.

¡Oh, hombre perdido! , desistir a que los niños sean inmunes a la metástasis y xenofobia de los hombres.

¡Oh, naturaleza del ser supremo!, evitar que los niños mueran en las almas de los hombres.

¡Hibernación y destierro para el egocentrista y encumbrado hombre!

Forzosa abdicación para el hombre perdido en su paraíso.

¡Obligatorio letargo!
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
14
4comentarios 514 lecturas versolibre karma: 87

Viento adverso

Viento adverso.
Las manecillas del despertador imaginario giraban en sentido contrario, derritiéndose cómo la mantequilla surrealista que el pan negro no quiere untarse.
Viento adverso.
Bostezando, sollozando, los niños increpan a su inducido infortunio, porque el azúcar de la vida no llega.
La luz se cuela sin timidez entre los orificios de las paredes de planchas de zinc, pop art, comunistas, socialistas, coloradamente democráticas: falseadas y mal acabadas.
Viento adverso
Las Doctrinas sanguinarias, no sanguíneas, extraídas de las gavetas del manicomio de puertas abiertas, sección desorden mental, siguen perturbando nuestra actividad intelectual y anímica imponiendo tiránicamente creencias y normas culturales.
Viento adverso.
Al mismo tiempo la madre traga saliva amarga, saliva con que amamanta con ternura sus rompibles crías, repletas de cicatrices de acoso, cicatrices religiosas y anti humanas.
Viento adverso.
Preludio de crepones negros, períodos de lutos, victimas dóciles victimarios con grandes arcas.
Viento adverso
Un juicio no muy sano patrocina cosas inimaginables.

. JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
15
5comentarios 303 lecturas versolibre karma: 92

Pan Negro

Arrodillados buscando sus muertos que enterraron las bestias negras del neoliberalismo mundial, que enterraron como anclas en la profundidad del martirio y del desierto: Así anda el hombre expoliado.

Arrodillados buscando sus muertos que enterraron las bestias negras: Así anda el hombre expoliado.

Así anda el hombre que olvidó ir a la cama,porque destruyeron los campos de trigo y robaron sus piedras candentes.

Enjambre de hombres , asi anda el hombre, pálidos recorriendo campos desolados, minados por la avaricia del detractor del hombre y la tierra.

Así anda el hombre expoliado,buscando porvenir, pero ahogado en llanto,ya sólo le queda batallar con el inmenso mar que únicamente ofrece su hospitalidad en las inhóspitas profundidades,tragando sus sueños,justo enfrente de las costas que la bestia delineó.

Así anda el hombre expoliado,arando, caminando con la promesa en los bolsillos , así anda el hombre expoliado,limosneando por un pedazo de tierra que tenga inscrita la frase sacra: Dignidad de vivir libre .

La represión es brutal y desmedida,sólo vemos crecer vallas inmensas alrededor de las ilusiones del hombre.Ya ni siquiera el pan negro ,el alimento esencial de sus días, aparece en su mesa de desgracia, porque ya el pan no es otra cosa que el suplicio de una mayoría muerta de hambre, hacia una minoría viva de mezquindad.

Hoy día, hasta el Pan Negro tiene el sello Real.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
10
9comentarios 484 lecturas versolibre karma: 85

Un corazón estrujando

Un corazón estrujando mi pecho
tan cerca,
tan cerca,
que la piel que lo reviste se desnuda tan deprisa,
creyéndose una especie de demoledora máquina del amor,
pero ella no sabe, cuántos cuerpos con corazones vistieron mi pecho.

¡Oh, inocente mujer!
Mi inocencia y estirpe caducaron.

Mi nobleza es un hueco escondido
tragando,
tragando,
tragando
y nunca satisfecho.

La vida viste sueños
y también penumbras y amaneceres.

Tu corazón encima del mío,
desafortunadamente mi corazón es un corto circuito y no logra andar armoniosamente
con la infalible esencia que posee el alma pura.

Los ecos del consuelo llueven constantemente sobre los techos de mi pecho,
sin que la esperanza pueda despertar al hombre que toda mujer ansía.

Solo deseo que llegue algún día un corazón palmario que inspire con sus latidos una historia verdadera
y logre despertar al mío, desde donde está recluido y sin latir por décadas.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
10
4comentarios 250 lecturas versolibre karma: 92

Qué escriba

Qué escriba sobre las musas y sus delirios o sobre el aire tibio de las noches en Madagascar.

¿Cómo?
Si mi gente tiene la boca repleta de vidrios que no puede masticar, el estomago lleno de rocas que no lo dejan respirar y sus brazos cansados y penitentes al andar.

Qué escriba sobre templos y murallas, sobre la procesión a Dioses momificados en el Olimpo o sobre sueños humanos, romanticismo y la fragilidad anímica.

¿Cómo?
Si mi gente no tiene ni siquiera un balde de agua para lavarse las desgracias y menos un cepillo para peinarse las adversidades y menos las ruindades de pocos; ni tampoco templos exentos donde rezar para mitigar el dolor en su conciencia suprimida.

¿Qué escriba?
No, prefiero escribir sobre las desgracias de nuestro tiempo, escribir cómo demonios aupar a nuestros hambrientos y arrinconados a entender que la rebelión es una necesidad cuando el hambre se hace ley.
No, prefiero escribir cómo demonios lograr destrozar el cepo con que los malévolos predicadores ambulantes de nuestro tiempo nos aprisionan el intelecto y las ganas de vivir en igualdad y prosperidad.
Prefiero.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
11
5comentarios 223 lecturas versolibre karma: 78

Cuando la tormenta comienza a caer

Cuando la tormenta comienza a caer, no tienes tiempo de evitar que se te mojen las zapatillas, ni evitar descoloré el maquillaje perfecto y menos resguardarte de ella.
Cuando la tormenta comienza caer, solo serás una conminado de pierda, que espera ser golpeado por su suerte.
Cuando la tormenta comienza a caer, los tormentos serán oscuros, la tromba de agua arrastrará todo a su paso y no habrá voluntad de acero que la fuerza del agua no pueda mover.
Cuando la tormenta comienza a caer, el vendaval es imparable, las estacas puntiagudas suspendidas en las turbias aguas de la travesía, se irán clavando sin lógicas ni razones en los vírgenes corazones.
Cuando la tormenta comienza a caer, no hay corazones que puedan evitar desangrase, ni asfixiarse o desvanecerse por la furia del agua maléfica; no conseguirás antídotos, ni bálsamos, ni boticarios adónde acudir.
Cuando la tormenta comienza a caer, no hay brújula que sirva de guía, ni carta de navegación que tenga idiomas o símbolos comprensibles, ni calderas que puedan entibiar la tromba de agua fría.
Cuando la tormenta comienza a caer, se empañarán los cristales de tu conciencia y ni siquiera el vinagre fermentado, podrá quitar de un sabanazo la humedad ni el asqueó.
Cuando la tormenta comienza a caer, el agua correrá de deprisa convirtiéndose en agua turbia, arrastrando escombros que se irán apilando uno por uno en tu corazón y conciencia, yéndose con suerte, cuando la lluvia desista en caer y tu dolor escurra.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 44

Tus gestos, tu sonrisa

Tus gestos, tu sonrisa, impensable no atesorarlos entre mis tesoros más preciados.
Tus palabras, tu lealtad, impensable verlas rendidas al quebranto.
Tu honestidad, tu sensibilidad, inconcebible verlas colmadas de engreimiento y pecado.

El tiempo desafió tu virtuosa existencia colándole a través de la rendija de tu firmeza susurros de tentaciones imperceptibles.
El tiempo, poniéndote a prueba, desafió tu entereza susurrándote viscosos vicios y desenfrenadas perversiones, dejándolas caer sutilmente en el círculo transparente e impoluto de tu encumbrado e inquebrantable castidad, que hoy se baña de entredicho entre los trabalenguas de tu conciencia.

Se deroga en tu mente todo aquello que nunca pensabas verías turbio y oscuro.

¿Quién fue el artífice de la incitación e insurrección?
¿Quién cuchicheo la obertura que despertó las ávidas tentaciones recluidas?
¿Quién, cómo y cuándo consiguió empujarte a la encrucijada de la inmoralidad y la perfidia, llenando de engreimiento e impudicia tus gestos, tu sonrisa, tu honestidad y tu lealtad, que solo hoy conoce a la pagana que emerge desde tu sacudida voluntad?
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
5
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 80

Fue una de esas noches

Fue una de esas noches que añoras y no añoras aparezcan.
Una de esas noches donde, esperas y no esperas ningún desafío, una de esas noches que esperas y no esperas para escarmentar al aire sereno y a los ojos hipócritamente ocultos a la moralidad.
Una de esas noches, que esperas y no esperas para lucir desnudo y robarle todas las miradas dispersadas en los alrededores.
Fue una de esas noches, donde añoras y no añoras que el destino te tenga mesa reservada.
Fue una de esas noches, cuando el destino me trajo al gran salón, subí a la azotea, te vi rodeada y manoseada por un cardumen de pingüinos sedientos y hambrientos consumándose esa noche las fantasías que añoras y no añoras.
Esa noche perdí el equilibrio.
Caí al vacio de mis emociones, suicidándome con la tinta venenosa impregnada en mis deseos más oscuros y en mis más cobardes bríos.
Fue una de esas noches.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 52

Una noche cualquiera

I
Una noche cualquiera.
Sapos vigilantes en su madriguera, peces a sus anchas en los estanques al aire libre, panteras nebulosas volando entre las ramas, boas de tumbes tumbadas en los nidos. Noche de arboles, transformación y metamorfosis, cantos inconfundibles y alegóricos cantos, belleza, encanto y aire puro.
II
Una noche cualquiera.
Destrucción del hombre por el hombre, ratería de hombres, violación y transgresión de hombres contra hombres, contaminación por la mano del hombre, malversación, vicio, depravación, obscenidad, desolación, libertinaje de hombres embriagados , hombres aturdidos en estado puro , hombres con otros hombres creando y vociferando ruidos singulares y extravagantes .

¿Cuántos ojos humanos incapaces de apreciar y entender que salir de su refugio no son con el fin de destruir moradas y menos a quienes lo acompañan?

El oído les falla, el olfato les falla, la vista les falla, la conciencia les falla.

Borrar
Avaricia
del lenguaje de los hombres,
a ver si así deja ya de echar por tierra todo lo que lo rodea.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
4comentarios 68 lecturas versolibre karma: 51

Te seguía

La candidez de las flores de aquel lugar era refugio inmaculado de tu esplendorosa figura; y la oscuridad queriendo ser tu cómplice moría, moría tan solo al toparse con tu luminiscente rostro que resplandecía en la galería, en los faroles sin velas y en los ojos envueltos.

A cada paso que dabas, las viejas sangronas vomitaban su desencanto y los ancianos perdidos, imaginariamente, en las trincheras de la guerra, posaban sus ojos cansados añorando tocar tu piel bronceada, deseando acariciar tu cabello rojo escarlata que posaba tímidamente en tus hombros salvajes.

A cada paso que dabas, las viejas sangronas lanzaban tropelías al aire y los ancianos mujeriegos sentados sobre las murallas de la experiencia intentaban develar los misterios que guardaba el vaivén de los pendientes suspendidos en tus orejas.

Las jovencitas deseando descifrar el misterio de tus labios que acariciaban el rojo atrevido enquistado en sus bordes carnosos.
Los jovenzuelos suplicando al destino tener la dicha de fotografiarte, al cruzar de un lado a otro, con tus largas y fastuosas entrepiernas y grabar para siempre en su díscola memoria tu vida entera.

Muy atento y con la mirada puesta en tu silueta, a lo lejos te sigo, te sigo con temor a que tu mirada se tope con la mía y me lance al desaguadero de los fracasos.
¡Estampa!
Cólera de los famélicos que se babeaban detrás de tu figura emancipada.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
5
3comentarios 66 lecturas versolibre karma: 51

Recelo

Corazón dubitativo
Asfixiándose por penitencia.
Cuadriculado
Hombre
Mujer
Sempiterna.
Del parto nacerá,
de la oscuridad saldrá,
y en la tenebrosidad
Subsistirá.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
1
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 11

Duendecillo

El duendecillo persiste en columpiarse.
En el colegio corretea al conserje, en la biblioteca al bibliotecario, en el teatro al jorobado, en el congreso en el senado ante las cortes, el duendecillo persiste en columpiarse, el duendecillo no para de corretear y tentar la fragilidad humana.
El duendecillo persiste en columpiarse vendiendo su camisón de fuerza.
El duendecillo persiste en columpiarse vendiendo pensiones de hambre.
El duendecillo persiste en columpiarse vendiendo su libro caducado y fracasado con que pretende llevarnos de la mano al pináculo de lo absurdo.
¡Duendecillo malvada criatura!, vas creando desdicha y desventura. Tienes sobornado y enmudecido al poder moral y mercantil, tienes hipnotizado al pueblo con ficciones y falsos idealismos.
¡Manchas de conciencia, conciencia sin alma! Maldito duendecillo las armas de la República te amparan, te ayudan a columpiarte en la mecedora procreadora de desgracias.
Te has convertido en un singular mecenas del terrorismo y la represión, tu mayor legado es sembrar discordia destruyendo por placer, atormentando por rencor, persiguiendo por goce, torturando por satisfacción.
Villano duendecillo, arpía de tiranos, ignoras el sufrimiento humano que bañas constantemente en aguas mayores.
La justicia gobierna de espalda, el poder moral tiene sordera inducida, la violencia de género y agravio emblemáticos Ministerios, escuelas de vagos y maleantes, becarios con becas de hambres, cajeros automáticos para retirar pobres ciudadanos.
¡Gritos agonizantes en las mazmorras ocultas!
¡Gritos en el silencio por hambre y agonía!
¿Duendecillo tu mayor legado será la quinta palia del infierno que espera por ti?
¡Somos los soberanos de una tierra repleta de desgracias!
Por qué duendecillo con tus doctrinas equivocas, con tu errados dictámenes y multimillonarios recursos que mal gestionas, no puedas activar sin vacilaciones la burbuja dónde nos oxigenamos todos de la hambruna y la miseria dónde tú y los tuyos nos han execrado.
Duendecillo, cómo puedes vivir en la mágica pompa de la indolencia y el descaro, mientras Roma cae muerta a tus pies y no de gloria, sino de muerte y pestilencia.
Seres humanos retorciéndonos de dolor ante tanta baratija que nos venden tú y tus amos.
Duendecillo de tu ignorancia y egoísmo no somos inmunes, pero muchos siguen el juego por una bolsa de comida que va arrodillando a generaciones nobles.
Estás a tiempo dictador.
La horca está erguida.
Cobarde duendecillo apártate y deja ya de columpiarte.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 19

La Carreta vacía

La carreta vacía y sin ruedas intenta cruzar el camino desolado, atiborrado de miseria, por un pasado arrasado por la fantasía de la voracidad y la avaricia.

El camino desmantelado, custodiado por cactus inexorables, clavando a diestra y siniestra sus púas a todo cuanto transite por su dominio sombrío, son la antesala para terminar engullidos por los coyotes rapiñas de lengua desnuda.
La polvareda arropa a los desquiciados que empujan la pesada carreta repleta de utopías, la polvareda abriga a los enloquecidos que impulsan la desahuciada máquina que devora todo a su paso.

La polvareda va arropando a los frenéticos que empujan la carreta del falso porvenir, abarrotando el camino de lagartijas tartamudas, acopiando sin remordimientos esclavos con grilletes encantados a sus tobillos infamemente pintados en números olvidados.

¡Oh Dioses inclementes!, han levantados paraísos desérticos saturados de cuerpos inservibles.
¡Oh Dioses inclementes!, han levantados tediosos arbustos custodiando el desierto que bajo el sol senil se disputan la sombra oculta.
¡Oh Dioses inclementes!, han levantados murallas donde se refrescan las avaricias de las serpientes que a montones improvisan el fortuito festín en medio de la ofrenda.
¡Oh Dioses inclementes!, agotado y sin fuerzas siempre el destino del explotado es el mismo: Alimentar a la serpiente para nos muerda y esparza su veneno hasta la conciencia.

¡Despertará de la pesadilla el hombre!

Empezara a atiborrar la carreta vacía y sin ruedas de lo humanamente posible, de algún residuo de solidaridad atascadas en las cañerías de su venas, dejará de beber los zumos contaminados de la televisión, dejará de beber la misericordia en los cartones de leche agria, será capaz de sacar a la luz su amor por el prójimo bien escondido entre sus pieles maltrechas, será capaz de erigir todo aquello que no pudieron despojarlo.

! Despertará el hombre¡

Empezará a empujar la carreta vacía y sin ruedas saturándola de cactus, coyotes, lagartijas y serpientes nocivas al hombre, dejándolas expuestas y amparadas al sol senil de la codicia para ver su agonía su final y extinción.

En los bolsillos de mi conciencia solo me queda la voluntad y el compromiso de ser parte y testigo
de una raza que desea una vida sin necesidad de ostentar o presumir.
JOSE LARA FUENTES @
leer más   
1
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 12

11 Recuerdos

Recuerdo tu cuerpo danzando redimida de cuestionarios y frases insulsas, recuerdo tu cuerpo bailando sin reglas, ni protocolos absurdos, sin ataduras.
Recuerdo tu cuerpo saltando sobre los manuales de costumbres ajenas.
Recuerdo la cama de madera con almohadas y cabecero elevado, arrinconada, en la esquina del ocio, sin uso, muriendo de mengua.
Recuerdo tu gozo escalando las paredes levantadas con pierdas de marés..
Recuerdo las lámparas de aceite encendidas dibujando difusamente tu glorioso cuerpo.
Recuerdo tu cuerpo envuelto en el sagrado humo del inciencio, purificándose, conciliándose.
Recuerdo tu piel ardiendo entre mis labios convictos.
Recuerdo el contorno de tu mojada sombra abrazándome sin reparos.
Recuerdo noches rompiendo maleficios, recuerdo noches arrancando cadenas que nos mantenían subyugados a los rituales absurdos.
Recuerdo tumbarnos al viejo traste.
Recuerdo despertar hecho futuro y no estabas tú.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 18

Ni Na...

Aquí no hay océanos, ni lagos que mirar, ni suspiros por el primer beso, ni barcos de mariposas navegando a seguro destino, ni almas impolutas levitando hacia las estrellas del Universo, ni pájaros volando en impecables cielos azules, ni na.
Ni corazones rotos por asuntos de faldas, ni torbellinos de abrazos, ni siluetas en los espejos, ni amor a primera vista, ni prosa, ni lira, ni na...

Ni niñas jugando a hacerse grandes, ni niñas grandes jugando a contar historias de amor, ni románticos confiando sus secretos a la luna, ni tú nombre ni el mío, ni puestas de sol, ni nevadas, ni cosechas, ni na...
Ni pieles de chocolate fundidas por el calor del abrazo, ni antojos, ni diarios, ni amantes, ni mágicas nostalgias, ni na...

Aquí no hay manos pulcras acariciando cabelleras largas, ni manantiales de risas, ni ocultos amores, ni na...
Aquí hay solo mujeres preñadas de angustias, arcoíris sin colores, estómagos vacios, campos olvidado por la lluvia, árboles secos y plantas muertas, razas agonizando, enfermedades sin enfermos, gallos sin cantos, guinea pig de los medios, lo banal como lo colosal, lo irreal como real, ni na...

¡Aquí solo hay numerosas maquinas haciendo considerable ruido!
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 36

Tiempo oscuro

Sabandija, tragas despiadadamente almas en vigilia, almas en ayuno, almas que viven buscando serenidad en las abadías y el destierro.
¡Qué innoble eres sabandija!, clavas tu ponzoña al epicentro de las inseguridades del otro, alterando los rituales y los cánticos de la serenidad.
¡Oh malvada sabandija!, te vistes de inocencia en la claridad del día.
¡Oh malvada sabandija!, te muestras en la oscuridad de la noche sin reparos!
Tu tétrica furia malvada se va esparciendo como el néctar de la discordia y la decepción.
¡Oh malvada sabandija!, atrapas almas nobles y dignas en tu trivial alforja, para tintarlas de oscura y ambigua perversidad.
¡Oh malvada sabandija!, ensucias la confianza y la amistad llenándolas de impurezas.
¡Oh malvada sabandija!, ensombreces la cordialidad y la devoción, la benignidad y la confianza, contaminando el ayuno de almas, que viven buscando sosiego, con tu miel tóxica de la desconfianza.
¡Oh malvada sabandija!, eres como un germen del mal que va reproduciéndose constantemente entre el reconcomio y las inseguridades, empapando el alma de jovenzuelos resentidos,y tan solo al salir de su cascaron.
¡Oh malvada sabandija!, conviertes a los hombres que viajan en el camino, desafortunadamente, con los ojos cerrados en mamotretos de cuerpos, cuerpos descompuestos, viciados y manipulados de sensaciones y emociones , tan solo con tu perversa mirada.
¡Oh malvada sabandija!, atrapas almas puras, prohibiéndole la pensión de la confianza con que ellas debían sobrevivir.
¡Oh malvada sabandija!, devuélvele la pureza al ser humano, devuélvele lo poco de humano que aún les queda.
¡Maldita sabandija!
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
16
8comentarios 206 lecturas versolibre karma: 93

Miedo

¿Al lado de quienes vivimos?
Vivimos en el tiempo del miedo absoluto, vivimos al lado de una generación que su juicio enjuagó con miedo, una generación drogadicta del miedo, una generación inyectada sin agujas y con sus venas corroídas por pavor, una generación enferma y desconocedora de la enfermedad que lo oprime, una generación ahogada por poderosos que saben que el miedo vale caudales.

¡Queremos el progreso y la riqueza efímera y vivimos anclados y destinados a lo primitivo e irracional!
Ilógicamente somos rehenes de una sociedad libre, que nos conserva con vida ,pero alimentados con su bebedizo jarabe de miedo.
Factores de poder rigiéndonos desde la minúscula pantallita, adoctrinándonos en formas, en maneras de vivir y sentir, acorde a sus intereses.

Hordas vanagloriándose de sentir miedo.
Acaudalados humillándose a su fortunas hechas infringiendo miedo.

¿Al lado de quienes vivimos?
Vivimos ocultos en la vanidad y el desasosiego por miedo a vivir.

Algún día se sembrarán semillas que florecerán.
Pequeños arboles nacerán.

Y algunos sobreviremos en palabras, suspirando sobreviviremos, imaginándolos crecer y florecer en la dulce senda
adónde elegirán renacer.

Sobreviviremos anhelando y saboreando su compañía, disfrutaremos la algarabía sin temor ni miedo y con la seguridad que algún día despertaremos de ésta estafa y vasto maleficio.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
6
1comentarios 90 lecturas versolibre karma: 71

Libertades fundamentales

Pensábamos conciliar nuestro descanso como niños adheridos a sus cubiles, pero los gritos de dolor por el hambre de nuestra gente, nos hacían brincar fuera de cama.
Los ángeles inquietan nuestra conciencia, no conseguimos articular el plan para emprender la lucha, para mitigar tanto dolor y quebranto de venas.
Cómo esquivar de nuestras atribuladas mentes las injusticias de los cernícalos mercaderes que juegan con el hambre y el sosiego del hombre, amparados por la defenestrada justicia. ¿Cómo?
Pensábamos conciliar nuestro descanso como niños adheridos a sus cubiles, pero los demonios no conocen de rectitud, ni condescendencia, ni son partidarios del humanismo; y menos de la convivencia pacífica entre diferentes credos y razas, solo pretenden lavar su alma despiadada con el llanto, el hambre, y los anhelos del hombre, indignamente privados de sus libertades más fundamentales.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
6
2comentarios 90 lecturas versolibre karma: 67

Muerto de miedo

Himnos patrios sin patria. Democracia libre con amos y esclavos. Reyes Revolucionarios alimentados por el hombre pobre. Cantimploras sin lluvia. Botas sin soldados. Maromos y prisioneros de la pelota. Habilidad vulgar de patear la justicia y la identidad. Lucro antes de repartición. Mamotretos de estados completamente ineficientes. Mareas de cuerpos esterilizados y vacunados con el virus del engaño. Hombres inmovilizados y amordazados bajo el efecto de la hipnosis de la moda. Aislamiento al hombre pensante. Implantes cerebrales al hombre para que rompa lazos familiares con el fin de manipular su voluntad de reconocerse asimismo.
Espejismos constantes para el hombre muerto de miedo.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
5
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 51

Niños Invisibles

Vacilantes sueños llegan desde lo lejano a lo próximo.
Noches angustiosas e inquietantes.
Niños atrapados en el concreto de la falsa moralidad y la perfecta modernidad,
niños alimentados con migajas divinas, niños bautizados con la sucia agua contentiva en el cáliz de oro.

Niños marginados al pan y al descanso.

Niños en cuarentena mediática y política.

Oh, malditos Dioses, cómo pueden conciliar su descanso en sus camas de oro,
mientras existan niños en la tierra expuestos a la prostitución, a la guerra, al acoso y maltrato,
a la explotación hasta consumirle su último respiro.

¡Oh, Dioses perversos les deseo las peores pesadillas!

Niños confinados a la eterna desgracia por el deseo de unos rostros escondidos detrás de viles mascaras.
Asesinos seriales quienes siguen adjudicando sin remordimiento los idóneos códigos de barras para su exterminio
e insólitamente refrendado por la Sociedad ciega, que va creando niños invisiblemente abusados y vulnerados.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 50

Sobrevivencia

Sentado en los interminables corredores de la conciencia, las tempestuosas noches centellan su furia ante mis cansados ojos.
La fiebre del medio ambiente, los partos abruptos de la tierra, los interminables aullidos de auxilio, el sufrimiento y el padecimiento de la especie animal, inquietan mi existencia.
Oh, indignantes omnipotentes, todopoderosos del poder y la fuerza, en medio de la oscurana, parar las pinceladas de destrucción por efecto y causa humana.

Sentado en los interminables corredores de la conciencia, amarro mi contrariada furia que zozobra en la alberca de mi razón, atestiguando pasivamente la siniestralidad del hombre, que mórbidamente se auto destruye en eterna felicidad.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 30

Agónica súplica

Deforestación y quema, contaminación y saqueo a los recursos de la selva.
Costumbrismo y menoscabo en el hombre, hambre y muerte en los bosques; la fauna agoniza.
Anfibios, roedores, reptiles gorjeando agudamente en los interminables corredores de mí conciencia.

¡Ecos de dolor en la distancia!

Ira, rabia, ensañamiento de la mano del hombre a la vasta naturaleza.

Sin razones, desprecio a todo aquello que no se puede defender.

¡Desesperado susurro de la biodiversidad que se asfixia!
Sufro por su padecimiento.
Debemos buscar solución a la incapacidad del ser humano de escuchar, de escuchar la agónica súplica de quienes no se pueden defender.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
5
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 62

Conflictos

Los libros se desplomaron de la biblioteca improvisada, se desplomaron al suelo retumbando como cañones incordiando la fragilidad de la trastocada superficie. La filosofía y la ciencia, la anarquía y el llanto, las aventuras y el marxismo, la subjetividad y los pensamientos, el arte de la guerra y la hambruna, los sentimientos y el aprendizaje, la metafísica y la prostitución, la química y la santería; todos saltaron por los aires. Sobre ellos se vertieron millones de litros de inflamables miradas que terminaron ardiendo en una particular enseñanza amplia de conflictos, arropando intrínsecamente hasta las futuras generaciones.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 29

Mujeres vulneradas

Mujeres vulneradas, vilmente amaestradas por los dueños de los barrizales.

Mujeres terrenalmente vulneradas a la fuerza por siglos,
mujeres vulneradas por las manos ocultas de los cándidos devastadores de sueños.

Mujeres obligadas a respirar debajo del fondo de la inmundicia y solo por capricho de fanfarrones.

Mujeres vulneradas, retratadas como ovarios por el pincel de los despiadados.

Mujeres vulneradas, mujeres benditas, bendición de mujeres, mujeres reproductoras de la esperanza.

Hay mucha inmundicia en las calles, astutamente implantada por una Sociedad que no deja de minimizar, contaminar y ocultar a la mujer y solo por miedo a confesarse asimismo qué la salvación y avenencia de la especie humana pasa por ella, por su razón y sano juicio y no por su vientre perpetuo.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
5
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 72

Vigilándote - controlándote

Las luces del día son tétricas y tenebrosas, las de la noche se fraguan minuciosamente en iluminados recintos. Las bombillas tóxicas del idiotismo son brillantes y resplandecientes en la cara de los embobados. El infierno podría estar vigilándote, controlándote, manipulándote y tú babeándote con la dosis de la dulce y alienante golosina del consumismo.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 54

Dioses en pañales

El fuego en su corazón acorralando al prójimo entre el alboroto y la discordia, entre la utopía y la ignorancia, entre los placeres materiales artísticamente escondidos y una jarra de vino. El fuego culto divino purificador de almas. El hombre y sus macabros pensamientos, el hombre y sus tenebrosas ofrendas expuestas en galerías espiritualmente dominantes. Hay un corredor de la muerte persiguiendo al hombre y su destino, destino regido por los infames eternos y terrenales Dioses que visten pañales.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
5
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 71

Simplemente humano

Adiestramiento de hombres para la tortura. Raptores adoctrinados en escuelas de ensayos; y por los vejados constantemente indultados. Hombres sumergidos en un profundo dualismo. Hombres debatiéndose entre las aguas cristalinas o turbias del narcisismo. Aguas mordazmente estancadas en el fondo de ese hombre, tenazmente perturbado, firmemente reblandecido por los siglos,deleznable y escurridizo hombre en su falsa conciencia de honestidad e integridad hacia lo simplemente humano...
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
sin comentarios 74 lecturas versolibre karma: 45

Laboratorios clandestinos

Laboratorios clandestinos.
Persecuciones terrenalmente implacables y selectivas, concebidas para martirizar y subyugar a los hombres y su trivial idealismo de libertad, históricamente concebido en los laboratorios clandestinos de su indescifrable ADN.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 18

Destruir para construir

Melancólico y taciturno deambula el hombre, deambula con los ojos cerrados, hambriento, sediento, maloliente y con su fijación individualista de teorías a cuestas.
Melancólico y taciturno deambula el hombre, contando lo incontable, aforrándose a almas desdichadas que penan en el laberinto oscuro de la condena y tan solo para satisfacer su sobrehumana manía de destruir para construir.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
2comentarios 77 lecturas versolibre karma: 29

Candidatos

Candidatos
Llueven ojos bonitos.
Llueve nostalgia.
Lleven sobre la nada.
La lluvia no espera.
Incordiando ojos y luceros.
La lluvia cae como poemas
expulsados del reloj de arena y del tiempo.
Parvedad.
La lluvia y su llanto.
Candidatos.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 45

Vanidoso progreso

Se extiende tan deprisa la incongruencia del creativo y empático hombre que por alcanzar el vanidoso progreso materialista, la sociedad se nos cae a pedazos ante nuestros descalzos y moribundos pasos, mientras vemos atónitos como destruimos por razones dudosas la empatía y la creatividad del vocabulario de los hombres. Muere entre nuestras manos el ecosistema, la evolución desmaya, la deshonestidad instituyendo los más retorcidos sentimientos inmorales con la que ineludiblemente nos siguen imponiendo convivamos aletargadamente ciegos como especie humana.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 28

Control social

Alcanzar equilibrios de respeto, convivencia y justica entre venerables clases de sociedades humanas carentes de libertad o conciencia, es un acto constante de insurrección y beligerancia. Amparados en el uso de la represión, control general, coerción y caprichos a la ciega por una clase dominante es llevarnos al exterminio colectivo. Clases de sociedades humanas de humanas sociedades cada vez más inverosímiles, retoricas y maniáticas del control social, solo sirven para erradicar cualquier vestigio de humanismo presente en nuestra decrepita, decadente y moribunda raza.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
4comentarios 126 lecturas versolibre karma: 46

Sanguinaria fatalidad

Cada sismo inesperado que sufre la ignorada tierra nos desvela la perversidad escondida de ciertas clases famélicas por el poder, sedientas de preeminencia celestial; avaras, obsesionadas por sustentarse en el pináculo de la opresión con la anuencia del aparato represor hacia el sufrimiento de los apartados.
Cada sismo inesperado que sufre la ignorada tierra nos enseñan las despiadadas garras del hombre que conscientemente ensalza el arma de su propia destrucción, llevándonos sistemáticamente a mutar en moribundos borregos que son arrojados sin piedad al riachuelo sanguinario de su inocente fatalidad.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 45

Péndulo del debacle

Péndulo del debacle.
Ni siquiera en la más dolorosa amenaza, angustia y pesadumbre logramos liberarnos de nuestra dualidad existencial, ni del reflejo egocéntrico que emerge desde el sol naciente encandilando nuestra perenne frente atiborrada de falsos idealismos. La humanidad constantemente guindando en el péndulo del debacle.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 19

Sujeción Humana

En nuestras arterias corre muy deprisa el vil egoísmo y una hipócrita y alucinante creencia en civilizaciones superiores conferidas por todopoderosos envidos allende los cielos ostentando títulos de supremacía coercitiva para postrarnos y subyugarnos. Respiramos en una sociedad artificialmente inmaculada y pulcra de muestra era. En nuestras venas corren indeteniblemente falsos valores de sujeción humana deliriosamente retorcidas.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 61 lecturas versolibre karma: 19

Comedia absurda

Ni la gratitud sobreviviendo en la carretera más oblicua, ni nuestra absurda manía de luchar unos en contra los otros, ni por ser quiénes somos, los más sanguinarios e indolentes seres vivos, ni nuestros recursos naturales explotados hasta la saciedad, con el único fin de ostentar, ni la mezquina manía de que los medios de producción estén en pocas manos, ni el indolente capricho de seguir derramando sangre inocente para saciar nuestra avidez, aunque también sucumbamos, nos detienen a seguir representando ésta mala y trágica comedia de lo absurdo : Vivir en una sociedad ineludiblemente humana.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 53

Desprecio humano

Cautivas y atadas de manos por la mezquindad de algunos hombres, la bondad, la piedad, la caridad y la clemencia, por mea culpa, atrapadas por siglos en los cuevas mal olientes del desprecio humano, son vertidas al cauce del infortunio por una minoría, desvaneciéndose sigilosamente en el vocabulario de la mayoría, cada vez más anclados en el petrificado y taciturno mundo de los hombres mudos.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 34

Endiosada sucesión

Constantemente encadenadas a los desfiladeros de su lento exterminio, las obras del hombre y su reconcomio son cada vez más expuestas a la fase de extinción trágica. El hombre y solo el hombre en sus laboriosas manos han dado muerte lenta al significado y valor de lo humanamente intangible, dando paso a la sucesión del hombre materialista, ególatra y endiosado capaz de ver su luz extinguir en su hábitat y celebrarlo con fuegos artificiales. ¡Esa bendita manía!
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 53

Avara herencia

Infortunio del hombre en la tierra devastada. Eras, edades, periodos, centurias, evolución y transformación, muerte y más muerte, extinción y progreso, deprisa va el jardinero del mal a podar la infinitud y a dejar henchida la torpeza de un hombre que cree vivir sin sujeciones, quedando expuesto y atrapado a su nefasta avara herencia de muerte y pestilencia.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
6
5comentarios 166 lecturas versolibre karma: 74

Aquella habitación

Aquella habitación atiborrada y dispuesta de recuerdos vergonzosos de reminiscencias enquistadas odiosamente en la memoria, que como tumores malignos en la fragilidad de la subyugada mente ,van pululando libremente en el aire puro.
Aquella habitación abarrotada y decorada de quebradizos cuerpos, cuerpos pintados de cándidas melancolías por el juego de la carne y el pecado, cayendo a pedazos, rotos van, clavándose a las heridas ocultas de la alcoba púrpura de la trampa.
El frío reúne misericordiosamente los recuerdos y el calor los separa.
En el gueto de la ambición jugamos a revivir, imaginariamente, una vida de afectivas carencias o quizás solo jugamos a despertar al depredador oculto de la subsistencia.
Si algún día un hombre corriente decide dejarse seducir por aquella misteriosa habitación de puertas púrpuras, nunca logrará entender ni descifrar, corriendo a ciegas, lo más sagrado de sus entrañas.
JOSE LARA FUENTES©
leer más   
3
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 38

Luna

El recuerdo de tus labios me saben a miel. El recuerdo de tu fragancia al cruzar el lago desolado me embriaga. El recuerdo de tu aliento endulza mi llama eternal que reluce en cada amanecer.
Adornando y destellando hasta el desierto más inhóspito, caritativa entregas todo cuanto en ti existe. Maravillosa e ingenua potencias y multiplicas la simplicidad de las pequeñas cosas.
Con cada sonrisa que desprendes haces relucir todo lo que abrigas. Alrededor de ti, miles de ojos. Alrededor de ti, miles de estrellas, estrellas ansiosas de deleitarnos con el esplendor de una tierra dotada de los azúcares más agridulces y con sólo regarnos con tu luz esperanzadora.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
3
sin comentarios 54 lecturas versolibre karma: 37

Yin & yang

He decido montar en mi jamelgo, para cruzar montañas y ríos, selvas y llanuras noches y días, tinieblas y diluvios.
He decidido montar en mi jamelgo, para cruzar océanos y continentes, idiomas y trabalenguas, culturas y razas.
He decidido montar en mi jamelgo para cruzar ciudades y pueblos, templos y mezquitas, siglos e historias.
He decidido montar en mi jamelgo y cuándo llegue al final de la travesía, al desmontar saber que nunca estuve cabalgando sólo, porque siempre estuvimos coexistiendo en la espléndida armonía del Yin & yang.

JOSE LARA FUENTES@
Qué es yin yang:
Yin yang es un principio filosófico y religioso que explica la existencia de dos fuerzas opuestas pero complementarias que son esenciales en el universo: el yin, asociado a lo femenino, la oscuridad, la pasividad y la tierra; y el yang, vinculado a lo masculino, la luz, lo activo y el cielo. Según esta filosofía, ambas energías son necesarias para mantener el equilibrio universal
leer más   
1
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 11

Sueños encontrados

Las hormonas apoderándose de la sensatez y la ecuanimidad de un futuro hombre qué debe sortear los peligros junto a la mano frágil de una adolescencia, qué rebelde camina rompiendo moldes. Sueños encontrados que convergerán en un mismo cuerpo y qué la sociedad turbia intentará quebrantar.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
5
5comentarios 44 lecturas versolibre karma: 68

Otros tiempos

Imágenes impregnadas de adolescencia sedada, imágenes pertenecientes a un pasado reciente difícil de transcribir y resumir. Las angustias y agotamiento de los padres de hoy son recuerdos confusos de una adolescencia febril, protegidas por el humo de una juventud que se evaporó en otros tiempos.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
2
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 31

Aburrimiento y descaro

El corazón de los muchachos de hierro se fragua para los padres. El corazón de los muchachos de esponja revestida se viste para las amistades espurias. El corazón de los adolescentes, inconscientemente penetrado y perfumado es por una sociedad que concibe estereotipos frágiles y volátiles, arrastrándolos al círculo del aburrimiento de lo absurdo y del descaro.
JOSE LARA FUENTES@
leer más   
2
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 31

Juventud exorcízate

Zancadillas al intruso. Fusilemos al consumo pernicioso y al libertinaje de púberes de ojos cerrados y mentes estólidas. No multipliquemos a los títeres de goma. Menos mentes tupidas de estiércol. Juventud exorcízate de los castillos frágiles, levantados en la arena movediza de una sociedad, que los quiere arrodillados y permanentemente dormitando en la bahía del hipnotismo.
JOSE LARA FUENTES@
leer más   
4
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 48

Silla de la desdicha

La blanda y la dura están en las calles. En el hogar se pliega. Todos los percibimos, yo la olfateo, tú lo distingues. Se sigue colando en las viandas y en las muñecas de nuestros niños. En la calle la sociedad prepara el bálsamo de las mieles oportunas. La claridad no es fácil de exponer a los ojos del imberbe, porque para ti oscurece y para él sólo es un baño indestructible de fe qué, en muchos casos, los postra infinitamente a la silla de la desgracia.
JOSE LARA FUENTES@
leer más   
2
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 31

Oscuramente emancipada

Tumbado por fuerzas desconocidas me posees, con los ojos hambrientos del placer me posees, te alimentas de mi desconsuelo y me posees. Mi mente turbulenta e inquieta viaja impulsada sagazmente por las misteriosas calles de los recuerdos, zafándose de las ataduras de un cuerpo preso, qué decidió liberar su alma oscuramente emancipada.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
3
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 52

Historia mal contada

El mantra envenenado del gurú de la desavenencia la separó de ella, las miradas incesantes y burlonas de algunos agüeros de la discordia que irracionalmente juzgan desde el clamor de la justicia divina, terminaron socavando la inestabilidad emocional y el amor propio de un hombre que por una historia mal contada nació para dudar.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
4
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 58

Culpas escondidas

Hay un dolor escondido viajando en la quietud del espeso aire que no lo deja respirar, enturbiando la serenidad de un impetuoso hombre, que sus amarras soltó a la deriva y al precipicio, estrellando sus males al pavimento de una sociedad que no renuncia a despedazar hombres con infortunios y culpas escondidas.
JOSE LARA FUENTES@
leer más   
3
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 37

Sueños de juventud

Sueños escritos en inocentes uniformes escolares sumergidos en aguas cristalinas y tormentosas.
Cuántos sabores perdidos en el camino, porque la fruta nunca soltó su empalagoso almíbar.
Cuántos mimos perdidos en la fantasía y las ilusiones de nuestra juventud, porque la fruta nunca fue mordida hasta el final de su corteza embriagante.
Después de tantos calendarios arrancados ,dos sueños de juventud convergiendo en la misma alcoba.
Cuántas caricias prometidas al viento del este y mis manos en los bolsillos petrificadas de miedo.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
2
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 32

Agarrados de la mano

Agarrados de la mano, casi entre las nubes y sin temor, caminamos descalzos suspendidos por la pasión de nuestros cuerpos ardientes, que anclados en el torbellino de la pasión desenfrenada, se doblegaban a nuestros perfectos pasos que cruzaban épicamente sobre la castidad de nuestros pensamientos anclados a los enigmas del turbulento y voraz deseo.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
1
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 12

Piel honrosa

Entre el éxtasis y el deseo encriptado en nuestra sangre meridional, nos tumbamos en la arena blanca de la playa lejana, llenándonos de abrazos tímidos y caricias fogosas, rasgando con besos y rasguños nuestra piel honrosa y la anarquía de nuestros cuerpos desnudos, que nos fundían con la quietud de las orillas del mar desposeído.

JOSE LARA FUNETES@
leer más   
1
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 12

Estrellas extraviadas

Paseándonos lentamente por los anales del tiempo, los minutos detuvieron su andanza, para que nuestros cuerpos desnudos, recién bautizados por las aguas ceremoniales de los amantes, inundaran al mar con orgasmos cósmicos y estrellas siderales abismalmente extraviadas.
Jose Lara Fuentes@
leer más   
3
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 24

Laberinto desconocido

Nuestros labios se fundieron en uno sólo y el viento nos envolvió con la dulzura adicta de una noche apaciguada y fresca, crucificando dos cuerpos insubordinados a los placeres del goce y la carne. La caminata más larga del mundo eso hemos conseguido y aún seguimos en el camino hacia el laberinto desconocido del algo llamado erotismo.

jose Lara Fuentes@
leer más   
3
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 36

Libro Prohibido

Dejé entrar mis dedos vehementemente húmedos a su destino, sus labios se abrieron paulatinamente cómo las páginas de un libro prohibido que sus letras ocultas han vivido escondidas debajo de las sabanas blancas del placer carnal y qué siguen llenando de ríos de orgasmos a las civilizaciones puritanas y sus inmensas penitencias.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
9
7comentarios 113 lecturas versolibre karma: 94

Esperanza

La historia sin fin comenzaba. Una burbuja de viento nos rodeo, las caricias en todas direcciones se fueron apoderando de nuestros cuerpos cada vez más desnudos y la noche fue testigo de cómo nuestra frenética respiración se fundió al rocío de la noche. Nuestros gemidos subyugaban el silencio encubridor del ardor y las ganas de algo llamado esperanza.
Jose Lara Fuentes @
leer más   
4
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 46

Sueños nocturnos

Nuestros sublimes cuerpos tumbados por delirio y por las inmensas ganas de concebir embriaguez y excitación en un laborioso destino de caricias, la noche cómplice nos regaló su mar de estrellas .Interminables besos a la quietud de las rocas dormidas reconciliaban la arena precipitada a nuestras espaldas teniendo como testigo la cama celestial de lujuriosos sueños nocturnos.
Jose Lara Fuentes @
leer más   
4
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 49

Estupidez

¡Vestido de payaso la lluvia me sorprendió!
Mi garganta se ahogaba en llanto y no por la lluvia atragantada en mi angosta garganta, sino por el llanto que mis ojos aturdidos desprendían ante tal insensatez.
La estupidez esa tarde me cobijó con uno de los más antiguos disfraces de la traición.
Esa tarde el destino me vistió de payaso y la tempestad que no aguarda para salir y arroparte con su furia sacudió mi cuerpo arrodillándolo a la nada. Intenté ante la tormenta protegerme, pero la máscara qué con alevosía colorearon mi rostro, había sido pintada con colores perpetuos.

¡Vestido de payaso la lluvia me sorprendió!
De niño, siempre soñaba con ser un gran payaso, el payaso más divertido de los payasos, el payaso que acapararía grandes aplausos y las risas más fulgurantes, el que recrearía los actos más divertidos en la carpa más gigantesca del cosmos y dónde los presentes se desternillarían de risa hilarante por mi ingenio.
De adulto nunca imaginé que pudiera llover tan de prisa, ni que a mis ojos redondos cómo dos granos de azúcar, algún día los vestirían de hazmerreír de mentira y engaño.

¡Vestido de payaso la lluvia me sorprendió!
La lluvia y mis lánguidos ojos los atrapó en un lecho desnudo, mi garganta moría ahogada y mis ojos desmayaban, qué escenario más cruel.
Cuatro ojos y dos sonrisas, dos amantes disfrazados de traición vestían de piedra a un alma engalanada de arlequín.
Esa tarde acaparé risas y más risas a la estupidez, risas a la cobardía, risas traicioneras, risas melancólicas.
Esa tarde sequé mis ojos, arreglé la mesa, me desvestí y lancé tan fuerte como pude el traje de payaso que me habían tejido a mi medida…

El acto final zarandeó mi desventura.
Limpié, prepare maletas y me despedí riéndome impávidamente de dos amantes que comienzan la odisea del amor y también del traje de infamia que esa tarde vistió mi estupidez.

Jose Lara Fuentes @
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 71

Fondo de la fuente

Un sinnúmero de monedas reposan en el fondo de la fuente inmortalizando sueños, quimeras, fantasías y utopías que renacen antológicamente unas encima de otras.
Mil monedas en el fondo imaginariamente represadas, atrapadas y apresadas descansan en el mismísimo fondo de la fuente y los curiosos hipnotizados deambulan de un lado a otro, envueltos en misticismos y en devociones de sueños por cumplir.
Bolsillos de tela y cuero que alguna vez custodiaron la calderilla que frenéticamente saltó a la profana fuente, sufragando miles de sueños y respiros y que nunca fueron socorridos ,siguen hundidos y solitarios en millones de sueños que esperan algún día materializarse en algo que llaman hechos.
¡Fuente represora de sueños!
Jose Lara Fuentes@
leer más   
2
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 29

Sabios aturdidos

Purificadores del almas, liberadores de pecados, almas paganas, purgatorios de gloria divina. Extraña y moribunda catarsis del bien y el mal sobreviviendo en la lengua de algunos imprudentes y aturdidos sabios ,que no entienden que los cuerpos rompieron mentalmente la franja de los manuales obligatorios sobre la pecaminosa naturaleza humana de entender la carne, el placer y el pecado.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
4
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 55

Creadores y salvadores

Dos hombres inmortalizados sin tener que ser tentados por Dioses o ángeles caídos, inmigrantes de lejanos mundos, arrebatando lo que fue suyo por existencia con o sin permisos de creadores o salvadores. Hoy sólo los mueve la aclamación y el entusiasmo de seguir comiendo de la fruta bienaventurada de la tierra, sin pensar en vivir anclados, perturbados y/o tentados por denigrantes, anticuados y anacrónicos reformistas de viejos purgatorios.

JOSE LARA FUENTES @
leer más   
3
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 27

Dogmas

Su núcleo celestial, virgen por siglos, despertó con el roce de mi espigada nariz; y mi rostro oculto que por décadas fue, humedeció con su encanto y gloria divina.
Las compuertas de la vedada represa cedieron desbordando las cristalinas aguas estancadas, ceñidas por el dogma de algunos blasfemos, liberando de falsos preceptos mi oculto rostro que por décadas fue.
leer más   
3
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 48

Esa noche

Allí estábamos, tendidos y relajados con los sentidos a flor de piel. La noche cómplice arropaba cada parte de nuestros cuerpos que rebozaban de entusiasmo y pretensión. La luna brillaba con su acostumbrada sed de entusiasmo, y murmuré muy despacio a su alma: eres una ofrenda divina imposible de dejar de contemplar. Esa noche un destino, un lugar predestinado: entre rocas mudas, algas húmedas y nuestra libido extendido al horizonte del placer de la concupiscencia de la carne.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
3
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 33

Dios sin bautizar

Desafiando lo imposible, desafiando la lógica de la castidad religiosa, la mar nos bañaba en caricias fortuitas. El roce de nuestra piel ardiente, en medio de los ojos ocultos de la noche, nos exhibía a la candidez de nuestro destino fraguado, qué quizás mucho antes de existir, ya pertenecía a nosotros favorecido por alguna fuerza superior de algún Dios aún sin bautizar.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
1
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 9

Sin aliento

Dejamos sin aliento al temerario mar al iracundo mar que estornudaba su furia golpeando incesantemente las rocas mudas que abrazaban nuestro goce, nuestro fogoso destino y la perpetuidad de dos cuerpos que nacieron fervientes a la oceánica lujuria del amor.
JOSE LARA FUENTES@
leer más   
2
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 17

Beligerancia

Beligerancia
Pensé ser un lobo que espera por su indefensa presa para saciar su desventura, pero fui yo la presa cazada y mi sangre ardió pusilánime entre sus piernas y mis venas. Ella tendió astutamente la trampa apaciguando con el verbo de su perspicacia la vulnerabilidad de mi eterna e impugnable beligerancia.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
2
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 16

Aprovechemos

Aprovechemos la quietud de la cala para recorrer cada centímetro de nuestros indomables cuerpos, yo repasaré tus fulgurantes senos que insinúas moldee con la delicadeza de las manos de un escultor griego, y tú pulirás mi viril ilusión con tú centro del universo anclado en el epicentro del mío…

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
1
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 8

Piel a piel

Sutilmente embisto tu desnudo centro celestial con ingenios incesantes recorriendo hasta la inmensidad misma de tu pureza. Mis ojos se revisten de gotas de placer que caen en tu pecho desguarnecido ávido de tormentos empapándonos piel con piel revistiendo nuestros cuerpos en ardiente deseo, sudor y abnegación.

Jose Lara Fuentes@
leer más   
1
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 8

Brasa ardiente

La luz del placer pecaminosamente oculto se cuela por la ventanilla de las rocas dormidas que nos resguardan, alimentando el fuego candente que desprenden las brasas ardientes de nuestros cuerpos acorazadamente desnudos.


Jose Lara Fuentes @
leer más   
2
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 14

Primera vez

He manejado con delicadeza, pasión, delirio y encanto su cuerpo, embelesando al mío, acoplándonos como el poeta al papel desnudo cuando su pluma dibuja su prosa, haciendo justicia a la inocente y enardecida lengua en la que escribe.

JOSE LARA FUENTES @
leer más   
3
sin comentarios 54 lecturas versolibre karma: 26

Reloj efímero

Es ahora sólo un recuerdo infinito e imborrable de aquellas inquietas tertulias de nuestros cuerpos desnudos autografiados por solemnes horizontes que insistían en perpetuar su capricho entre nuestras fantasías.
El tiempo se esfuma y ya no podré contemplar su pequeña isla que inmortalizaba a dos amantes colgados en un reloj efímero.

Jose Lara Fuentes@
leer más   
6
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 59

Ego

Sentenciado y enardecido el ego despierta la furia del volcán vomitando sin pausas sus entrañas al inquieto viento, que como hemorragia incontrolable se precipita exponiendo la soberbia del hombre, esparciendo libremente la arrogancia de sus cenizas entre los convidados de hojuelas que petrificados se resisten a creer en su furia.
Sentenciado y enardecido el ego incita al narcisismo, tenuemente escondido en la falda del volcán, que como cadeneta de paquidermos que no conoce obstáculos se abalanza desarticulando y despedazando la quietud de los absortos.
Sentenciado y enardecido el ego corrompe todo a su paso, arrastrando como secta que purga mentes sin piedad y que va borrando su libro fundacional de vida en tan solo un parpadeo.
El ego no vacila no tropieza y menos nos deja ver la triste realidad aunque la lava y su escoria nos queme profusamente nuestros desnudos dedos…
¡Insensato ego!
Jose Lara Fuentes@
leer más   
4
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 36

Pobreza

La carreta vacía y sin ruedas intenta cruzar el camino desolado, atiborrado de miseria y arrasado por el sueño del dinero y el progreso.
El camino desamparado custodiado por cactus codiciosos que alumbraban con sus púas el desierto sombrío irradiando espejismos en el camino de los coyotes de lengua desnuda no lleva al martirio.
La polvareda arropa a los desquiciados que empujan la pesada carreta con falso utopías en los bolsillos, empujan a la desahuciada máquina que devora todo a su paso llenando el camino de lagartijas tartamudas de esclavos pintados en números olvidados y de rocas encantadas en el inclemente desierto.
Los tediosos arbustos que custodian el desierto que bajo el sol senil se disputan la sombra oculta, sólo refrescan las avaricias de las serpientes que a montones improvisan el fortuito festín en medio de la nada.
Agotado y sin fuerzas siempre mi destino es el mismo: mantener el veneno de la serpiente activa.
Empiezo a atiborrar la carreta vacía y sin ruedas de lo humanamente posible, de alguna solidaridad, compasión, misericordia , amor por el prójimo bien escondido entre nuestros pieles maltrechas que no pudieron despojarnos.
Empiezo a empujar la carreta vacía y sin ruedas atiborrándola de cactus, coyotes, lagartijas y serpientes moribundas que fueron amparadas por el sol senil.
En mis bolsillos solo me queda la voluntad y el compromiso de una raza que desea una vida sin necesidad de ostentar y/o presumir.
JOSE LARA FUENTES @
leer más   
2
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 20

Crepúsculo

Cada tarde sentado en el borde del abismo, impaciente espero adivinar la dirección por dónde aparecerá el crepúsculo de mi añoranza.
Cada madrugada sentado en el margen del despeñadero, sigo esperando, impaciente, por dónde aparecerá y esconderá el añorado crepúsculo.
Durante años he seguido sentado en el mismo lugar, pero nunca he acertado y sin embargo de ningún modo he pierdo la fe.
Las cosas más sublimes se materializan ante nuestra mirada, cuando dejamos de lado nuestros miedos en descubrir los milagros de la vida.
Quienes tengamos la valentía en dejar entrar los misterios de la luz y la oscuridad del Universo a través de nuestros ojos, sin duda pudiéremos ser parte del milagro más esplendoroso que cualquier horizonte haya ofrecido a raza humana : existiencia , unión y comunión.
Ser consciente de una vez por todas de que el anochecer y el amanecer son un milagro que están íntimamente ligados a nuestras vidas y que si les abrimos las compuertas del entendimiento, nos liberará de falsos preceptos sobre el hombre y su paso por la tierra.
El crepúsculo está frente a nosotros, aunque no nos atrevemos por distraídos a ser parte de esa comunión, quizá por miedos infundados de siglos, pero si sólo pudiéramos abrir un ojo para dejar que la magia del universo nos impregne con su obsequio podríamos ser parte de su existencia.
Aunque hoy sigo sentado en el despenadero sin acertar por dónde aparecerá y esconderá el crepúsculo de mi añoranza.

José Lara Fuentes@
leer más   
2
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 11

Corona

Una fuerza poderosa nos azota.
Azotes invisibles en todas direcciones, nos rompen el alma.
Nos azotan con cizaña e irritación.
Ríos de muertos sin cauces.
Triperías de hospitales para la tierra santa.
Nuestros hospitales son cuerpos desnudos
batas verdes y blancas , rabia y zozobra.
Azotes invisibles que nos despedazan el alma.
Llora de angustia la humanidad, nuestra garganta está seca como la ansiedad,
nuestros cuerpos arden de preocupación y recelo.
Nuestras fuerzas naufragan en el misterio de la nada.
Nuestros pulmones soplan desconsolados ecos de dolencia y enfermedad.
¡Juicios falsos a la humanidad ¡
Enfadado muere el hombre,
agoniza en las camas de piedra el hombre bueno,
sin apretón de manos de otras manos, se nos muere el hombre.
Contando los días el hombre muere, fulminante muere, su especie el hombre ve desvanecer .
¡Piedad pedimos los hombres a la corona de virus que se ensaña a nosotros!
Una corona caprichosamente cernida a nuestro cuerpo nos han colado.
Un viacrucis sumamente doloroso y degradante nos consume.
Parar el dolor ángeles de gloria, suplica la humanidad.
Tener piedad y permítenos quitarnos el disfraz que nos viste.
Parar de vestirnos con está corona de púas, que punza despiadadamente a nuestra raza.
La tierra llora por la pérdida de su candor, por el candor del hombre
que su dolor confunde, ingenuamente, entre la maleza de su concupiscencia.
Dejar vivir al hombre entre los hombres les rogamos ángeles de gloria.

Jose Lara Fuentes
leer más   
5
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 44

Heidi

Heidi, eres tú,
eres tú quién me ha traído hasta aquí,
o quizás ha sido un sueño,
o quizás me han traído las extraviadas vocales de mi vocabulario
o quizás los perdidos haikus traspapelados en mi subconsciente
o quizás te he traído yo ,con mi desvelo.
¡Será un presagio!

La noche está más oscura que nunca
y los cristales de mi ventana lloran por el frio,
mi corazón está recubierto por un abismo de nostalgia
que no me deja descifrar siquiera
por qué te he traído hasta aquí.

Heidi, estás aquí, justo aquí,
¡Sera un presagio!
tu aliento,
tu respiración
golpean delicadamente mi espalda desnuda
que se eriza imaginariamente de goce con el roce
de tus delicados recordados labios.


Heidi, estás aquí, justo aquí,
tus delicadas manos acarician sutilmente mis hombros desnudos
que guardan en su memoria casi encriptado tus huellas
de nuestro pasado memorable.

Heidi, eres tú,
lamento interrumpirte en tu descanso,
lamento incordiarte en tu espacio de solas alivio;
es que a veces en este tiempo sórdido y taciturno
me es fácil extraviar las formas ,las letras y hasta el sosiego
de mi alma que cabalga alocadamente en este desierto encantado .

¡Heidi, eres tú!
Qué complicado es hacerse entender cuando se extravía el compás de la sensatez y sólo queda el balbuceo de la angustia .
Cómo quisiera dar un paso adelante y salir de la locura,
pero sin bitácora no se llega lejos.
Te confieso que ya ni puedo escuchar el ritmo de los latidos de mi corazón
que una vez fueron retumbantes y que ahora solo guindan
en el péndulo de la añoranza y el desvelo.

Heidi eres tú
Perdóname por incordiar tu descanso,
quizás a dónde yaces
seguro que puedes entender
este trabalenguas de emociones,
porque quizás allí no habrá formas ni tamaños,
no existirán vocabularios ni vocablos,
no existirán forma terrenales de comunicarse, pero aquí en el péndulo donde vivo, yo siento tu figura trepar en mi rostro pueril, aunque sigo sin oír las palabras que deje escapar y que se fugaron contigo.

Heidi eres tú
Insólitamente te he traído aquí
y sólo con un piadoso deseo humano
o quizás con un ferviente deseo sobre Humano
que rasgando las leyes de la creación, imaginariamente, te han despertado
donde hoy tu alma descansa .

Heidi eres tú

Perdóname por incordiarte en tu
descanso eterno, por traerte hasta aquí egoístamente y convenientemente
sólo para amainar mi pena.

Me obsequiaste el primer camino a recorrer,
pero honestamente desvarío cuando contemplo al ser humano cruzar el puente que han vestido de infamia, y siento dolor, y aunque no lo creas ,yo también lo sigo, aunque sólo sea un camino ,pero lo han disfrazado de algo que llaman amargura .

Heidi,
El compasivo hombre
está destinado a seguir viviendo aquí, alimentado por su hermano de siglos el hombre sórdido ,pero aún así, ellos no quieren darse cuenta de ello y aunque de momento nos toca seguir caminando en el mismo camino ,
el camino lo hemos extraviado, vivimos distraídos y distanciados uno del otro.
Ojalá consigamos una sola forma de comunicarnos y poder caminar juntos.
Habrá que hacer entender que entre nosotros algunos extraños alfabetos desean explicarnos con mayúsculas lo provechoso de la conveniencia de vivir entre hermanos y morir abrazado por avenencia.

Heidi… eres tú
Jose Lara Fuentes @
leer más   
3
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 20

Miedo

Miedo
¿Quién lo implora?
¿Quién suplica por este miedo fortuito?
¿Quién provoca qué este miedo supere la razón y el sano juicio?
¿Quién hace que renazca este miedo de la nada y se instale en nuestras vísceras?
¿Quién hace retoñar en los corazones libres este malicioso miedo?
¿Quién induce a estornudar al viento sereno, al sosegado poniente,
y al imperturbable sol, este miedo que nos carcome las entrañas?


Quién nos inocula inexorablemente este miedo
que nos trae atados al fango del fracaso y el recelo.
¡Vivimos con miedo!
Hablamos con miedo.
Trabajamos con miedo.
Luchamos con miedo.
Abrazamos con miedo.
Amamos con reservas y piropeamos con miedo.
Morimos de miedo.
El miedo nos arrincona
nos envenena el té de la mañana
y la sangría del mediodía.
Tenemos miedo de respirar el aire que merecemos,
tenemos miedo de soñar los sueños
que debemos,
tenemos mido de bañarnos en las aguas cristalinas
por miedo
evitamos besarnos y explorar cuerpos por contagiarnos de miedo.
El miedo está inoculado en nuestra sangre
como los impuestos y la monarquía.
Alguien hace caer indulgentemente el veneno del miedo
en la lonchera y la conciencia de nuestros párvulos.
¿Quién fabrica este molino de miedo que nos alimenta?
¡Cómo Vulnerarlo!
No creo recordar la fecha, ni el día, ni la hora,
y menos el instante cuando lo sellaron a mi maltratado
carnet de identidad.
¡Qué absurdo! escribimos con miedo, las letras emancipadas están prohibidas en la telediario.
Cómo podemos vivir con lo que no nos pertenece,
lo que no hemos cultivado y menos sembrado y regado.
No quiero como herencia de patria y menos
este manual de esclavismo a la moderna ,fabricado a la medida ,
que nos hace vivir con miedo.
Renuncio a la antonomasia de un castigo heredado
que no comparto,
que es demoledor.
El miedo sigue columpiándonos en el péndulo de la turbación.
No he cultivado este sentimiento de temeridad, no es mío,
no me lo sigan atribuyendo.
Cada quien siembra lo que cosecha.
Alguien siembra por nosotros
En sus granjas a donde crecen hierbas fáciles de arrancar.
Miedo
Un brebaje dulce y amargo para una sociedad que vive recluida en un hospital siquiátricos de puertas abiertas.
¡Mío no es!

Jose Lara Fuentes@
leer más   
3
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 25

Pecado

La noche fragua destinos y tú y yo fuimos testigos
de cómo el destino
une
la fruta
y
la tentación.
Qué pecado comete el que desea sembrar un árbol y comer de su fruto.
Qué pecado comete aquel,
que de un árbol riega su raíz y de él recoge su fruto.
Qué pecado comete aquel...


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
11
sin comentarios 99 lecturas versolibre karma: 104

Caminos

En la vida conseguimos infinitas puertas que nos conducen a millares de caminos y destinos, algunos signados por éxitos, fracasos, desamores, tirrias, rencores, violencia, cóleras, egoísmos ,sabidurías, paciencias, amores, cordialidades, supervivencias, lealtades, compromisos, desencantos y algunos repletos de misericordias ,pero solo depende de nosotros elegir cuál puerta abriremos y lo importante no es cuál abriremos, sino lo que llevemos en nuestros bolsillos al cruzarla, porque una vez dentro ,debemos integrarnos con lo positivo que consigamos ,aportando, mejorando y transformando a esa masa humana que ha decidido cruzar más allá del umbral de la puerta.
En la vida conseguimos infinitas puertas que nos conducen a millares de caminos y destinos, una vez adentro debemos contrarrestar y combatir lo negativo que consigamos, lidiando, batallando, guerreando, bregando a veces a la fuerza, otras con firmeza y con convicción y sin desmayar, pero sobre todo creyendo en nuestros instintos, porque una vez dentro, no debemos olvidar que el tiempo puede cerrarnos una de las puertas que ha decidido abrirnos encerrándonos en el olvido en una vida lastimosamente desquiciante.

Jose Lara Fuentes @
leer más   
3
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 48

Lo veía

Lo veía.
Lo veía sentado,
Lo veía mecerse de penuria y hastío.

Era viejo.
Pálido, demacrado y extenuado por la desidia y el abandono,
su rostro rebozaba de angustia.
La muerte lo expropio anticipadamente de su contrato de vida.
Lo recuerdo siempre
siempre lo recuerdo,
lo recuerdo sentado casi inanimado
anclado a la silla de su tortura
lo acompañaba el perro devoto que sabía que su destino estaba escrito
y la mata de mango piña que la brisa de la tarde incordiaba
dejando caer sus hojas con su epitafio escrito en letras romanas.
Sus últimos años los vivió cautivo en la misma mecedora lánguida
que lo mantuvo respirando de la insensatez y la desidia de su sangre.

Desde mi ventana
mis ojos se hacían aguas
al verle moribundo
al ser testigo de cómo su ultimo aliento
se desvanecía entre la fogata de roña que su veladores bufaban.

¡Ha muerto!
¿A quién reclamo su partida?
La desidia y el abandono martirizaron su cuerpo.
¿A quién le digo que lloré?
Robaré su danzarina en donde lo empotraron, injustamente, para romper las cadenas y liberar del yugo su alma que estuvo esclava por la maleficencia de unos seres que poco valor la dieron a su existencia.


JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 48

Niños

El murmuro viajara montado
en la oración matinal,
ira aferrada como dos almas gemelas
entregadas a la procreación de un sólo sueno .

…y cuando la luz haya
aterrizado
entre nosotros,
no habrá distingo
ni altos
ni bajos
ni quien se atreva a medir la grandeza del hombre,
sólo volverá a renacer la raza humana
emprendiendo el caminando hacia el Edén olvidado.

Y él,
el hombre,
el maltratado hombre y su semejante
abrirán sus ojos
y comprobarán en la quietud del alba
que llevan los ojos cubiertos de una mancha histórica de pecado.

Y él
el hombre,
se sorprenderá cuando deje caer
al río cristalino y puro
las almas presas en su raza,
y sus ojos empezaran a sanar
de las paperas que enmascaran sus ojos.

Y cuando la noche se haga día
y él,
el perturbado hombre
deje caer su ceguera infligida
se sorprenderá de lo que sus ojos descubrirán.

Y él
el sagaz hombre,
con sus ojos libres y ligeros
como la bondad,
mirará la tierra que pisan sus cansados pies
que van por siglos librando la batalla de la no destrucción
y verá en sus pisadas ,un pasado de huellas dibujadas en concreto de odio.


Y él,
el venerable hombre,
empezara andar la tierra de nuevo
con la sagrada bendición de la llama eterna
cubriendo con el manto eternal su torso desnudo ;
y caminará pleno ,cargando su piel como tesoro,
y el latido firme de su corazón como brújula imperdible.

Y él,
el tenaz hombre,
se detendrá y mirara hacia el infinito
estirando sus manos a la inmensidad
acoplándolas
a la mano de otro hombre
su hermano de siglos.

Y él
el honorable hombre
sujetara mi mano
y la de cualquier hombre
que camine por el cálido pasto,
y nuestras manos se tornaran color violeta
trasmutando la palma de cualquier hombre
hacia la eternidad y el equilibrio armónico.


y él
el hombre visionario,
mirara hacia el horizonte
trayendo consigo latidos en su corazón naciente;
y el cálido y apacible viento de las montanas
secara sus sudorosas mejillas
con algodones de fe.

y él
el hombre humanista
llevara sus manos a sus mejillas
acariciando su rostro que oculto fue
y desde la oscuridad dará paso a la luz fulgurante
que traerán los niños
en la alforja de su conciencia
y en sus manos se bordeara
la inocencia perdida
que vendrá hecha brizna de verano
presa por las frías montanas de turbación.


y entonces
el sabio hombre mirara paciente a los niños
y se verá a él reflejado en ellos
y entenderá que puede ascender a la cuspide
con el dulce apacible de la vida entre sus manos
coloreando de cordialidad
el camino a la consagración humana
en el nuevo Reino en la tierra.

Y entonces
La sonrisa del hombre despertara de su encantamiento mortal
y la inocencia esquiva de su corazón
despertará bañado de la inocencia de ese hombre olvidado y ciego
que despertó del letargo ungido.

Y el hombre nuevo
se acordará que alguna vez
fue niño
y será niño eterno de nuevo, y
aunque se transforme su cuerpo
bienaventurada su alma
brillará como fuego violeta en su cuerpo.


Y él
el hombre parará de comprar indulgencias
celestiales en la tierra
mirará al infinito y de infinitud
estará lleno su ser
y verá
la tierra llena de cometas multirraciales,
alumbrando cualquier lago
escoltado por el arcoiris celestial
teniendo la tierra de color humanidad.

Y él
el hombre finalmente abrirá sus manos a la tierra
y la tierra germinará con la semilla del hombre nuevo
y la tierra será una fuente inagotable de goce
al hombre y a su hambre
sin fronteras y sus peculiares figuraciones.

Y la libertad viajará en una nube indeterminada
dejando caer la vehemencia
en los hombros de los hombres
y de sus hombros renacerá la tierra
y mirará hacia la tierra arrulladora
y la tierra a él lo venerara
como su huésped superior .


El brillo de sol
se escurrirá en las nubes de paso
bañará al hombre que sucio fue en la tierra
volviendo el hombre a ver su rostro
y el de luna escondida
en los manantiales de dicha;
y el aire puro saldrá libre
colándose entre las manos
de una misma especie
aislada en tormentos..

Mi mama murmuró: La voz del nino
es “el alimento del hombre”
está en su alma, su deber
es reconocer su propio alimento
y el alimento de tu semejante...

El hombre debe de empezar
a alimentar de bondad
y sabiduria al niño
que se hará hombre y algún día
conseguirá el camino que perdido fue.

La nueva era nacera.
Jose Lara Fuentes
leer más   
4
sin comentarios 116 lecturas versolibre karma: 60

Qué fue de

Qué fue de aquel vestido negro
que se quedó enclaustrado entre las rocas desnudas ávidas de tormentos.
Qué fue de aquellos suspiros que enmudecieron los arrecifes desamparados,
qué fue del aire frio que arropo nuestro candor
qué fue del Caroní y el Orinoco que concertaron sus aguas milenarias
para banarnos con su ildulgencia.


Qué fue de los cantos de nuestros cuerpos
en aquellos festivales de caricias,
qué fue de las palmadas de nuestras manos
que dibujaron en el cielo abierto dos cuerpos en uno,
qué fue de ese realismo mágico que desbordado pincelo' nuestros
cuerpos al acecho en aventuras y desenfrenos .

Qué fue de aquellos verdes ojos ,
tus ojos verdes que iluminaron al rio inquieto,
que como inquietos fueron nuestros labios,
que rosaban pletoricos de deseo a la brisa fría de la tarde
y a las rocas afanosamente dormidas a la vera del riachuelo.
.
Qué fue de aquel tapiz del cielo
con que cobijamos nuestros cuerpos turbulentos,
qué fue de nuestros dedos que milimetricamente dibujaron
el destino a cada estrella que reposaba en nuestra carne viva.

Qué fue de...
qué fue de..
d@nde fuimos a parar.

Un dia cruzamos el levante,
el viento nos empujaba hacia un tiempo oscuro
un tiempo sordido,
nosotros colocamos a la vera dos tiempos en la distancia,
cruzamos el rio de la calma con el remo de la soberbia
y nuestros cuerpos se convirtiron en hitos y quebrantos.


Subimos al barco empujado por lo inhóspito,
haciendo tambalear la quietud de nuestros ancestrales ríos,
desaparecimos en la profundidades de la eternidad y con nosotros
los gritos y gemidos que nunca nos desampararon y aun asi
no pudimos consolar la histeria del remolino de agua dulce
que trago sin piedad nuestra candidez.


Cómo quisiera regresar a esas tardes
dónde la quietud de la cala no se interrumpía
ni siquiera con el delicado sonido
de las luciernagas perdidas.

Cómo quisiera inmolarme en el fuego de tu vientre
y arder hasta consumirme
y reencarnar entre los mas alocados desvarios
que una vez entre el Orinoco y el Caroni
tu montana mojada daba de beber a mis labios milenariamnet tuyos
quéfue de ...


José Lara Fuentes @
leer más   
2
1comentarios 63 lecturas versolibre karma: 29

Ya no recuerdo

Ya no recuerdo los días, aquellos días,
días del pasado, cuando tenía una vida distinta a la de hoy.

Cuánto extraño tantos episodios del pasado,
que a veces, no puedo recordar
cuanto lo extraño.

Hay una brisa viajando escondida del cielo,
y ya no recuerdo los días,
aquellos días donde no tenia recuerdos de pasado alguno.

Hay una brisa viajando escondida del cielo
y aunque la brisa se viste de invisible soledad de fragilidades insospechadas,
Cruzándose sigilosamente por mis ojos, como el frío gélido de la muerte en los campos de concentración; aún así, la brisa escondida viaja, y veo su rostro, veo su rostro, cuando apenas tienes edad para encubar pequeños destinos yo veo su rostro.

¡Pero, por qué el miedo a recuerdos!.
La noche se hace espesa y la brisa golpea al anciano,
las almas bostezan en medio de rezos y los fantasmas de los recuerdos duermen anclados a los vivos, que siguen cargando pesadillas y promesas.

La brisa sopla y golpea la ventana y se escucha un susurro lento
Bajando por el miedo del niño que se esconde debajo de su manta.

La brisa viaja, pero qué importa que haya distancia entre la fantasía y lo innegable, si las personas que han hecho felices tus milagros, vivirán hoy más que nunca esculpidos en ti, pero quizás morirán mañana
cuando hagamos reverencia de despedida al camino andado.

Hay una brisa viajando escondida del cielo y ya no recuerdo mis pensamientos, ya no recuerdo ni siquiera mi cuerpo
que ha sido tallado por la corteza
de algún verso,
de algún cuento de hadas,
de algún macizo de mis ancestros, en el que me ha tocado vivir,
ya no lo recuerdo.

Qué extraño es extrañar recuerdos
que la memoria entierra por dolor o por incongruentes
y que la nostalgia implora encuentres en el camino.

Hay una brisa viajando escondida del cielo,
hay una brisa viajando escondida del cielo
y ya no recuerdo aquellos días del pasado
cuando tenía una vida distinta a la de hoy …

Cómo puedo evitar cruzar la callejuela de mis recuerdos.
Cómo detener el desangrado de mis remembranzas que brotan
por la herida profunda de mi ancestral memoria.

¿Cómo pudo pasar?
Cómo pudo pasar
que alguna experiencia de vida pasada
no se grabara en mi memoria.

Cómo puedo recordar
de lo que estoy hecho,
si mis recuerdos van escondidos
en la inquietud del suplicio.

¡Basta les ruego,
destinos de piedras
hincan mi sosiego!

Me siento como el agua
que entra silbando entre las rocas
y su destino es caer entregada al vacío.

Qué hace el arrullo de la brisa
viajando escondida del cielo
alimentando esperanza en la memoria huérfana del penitente,
si ella desaparece sin dejar huellas
en la noches mas extenuantes.

¡Por qué la noche
pare recuerdos
que la memoria olvida!

Hay una brisa viajando escondida del cielo,
y extraño aquellos días del pasado
que de repente aparecen soslayadamente
en los días más caprichosos,
trayendo todo lo que lastima y lacera.

Cuánto extraño
tantos episodios del pasado
que a veces no puedo recordar
cuanto lo extraño.

Nace el día sin recuerdos
y la quietud baña la tormenta,
y los días se tornan melancólicos
Vistiendo algo del pasado
que oculto estaba
en el espacio de la torpeza.


Hay una brisa viajando escondida del cielo
y abruptamente golpea la tristeza
y llueven recuerdos
que no esperaban conciliarse,
se materializan
toman formas,
se convierten en viajeros de épocas,
llevándome a la estación de la sensiblería
guardada en algún lugar de la tristeza del alma
que olvido subir a algún vagón sin ruedas
en la plataforma sin memoria.

Quizás debería vivir
deseando despertar los recuerdos
que no quiero recordar,
y encontrar las huellas conjuradas por el chaman del olvido
y traerlas aquí
y enfrentarlas
y subirlas a través de la brisa fría que viaja escondida en la noche
y enfrentarlas con valentía aunque llueva ahogo.


¿Por qué el corazón tiene reservas guardadas para nostalgias?
¿Por qué no salgo de mi escondite para caminar por el fuego de mis heridas?

Y siento
y observo
pero no razono y ya no puedo recordar aquellos días
cuando tenía una vida distinta a la de hoy.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 21

Permíteme pintarte

Permíteme pintarte otra vez.
Dejemos que la noche traiga tu silueta embadurnada en colores excelsos.
Permíteme pintarte otra vez.
Anoche, retraté en mi mente tu cuerpo desnudo
que extraviado y anclado en el país de mis sentidos vivía.

Anoche, retraté en mi mente,
tu cuerpo desnudo; no tuve ningún problema
en salpicar mis manos con la dimensión de tu inmaculado cuerpo
que recluido en mi mente vivía.
Anoche, has creado al mejor de los pintores
has creado al obrero de las artes
al genio del detalle
al pincel preso
que entre murales vive en mi.

Han transcurridos siglos,
infinitos siglos movidos por tempestades modernas
y sin embargo como una lección de anatomía bien aprendida, mis ojos y mi mente vuelven a descubrir y disfrutar cada centímetro de piel que componen tu perfecta sombra.
Anoche, mi mente repasó cada pincelada trazada , cada línea de tu cuerpo amado.! Oh, mujer cortejada, eres la mejor obra de arte, la mejor pintura al oleo creada que pudiera imaginar en sus comienzos Patricia Watwood.

Oh, mujer halagada
eres espejo,
eres alma,
has quedado inmortalizada en los colores de la pasión desenfrenada.
Oh, mujer lisonjeada,
tu imagen sobrevive más allá del pasado, de presente o de futuro aún no escrito.
Oh, mujer complacida
eres espejo
eres alma
eres sensibilidad,
eres tacto y fantasía,
eres locura
ilusiones,
infamia y desafío.
Oh, mujer satisfecha,
en el abismo de mi alma
estás tatuada con los tintes de la perpetuidad .
En el abismo que vivo, no puedo escabullirme,
porque vivo en el borde del desfiladero donde me has execrado.
Oh, mujer te deseo con tanta indulgencia que te he convertido en real y eterna.
Me has apartado de la luz y de la razón,
pero no me ha importado ingerir crueldad alguna.
Aún sigo medio sonámbulo por el dolor que padece mi alma.
Cualquier razón esgrimida para no expulsarte de este retrato
hecho a la perfección de mi dolencia,
me irrita .

Dulcinea permíteme pintarte otra vez.
Dulcinea tu policromía se estampaba con furia, con fuerza, con pecado,
con divinidad y hedonismo al lienzo de flaqueza en que me he convertido,
y tan solo por el amor que confesé y del cual estoy cada día mas
lejos.

Mis dolencias y necesidades, sin duda, son vaivenes del clima.
Cada trazo pincelado le da vida al retrato de mis necesidades.
No dejes de pincelar en mi mente, por favor, te lo pido.

Jose Lara Fuentes

*Patricia Watwood is an American figurative painter living in Brooklyn, NY.
leer más   
2
1comentarios 85 lecturas versolibre karma: 31

La vida es como una Ruleta Rusa

Tengo la convicción que tiene millones de ojos trabajando para ella,
no hay lugar donde esconderse; imposible no ser localizado, te ubica fácilmente, te pone pruebas y cobra sin remordimiento lo apostado.
Cada error que hemos cometido, tácitamente, lo pagamos con altísimos intereses, que no imaginaríamos contemplaría el contrato adquirido, que por descuido, omisión o espontáneamente fue firmado y refrendado por nuestra pluma en ese irónico pequeño papel de ensueños.
La vida es como una Ruleta Rusa, pagamos con creces los errores cometidos en nuestra cotidianidad, pagamos con creces las mentiras y las farsas, las traiciones y tretas con los amores genuinos, los amigos y la familia.
Tengo la convicción que la vida nos hace un favor, a veces nos ignora ,a veces nos hiere profundamente, pero sin olvidar dejarnos una lección que debemos aprender ,lecciones que nos subrayan en rojo para tenerlas presente con aquellos capítulos por venir que nos podrían gratificar enormemente.
La vida es como una ruleta Rusa, nos educa desde el infortunio y la tribulación, desde la abundancia y la carencia; no viste de miseria y nos regala un corazón sin fronteras ni razas.
Qué importa que el dar no se retribuido sino merecido.
Qué importa que la ingratitud y el egoísmo no los cuelen en las suelas de nuestras primeras pisadas
Qué importa que te repitan hasta el cansancio que el desapego es perdida o que la solidaridad es un gesto hermoso y no un bien común.
La vida es como una ruleta Rusa, ella te desquicia hasta cruzar los límites de la locura y aun así no te atrevas a apretar el gatillo.
La vida es como la ruleta rusa, donde apostar es sobrevivir, pero también donde te pueden exonerar de años de injustos pagos.
Estoy saldando mi deuda.
Tengo el consuelo de saber que la deuda se aproxima a saldo cero y podré continuar mi destino de absoluta probidad, donde no me mojen la espalda con mentiras y engaños y donde ya no juegue a la ruleta de la vida, porque le tocara a otro apostar.

JOSE LARA FUENTES@
leer más   
3
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 44

Mercedes Sosa

Cuando la brisa sobre el mar soplaba inquieta
salí a caminar en busca de la ruta escondida
que la luna dibujaba a mi cruz.

Cuando apareció el amanecer, cada pisada andada
en aquel camino incierto, el mar sedicioso
borraba mis inquietantes huellas.

Todo cambia, todo cambia.
El rumbo cambie y la dirección olvidé
la certeza la desnudé
y mi corazón ablandé.
En aquel camino sin cantos ,
a la brisa del amanecer le susurré.
Mis palabras languidecían en ese camino incierto,
las más inútiles huellas morían arrastradas por la bruma y el frio.

Todo cambia, todo cambia
y en medio de todo esa maraña de angustia,
soledad
y penumbra,
aparecía siempre su canto,
susurrando a mi desatendida razón,
aparecía su canto solariego
estremeciendo mi condena vestida de impaciencia.
Todo cambia, todo cambia
El amanecer apareció incordiando a las sirenas
que pretendían invitarme a sumergirme a las aguas del martito
para inmortalizar mi cuerpo, embalsamándolo entre algas y sus cantos de sirenas.


Cuando el amanecer
gritaba
al vacio
su voz trajo vientos de cambios.
Mercedes, en estas tierras lejanas lo que cambio ayer
tendrá que cambiar mañana ,como cambio yo en estas tierras lejanas.

Gracias por regalarnos tu compañía, tu voz enérgica y tu magnetismo en los días de cambios.
Gracias a la vida por dejarte entre nosotros.
Todo cambia.
JOSE LARA FUENTES@
leer más   
9
8comentarios 167 lecturas versolibre karma: 101

Los hijos de la tierra

Los hijos de la tierra se asoman al filo de una sociedad
que lentamente muere.

Los hijos de la tierra, allende los mares, en una espesa jungla,
corren libremente acompañados por macacos
compañeros de juego del niño desnudo.

Allí, donde habitan, en ese lugar de la tierra,
el niño camina desnudo, libremente se pasea en la mitad de la madre selva.
La selva lo protege, su mayor enemigo tropezarse con la raíz de algún sabio árbol y en su inminente caída al fango,
aprender a vivir con una cicatriz entre sus rodillas ,esa cicatriz como cualquier símbolo sólo reafirma su compromiso entre su sangre y su linaje.

Los hijos en ese lugar de la tierra
son ecosistema y biosfera
son fango y arcilla
son tierra y árbol…

Los hijos en ese lugar de la tierra
hablan el lenguaje de la brisa,
viajan como la lluvia y el canto de las cascadas,
viajan como el Orinoco y el Paraná creando cauces libres.

Los hijos en ese lugar de la tierra
acompañan el viento poniente
sujetando en sus manos cada hoja que cae.
Los hijos en ese lugar de la tierra
son monumentos naturales
son vegetación
y son agua. .

Para los hijos en ese lugar de la tierra,
los animales salvajes son compañeros de consuelo del hombre venerable.
En ese lugar de la tierra, los hijos son hijos del sol y de la fotosíntesis.
Los hijos en ese lugar de la tierra, viven envueltos en una sola especie,
en una sola fauna, sin quebrantar el equilibrio del medio ambiente
protegiendo la riqueza de la fuente de la vida del que se nutren sin explotarla ni apoderase de ella .

Los hijos en ese lugar de la tierra tienen su herencia y cama ganada,
sus posesiones más sagradas proteger su entorno
para dar descanso a su cuerpo y prepararse para fundirse a la tierra blanda,
cuando su alma vuele a reunirse con sus ancestros.

El hombre en ese lugar de la tierra, está hecho de sangre noble y sublime,
anda a sus anchas por los caminos de la tierra grande,
acompañado por una flecha en mano y un corazón rugiendo.
Las grandes montanas levantadas por la naturaleza compasiva
lo protegen, irónicamente del otro hombre, que vive con miedo al otro lado de la tierra.
El hombre en ese lugar de la tierra, tienen su peor enemigo
El depredador mas feroz de su de su especie.
El hombre en el otro lado de la tierra
petrificados viven ,
con miedo viven.
Escondidos entre sus maquinas viven.
Su profecía: el progreso invertido.
La destrucción el aire y el suelo.

Hay que parar la destructiva manía del progreso mal entendido,
Hay que detener la profecía maligna
de quienes hieren el corazón del planeta
para enriquecerse escondidos en algo que llaman progreso.

Sólo nos queda aprender del hombre en ese lugar del planeta
para preservar las especies en peligro de extinción
la flora y la fauna y el hombre en ese lugar olvidado del mundo.
¡Nuestros pulmones arden en llamas!
Amparo y preservación: el grito al unísono de los hijos de la tierra
en ese lugar de la tierra..

JOSE LARA FUENTES
leer más   
2
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 29

Mujeres

La vida está llena de mujeres religiosamente
hermosas
con sobrado talante,
sobrias
elegantes
astutas
elocuentes
inteligentes,
religiosamente
profundas,
sutiles
y tiernas.
La vida está llena de mujeres religiosamente
Rebeldes,
sediciosas
y temerarias,
viviendo atrapadas en el espejo
convexo de un historia mal contada.
La vida está llena de mujeres religiosamente
maltratadas,
ahogadas
privadas,
mentalmente abusadas, que viven con el lienzo negro entre los labios.
La vida está llena de millones de mujeres religiosamente sobrevivientes de un modelo viciado y agotado que rompió amarras.
Ellas viven atascadas en la absurda manía de un siglo que se ensaña contra ellas, sólo por miedo a que este abominable mundo regido por la fuerza física de los débilmente corajudos se desmorone ante sus ojos repletos de conflictos y apuros.
La vida esta llena...

JOSE GREGORIO LARA F@
leer más   
5
2comentarios 135 lecturas versolibre karma: 61

El Camino

He dejado dos hijos en el camino.
Quisiera pensar que el aire de la amargura, no está incordiando su respiración, y mucho menos que el agua del sufrimiento esté envenenándolos de sed.
Quisiera pensar que sus pasos están revestidos de bitácoras, que los conducen a propagar la formula de la perpetuación de la raza humana y su salvación.

¡Mi naturaleza humana pinta de humo espeso
de fuego y calor
de alquitrán y resina!
Mi humana forma se desvanece entre los arbustos de la selva madre, que injustamente arde a los ojos del mundo.
Quién puede masticar un trozo de buey, beber una copa de melaza y vomitar diablos y dioses.
Quién se sacia con el hambre y la muerte del semejante
con la muerte del pariente del primer hombre que camino la tierra.
Quiénes juegan absurdamente con la quema del mundo en el tablero del monopolio mundial.
Quiénes poseen las fichas “hambruna y guerras” en ese juego malvado de ricos y pobres.
Quiénes nos endosan ésta penitencia de retroceder a la era del hielo y el fuego.
Qué desgraciado puede masticar un trozo de alce, beber una copa de mistela y vomitar dioses y diablos.
Volvemos a los primeros siglos del fuego y la caza.
¡Malvados quienes elevan consignas para avergonzarnos y enfrentarnos!
He dejados dos hijos en el camino, quisiera pensar que en sus manos estén la honra y la fuerza de fundirse con otros hombres.
¡Seguiremos pensando en utopías!
Retroceder sólo queriendo borrar las huellas de tribulación pinceladas en el concreto, no las borra.
El agua, ya no es cristalina, ni fluye libremente en ninguna ribera, porque
la embotellan turbia con el mal de la humanidad: desconocer la esencia del ser vivo y su equilibrio.
No veo, mis ojos están sellados,
no ve ,sus ojos están martirizados ,
Ciegos nos quieren, porque la conciencia tiene ojos.
¡Oh ,hombre cruel ,el cielo ha desaparecido, lo cubriste con el humo de insolencia…
! Qué angustia!
He dejados dos hijos en el camino, quisiera pensar que en sus manos
esté la fuerza de fundirse con otros humanos.
En ella, en la niña, llevo la madre naturaleza y los hijos de los hijos de la selva que arde sin razones.
En él, llevo nuestro rostro humano, sacrificado a plena luz por la salvación.
En él, en el niño, en ella, la niña, llevo mi destino y el de todos los hijos de los hijos.
Hay un camino, un camino que no tiene espera y que espera empecemos a transitar por los hijos de mis hijos.
JOSE GREGORIO LARA FUENTES
leer más   
2
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 29

Un día de Enero

A veces,
el invierno trae sueños entre sus alas.
Algunos son amargos y tristes
y otros sublimes y excelsos.

Un día de Enero,
cuando el alma de los pecadores
se humedece en las cristalinas aguas de la costumbre.
-soñé con ella.
Fue un sueño inesperado e incomodo,
sutil y amargo
dulce y embriagante .
En un sola voz “estremecedor.”

-Soñé con ella-
en la época de poca voluntad humana de mis días.
Fue con el último suspiro, que quedaba en mi cuerpo
que soné con ella.
Fue un sueno revelador,
quizá liberador,
fue un naufragio que nació desde
la agonía al hastío
del cansancio al agotamiento,
transportándome a la inspiración casi profética..

Fue un día de Enero,
que soñé con ella,
y al despertar la mortalidad de mi sangre
volvía a levantarse como el ave fénix del letargo.

De un tirón, fue de un tirón,
que el despertador levantó mí pesado cuerpo
elevándolo del catre de la vida al suspiro sobrehumano.
Fue un sueño que levantó mi cuerpo del aburrimiento de décadas,
donde la costumbre y la rutina lo encadenaron
encumbrándolo a la espera de un suspiro de un soplo casi divino.


Fue un día de Enero
cuando los sueños dejaron de ser pesados
como la culpa y el miedo.
Fue un día de Enero,
fue un día de esos días
cuando las amarras que retienen los suspiros y las liras
cayeron a una distancia inconmensurable ,muy lejos de la razón.

Fue un día de Enero,
que soñé con ella, y me debo estar volviendo loco,
porque ya no necesito los sueños
de almohada para corretear mis fantasías.

Del catre donde reposaba mi angustia
me levanté ,de un tirón.
Fue en Enero el sueño….
¡Fue un sueño!
Fue un día de Enero,
cuando conté presuroso a ella mi alucinación,
pero ella concilio su indiferencia
a la sordera ,quizá ,de su inexperiencia.

Me dijo:
En Enero está prohibido soñar.
Deberías disuadir lo que tus noches traen a tus sueños,
culpable y en purgatorio vivirás por traerme aquí
y encerrarme en ellos, tus sueños, dijo.

Fue en Enero que soñé con ella
y supe que la inquisición es un plagio.

Hoy sigue siendo Enero
y yo desvelado
sin ganas de ir a la cama,
tengo una maldición a mis espaldas
resguardada por aquel sueño .

Nunca describí el sueño
y ella me echo despierto
del costado de su vida y de sus posibles márgenes.

Soy un pecador de los sueños de invierno.
Tuve un sueño con ella, aunque nuca lo conté
hoy puedo decir que sólo fue una poderosa oración
que hicimos juntos en los confines de un sueño imposible
y ese sueño imposible fue en el mes de Enero.





JOSE LARA FUENTES© 





JOSE LARA FUENTES©
leer más   
5
5comentarios 86 lecturas versolibre karma: 58

Ya no recuerdo

Ya no recuerdo los días,
aquellos días,
días del pasado,
cuando tenía una vida distinta a la de hoy.

Cuánto extraño tantos episodios del pasado,
que a veces, no puedo recordar
cuanto lo extraño.

Hay una brisa viajando escondida del cielo,
y ya no recuerdo los días,
aquellos días ,
donde no tenia recuerdos de pasado alguno.

Hay una brisa viajando escondida del cielo
y aunque la brisa se viste de invisible soledad
de fragilidades insospechadas,
cruzándose sigilosamente por mis ojos, como el frío gélido de la muerte
en los campos de concentración; aún así, la brisa escondida viaja,
y veo su rostro,
yo veo su rostro ,
cuando apenas tienes edad
para encubar pequeños destinos
yo vi su rostro.

Pero, por qué el miedo a recuerdos.
Bostezos en medio de rezos, ¡no!, si los fantasmas de los recuerdos duermen anclados a los vivos,
que siguen cargando pesadillas y promesas.

Qué importa que haya distancia entre la fantasía y lo innegable,
si las personas que han hecho felices tus milagros, vivirán hoy más que nunca esculpidos en ti, pero quizás morirán mañana
cuando hagamos reverencia de despedida al camino andado.

Hay una brisa viajando escondida del cielo y ya no recuerdo mis pensamientos,
ni mi cuerpo que ha sido tallado por la corteza
de algún verso,
de algún cuento de hadas,
de algún macizo de mis ancestros, en el que me ha tocado vivir,
no los recuerdo.


Qué extraño es extrañar recuerdos, que la memoria entierra por dolor o por incongruentes y que la nostalgia implora encuentres en el camino.


Hay una brisa viajando escondida del cielo,
hay una brisa viajando escondida del cielo
y ya no recuerdo aquellos días del pasado
cuando tenía una vida distinta a la de hoy …

Cómo puedo evitar la callejuela de mis recuerdos.
Cómo detener el desangrado de mis recuerdos en la herida profunda de mi ancestral memoria.

¡Cómo pudo pasar ¡
Cómo pudo pasar que alguna experiencia de vida pasada
no se grabara en mi memoria.

Cómo puedo recordar de lo que estoy hecho,
si mis recuerdos van escondidos
en la inquietud del suplicio.

¡Basta les ruego,
destinos de piedras
hincan mi sosiego!

Me siento como el agua
que entra silbando entre las rocas
y su destino es caer entregada al vacío.

Pero, que hace el arrullo de la brisa
que viaja escondida del cielo
alimentando esperanza,
si ella desaparece sin dejar huellas
en la noches mas extenuantes.

¡Por qué la noche
pare recuerdos
que la memoria olvida!

Hay una brisa viajando escondida del cielo,
y extraño aquellos días del pasado
que de repente aparecen soslayadamente
en los días más caprichosos,
trayendo todo lo que lastima.

Cuánto extraño
tantos episodios del pasado
que a veces no puedo recordar
cuanto lo extraño.

Nace el día sin recuerdos
y la quietud baña la tormenta,
y los días se tornan melancólicos
vistiendo algo del pasado
que oculto estaba
en el espacio de la torpeza.


Hay una brisa viajando escondida del cielo
y abruptamente tropiezo con recuerdos
que no esperaba conciliar,
y los recuerdos se materializan
y toman formas,
se convierten en el viajero de épocas,
llevándome a la estación de la sensibilidad guardada de un alma triste
que olvido subir a algún vagón sin ruedas
en la plataforma sin memoria.

Quizás debería vivir
deseando despertar los recuerdos
que no quiero recordar,
y encontrar las huellas conjuradas por el chaman del olvido
y traerlas a ellas las huellas
las huellas del recuerdo
a través de la brisa fría que viaja escondida en la noche
y ser valiente
y enérgico,
aunque tenga miedo de verlas de nuevo,
aunque algo de mi corazón
se haya fugado alguno de esos días…

¿Por qué el corazón tiene reservas guardadas para nostalgias?
¿Por qué no salgo de mi escondite para caminar por el fuego de mis heridas?

Y te siento
y no te veo
pero te siento.. 

Pero ya no puedo recordar aquellos días
cuando tenia una vida distinta a la de hoy.


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 45

Karma

La taza
cristalina
atiborrada de karma
reposa en la mesa
junto al puro apagado
por las lágrimas
del desencanto y los malos recuerdos.

Tantas
Huellas
traslúcidas
en esa vieja taza cristalina
que mis labios han terminado revestidos
de angustias y falsas alegrías.

Tantas
Huellas
transparentes
en esa vieja taza del martirio
que mis entrañas han terminado revestidas
de ansiedades y flatulentos júbilos.

Tantas
huellas
transparentes
en esa vieja taza del suplicio
por un pasado andado a gatas
que ha terminado ceñido a mi esperanza
y al karma fermentado que he bebido hasta atragantarme
y que hoy reboza y trastorna hasta mi concupiscencia..

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 35

Enredaderas

Abracemos
nuestros cuerpos desnudos
acoplándonos
entrelazándonos,
yo
a tus delicados brazos y a tu ternura
y tú
a mi cintura y mi vanidad,
porque yo deslizare mis manos a través de tu torso ardiendo
y tú subirás delicadamente tus manos a mi abdomen hecho fuego.

Apretémonos
como dos hiedras
enraizadas por destino,
enraizadas a un tiempo
que nos trajo de la nada,
alimentándonos con su savia
de pureza y candor.

Dejemos caer la lluvia
a nuestras alegrías
y que las alegrías pinten caminos
que importa que nos sean como otros :perfectos y pulcros.
Lancemos pues al camino
sacos de abono
para que las recoja el labrero
y él pueda abonar la tristeza de la tierra.

Abrázame sin despertar la razón y lo correcto,
abrázame sin despertar las ciencias y sus tiranías,
abrázame con tu piel desnuda
para que sea sólo un cuerpo de pecas,
un solo cuerpo de pecas desnudas,
donde cada una se entrelace
creando nuestra analogía.

Reposa tu pecho en el mío,
enredadera de mis días,
que yo reposare el mío en el tuyo,
enredadera de mi lozanía.

Dejemos que del hombre y la mujer
la vida crezca.

Dejemos caer la lluvia a nuestras alegrías
y que las alegrías pinten caminos
qué importa que nos sean como otros.

Has arder la antorcha de leña febril
de nuestros cuerpos y dejemos que las enredaderas
envuelvan nuestros desnudos cuerpos,
qué importa que nos sean como otros.
pero dejemos que del hombre y la mujer la vida crezca.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 43

Aquel atardecer de Junio

Aquel atardecer de Junio arrodillado justo enfrente a la mesa

de roble envejecido, aquélla que construiste para nuestros descansos

la misma que tu paciencia moldeó con tu incansable temple,

hoy se anegaba en llanto.

Aquel atardecer de Junio mis manos temblorosas se sostenían a la mesa de roble envejecido rememorando esos capítulos que hoy perturban aún más mi sosegado aliento.

Aquel atardecer de Junio hinqué mis trémulas rodillas en el fango de la ira y la consternación por tu ausencia.

Aquel atardecer de Junio las gotas de tristeza y de dolor que no cesaban de caer de aquel cielo nublado de añoranza, seguían inundando mis pueriles recuerdos por tu partida.

Aquel atardecer de Junio mi niñez emergía intrépido, desorientado, consternado y ofuscado sabiendo que el velo de tu amparo seguía allí en medio de aquella mesa de roble envejecida.

Aquel atardecer de Junio volví a corretear sin miedo a nada, corría tan de prisa a tu alrededor que tus piernas no me daban alcance, sin embargo tu mirada seguía sosteniendo mi ingenuidad y mi confianza.

Aquel atardecer de Junio mi rebeldía e ingenuidad volvían a zarandearte en lo más profundo de mis recuerdos, ésta vez al filo de mis ojos cansados y de la mesa de roble envejecido como testigo.

Aquel atardecer de Junio corrí, corrí y corrí con los cordones sin atar, corría tan deprisa que no pudiste evitar mi tropiezo.

Aquel atardecer de Junio mi cuerpo se llenó de infinitas emociones, aflorando mi estupidez escondida en el cofre de la soberbia que atrapó la niñez y mi juventud gloriosa, que tus manos moldearon con sapiencia y sabiduría, en el cofre de la ingratitud y antipatía.

Cada gota de agua que este atardecer vierte sobre mí, va rozando mi soledad, anegando mi patio de mi alma de desdicha e infortunio por tu ausencia.

Aquel atardecer de Junio veía caer lentamente las hojas de aquel envejecido árbol que un día sembramos en el tiempo y que hoy sostiene cada una de las gotas acumuladas del llanto de mis ojos, que son los tuyos.

Este atardecer de Junio has vuelto a arroparme.

Entre mis manos la candidez del viejo tiempo me lleva sobre sus hombros.

Padre, donde quieras que estés, aprieta mi mano más fuerte, porque tu sangre y tu aliento siguen caminando a mi lado.

La bendición.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
6
5comentarios 136 lecturas versolibre karma: 83

Debería sumergirme

Debería sumergirme en la profundidad de la estupidez humana para sellar la atiborrada torpeza del ser humano que representa la trágica comedia del hábito desleal del individualismo.

Debería sumergirme en la profundidad de la egocéntrica manía humana de creerse superior a otros para sellar la insatisfecha y maltrecha impericia del ser humano representada en la infausta comedia del hábito infiel del fariseísmo.
Debería sumergirme en la profundidad del cuerpo y de la palabra que el hombre sigue traicionando para sellar la infeliz y desdichada vida que mortifica al hombre en su permanente hábito desleal
con su destino
con otros hombres
y con la alianza de su destino.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
sin comentarios 90 lecturas versolibre karma: 67

Línea frágil

Hay una línea frágil entre lo honesto y lo perverso.

La delgadez es tan insignificante que lo honesto y lo perverso se confunden

en ese particular espejismo de la mirada.

Hay huellas que llevan marcadas destinos

entrelazados entre lo honesto y perverso.

La fragilidad del ser humano se concibe en las tormentas.

La fortaleza del ser humano se fortalece en el sosiego y la calma.

La honestidad y la perversidad.

Aquí mirando tus huellas

que dejaste justo después de la tormentosa calma.

Dónde está suspendida mi confianza sino en una línea frágil

entre lo honesto y lo perverso.

Ha empezado a caminar justo por la línea frágil que describe mi destino.

Honestidad o perversidad.
leer más   
8
1comentarios 73 lecturas versolibre karma: 71

Marea negra el amor

Marea negra el amor.
Mi pluma quedó vacía de tinta
ante un papel saturado de astucia y de vicio.
Desafortunadamente mi pluma
no pudo salvar del infortunio
al marinero soñador creyente del amor.
Mi pluma se dejó vencer
por las olas del martirio,
por las corrientes
de blasfemia
y por los embates de agua turbia que ella contenía.
Marea negra el amor.
Indetenible ese mar bravío, marea negra el amor, enmudeció mi pluma
echando a patadas de mi altar las historias de beatos y santos.
Los secretos de los amantes, marea negra el amor,
que guardaban en las profundidades del mar
los nuevos amantes son ahora visibles
aunque la góndola de mis desgracias navegue a la deriva y ya no pueda soportarme.
Se tragó el amor,
la marea negra,
y mi pluma no pudo rescatar
al marinero sonador creyente del amor.
Mi pluma quedó vacía
ante el papel vestido de vicio y astucia
por una marea negra del amor.
Hoy solo queda marea negra.
Marea negra el amor.
leer más   
6
2comentarios 109 lecturas versolibre karma: 68

Tu garganta

Tu cuerpo

en mis manos

hoy

habló miles de veces,

en distintas ocasiones

en insospechadas zonas.

Tu cuerpo

en mis manos

hoy

ha descrito a detalle

el camino de

Santiago y las sagradas escrituras.

Tu cuerpo

en mis manos

hoy

ha descrito a detalle

hasta la desconocida ruta mística

Maya.

Tu garganta

hoy

ha recitado los sonetos más sublimes entre amantes

en noche

alguna.

Tu garganta

en mis manos

hoy fue un dique con las compuertas abiertas, dejando salir millones de gemidos presos por la concupiscencia de la carne y sus misterios.

Tu garganta..



JOSE LARA FUENTES
leer más   
10
sin comentarios 111 lecturas versolibre karma: 94

Envolver

Quisiera envolver en papel regalo la oscura pedantería que te desborda

y depositarla en el correo sin destinatario.

Quisiera que nos detuviéramos en la tienda de regalos que es mi alma

para regalarte humildad

y la sencillez de mi ser

en estado puro.

Cómo quisiera...



JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 61

Lágrimas al mar

Lágrimas de rojo intenso bañan las aguas frías del martirio de mi soledad.

Lágrimas perpetuas golpean las rocas atrapadas en la noche ,arrastrando al barro de la desventura mi consciencia que intenta zafarse del ancla encallada en mi penitencia .

“La arena invariable absorbe el destino del mar”.

Las minúsculas gotas de llanto que mis ojos paren,son como rojas huellas que se confunden y extravían en el sendero a las aguas profundas y recónditas del mar tenebroso,dejando algo del dolor esparcido en la superficie del revoltoso oceano.

Las inoportunas lágrimas rojas caen desesperadas golpeando repetidamente las rocas perpetuas que no sucumben ante el parto inclemente de dolor infligido por mea culpa a mis ojos casi fallecidos .

Mi voluntad sucumbe complaciente a los vestuarios del mar, exponeniendo la congoja y la agonía de mi soledad entre los arrecifes huérfanos del mar .

“La vida se esfuma entre lágrimas rojas.”



JOSE LARA FUENTES
leer más   
6
2comentarios 150 lecturas versolibre karma: 70

En soledad

Cuando llueve
no dejo de mirar las gotas que caen
desde la vanidad en mi mentón.

Millones de gotas caen
golpeando
repetidamente mi destierro involuntario.
Millones de gotas caen
desmayando
mi frágil voluntad,
millones de gotas caen
en el vacio de la soledad de mis ojos
hibernados y encurtidos de olvido.

Cuando llueve
me acompaña la palmera infantil de mi recuerdo.
Tanta es la soledad que no dejo de trepar a ella,
a ver si logro confundirla para que me me deje partir.

Miro alrededor y mis ojos cansados solo persiguen soledades.

Me envuelvo de mi mismo
en el oasis del desierto
secándome de las amistades insolventes
que una vez abrigue por miedo a la soledad.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
1comentarios 45 lecturas versolibre karma: 66

En puerto perpetuo

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero su belleza ancla
mi alma en el fango inclemente de la soledad.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero el viento sopla tan antipáticamente
agitando en el desierto
el manto polvoriento
de desdicha.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero el viento sopla tan fuerte sacudiendo la fragilidad de mi mástil.

Intento navegar en las aguas cálidas del océano,
pero el viento va rompiendo, quizás, casuísticamente la ruta que desde
aquel infortunio, de puesta de luna llena, inundó y enterró en el mismísimo
puerto perpetuo mi conciencia, mapa y cartografía.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
1comentarios 40 lecturas versolibre karma: 54

El pasado vuelve

El pasado pareciera que nunca pierde su mirada

nos atrapa, nos arrincona nos mantiene cautivos en su maraña de hechos.

Somos presa fácil entre sus poderosas garras.

Sin darnos cuenta, en un solo segundo, con sus garras nos presiona la yugular deteniendo los latidos fulgurantes de nuestros corazones.

Sigiloso camina, cauteloso nos vigila.

El pasado vuelve, se escurre por las ventanillas del presente dejando a su paso el recuerdo vivo de un pasado amargo.

El pasado vuelve con su cara de anciano mal encarado.

El pasado vuelve envuelto en sábanas de púas y pirañas.

Sus movimientos son precisos y certeros cuando acecha.

El pasado vuelve cargado con dardos envenenados que lanza sin remordimiento, hiriendo nuestro consuelo que creíamos firme.

El pasado vuelve vistiendo sombrero de paja y farfolla.

El pasado vuelve vacilante cargando escondido entre sus manos las cicatrices de sus males.



El pasado vuelve perturbado y temible.

Sus pisadas son zancos indetenibles.

Camina acortando con facilidad cualquier distancia.

El pasado vuelve envuelto en años que el mismo escribió con tinta de sufrimiento.

El pasado vuelve envuelto en penumbras.

Vuelve con la perversidad bajo su brazo.

Vuelve vistiendo una coraza de impenetrabilidad.

Vuelve vendiendo ingenuamente algunas buenas razones.

El pasado vuelve.

Su rostro perdido, desfigurado en la claridad del presente por los duros golpes recibidos no desaparecen ni se ocultan en los días más oscuros a los ojos humanos.



Cuando piensas había acabado, no es así,

él viene por más.

Hoy

lo he visto,

he visto su calva y su sombrero, ¡es él!

El pasado vuelve.

Me he sentado junto a él y hemos hablado.

Su rostro esconde marañas y desprecio, su voz quebrantada

lo sigue acusando de despiadado e insensible.

El precio que hay q pagar es alto, él hasta gratis regala su mal.



El pasado vuelve.

Sus fuerzas son descomunales, no hay escondite seguro.

Su cara desfigurada es un síntoma de grandeza.

El pasado vuelve viene a cobrar su deuda.

Lo he visto, he visto su calva y su arrogancia ¡es él!

El odia hablarle al por hacer y el odio se alimenta con facilidad

de la ira y de los rencores guardados al amanecer.

El pasado vuelve, y yo le niego la entrada .



El pasado vuelve.

Está justo aquí en mi mesa, en mi comedor.

Pareciera que los días están contados, no sé si para él o para mí.

Que mal huele…

¡El pasado vuelve!



JOSE LARA FUENTES
leer más   
14
8comentarios 141 lecturas versolibre karma: 118

Cumpleaños

Mis pensamientos

no destilan alcohol

ni olvido.

Han pasado muchos días,

pero ésta fecha sigue sembrada en el epicentro desembriagado

de mi ilustrado corazón.

¡Y cómo no iba a recordar tú cumpleaños!



JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 53

Caminos

En la vida conseguimos infinitas puertas que nos conducen a millares de caminos y destinos, algunos signados por éxitos, fracasos, desamores, tirrias, rencores, violencia, cóleras, egoísmos ,sabidurías, paciencias, amores, cordialidades, supervivencias, lealtades, compromisos, desencantos y algunos repletos de misericordias ,pero sólo depende de nosotros elegir cuál puerta abriremos y lo importante no es cuál abriremos, sino lo que llevemos en nuestros bolsillos al cruzarla, porque una vez dentro ,debemos integrarnos con lo positivo que consigamos ,aportando, mejorando y transformando a esa masa humana que ha decidido cruzar más allá del umbral de la puerta.

Debemos contrarrestar y combatir lo negativo que consigamos, lidiando, batallando, guerreando, bregando a veces a la fuerza, otras con firmeza y con convicción y sin desmayar, pero sobre todo creyendo en nuestros instintos, porque una vez dentro, no debemos olvidar que el tiempo puede cerrarnos una de las puertas que ha decidido abrirnos encerrándonos en el olvido en una vida lastimosamente desquiciante.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
1comentarios 92 lecturas versolibre karma: 35

Alrededor de usted

Alrededor de usted ya no sé que es verdad o mentira.

Me da mucho miedo su frivolidad.

Qué lástima siento que alguien juegue con el regalo del amor, juegue a esconderse impúdicamente en una tarde de puesta de sol para alimentar los instintos carnales más febriles, abofeteando sagazmente la sinceridad y el pacto fervientemente contraído en algo que llaman fidelidad y amistad.

Por qué si la invite a conocer la dulzura de la franqueza, la suavidad de la confianza y la majestuosidad de la sinceridad, usted ha decido traicionarlo todo por tan solo 5 minutos de regodeo.

¿Por qué no mantenerse fiel a un tsunami de afectos y devociones?

Por lo visto, usted no ha entendido que el afecto de dos amantes que comienzan la odisea del amor es más que 5 ilusos minutos de intercambio de palmaditas.

Si me invitó a que pintáramos con luces de colores un vasto horizonte, un hábitat traslúcido de pureza, humana y virtuosa, por qué usted prefirió desnudarse en un cuarto frívolo repleto de muchos sin nombres por una copa efímera de gozo.

En el pasado reciente cuando llegué a su puerta, lleve mis emociones que fueron tímidas y escrupulosas y usted las vistió de vida, las hizo visibles, suaves y tiernas, pero aquella tarde las barrio con los tentáculos de la indiferencia y la traición.

¿Cómo puedo amarla si vende mentiras y una vida solapada cargada de trivialidades por sexo o peor aún, por 11 minutos de extraña compañía?

No entiendo, cómo dice usted que ama a alguien, pero miente en las cosas más elementales.

Maldigo mi fragmentada memoria que me la recuerda a cada soplo del viento. Maldigo la pesadilla que no termina ahí en el capítulo final.

Tengo que confesar que a pesar del dolor, cada vez que el viento astuto incordia mi memoria la recuerdo.

Recuerdo su pelo que sigue hipnotizando mi andar y sin hablar del olor a caramelo de su piel hoy más que nunca grabada en mi tosca nariz.

Pero con dolor lo digo, ¡ya no hay vuelta atrás!

En lo más remoto de mis pensamientos usted sigue trepando deliberadamente por mis falsas esperanzas, pero creo que usted eligió a la persona menos indicada para sortear sus mentiras.

¿Qué es para usted la fidelidad, sino no sabe reconocerla en el AMOR?

¿Qué es para usted vivir en la admiración si no se respeta a sí misma?

Ya no sé que es verdad o mentira.

Solo respiro blasfemia a su lado.

Vivo en un tiovivo de amargura e incertidumbre.

Alrededor de usted ya no sé qué es verdad o mentira.



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
2
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 31

Amargura

Los adultos nos recuperamos de los fracasos y heridas que nos cuela sin previo aviso el devenir de los años.
Muchas de esas experiencias que nos topamos en ese vagón de los vaivenes de la vida las percibimos como absurdas e inmerecidas, descabelladas e injustas.
Sin embargo las consecuencias de nuestros actos nos llevan a transitar destinos, muchas veces sin darnos cuenta, destinos amargos, donde solo se escuchan cantos de sirenas repetidos al amanecer.
Lo curioso y maravilloso es que casi siempre la vida nos permite conseguir la libertad de domesticar y renovar con sigilosa paciencia nuestros nuevos pasos, aislando con atino las grietas de la amargura que sin previo aviso nos había colado el destino.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
7
1comentarios 85 lecturas versolibre karma: 111

Burbuja de la vida

BURBUJA DE LA VIDA (A MI HIJO)

Para Balder Aitor L L

En el acuario humano justo a la medianoche nadas como un pez en altamar, como un pez en aguas cálidas y seguras llevando alas blancas de libertad, alas de vida.

En medio del silencio, imaginariamente, contemplamos toda tu entelequia.

Con gran expectación nuestras manos se posan reiteradamente sobre la piel que nos separan de ti, sensibilizando nuestra fe e invocando creyentes en el milagro de vida.

No dejamos de repetir una y otra vez lo maravilloso que es palpar la vida más allá de la maravilla de la existencia.

Aquí estás, aunque no te podemos ver, si podemos sentirte.

Cuando apareces, siempre a la misma hora, mi emoción cabalga tan de prisa que la exaltación me embarga, me siento embelesado por tu presencia, fijando casi hipnotizado mis ojos a la burbuja humana donde has elegido estar.

Cuando te veo aparecer una y otra vez la respiración contengo.

La burbuja majestuosa dónde estás inmersa, se baña con lágrimas de porvenir y promesas futuras, esparciendo en cada rincón de la sutil membrana que te protege.

Nuestro ánimo de acompañarte en esta aventura maravillosa que es la vida, hace la noche más mágica de horizonte alguno.

Gimnasta, no sabemos mucho de ti, excepto ciertas medidas, rasgos pocos definidos, pero sabemos tu nombre.

Dentro de la maravillosa burbuja humana creces tan deprisa que pronto en este invierno nos apiñaremos los tres para darte calor.

Cada día se nota más tu presencia, como también las ganas de tenerte; las ganas de poder compensarte por todo aquello que nos das, para compensarte con millones de amorosas miradas, millones de te quiero, con millones de besos infinitos.

Estas conectado al cordón de la vida suspendido en el agua maternal, pero estás seguro y alimentado amado y deseado.

Eres parte de nuestra imagen y semejanza.

Cada mañana que comienza mi recorrido en la cotidianidad de los días, ansioso espero la media noche para verte brincar, para verte columpiarte ,para sentirte, para acompañarte en tu desvelo en la burbuja humana donde has elegido estar.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 71

¡Cómo quisiera!

Cómo quisiera

borrar,

tachar,

quitar,

deshacer

y suprimir cada segundo que estuvimos juntos.

Sólo espero que la sangrienta lluvia caiga muy deprisa entre en mis pesadillas y arrastre despiadadamente y sin avisar a las orillas del vertedero de la infelicidad,todo ese tiempo que malgasté entre luces sin brillo y noches sin luna llena.

¡Cómo quisiera!

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
10
5comentarios 200 lecturas versolibre karma: 95

Resistiré

Tus cabellos húmedos rozaban mi pecho.

Tus caderas acopladas sincrónicamente a mi pelvis.

Tus tobillos sosteniendo mis manos.

Tus manos incrustándose a mis hombros.

Mi cuerpo en su totalidad afanoso accedía a los laberintos de tú piel ansiosa,

fusionándose discretamente con cada brizna de pasión de la cual estas hecha.

Nuestros cuerpos ardientes invitados por la fogosidad de nuestros sentidos, se acariciaban lascivamente, dibujando en nuestros cuerpos huellas imborrables y casi milenarias.

Las agujas del reloj aceleran su recorrido y mis ganas fervientes se expanden dentro de ti de tú delicada y suave complexión, rozando incesantemente tus labios internos y externos que se visten y desvisten con facilidad ante los vaivenes de tu impetuosa cintura, glorificando nuestra convicción.

Ante los sutiles movimientos de subida y caída libre que retuercen de placer nuestros desnudos cuerpos acalorando de máximo deleite nuestros sentidos, cada segundo más conectados por la mismísima excitación, la habitación es un eco de placer que retumba al otro lado de la pared, haciendo volar la imaginación de quien escucha del otro lado de ella.

Mi apetito por años atormentado, hoy se libera y fluye febril y ardiente sondeando las carnosidades que recubren su vientre perfectamente perfumado con flores piadosas.

Mi deseo acoplándose con pasmosa incredulidad a la esponja absorbente que es su núcleo celestial, que esperaba por siglos el temblor del hombre que pudiera sacudir el umbral de su paradisíaco cuerpo.

Inmerso en el epicentro carnal de su delicado cuerpo, recorro con majestuosidad los misterios que esconde su profundidad.

¡Oh tentación que alimentas sueños, atrapado en un cuerpo estoy, conjurado existo, vivo sorprendido en las redes de la instigación, te pido venir a exorcizarme y libérame de pecado.

Fue solo un sueño, si, lo soñé, aunque sentí cada centímetro de su cuerpo afanoso sobre el mío y el mío sobre el suyo, lo viví, si, lo viví.

Cada segundo que la pienso, aun recuerdo sus cabellos húmedos rozando mi pecho, sus caderas acopladas sincrónicamente a mi pelvis, sus tobillos sosteniendo mis manos y sus manos incrustándose a mis hombros.

En mis pensamientos y sentimientos navegas.
Resistiré.
¡Intentaré hagas puerto en ellos!



JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
1comentarios 87 lecturas versolibre karma: 57

Juego del Amor

Ayer jugué,con desventaja, al juego del amor y no me importó

apostar

-y gané-

Hoy jugué,sin ventaja,al juego del amor y no me importó apostar

-y gané-

Mañana y siempre jugaré al juego del amor

con ventaja o sin ella

y no me importará apostar

-si gano o no- ,! no me importa!

En el tiempo del juego del amor,ya he ganado bastante.

Ella sabrá sí quiere ganar al juego del amor

-con ventaja o sin ella -

Es su turno: Le toca a ella apostar.


JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
1comentarios 79 lecturas versolibre karma: 70

Arco iris

"
No hago más sino esperar que el día aparezca para poder apostarme en la única ventana que tiene mi morada, para poder contemplar la delicada y deliciosa imagen que mis ojos recogen al verla aparecer arriesgadamente frente al espejuelo de mis sentidos.

Una imagen poderosa, exótica, incomparable, inconmensurablemente bella.

Ella es como un arco iris, sí, un arco iris de mil colores que aparece después de la tormenta más bravía, así es ella.



Cada mañana cuando su rostro venturado toca mi ventana, que placentero es y ha sido la dulce espera.

Frente a la ventana de mis sueños empieza a aparecer ante mis dispuestos ojos los primeros sintamos de dicha y primor, inundando de latidos frenéticos mi corazón.

¡Qué irónico, después que cada sueño inconcluso, casi siempre la vida, nos regala infinitos sueños llenos de credulidad y esplendor!

Toda esa perfección contenida en su rostro es como la flor más exuberante al desnudo en la selva más inhóspita y ella ante mis ojos, no es más que la celebración a la divinidad a lo exuberante.

Con tan solo girar el pestillo de la ventana puedo saciarme, cada mañana de grandes detalles, como por ejemplo su hermoso rostro, sus largas piernas y sus ojos saltones cruzándose en el recorrido con mis hipnotizados ojos, logrando exacerbar mi espíritu que palpita sin remedio.

Risas a plenitud brincan de un lado a otro, como si de un espectáculo en plena acción se tratase, pero cuidando cada detalle para que ella la diosa de mi nube, la nube que despierta en mi ventana justo en mis ojos cada mañana , no deje de balancearse en slow motion ante mi incrédula mirada.

Aunque estamos tan cerca, irónicamente, existe un puente que no nos permite a nuestros cuerpos acceder al uno del otro, sólo nos queda fundirnos en nuestras miradas que son infinitas, que se filtran de gusto por las rendijas de los párpados presos en la distancia, los mismos párpados que nos avisan que la noche se acerca y la ventana debe cerrar.

Quisiera cruzar el puente que nos separa, pero en mi mente solo hay miedo, siento miedo de ser rechazado, y no sé cómo controlarlo.

¿Quizás el arco iris no resista nuestro peso? Qué angustia, de solo pensarlo me desvanezco en la desesperanza, pero te juro, que pase lo que pase, cada mañana abriré la ventana para que mis ojos se fundan en los tuyos.

Nunca dejaré de soñar hasta que el arco iris se haga fuerte y yo pueda transitar sin miedo por sus bordes plenos de policromía.



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
8
3comentarios 116 lecturas versolibre karma: 92

Corazones olvidados y perdidos

Corazones olvidados y perdidos.

Razones por encima de amores.

Témpanos de hielos en corazones olvidados.

Cómo se ha olvidado concienciar los valores

fundamentales de la convivencia entre la raza humana.

Poetas subastaron sus almas a las páginas de la vida,

que una vez vacías fueron,

con el pretexto de hacer viajar y soñar sin descanso

los versos a lo humano,

los versos a lo divino,

los versos a la historia,

los versos a la vida,

los versos por la poesía misma,

pero muchos viven olvidados,

condenados a las viejas librerías

repletas de lujos y modernidad.

Hay carencia de abrazos y no de brazos.

Hay carencia de amor,

pero no de amantes.

Sollozos, gritos y suspiros,

los viejos

poetas lloran

porque sus libros mueren,

sus letras se ahogan

en las lujosas librerías

que solo comercian con la plusvalía.



Su amor y sueños

se borran de las páginas

que las mantendría vivas

y que ahora viven presas del olvido

rodeadas de ostentaciones y fortunas.

Corazones perdidos y olvidados

en lujosos templos

que solo comercian con algo llamado poesía…



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
11
7comentarios 136 lecturas versolibre karma: 101

Costumbre

Reconoce solo un puerto,

el mismo puerto

que una vez juró preservar

y nunca

más zarpar.

Hoy sigue anclada,

inmovilizada por endebles amarras,

amarras de costumbres,

pero en su conciencia,

ondea a la misma hora

la bandera escarapelada

y sin brillo que una vez erigió

en el puerto inerte de la costumbre y el miedo.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
2
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 30

Oprimido

"
He salido de mi escondite.

Me acompañan los lobos de pieles imperiales

esos mismos lobos que me dieron de comer y beber,

que me amamantaron con la estirpe de resistencia y supervivencia.

Los mismos que me enseñaron a rugir y pelear en los momentos de injustica

y arbitrariedad, para que los sonidos que emitiera mi desesperada garganta

traspasaran la trampas que nos tienen atados a las raíces de la sujeción y de

la sumisión.

Los mismos que me enseñaron que los filosos dientes, no solo son para

morder y romper, sino también para clavarlos y desangrar las trampas

del traidor político abusador y de su yugo lisonjero.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
6
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 70

Descalzo

Descalzo en medio de la opulencia pletórica

los dedos de mis pies huérfanos y desabrigados

por los años de indigencia muestran la fragilidad

de un cuerpo que excedió cualquier barrera de sufrimiento.

¡Oh vanidad del hombre!

imploro clemencia y una vacante en cualquier regazo disponible

donde descansar mis llagas ardientes,

un regazo de luz y colmado de paz

donde pueda dar descanso

a mis pies cansados y a los infinitos

pasos de maltrato que pauto sin descanso

ésta embaucadora sociedad perturbadora.



La carne viva y sangrante de mis

uncidos y maltratados pies

estremecen mi cuerpo vencido por una sociedad cada día mas virulenta.



Los tendones

endebles

de mis pies cansados

maldicen

las llagas

sangrientas

impregnadas de indigencia y de olvido

por una sociedad ciega y cada año lunar más materialista y tenebrosa.

¿Habrá dolientes entre los opulentos pletóricos?



JOSE LARA FUENTES
leer más   
6
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 70

Vuelve el idiota frío

Vuelve el idiota frío a llamar.

Los cuerpos se arriesgan a la aventura sólo por sentir calor, aunque sepamos que al hundirnos en profundidades desconocidas, no garantiza conseguir el confort cálido de alguna confortable estufa.

Vuelve el idiota frío a llamar y a veces parecemos una especie de títeres compasivos aferrándonos a los hilos que nos sostienen, con el único propósito y pretexto de soportarnos únicamente a nosotros mismos, para no caer en las dudas ni frivolidades que nos circundan en lo cotidiano.

Apáticos, apáticas sobrevivimos en la superficie de una modernidad repleta de desperdicios y fragilidades irracionales y solo cuando el idiota frio vuelve a llamar nuestros cuerpos se tumban desnudos cubiertos de otros cuerpos muchas veces más frívolos que el propio frío. .

Qué vacíos son los cuerpos sino tienen pudor y algo que llaman

los misterios

de la persuasión

y seducción.



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
2
1comentarios 102 lecturas versolibre karma: 21

El Miedo

¿Quién lo implora?

¿Quién suplica por este miedo fortuito?

¿Quién provoca que este miedo supere nuestras formas?

¿Quién hace que renazca este miedo de la nada y se instale en nuestras visceras?

¿Quién hace retoñar en los corazones libres este malicioso miedo?

¿Quién induce a estornudar al viento sereno, al sosegado poniente,

y al imperturbable sol,este miedo que nos carcome las formas?



Quién nos inocula inexorablemente este miedo

que nos trae atados al fango del fracaso y del recelo.

Vivimos con miedo.

Hablamos con miedo.

Trabajamos con miedo.

Luchamos con miedo.

Abrazamos con miedo.

Amamos con reservas y piropeamos con miedo.

Morimos de miedo.

El miedo nos arrincona

nos envenena el té de la mañana

y la sangría del mediodía.

Tenemos miedo de respirar el aire que merecemos,

tenemos miedo de soñar los sueños

que debemos,

tenemos mido de bañarnos en las aguas cristalinas

por miedo a contagiarnos de miedo.

Esta inoculado en nuestra sangre como los impuestos y la monarquía.

Alguien hace caer indulgentemente el veneno del miedo

en la lonchera y la conciencia de nuestros párvulos.

¿Quién fabrica este molino de miedo que nos alimenta?

¡Cómo Vulnerarlo!

No creo recordar la fecha, ni el día, ni la hora,

y menos el instante cuando lo desimanaron en mi maltratado

carnet de identidad.

¡Qué absurdo escribimos con miedo!

Cómo podemos vivir con lo que no nos pertenece,

lo que no hemos cultivado y menos sembrado y regado.

No quiero como herencia

este manual de esclavismo a la moderna ,fabricado a la medida ,

que nos hace vivir con miedo.

Renuncio a la antonomasia de un castigo heredado

que no comparto,

que es demoledor.

El miedo sigue columpiándonos en el péndulo de la turbación.

No he cultivado este sentimiento de temeridad, no es mío,

no me lo sigan atribuyendo.

Cada quien siembra lo que cosecha.

Alguien siembra por nosotros

En sus granjas donde crecen yerbas fáciles de arrancar.

Miedo

Dulce y amargo.

¡Mío no es!



JOSE LARA FUENTES
leer más   
7
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 69

Malvada mi Nariz

Malvada mi nariz que oprime su vulnerabilidad

bebiendo sin descanso el néctar que baja de su pletórico vientre,

coloreando de regocijo mis labios y los suyos

armónicamente acoplados al deseo y la lujuria.

Ésta noche ,

hemos sellado con pétalos de rosas

el camino por donde transitarán,

por el resto de nuestros días,

nuestros cuerpos sublimemente afanosos.

¡Quizás!

Malvada mi nariz.



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
6
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 68

Te enfrentas

Te enfrentas a uno de los dilemas más perversos de

las relaciones de pareja: Tropezarse con el espejo

de la franqueza y verte retratado,

casi postrado y condenado a una vida

que se fuga por los desaguaderos

de la desdicha y que te habías negado a reconocer.



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
11
sin comentarios 88 lecturas versolibre karma: 91

Vida

Te juro que respiro cada centímetro de la fragancia

de este maravilloso regalo LLAMADO vida.

Saboreo su dulce y amarga existencia.

En las mañanas más lánguidas las coloreo con tinturas que sobrepasan cualquier

entendimiento humano, y en las noches embadurno cada centímetro de mis fantasías

con el entusiasmo frenético de vivir la vida con intensidad y vigorosidad.

La locura también es parte de la vida y yo soy una enésima parte de ella,

de la manía de vivirla y de la peculiar cualidad de existir a través de la sencillez

de sus horizontes.

Te juro que paladeo cada centímetro de ella.

"La locura de vivir”

Se parte

de ella,

de la vida.

Saboréala y vívela.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 36

Velozmente

Mi vida

viaja velozmente

en un tranvía

llamado deseo.

Ella ocupa todo los vagones.

El primer vagón está repleto de ambiciones.

el segundo vagón de suenos por cumplir

el tercero de concupiscencias

y los demás repletos de pretensiones y de inmediateces.

Mi vida viaja

velozmente en un tranvía llamado deseo.

Desnuda está,

apetito lleva,

embelesada corre.

Trémula la locura

se abalanza

sobre el tranvía,

y el deseo enloquecido

ruega

para que me arrojen del tren

al peor abismo humano,

pero una avalancha de ingenuidad e idealismo

tienen protegido los túneles de mi camino.

Se esfuma

por las rendijas

del tranvía

mi destino

que intenta

arrancarme

de los rieles

de un camino

repleto de quijotismo

y magnificencias.



JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 61

Atrapado

Salir a veces del plano de la concordia y experimentar estados de locura transitorio nos racionaliza para no dejarse atrapar, interiormente,en el monigote mezquino e irrompible del que dirán.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 47

Angelical y profunda

Necesito conocer su rostro y las líneas que la brisa bordea entre su frente y su mejilla.

Deseo conocer el almíbar de la vida que la describe.

Mi espera cada día más ansiosa para que aparezca como rayo de luz cabalgando en la oscuridad, mantiene viva la esperanza y mis ganas de seducir al destino y evidenciar de una vez por todas la dulzura de su piel entre mis labios .

Cada noche mi alcoba vacía y mi cuerpo ocioso, hacen volar la fragancia del agua perfumada contenida en la chimenea polvorienta, cubierta por el aroma del naranjo que cada invierno solitario, aterriza entre mis deseos, haciendo volar mi imaginación que colgada queda en los copos de los árboles, aguardando a un lado de la carretera para que ella aparezca entre el silbido del viento, que se cuela cauteloso entre las puertas de roble albar ,y la luz tenue que se filtra casi imperceptible en el cobertizo.

Angelical y profunda… ansioso espero que de una vez por todas aparezcas para poder conocer tú rostro y las líneas que te describen.



JOSE LARA FUENTES.
leer más   
6
1comentarios 46 lecturas versolibre karma: 73

Aquí estoy

Aquí estoy

rodeado de ellas.

Cada vestigio repartido

en cada esquina de la mesa

como puzzle por armar.

Cada pieza contentiva de un dibujo particular.

Amores de cercanía,

amores de lejanía,

amores de mediodía,

imposibles de completar,

descoloridas e inusuales,

pretéritas, frías , intensas,

sin rasgos fiables,

cultas,

soñadoras,

honestas ,

calientes,

frívolas,

criticas ,serias,

tontas y alocadas.



Aquí estoy rodeada de ellas,

cada pieza de este recuento

cada vez más independiente y único.



Mi memoria es un juego travieso

y cada día más retorcido ante mis ojos.

Mi memoria es un contrincante que se opone a reorganizarlas

a recomponerlas a buscar el verdadero punto de partida.



Aquí estoy

rodeado de ellas.

Saboreando un no sé qué, intentando vanamente organizar lo ingobernable.

Cómo recordar en tiempos infecundos

fragilidades,

lujurias,

intensidades,

desalientos,

llantos ,

alientos,

ternuras,

traiciones,

terquedades,

inocencias, intolerancias, orgasmos, paredes rotas , temblores de noches claras.

Cómo recordar en tiempos infecundos el vaivén de sus pechos increíblemente bellos golpeando abruptamente mi rostro y mi fragmentada memoria.

Aquí estoy

rodeado de ellas.

De su ternura,

de su simpatía y afecto

envueltos en una comunión de afinidades y desavenencias.

Aquí estoy

rodeado de ellas y no hallo

con qué pieza comenzar este rompecabezas

cada día más imposible de armar.

Aquí estoy

entre cuerpos desmayados de éxtasis y embriaguez

recubriéndome

recorriéndome

extenuándome, como la arena ardiente que fue una vez

nuestra piel en el crudo frio invernal .

Aquí estoy rodeado por ellas ,

fingiéndome a mí mismo desconocer el arte de cómo acomodar todas las piezas.

Aquí estoy rodeado por ellas correteando de un extremo a otro,

malbaratando los recuerdos, aunque la frustración no se detiene golpeando desmesuradamente mi demacrada autoestima .

Intento colocar las piezas en un lugar exacto, pero la habilidad de pensamiento no aparece y la dulzura de mi alocada angustia hace que se entrecorte mi respiración ya casi desvalida.

Aquí estoy sentado solo con mis recuerdos, con la mitad de mi vida en un laberinto hecho rompecabezas, insólitamente de colores mustios, imposibles de recomponer y renovar.

Aquí estoy rodeado de recuerdos y no de ellas.


JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
sin comentarios 105 lecturas versolibre karma: 36

¡A ella!

Por qué
la siento como la siento.
Por qué
la extraño como la extraño.
Por qué
la pienso como la pienso.
¡A ella!

Por qué
al bañarme la acaricio a ella.
Por qué
si al mirarme la miro a ella.
Por qué
al dormir me abrazo a ella.
Por qué
al exclamar, la llamo a ella
¡A ella!

Por qué

sueño la sueño a ella.
Por qué

hablan la oigo a ella.

Por qué
sí me acaricio
lo hago por ella.
Por qué
si
escribo es pensando en ella.

Por qué

trasnocho es por ella.
Por qué

veo una multitud la veo a ella.
¡A ella!
¿Por qué has calado hondo en mi pensamiento y mi ser?
¿Por qué sin esforzarte has logrado seducirme y mantenerme encadenado a este amor toxico?
¿Por qué creaste este delirio de sentimientos no correspondidos y alocados?
¿Por qué?
¿Por qué ésta alucinación en mi mente en seguir sintiéndote, extrañándote, pensándote, sonándote y un poco más?
Infaliblemente
Será porque te sigo amando.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
17
3comentarios 127 lecturas versolibre karma: 86

Frágiles

Sentado, sin resistirse, por el peso del abandono.

¡Estaba el hombre!

Vestía una indumentaria descolorida y grisácea

que recubría su cuerpo encadenado

a las orillas de la indolencia humana.

Sus huesos se contaban a lo lejos,

su respiración frenética y jadeante

ignorada por los ojos de los frágiles,

no hacia más que perpetuar su sufrimiento…



Aquel hombre en sus manos transportaba una alforja dúctil.

Aquellos escasos frágiles que lo miran, lo hacen con mirada inquisidora

con desgana, por eso piensa que sus tesoros no están resguardado

en aquel saco desprotegido, sin embargo en medio de aquel dolor

que lo arranca despacio de la vida ,robándole la poca dignidad humana que le queda, aún así, no quita su mirada a su cada día más pisoteados tesoros.

El frío es desconcertante, pero no desvía su mirada, porque sus tesoros estarán a salvo, mientras sus ojos, aunque llorosos por la suciedad de la promesa; mientras estén fijados en su alforja de sueños, él podrá dormir tranquilo.

¡Oh, sociedad inhumana, en esa viaja alforja dúctil

lleva sus sueños,

sus secretos,

sus remembranzas; aunque la vida en un constante sacudón

pareciera recordarle a cada segundo lo irrisorio de su esperanza por un porvenir!, pero aún así, su cuerpo sí bien tambaleante es, su tesoro está a salvo, muy a pesar que sus manos de fango y nervio, se aferran a ellos como el último aliento del moribundo a la vida.

El lleva sus tesoros en una alforja dúctil y la sociedad sigue refrendando su infortunio, pero sus gritos son desesperanzadores, y aun así, él en la calle paga su pena y en soledad recibe su inhumano castigo.

Carga en su envejecido cuerpo un océano de penas y sus tesoros preserva en su alforja dúctil, aunque el viento contantemente lo incordia, él resiste.

La miseria exhibiendo su presente, la desgracia su pasado

que está dibujado en sus ojos, como un reloj de anhelos

que detuvo sus manecillas en su rostro dejando una huella de la ira de la sociedad perversa en contra del hombre.

Algunos nos preguntamos el Por qué. ¿Cuánto castigo al hombre y a su morada? , no se escuchan respuestas, ¿por qué él lleva consigo oropeles rotos en sus manos qué guarda como sus tesoros más preciados?

La lluvia cae despreocupada y se acelera el ritmo perverso de los frágiles fisgones, maltratando con su mirada, el alma de un hombre que sus tesoros en sus manos alberga..

Ese hombre tendido en el fango de la hipocresía compasiva, no hace más que aferrarse aún más a su alforja dúctil y a sus tesoros de la vida.

Sus brazos sostenidos por el aire de la indolencia, se cuelan alrededor de su abdomen, creando columnas invisibles de sufrimientos, que se perpetúan ratificando el descalabro de una vida supeditada a una alforja dúctil.

El abandono es su nombre.

La sociedad indolente su apellido.

Lo persiguen los ojos inquietos de algunos frágiles, que parecían preocupados, pero que decidieron abandonarlo a su suerte, al desconsuelo, por miedo de ver su destino parar también en una alforja dúctil.

Sentado, sin resistirse, por el peso del abandono.

¡Estaba el hombre!

Cada día más sembrado por una sociedad de ciegos inescrupulosamente frágiles y en los cuales I count my self…

"Frágiles"

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
12
4comentarios 124 lecturas versolibre karma: 88

La guerra del niño

El anciano llora al niño atrapado en la maraña de la Guerra.

El hombre de la Guerra llora a sus muertos

y al niño que vive extinto de sentimientos

en medio de guerras sin razones a su inocencia.



El niño llora al hombre

que vive atrapado

en el borde de infamias e intereses

mezquinos de bandos rojos y blancos.



El joven maldice el falso velo de idealismo

que lo arrancó del vientre de

la vida y lo volcó a la amargura al desvelo y la ignominia de guerras sin sentido .

El niño, el joven, el hombre y el anciano odian el suspirar beligerante de los cretinos que inventan las guerras, esas guerras que los atrapan entre el fusil y la indigencia.

El niño,

el joven,

el hombre

y el anciano

siguen muriendo injustamente

en manos de juguetes bélicos

perforadores de sueños.

“Malditas ellas, las guerras”.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
12
4comentarios 128 lecturas versolibre karma: 85

Viajar en el tiempo

Anoche sentado en la barca del olvido

veía cómo se ahogaban mis palabras en la copa de vino

que mi mano temblorosa sostenía,

se ahogaban en ese mar rojo de penumbras

vivas palabras se ahogaban, pidiendo auxilio.



Intentaba parar la tormenta,

pero cada grito de las huérfanas palabras

se extinguían

se desvanecían

recrudeciendo mi angustia, mi pesar,

y aunque pataleaban con fuerza

las vocales

tratando de salvarse,

el destino pareciera estar escrito .

El destino sacudía mi temperamento y aunque sostenía la copa de vino con tanta vehemencia mi corazón se partía en dos mundos el suyo y el de mis recuerdos.

Cómo salvar aquello

que desconsoladamente

pedía auxilio

en medio de una tormenta descomunal.

Pensé enviarle un salvavidas

en forma de poema;

cavilando podría servir de alivio,

pero no resultó.

La copa de vino

cada vez parecía más profunda.

Cada centímetro de palabra

que caía de mis labios secos

las veía languidecer

en ese mar rojo de nostalgia.

Anoche inventé una excusa para intentar salvar un imposible, inventé motivos para salvar alguna felicidad guardada en algún trastero , inventé excusas para partir hacia algún lugar dónde se esconden los temerosos y despavoridos,intenté poder sacarlos a flote, mis recuerdos y redimirlos de mis fracasos; pero se ahogaban angustiosamente.

La tentación llegó a mí con una sed infatigable.

Necesitaba calmar la piel de mis labios

de este destino

que parecía interminable

y bebí de ese vino rojo contenido en mi copa

que mi mano angustiosa sostenía ,

pero mis palabras morían y mis fantasías también.



Creé sueños y esperanzas

y los bañe con el vino de la arrogancia,

y aún así,

el vino que alguna vez fue de los amantes soñadores

hoy sólo atontaba la sed agónica de desesperanza.

Solo quería beberlo para intentar salvar ecos en la distancia

y no para emborracharme en recuerdos .

Cómo quisiera saber que cada sueño

que fabrico

en este refugio

donde permaneces,

pudiera algún día ser placentero y cálido ,

que sea nuestro por deseo y pasión

y no por el aire infatigable de la lejanía.

La felicidad de mi ser no lo etiqueta un cuerpo

y menos aquellos cuerpos

que no han sabido permanecer ocultos a la tentación

de la vanidad y el confort.
leer más   
13
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 97

De qué color

De qué color es la piel

con que te vistes

qué te atemoriza tú identidad.

Por qué no consigues permanecer

vestido en la claridad de la humanidad.

Por qué decides ocultar

el color de la piel

con que el destino te cubre,

usurpando colores que la tierra no te dio.

Por qué te dejas atrapar

por viciosas doctrinas

egoístas y depravadoras

que sólo persiguen manipular y vejar.

¡No se renuncia al gentilicio

por malas campañas mediáticas

y menos sicológicas! Aunque pongas el pan en riesgo.

No vez que ellos ,

los tiranos,

tienen alterados

los colores de sus ojos

con una luz intermitente encendía: Esclavizar y Separar.

Por qué no te permites que la humanidad

pueda ver los colores de tú corazón.

Voces, tumbas, reliquias y colores,

destinos, razas y credos,

almas bajo

el bautismo

del fanatismo religioso y económico …

Despertar

Mentes

Adulteradas

Falseadas,

Manipuladas.

Manejadas,

Engañadas e

Ideologizadas, porque hace siglos razas aceptaron

entre sí, el color de la piel que lo viste

y nadie por más ideología, balas y guerras mutualistas

podrán cambiar la suerte de tú destino,

ni la piel con que te vistes.

De qué color es la piel con qué te vistes.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 44

Fuera de la jaula

Fuera de la jaula

se crece

la fiera.

Su ferocidad

trata de disimular

pero las

rayas lo delatan y encumbran.

Su poderío

le da cierta libertad;

permisiva a ratos.



Qué lo distingue

de las otras fieras

su poder destructivo

que endiosa a todos

sobre quien se posa.



Su volátil euforia

se estampa a la azotea

de la carpa del circo,

más elevada,

que festeja sin trapecistas

ni payasos,

pero con muchas

alocadas fieras salvajes

saltando del timbo al tambo.



Dentro de la jaula

se paraliza la fiera.

Su supremacía le enferma

y las rayas lo encierran

en un círculo vicioso.

Su aparente poder

lo desorienta

haciendo

de su mente

una condena,

un oasis de caos.



Cuando la fiera

está desabrigada

privada de rayas,

un aullido y llanto

inunda su aliento,

y su ímpetu

se codea

con la depresión

de no poder

sostenerse

ni siquiera en pie.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
2
sin comentarios 54 lecturas versolibre karma: 14

Con cuánto fervor

Con cuánto fervor

te entregas al primer cuerpo que ves.

Qué hace que únicamente

brazos sin nombres

despierten tus anhelos.

Con cuánta facilidad

ven desnudar tu cuerpo ansioso.

Qué afanosas son tus ganas

que vendes por una migaja de calor.

Con cuánto descaro seduces al pecado.

Cuán fácil eres, qué no permites que miren tú paciencia.

Cómo descubrir la suavidad de tú cuerpo, más allá de tú piel,

sino permites que acceda en aquellos lugares,

dónde

vive

lo sensitivo

y crece lo eterno.

Cómo, cómo…

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
6
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 64

"El Agua es roja."

Las sábanas se lavan en el manantial de la desdicha

sofocando las huellas del cuerpo

que durmió una vez abrazadas a ellas.



El sufrimiento y las heridas infligidas

inmortalizan la amargura desgarradora del hombre sereno,

que por culpa del arma diabólica

tiene sus sueños rotos.

Ese cuerpo golpeado con desfachatez por el egoísta

solo hace que se tiñan las aguas cristalinas de rojos rencores.



Las sábanas dónde

dormían hombres libres y soñadores

hoy son flanco de fuego,

destruyendo el descanso

que debía ser sempiterno.



Se levantan las sábanas adheridas

a los cuerpos descuartizados

por la acción discriminada y vil del infiel

perturbando al hombre que vive

en paz y sosiego

sobre los hombros de sus ancestros.



Las bombas tiñen de rojo desgracia

las aguas claras de los manantiales;

y el miedo carcome sus anhelos

porque las balas que indiscriminadas caen

también abren claros y diminutos huecos

el la humanidad de ese hombre

perforando el descanso y sus sueños .



El viento está perdido,

pero sigue golpeando la honra,

no hay jabón para limpiar las desgracias de los pueblos,

no hay niños con que repoblar la inquietud humana,

solo huecos tragándose las glorias

y los pecados de los hombres.



¡La tormenta

en la noche

se hace eterna!

Cuando aparece el día,

los ojos hinchados por el infortunio de algunos hombres

por haber nacido en tierra ajena ,

solo pueden avistar ,en el firmamento, el revoloteo y la desgracia

enlazadas en las alas de todas las mariposas

que huyen de miedo…

por el temor a la bestia.





No hay Dioses a qué rezar

para que dominen el vómito irracional de la bestia,

porque es muy fuerte y tiene el lápiz para escribir

las profecías y las encíclicas

de esclavizar a los pueblos.



Chillan los niños despavoridos,

sabiendo que su destino es una fosa común.

Las escuelas son fosas comunes,

los hospitales son fosas comunes,

las viviendas destruidas son fosas comunes.



Guaridas o guerrillas será el destino del cazador casado.



Infame, todo es un caos y el agua es roja.

Nadie suplica tanto,

como el suelo muerto

o el río interfecto.



¡Oh, emergen de la voluntad absurda documentos

con letras muertas para las firmas o la sentencia,

pero mientras tanto sobre las escuelas

siguen cayendo toneladas de explosivos,

caen sobre los niños y sus sueños

rubricando la barbarie,

pero ellos siguen la fiesta,

organizando firmas mundiales amparadas en el secreto y la seguridad.!



Donan órganos al suelo oprimido.

Donan órganos al suelo devastado.

Donan órganos de enteros pueblos esclavos de sus bombas.



Sin su consentimiento

siguen donando órganos al suelo tibio.

Sin su consentimiento

los halcones vuelan y vuelan

amparados en una

O rganización que

T rata

A razas enteras, a razas de la especie humana como inconcebibles

N eardentales o primitivos .



¡Todo es un caos

y el viento está perdido,

como lo está la raza humana!



Siguen volando el espacio aéreo prohibido,

amparados en la avaricia humana.

Siguen extendiendo sus alas de muerte a la infinitud del hombre desposeído,

solo porque los buitres necesitan comer de la carroña humana

esparcidas a lo largo y ancho de las tierras fértiles

por mercenarios que buscan un pedazo de tierra

que no les pertenece y que los hace creerce superiores o quizás inhumanos.

Todo es un caos y el agua es roja.
leer más   
3
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 46

Presas Indefensas

Somos presas indefensas, nadando en aguas de una sociedad milenariamente contaminada, por los sesgos del poder y sus manos serviles.

Desde sus lujosas cadenas de fábulas envuelven y esparcen sagazmente la dictadura imperial, sus antídotos y miedos.

En los bosques hay hongos venenosos ¡no los recojáis!

En el mar hay peces venenosos ¡no los pesquéis!

En la civilización de hoy está el depredador más venenoso y feroz, el capitalismo

¡no os arrodilléis!

Ellos usan ignominiosamente su alienante veneno capturando sus presas, culturalmente adiestradas por siglos.

Ellos crean pasos oscuros para que el hombre camine adoctrinado, por sus designios y mandatos.

Así camina el hombre, por las veredas oscuras de llanto anegado. Camina el hombre, ciego sin luz en su interior. Camina sin reivindicaciones, sin proclamas, sin puentes que cruzar.

Somos presas distraídas de la dictadura mundial, del impertérrito Mercado Caníbal que devora como presas indefensas, la ecuanimidad y la equidad de los pueblos subyugados que como presas indefensas, engullimos su carnada desde las orillas de su mar de infamias.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
10
2comentarios 106 lecturas versolibre karma: 103

La inmaculada

La inmaculada

está repleta de huellas

con nombres de dolor.

¿Por qué el niño no menciona a Dios?

porque tiene el Cielo ganado.



El dolor de generaciones

incrustadas de un mal,

de un silencio cultural

del que nadie puede hablar.



El celador de la historia,

recogió con sus propias manos

las balas que infaustamente

robaron los sueños pueriles de miles de niños

justo enfrente de la fachada de la Inmaculada,

solo por proteger su reputación y su divinidad.

¡Y ellos vieron el dolor!

y en Oradour, vieron el dolor y sintieron el terror.

El pueblo se hizo llanto

y Pacelli vio el dolor… y durmió.



La fachada de la Inmaculada,

sigue repleta de muertos

y nadie pretende hablar de ello,

pero los niños desgarrados y desamparados

desde el Más Allá,

entonan sus voces litúrgicas.



Desde el reino de la armonía

lo hacen con vehemencia y devoción

y él, Eugenio, la escucha

desde la profundidad del mal,

donde penitente es su alma.



La mujer que pare la vida,

bendecida por Cristo

lloró.

Y la inmaculada que permitió

que fusilaran almas nobles

se desangró,

pero la cubrieron de oro para

esconder su destrozo.



En la Inmaculada,

¿por qué rezan? ¿A quién rezan?

si sus templos tienen las puertas cerradas,

y las oraciones son imprecaciones

que retumban

entre sus paredes.

….ya ni los muertos pueden morar en sus orillas.

Sigue muriendo el pobre sin bendiciones divinas en la tierra.

Muere el pobre y lo entierran sin capa dorada ni rituales.

Muere el pobre, reclamando la bondad divina en estas tierras de inocentes.

“Dejad a los niños venid a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos”

murmuró una anciana soltando el bastón y pegando su rostro a la

fachada de aquel lugar,

¡y entonces lloró!

Y murmuró un niño

y se sentó en un costado de la Inmaculada,

vistiendo con la piel del Hijo de Dios

y maltratado por la mano del hombre.



La fachada de la Inmaculada,

la siguen vistiendo de oro

quitando el sentido de fe

y de la vida eternal de millones de almas, que no necesitan

vestirse de santos para usurpar el corazón del redentor.



Alguien sigue negociando en nombre de inocentes,

la casa de los Cielos en la Tierra.

Y tiene nombre.

La bautizan,la Inmaculada.

La Matanza de Oradour-sur-Glane fue el resultado del ataque por efectivos de

la 3 a Compañía del 1 er Batallón del Regimiento Der Führer, de la División SS

Das Reich del Waffen-SS del III Reich en contra de los civiles indefensos presentes

en el emplazamiento original de la comuna francesa de Oradour-sur-Glane.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 28

Consejos

Amiga sabia y sensata.

La otra noche

tuve la suerte

de tener tus advertencias

navegando entre mis utopías.



Tus palabras

son un culto

amplio de madurez y persuasión

que van suavizando sutilmente,

una vez más, mi alterada

testarudez.



Teniendo como consuelo

y la fiel certeza

de qué

con la fe como horizonte

y el universo como referente indiscutible

de mis aceleradas elucubraciones terrenales

y cuasi místicas ,

mis emociones estarán protegidas

en libertad y

de toda violencia exterior

que pudiera alterar mi destino,

nuestro destino.



Ojalá mas temprano

que tarde,

y de una vez por todas

los seres humanos seamos capaces

de que la providencia y nos ego

de impulse y liberar

nuestros cuerpos heridos

de las huellas místicamente

presas en el ser y el deber.



Amiga sabia y sensata

el aire sigue soplando

hoy más deprisa y tus advertencias

siguen navegando

entre mi prudencia

y mi desasosiego.
leer más   
4
sin comentarios 79 lecturas versolibre karma: 41

Memoria

Cómo pudiera extraer de mi memoria

ese virus escurridizo qué me oprime hasta el cansancio

y poder flotar en las aguas quietas de la concordia.

Cómo pudiera limpiar

el contenido

de mi memoria

y volver a ajustarla

en medio de la tribulación

de este cuerpo colapsado.

Cuán pesado se hace navegar

por las redes contaminadas

del apego.

Cómo pudiera extraer de mi memoria

ese virus escurridizo, detenerlo y eliminarlo.

¡Oh, maldigo esta aplicación que infecta mi memoria!

Cómo se ha apoderado de todos mis accesos e informaciones.

Tenerlo tan dentro de mi imaginación y sin poder desconectarlo.

¡Oh locura, aún durmiendo en las noches más serenas,

su luz intermitente, de encendido, parpadea justo en mis pestañas!

Oh, virus de la amargura, la saturación de contenido

oprime mis carpetas.

No consigo las carpetas de entretenimiento y diversión.

Un constante virus alertando mi estado de encendido

inunda la pantalla de mi alma ,queriendo hacerla colapsar

con este interminable parpadear.

No puedo reemplazar

la memoria y menos reiniciarla con el botón olvido .

¡Oh, dioses dueños de la locura y de este huella milenaria de siglos,

les suplico!

¿Quién me ayuda a configurarla?

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 71

Respirar tratando

Respirar tratando de no llorar

suspende mi corazón

en un péndulo de penas.



Se asoma

la fidelidad del diablo

en su absurdo

de hacer el bien.



Golpea la brisa en la ciudad de los desdichados.



La honradez otra vez escasea.



! La espontaneidad tiene precio!



Los cuerpos se venden a bajo precio

en la pulpería de la desgracia.



Respiro el aire enturbiado

de indignación de los irritados.



Las manos sucias de lo absurdo

ennegrecen irónicamente la honradez .



Respiro tratando de no llorar

pero el diablo acecha con disimulo.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 42

Señor Walker

Cuarenta años contendidos en la pócima de su botella,

esculpen la memoria traslúcida de la inocencia de una niñez,

la misma que con mechero en mano,

el diablo solía llamar en los patios vecinales

y todo por una perla de recompensa.

Cuarenta años transcurridos y, hoy sigo oliendo en la mesa de mi conciencia su bálsamo

que desordena mis recuerdos, dejando intacta su fragancia entre mi olfato y el barro

calado en mis rodillas , que arrugan de añoranza mis exhortaciones.

La misma botella, la misma fabrica, la misma etiqueta.

Señor Walker

fabricas sueños...

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
6
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 76

Respeto

Respeto.

¡El silencio herido grita respeto!

¡La Lucha insurgente sugiere respeto!

¡La justicia vanagloria respeto!

Respeto, podéis zurcirlo en las lenguas

dormidas de los párvulos de la tierra.

Respeto, subirlo al desfiladero, lanzarlo con fuerza, sin miedo,

a las rocas dormidas para que despierten del letargo.

¡Detente!

Llena tus bolsillos de respeto.

Cubre al malogrado,

al mal herido

al vejado con respeto.

Sangra, sangra el hombre maltrecho

y suenan las rocas sumergidas en el río

y las luciérnagas que la brisa adopta

imploran respeto.

Viento,

viento

sopla ligero,

respira vientre procreador, tú gesta grita respeto.

¡Respeto, reclama la humanidad!

Están arrastrando a civilizaciones enteras a la ignominia

para que desconozcan el significado del respeto igualdad de los pueblos y su autodeterminación.

Alzar la voz

de la discordia

pueblos abusados

que la oiga

hasta el sordo opresor

que le revienten los tímpanos

y sangre de dolor.

Mienten,

mienten,

salvemos la integridad de la humanidad cada día más golpeada.

Salvemos la autonomía de nuestro suelo y de la gente.

Respeto, reclaman los pueblos oprimidos y esclavizados del mundo.

Respeto, imploran los pueblos saqueados y maltratados

por la mano visible

del capital y el guerrerista.

Respeto, subirlo al desfiladero, lanzarlo con fuerza, sin miedo,

a las rocas dormidas para que despierten del letargo.

Un mínimo de respeto, gritamos las voces heridas de los países malogrados.

Respeto.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 46

Ayer

Ayer, me adjudiqué la mujer más exuberante,

traía consigo una copiosa mente maquinadora,

una fértil y brillante imaginación

repletas de incontables mentiras

que en un soplo atiborró a mi cuerpo distraído,

llenando mi alma de sus fecundas trivialidades.

Ayer, me adjudiqué la mujer más exuberante,

traía consigo un formidable talento para el engaño,

vaciando su profuso e injurioso encanto en mi impasible mente,

conquistándola tan deprisa,

qué mi vulnerable ego

al querer reaccionar,

ya estaba sentado en el sillón del martirio .

Resultó inútil e infructífero

cualquier intento por zafarme

de la mujer más exuberante

que

alguna

vez

alguien

bajo

engaño

se

había

adjudicó.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
6
sin comentarios 114 lecturas versolibre karma: 70

Aún puedo

Aún puedo verte caminar en el pasillo angosto de un lado a otro,

aún puedo verte en la cama con tu lectura obligada,

aún puedo verte en el sofá con el té entre las manos,

aún puedo ver tu cuerpo a través del agua cristalina en la bañera,

aún puedo sentir tu respiración suave cuando nos abrazarnos,

aún puedo sentir tu olor que sigue hipnotizando mis pensamientos,

aún puedo ver en mi mente, aquella habitación colmada de ti.

Cada recuerdo que se desprende de mi atribulada mente,

al salir, tropieza con furia ardiente mis ojos melancólicos

llenándolos de rocío,

llanto

y algo que llaman suplica.

Tú presencia sique siendo omnipresente.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
1comentarios 49 lecturas versolibre karma: 64

Neblina

La luna custodiaba

en medio de la oscuridad

y el tétrico silencio

a la intrusa neblina,

que traía en su alforja al ciego viento,

al inmutable frío,

a los arbustos llorones

y a los escurridizosladrones de sueños,

enturbiando las almas sórdidas del pasado

que deambulaban aturdidas por las veredas abnegadas de olvido.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 53 lecturas versolibre karma: 68

Chiquilla

La brisa en este lado del mundo

es contante, suave, delicada y complaciente.

La brisa de este lado del mundo

huele a chiquilla, sí a chiquilla, ansiosa y afanosa

por descubrir los misterios de los amantes.

La brisa en este lado del mundo

acaricia mi olfato inquieto y libidinoso

albergando nuevos fragancias al revoloteo de mi lujurioso ardor.

La brisa de este lado del mundo

huele a chiquilla, si a chiquilla, sedienta

y deseosa por descubrir los misterios que guardan debajo de la piel,

los amantes de este lado del mundo.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 114 lecturas versolibre karma: 52

He parado

Ayer, pare a saborear

de aquel mortal, particular, veneno que ella guardaba

sagazmente entre su garganta.

Grité, grité y grité,

pero los gritos fueron inaudibles ,

por la cantidad de roña

que ella coló en mi bufanda.

Ayer, pare a saborear

de aquel mortal, particular, veneno

que ella guardaba sigilosamente en su peculiar sonrisa.

El veneno centrifugó mortalmente mi endeble corazón

estrangulando y retorciendo mi ego empinado.

Grité, grité y grité,

pero el fatal y mórbido lastre

que saboreé en ella ,

envenenó mi cordura.

Grité, grité y grité,

pero las aguas transparentes que una vez fueron ,

se tiñeron, angelicalmente, mi iluso amor de infausto engaño.

Hoy he parado a ver a aquel parroquiano, una vez ilusionado, que decidió saborear el amor en tiempos de engaño y aún sigo sin poder reconocer su rostro dolorosamente desquiciado.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 53

La palabra

La palabra por sí sola encierra un infinito.
La palabra acompañada expande un infinito.
La palabra cuando se agrupa a otras tantas palabras
crea una plataforma sólida de conocimientos que dan las más infinitas
Interpretaciones.
El hombre y su conocimiento.
Si cada hombre por sí solo es un infinito.
Si cada hombre acompañado expande un infinito.
Si cada hombre cuando se agrupa a otros tantos hombres
crea una plataforma sólida de conocimientos
que dan las mas infinitas probabilidades de porvenir, progreso y
desarrollo, entonces hay que lograr que el hombre de valor al hombre.

La Palabra, el hombre y su conocimiento.
Si cada palabra significa algo, si cada palabra nos indica algo,
si cada palabra se materializa en algo, entonces velemos porque cada hombre dé significado a la palabra muy a pesar de que a veces las sociedades mezquinas rechazan el beneficio colectivo, anteponiendo sus sórdidos intereses de falsa unión por un beneficio individualista.
¡La palabra nos puede mantener unidos!
Hay que lograr ,entoces, que el hombre, las sociedades, las instituciones y los gobiernos den valor a la palabra.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
11
sin comentarios 90 lecturas versolibre karma: 94

Mi puño empuño

Por más guerra que inventen,

Yo estaré protegido

por la misericordia de la vida.

Mi libertad, mi ensoñación, mis sueños

la defenderé en el reino de la paz y la concordia.

La defenderé por la fe

por la vida

por el amor

que no entiende de ciencias para matar

ni de construcciones para destruir.

Las bombas y sus dueños no podrán

perturbar y menos interrumpir

la paz de mi alma,

la paz que la vida y tú me han obsequiado

con privilegios y por razón Sine qua non de vida.

Madre, ellos no podrán destruir

lo que la savia de tu vientre

ha sido depositado en mi alma.

Mi aliento suspira

y mi puño empuño.

No perderé la dignidad

y menos tú sueño de vida

aunque me crean dormido.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
2
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 28

He despertado

He despertado esta mañana

y había tres mujeres

en mi cama: La Niña, La Pinta y la Santa María.

En este mundo dadivoso

a algunas mujeres les cuesta mostrar los sentimientos,

pero no la pedantería

de sus

voluptuosos cuerpos.

He despertado esta mañana

y había tres mujeres

en mi cama.

En el mundo liberal es fácil ser Magnánimo.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
1
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 13

Paloma blanca

He visto

una paloma blanca saltar a un desfiladero,

por unas migajas.

He visto

una paloma blanca suspendida en su caída,

a la lentitud de la paz que se arrodilla.

He visto

una paloma blanca volar en dirección a la guerra,

en nombre de la libertad y la inmaculada justicia.

He visto

una paloma blanca de la paz,

llenando su buche

de oro

y sus patas de metralla y muerte.

He visto una paloma blanca....

le han vendado los ojos

volando sin horizonte,

matando por unos sin-nombre.

He visto millones de pichones,

que alzan vuelo y no podrán llenar sus buches de infamia y guerras.

He visto millones de pichones que no volarán con el mensaje de opresión y sangre,

firmado por los mercenarios de infamias

con la tinta fuente de la represión y el miedo.

Aunque en este mundo los guerreristas tienen membresía de la paz,

he visto millones de pichones que alzan vuelo en el horizonte,

y los guerreristas no podrán detener su vuelo

y menos que lleguen a su destino,

cargados en sus buches de paz ,libre albedrío y algo que llaman libertad.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
5comentarios 162 lecturas versolibre karma: 60

Presas indefensas

Somos presas indefensas, nadando en aguas de una Sociedad milenariamente contaminada,
por los sesgos del poder y sus manos serviles.

Desde sus lujosas cadenas de fábulas envuelven y esparcen sagazmente la dictadura imperial,
sus antídotos y miedos.

En los bosques hay hongos venenosos ¡no los recojáis!

En el mar hay peces venenosos ¡no los pesquéis!

En la civilización de hoy está el depredador más venenoso y feroz, el capitalismo

¡no os arrodilléis!

Ellos usan ignominiosamente su alienante veneno capturando sus presas, culturalmente adiestradas por siglos.

Ellos Crean pasos oscuros para que el hombre camine adoctrinado, por sus designios y mandatos.
Asi camina el hombre, por las veredas oscuras de llanto anegado.
Camina el hombre, ciego sin luz en su interior.
Camina sin reivindicaciones, sin proclamas, sin puentes que cruzar.

Somos presas distraídas de la dictadura Mundial, del impertérrito Mercado Caníbal que devora como presas indefensas, la ecuanimidad y la equidad de los pueblos subyugados que como presas indefensas,
engullimos su carnada desde las orillas de su mar de infamias.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 74

El alma

No puedo cerrar los compartimientos de mi alma.

Las bisagras que la custodiaban

fueron contaminadas

con el pus de la perfidia.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
13
sin comentarios 109 lecturas versolibre karma: 102

En mis sueños

En mis sueños escucho voces de dolor.

Veo túneles repletos de almas nobles acariciando la pena y el desasosiego.

Veo túneles repletos de almas nobles agonizando y extinguiéndose

en el letargo de un viajero llamado tiempo.

Llora el cielo.

Espasmos de dolor en la tierra ajena.

Cristales rotos en sueños de aflicción.

En mis sueños sigo escuchando voces tozudas

empecinadas en aparcarse e incordiarme

solo en el laberinto de mis fustigados sueños .

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 76

Firme

Ayer, estuve inerte abrazado al miedo.

Hoy, me balanceo cruzado de ensueño.

Mañana, caminaré firme en la senda del mismísimo universo.

Ahora yo soy materia y cosmos.

Polvo y viento.

Agua y sol.

Hombre y Tierra.
leer más   
4
sin comentarios 97 lecturas versolibre karma: 48

Quisiera pedir justicia

Quisiera pedir justicia

pero la tienen secuestra

algunos mercaderes del opio.



Los imperios han sido levantados

con el dolor de otros,

con el sufrimiento de la mayoría

en beneficio de la minoría.



Quisiera pedir justicia.

La revolución del hombre

debe de levantarse contra

la denominación imperial,

que nos mantiene de rodillas,

cabizbajos, suplicando limosna

en su santuario.



La Revolución Capitalista

es una paranoia de métodos

que trae perversión

y separación entre hermanos.



Quisiera pedir justicia,

pero la tienen secuestrada

algunos mercaderes de hombres,

que solo por robarles su pan y su vino

dejan morir pueblos enteros.



Quisiera pedir justicia

pero los sordos últimamente también son ciegos,

porque borrar pueblos enteros de los mapas

es un juego maquiavélicamente aplaudido

con las manos del corazón .



Interésate marciano

que esto es la tierra,

dónde sigue muriendo

el proletariado de hambre y de mengua

por causa del bárbaro intervencionista.

Quisiera pedir justicia

pero la tienen secuestrada

algunos miembros de la

Comunidad Internacional

que siguen permitiendo

que bañen de metrallas

al abuelo y a su hijo,

a la madre y a la matrona.

Quisiera pedir justicia

pero la Comunidad Internacional

permite impunemente

que siga cayendo metrallas

al hombre indefenso y desamparado.



¡No saben que

incordiar al hombre en su rezo

lo hace irracional!



Conócelo, identifícalo.

El mal es un triangulo

dibujado en los billetes

de la opresión, bestias

que corren ciegas de pavor

de las pirámides del horror.

Quisiera pedir justicia

pero la tienen secuestra algunos mercaderes de la bolsa

invirtiendo en altares para torturas,

en alabanzas para desterrados

y en fe para creyentes de la justicia humana

que nunca su mano alcanza .

Hoy sólo queda miseria e indignación,

indigencia y mengua

en las calles enmudecidas por la opresión

por culpa de los mercaderes del capital

y de sus manos manchadas de sangre y consternación.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 70

La Sombra

La Sombra que persiste,
el torso a oscuras que acaricio,
los besos ardientes
que abrazan tu vientre,
son el eco de un alma preñada
esculpida por nuestros cuerpos desnudos
por el deseo desenfrenado e inmoderado
de la concupiscencia de la carne.

Esa sombra que ves,
es tu alma preñada de mis instintos.


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
14
sin comentarios 98 lecturas versolibre karma: 106

Mis ojos observan

Desde la ventana desnuda

mis desvelados ojos observan

el sosiego de los robles ,que la inmaculada brisa acaricia,

adornando la mística plaza sin hierros.

La noche que misteriosa se hace deja colar entre sus ropas

mis ojos cansados.

Desde la ventana desnuda, mis cansados ojos

por la utopía de mis sueños,

observan en la distancia,

sólo un tramo del bosque perdido

que vigila la plaza sin hierros.

Yo vivía en paralelo

a la utopía y a los sueños,

a la plaza sin hierro

y a los ojos que nadie veían.

Todo olía a lejanía;

y a lo lejos cruzando un tramo

del bosque perdido que la plaza sin hierros custodiaba,

la descomunal rueda de luces del pretérito parque de atracciones

se asomaba girando sin parar, destellando en medio de la noche sagaz,

fantasías en cualquier dirección.

En la noche

llovía a veces,

a veces llovía despertando el calor dormido en el asfalto.

El calor impertinente despertaba molesto,

incordiando a los moradores de la plaza sin hierros,

pero mis ojos cansados

observaban

como la noche que misteriosa se hace

atrapaba las utopías de mis sueños

sin remordimientos

entre las rendijas de la ventana desnuda

dónde mis fantasías aún siguen perdidas.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 61

El Cofre

A cada lado un cofre.
Uno es color blanco y el otro color mustio.
Uno guarda en su interior un corazón vivo y el otro el odio marchito.
Uno late sin cesar y el otro se esparce sin piedad.
Uno riega el amor y el otro la antipatía.
Uno es una pieza de armar y el otro una pieza despedazada.
Uno bendice la vida y el otro la maldice.
Uno tiene la inocencia y el otro la perversidad.
Uno es frágil y suave y el otro pétreo y áspero.
Uno guarda tesoros y el otro oropeles rotos.
Uno es de terciopelo y el otro de telas raídas.
A cada lado del camino un cofre,
justo en medio de ellos un pequeño espacio,
espejismo dibujado paraíso o martirio que guarda el secreto de tu camino.
¡Te toca elegir!

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 58

Aún puedo

Aún puedo verte caminar en el pasillo angosto de un lado a otro,

aún puedo verte en la cama con tu lectura obligada,

aún puedo verte en el sofá con el té entre las manos,

aún puedo ver tu cuerpo a través del agua cristalina en la bañera,

aún puedo sentir tu respiración suave cuando nos abrazarnos,

aún puedo sentir tu olor que sigue hipnotizando mis pensamientos,

aún puedo ver en mi mente, aquella habitación colmada de ti.

Cada recuerdo que se desprende de mi atribulada mente,

al salir, tropieza con furia ardiente mis ojos melancólicos

llenándolos de rocío,

llanto

y algo que llaman suplica.

Tú presencia sique siendo omnipresente.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 79

Yendo y Viniendo

Gastar el tiempo yendo y viniendo.

Hablarle al silencio con voz distraída.

Dormir por dormir y despertar a 4 piernas.

Marcado por el desamor, embalsamado por la desdicha.

Caminar sobre el agua viendo su reflejo.

¡Oh! La vida tiene pretensión de amor

pero la carne apacigua su apego.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
13
sin comentarios 91 lecturas versolibre karma: 95

Feliz y Prospero 2018

El 2017 casi llega a su fin y es hora de abrazar y esperar un año nuevo.
A medida que nos acercamos al 2018, es hora de no solo hacer nuevos planes para el futuro,
sino también mirar atrás en los tiempos pasados.
Se dice, y con razón, que cada nuevo año tiene 12 nuevos capítulos y 365 más posibilidades.
"Mañana es la primera página en blanco de un libro de 365 páginas.
Escribe una buena". - Brad Paisley.
Gracias por dejarme entrar y ser parte de su 2017 y espero que así continúe en el 2018.
Feliz Año para todos. Jose Lara Fuentes .
Ps. La providencia nos salve de la aberración de algunos de nuestros líderes mundiales.
leer más   
4
2comentarios 127 lecturas versolibre karma: 64

Tumba

El Mundo es una gran tumba y el hombre procrea sus propios sarcófagos. Las momias ya no guardan secretos, ni misticismos, ni glorifican, ni autentifican legendarios legados, solo les cobija una gran bolsa de papel de modernidad. Yo no voy a los museos porque en las calles están las momias vivientes embalsamadas en basura de modernidad. ¡El mundo lo hemos convertido en una gran tumba...!

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 94 lecturas versolibre karma: 41

Antes del Anochecer

Antes del anochecer fraguaron, en silencio, la matanza del poblado.

Cuatro solitarios ojos mirando a través de la lupa del engaño

para perpetuar la destrucción de millones de cándidos ojos

y solo por apoderarse de algo llamado subsuelo .

La tierra sigue partida en minúsculas mitades y alguien es dueño de muchas minúsculas mitades.

Ya hace siglos que la naturaleza perdió su ciclo natural de organizar su ambiente. La naturaleza no tiene enemigos naturales, ella solo organiza su entorno pensando en los siglos por venir, pero antes del anochecer fraguaron la matanza.

Desde los astilleros, los portaaviones se lanzaron en vuelo estrepitoso, escupiendo bolas de fuego y balas irónicamente cubiertas de sociedades sin fines de lucro, inocentemente en su afán de matar al tirano y hacer el bien.

La naturaleza que equilibra la vida natural y su entrono, no le quedó sino arrodillarse ante las bolas de fuego que desequilibran la armoniosa vida terrestre y la paz de las piedras dormidas. Aunque ella llora, la tierra, desconsolada, ve morir en su regazo al aprendiz que como huésped eterno quisiera en su vientre.

¿Sabes por qué al dictador no lo alcanzan las balas?,

porque lleva protección continental. ¿Y sabes por qué?, porque los que mueren son otros, ¡Qué despiste Comunidad Internacional!, no hay bolas de fuegos inteligentes.

El verdadero dictador tiene el amparo del poder financiero Mundial, quien es quien abre fuego en contra de otros pueblos.

En esos países injustamente masacrados

hay cuadros pintados en cada acera.

Los colores ensucian al suelo,

dejando una majestuosa obra: Ríos de cólera.

Pedimos parar la locura, porque los estruendos levantan las rocas dormidas y las lagartijas salen de su hábitat queriendo morder, que importa que sea a su misma especie, hay hambre y desconsuelo.

Antes del anochecer fraguaron la matanza, extendiendo una guerra sin cuartel,por todo el continente, contra el hombre sereno y solo por apoderarse de algo llamado subsuelo.

Siguen poblando la tierra santa con cuerpos a desmembrados a ultranza .

Siguen obedeciendo a los perturbados de la historia que reclaman un nuevo holocausto.

Las orquestas se orquestan con músicos

y las guerras con los dueños de las bolas de fuego.

Se juegan pueblos enteros en el monopolio de Banqueros y guerreros.

Sus bolas de fuego hacen de la noche día y del día muchos cráteres.

Una tétrica aurora boreal que la naturaleza paré con cada amanecer,

llora desconsolada

de día y de noche,

porque antes del anochecer fraguaron la matanza

y han hecho que el sol se aleje huérfano y enfermo de escalofrío

de los márgenes del hombre y solo porque Banqueros y guerreros.

Antes del anochecer fraguaron la matanza.

JOSE LARA FUENTES©
leer más   
5
2comentarios 93 lecturas versolibre karma: 76

Cielo Negro

Al acecho

como empujados por el mismísimo viento avanzan,

apresuradamente, los hijos del cielo negro,

avanzan como fieras movidas por la sed y el hambre,

avanzan incitados a consumir almas nobles

atiborrando de miseria y hambre solo por su codicia.

Noches invertidas.

Apuestas clandestinas marcan destinos.

Venta de almas en subasta.

El taquillero del cielo negro ficha, fácilmente, cuerpos hipotecados por el hambre

que siembra el cielo negro y que sólo sirven para engordar su almacén de avaricia.

El cielo negro está repleto de ángeles usureros

de demonios perniciosos, acaparadores del fruto de la vida.

Ellos visten de ángeles bondadosos

pero los acaparadores, alcistas y monopolizadores son hijos del cielo negro.


JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 65

Vuela Viejo Dragón

Vuela Viejo Dragón,
vuela viejo Dragón Azul,
tu reino ya no es la tierra.
La tierra despertó de tu opresión.
Vuela viejo Dragón Azul,
se acabó tu reino de barbarie y separatismo.
La tierra borró tus huellas y tu fétido aliento.
Vuela viejo Dragón Azul,
tu blasfemia envenenó nuestro dominio,
la tierra empezó a renacer con tu destierro.
Vuela tirano viejo Dragón.
Vuela viejo Dragón Azul.
Vuela lejos.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 100 lecturas versolibre karma: 78

Casita de muñecas. A mi hija Soirett D L S

Pierdo fuerzas, la fatiga me abraza

lo he intentado, él lo sabe,

pero siento que no he sido asertivo.

Cada consejo que nace de la fuente de mi alma, no llega a su destino,

se hace vulnerable, desnudando mi fragilidad, que no reíste mas caídas.

Mi alma está en llamas, me carcome la angustia, porque no paran de caer letras muertas de mis labios que divorciados están de tus oídos.

No hago más que preocuparme por ti, pero el viento sopla en dirección

a tu sombra -te lleva arrastras, te aleja de mi margen-.

¡Qué tragedia la mía¡

-La angustia sobrepasa mi deseo-

El deseo de construirte la casita de muñecas que tanto soñé para ti,

desafortunadamente ,en mi interior, se desmorona.

En cada centímetro de madera

pululan polillas que carcomen

desesperadamente la resina de la casita de muñecas que soñaba para ti.

Se petrifica mi alma,

se desmorona la casita de madera y con ella

mi aliento.

Mis sueños,

ya no colorean tu mirada, creo equivocar la táctica

porque la casita de muñecas desaparece acrecentando mi desconsuelo,

ya no hace más que ahuyentarse, irse lejos v cada día más lejos de mis márgenes.

Distraído parezco caminar por el mundo, ya no logro ni siquiera

visualizar los pilares que prolongan el tallado de tu corazón.

Pierdo fuerzas, voy a gatas, pero defraudarte nunca hija mía, no hay nada que pueda vencerme, seguiré luchando, aunque tenga sueño y las sabanas me arrastren al desconsuelo, ni siquiera Pitágoras aunque se empeñe en ser intolerante hará que pueda fallarte.

Confía en mí, hija mía,

como yo confió en el universo

que tiene nuestro calendario.



Hija mía, seguiré cada vez más cerca de ti,

vigilante de tu desarrollo de tu bienestar

impulsándote por siempre.

Hoy, la angustia pasa y estás líneas desahogan mi pena

y avivan mi creencia y fe en nosotros, en nuestra sangre

en nuestro porvenir que en equilibrio y armonía por destino conseguiremos.

El universo te bendiga Mi Mucuchita.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
12
2comentarios 140 lecturas versolibre karma: 98

¡Aún vivo!

Sigo incondicional.
Aunque esté atrapado en el laberinto
de mis sueños.
¡Aún vivo!
leer más   
11
1comentarios 176 lecturas versolibre karma: 104

¡Intentaré hagas puerto en ellos!

Tus cabellos húmedos rozaban mi pecho.

Tus caderas acopladas a mi pelvis, tus tobillos sosteniendo mis manos.

Tus manos incrustándose a mis hombros.

Mi cuerpo en su totalidad afanoso, accediendo a tu piel ansiosa ,fusionándose disimuladamente con cada poro que te compone, invitando a mis manos ardientes acariciarte lujuriosamente dibujando en ellas tu delicada complexión.

Las aguas del reloj aceleran su recorrido y mis ganas fervientes se tienden dentro de ti, rozando incesantemente tus labios internos y externos que se visten y desvisten con facilidad ante los vaivenes de tu cintura,ante los sutiles movimientos de subida y caída libre que retuercen de placer, acalorando de máxima fruición nuestros cuerpos acoplados por destino.

Mis apetitos por siglos cautivos, fluyen febriles y ardientes sondeando las paredes que recubren tu vientre vestido de flores invernales, acoplándose con pasmosa incredulidad a la esponja absorbente que es tu núcleo celestial, que esperaba por siglos sacudir el umbral de tu paradisiaco cuerpo apenas descubierto.

Inmerso en el epicentro carnal de tu sensibilidad,

recorro con majestuosidad los misterios que esconde tu profundidad.

Lo soñé, Lo sentí, Lo viví.

En mis pensamientos y sentimientos navegas.

¡Intentaré hagas puerto en ellos¡

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 45

A veces quisiera

A veces quisiera emprender ese viaje, sin retorno, a esos destinos donde el viento no se regresa.
Cómo quisiera saber quien me pudiera vender un boleto sin retorno en el barco de lo inhóspito.
Será que necesito una traición más para embarcarme en la travesía de la imposible, donde lo sabio sea hace ordinario y la traición un cuento de hadas y así poder sepultar las huellas roídas por la felonia de un amor agrio en las profundidades del mar por culpa de este destino casi maquiavélico que me persigue de manera injustificada y casi fortuita.
A veces quisiera.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
11
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 99

En el pasado

En el pasado en un largo viaje descubriendo mi destino

he convivido con demonios,brujas y entes.

En ese viaje hacia al submundo de incesto, mentiras, patrañas, dolor,

lujuria y pestilencia de un zarpazo perdí el color del alma

que ese puro vientre angelical rozo y bendijo esa noche de Julio.



En el pasado en un largo viaje descubriendo mi destino

he convivido con ángeles,querubines y serafines.

En ese viaje hacia el cosmos de fe,fidelidad,confianza,

convicción,creencia y fervor de un zarpaso recobré el color

del alma que ese puro vientre angelical rozo y bendijo esa

noche de Julio.

Destinos expuestos a la luz o a la oscuridad , invisibles , caminos de ensoñación o de martirio
que aguardaban ser transitados,pero solo en ese largo viaje hacia el recóndito descubrirás tu verdadero destino.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
7
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 106

Aventura

Me gustaría conocer de qué color es su cielo.
Me gustaría caminar a su lado, sólo caminar, sin ningún destino.
Me gustaría toparme con la gente en la calle
y ver sus rostros desprotegidos de la vergüenza.
Me gustaría tomarme una taza de su encanto y poder oler su gastronomía hecha en casa.
Me gustaría sentir en mi rostro la brisa de su alma.
Me gustaría envolverme entre su pelo y no ser visto.
Me gustaría acariciar su milenaria cultura
contenida en su piel y poder sencillamente reír,desconectar, vivir nuevas y maravillosas experiencias.
Me gustaría saborear su dulce jugo de boca y sobre todo presentarle al hombre que comienza a perfilarse en su camino,
al hombre que empieza a caminar en la suave y cálida alfombra de una mujer llamada aventura.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
9
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 111

Se desvanece

Se desvanece
la identidad
de un cielo
que me hizo creer
en sus ángeles.
Se desvanece.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
17
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 107

Qué han hecho

Qué han hecho los hombres para distanciarse de su semejante.

Qué han hecho que los hombres se distancien entre si.

Por qué el hombre equivocó la mano de la escritura

traicionando a civilizaciones enteras y a sus sagrados manuscritos.

Por qué el hombre civilizado envenenó la palabra y su lenguaje.

He visto al hombre distanciarse del mismo hombre.

El fin de vida parece ser el de distanciar al hombre de si mismo.

Qué han hecho tan Dioses en el mismo lugar de los hombres

sino distanciarle de si mismo.

Por qué la diferencia de nuestras costumbres meridionales

no es un bien común.

Por qué el hombre vuela frenético a la ira y al desconsuelo.

Por qué el hombre se niega a volar libre,

como la hoja huérfana de cualquier tímido árbol

que envejece fundiéndose con su entorno .

Desamparado y olvidado quizá

será el porvenir de los hombres

sino endereza la rueda doblada

de su carreta por la vida.

El hombre debe dejar que la brisa fresca de la piedad lo bañe, transformando su piel maltrecha y sucia por otra piel limpia en compasión y altruismo, y entonces el hombre volará a las profundidades del vergel.

Entonces se desvanecerá la egolatría inducida en su maltrecho corazón.
Entonces el hombre empezará a cubrir distancias que lo separaban de otros hombres y quizá el misterio del hombre emergerá,encontrando sus huellas impregnadas de climas insospechados,y entonces el hombre pudiera cambiar hasta el color de lo imposible..

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
6
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 62

Silba la Esperanza

Silba la esperanza en la noche de los muertos, pero la hambruna está destinada a vivir en ayuno, insólitamente custodiada por una botella de leche enrarecida.

Hoy día el rumor es un ruego a mil voces de quienes suplican la libertad de los pueblos forzados a vivir clavados en la cruz del tintineo.

Yendo al desierto a remover los cactus, sólo consiguen que los escorpiones se escondan afilando el aguijón y su veneno.

¡Oh Dioses guerreristas! que la tierra inventó, rencor y ruinas es la herencia de los pueblos que vistieron con un libro caducado e inverosímil llamado libertad.
Hay pueblos enteros perversamente destruidos por la real academia de la opresión

¡Oh Dioses guerreristas! que la tierra inventó, qué astucia hacerlos morir para trasplantarlos de nuevo, qué importa que culturas enteras mueran por la avaricia de pocos, así es el destino del que navega en aguas contrarias, y aunque en el fondo del océano hay tesoros escondidos, la historia pocas veces sobrevive allí.

¡Oh Dioses guerreristas! que la tierra inventó, aunque unos pocos países perduraren de pie,asolados en algún remoto abismo del mundo, abrazándose a la brisa que nunca les olvido,la esperanza loc cobije .

Silba la esperanza en la noche de los muertos,
y los astutos mercenarios cubiertos de bondad
siguen apoderados de las luces de las pantallas inhumanamente objetivas de la comunicación, que muy a menudo convierten el abuso
en histórica hazaña de liberación y consagración.
Silba la esperanza en la noche de los muertos
y aunque matan,
muerden y mienten sus editores los llaman líderes mundiales.
¡Vaya cobardía!

Urge un nuevo orden mundial.
Hay que derribar los puentes que sostienen al autócrata y a sus tanques.
Hay que despertar la revolución del hombre vejado y dormido.
El destino último del hombre tiene que ser la libertad, el pan, agua y abrigo.

Hay que parar la barbarie de moda: ver esqueletos vivos andando
sin brújula por las calles del olvido.
Hay que quitar la varita mágica de los mercaderes de la muerte que crean el hambre y la muerte.
Hay que parar que sigan sembrando el rencor entre los pueblos oprimidos para que no se levante el resentimiento entre las piedras más pequeñas.

Silba la esperanza en la noche de los muertos y un volcán de fuego, furia y lava se encumbra entre las cenizas del pueblo golpeado.
Silba la esperanza en la noche de los pueblos vejados,
aunque su destino sigue siendo cruel e inhumanamente incierto.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
14
6comentarios 129 lecturas versolibre karma: 106

Se Desnudan

Se desnudan
la pena y la congoja, pero los viste el amor.
Se desnudan la noche y el mar, pero los viste el amor.
Se desnudan la melancolía y la aflicción, pero los viste el amor.
Se desnudan la tentación y la carne, pero los viste el amor.
Jubiloso el amor, colma la noche y sus misterios.
Jubiloso, colma la tempestad en medio de su tribulación.
Jubiloso, colma la carne y su abducción.
El amor es un bautismo pero sin templos,
el amor es cristalinamente hermoso cuando renace, con o sin obstáculos.
Al amor solo le bastan segundos,
solo segundos para que la eternidad se desnude
y se vista de inmortalidad.
El amor... solo el amor.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
8
2comentarios 84 lecturas versolibre karma: 87

Hombre casado

A veces
al hombre casado
le hiere,
profunda y celosamente,
que a su mujer
la llenen de piropos,
frases elegantes, curiosas
y lisonjeras; pero él es incapaz de tener un gesto,
una palabra
igual para con ella.
¿Por qué se enojan si otros lo hacen?
Ellas también tienen creatividad e inventiva.
leer más   
3
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 35

Camina viejo camina

El hombre viejo camina despacio porque le pesa lo pasado.

Camina despacio porque lleva consigo el peso de lo vivido.

Camina despacio porque lleva consigo un gran amor vivido.

Camina despacio porque lleva consigo los amores incumplidos.

Camina despacio porque lleva consigo los bolsillos repletos

de gozos y hastíos, camina despacio porque lleva consigo los zapatos

repletos de caminos.

Camina despacio porque lleva consigo la camisa impregnada de batallas

de victorias y derrotas.

Camina el hombre viejo con el peso de lo visto.

Camina el hombre viejo despacio porque lleva

consigo el peso de la muerte.

El hombre viejo camina despacio y aún así se tropieza.

Camina viejo camina.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 53 lecturas versolibre karma: 70

Tiendas de campaña

Tiendas de campaña preñadas de desolación.

El hombre dibuja y escribe versos,

usa sombrero y ríe.

Campos desolados colmados de amarguras,

campamentos alzados de miseria y llanto.

La tierra es dolor y lamento.

Los hijos de la tierra van descalzos y ríen.

La tierra es un orfanato de almas,

pero el hombre dibuja y escribe versos y también va descalzo y ríe.

El niño que vive en las tiendas de campaña vive ciego

y mira su desdicha y ríe.

El niño mira a través del espejo del alma

y su alma la ve también el pintor que llora, pero él también usa sombreo y ríe.

El anciano no puedo borrar su pesadumbre,

porque él vivió algún tiempo en las tiendas de campaña

y alguien dibujó su miseria y su rostro de dolor.

El hombre usa sombrero y ríe,

y yo para mitigar mi desconsuelo escribí este verso.

El niño sigue sentado en las tiendas de campaña

va descalzo y ríe …y sigue jugando con su infortunio

en un mundo cada dia mas indolente.


JOSE LARA FUENTES.
leer más   
5
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 74

Soldaditos de Plomo

I

Él ha salido a jugar con sus soldaditos de plomo en nombre de la libertad. Lo acompañan juguetes bélicos para adornar la refriega. Reza al Dios bondadoso y misericordioso para que lo acompañe en pro de la libertad y de las cuentas de sus suplidores que se vacían deprisa, porque se viven tiempos difíciles y no se puede traicionar el pacto contraído. ¡Fatalidades no, gran Dios! Satanás, saca tu mano conspiradora y sombría de la desgracia del mundo. Satán, nuestro gran Dios regresó en un fusil para acabar con el hambre que creaste en su nombre, astuto vil demonio. Ahora en la tierra ese hombre hiede a muerte.

II Apostados en un costado de su verja los vecinos ven con ojos asustados su devoción por sus juguetes bélicos. Asustados porque no saben si sus hijos regresarán acostados o de pie o embalsamados de estiércol, pero los vecinos preocupados cierran sus ojos porque quieren sentarse en Navidad a esperar por el espíritu del Dios, del gran Dios que solo viene al país de los inocentes,porque los cobardes y crueles asesinos, Satán los cobija desde el infierno.

III

Él va con sus soldaditos de plomo a jugar en su guerra, improvisada, cubierta de dinero y solo porque vendió su alma al gran Dios con mucho dinero que asesina en nombre de la libertad. Praderas , sabanas, valles, costas , cielo y gentilicios están cubiertos por
su omnipotencia, aunque lleve las manos cundidas de ríos de tintas color muerte.

IV

Desde el despacho ovalado reza por la paz en nombre de la guerra. Intensos y ofuscados combates ve escenificar, siente su frente sudar. Ha vestido a sus soldaditos de plomo con el escudo de la libertad. Los mismos soldaditos que erguidos con brazos libertarios avanzan en su nombre cargando la mochila de balas que matan, pero balas que crean esperanza y libertad.

V

Sus soldaditos pelean, pero ellos también mueren. ¡Oh Dios misericordioso! tus hijos se matan entre sí, tus hijos se matan entre sí, Él destina tu nombre para matar al miserable que mata por fanatismos, aunque él también tiene las manos manchadas de horror, pero confesa ante tu bondad. Hay un planeta que salvar, el epicentro de las razas, son los hijos de nuestra tierra los hijos creados a tu semejanza, pero ¿cómo entender la libertad del que mata a cultos?, a cultos distintos al de ellos, hay inocentes, hay razas, credos y culturas que son golpeados en nombre de la libertad. Caen cuerpos a la tierra, siguen cayendo y alguien llora y alguien sufre,pero las cuentas nunca deben vaciarse, hay que pagar guerras para acabar con ellas.

VI

Entonces da gracias a Satanás por el mal del mundo, porque en nombre de su Dios y de sus proveedores de desgracias, se podrá librar al mundo de los que matan injustamente, de los que trafican con nobles almas utilizando en vano el nombre de Dios y su indulgencia.

VII

La libertad, la seguridad del mundo estará a salvo mientras tenga él sus soldaditos de plomo, soldaditos invencibles e inexpugnables, aunque también mueran y alguien llore. En nombre de la libertad lleva su Paz vestida de muerte y sangre a los confines del mundo, sin renunciar a su compromiso de acabar con los extremistas y fanáticos radicales del terror, por el bienestar del mundo y de las cuentas de sus suplidores que se vacian muy deprisas.

Soldaditos de plomo.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 63

Matrimonio

¡La marcha nupcial, cuántas veces la hemos tarareado!
¡La canción conyugal, cuántas veces la hemos silbado!
¡Canción del descasamiento, cuántas veces nos ha torturado!
Solo basta una vuelta en bicicleta sin pedales ni caminos, para apurar a los saturnales con el fin de engullir el festín, la gloria o el karma.
¡Oh! se me olvidaba mencionar el huésped de honor. ¡El champán... un dulce delirio de ojos y bocas pero, qué invitado tan deslucido! Abunda más que la amistad, artificialmente luce como el vestido de novia, pero burbujeante trepa aunque ya, ni embriaga ni embelesa, ni a la cama construida de piedra enaltece.
Solo basta un sereno para vestirle de frialdad, la cama y el champán da lo mismo,pero qué fugaces se hacen las noches... durante el matrimonio. Son vendavales, en barcos sin timón ni popas.
!Es que no hay hombres comunes ni silvestres, se han extinguido! ¿Por qué nadie quiere uno hasta la eternidad?
¡Son juguetes de usar y tirar!
El hombre queda viudo antes de morir la novia y la novia es un objeto desnudo de la burocracia.
¡Han colonizado el sexo y las familias!
¡Friedrich, el hombre está muriendo, lo mata la deconstrucción de la raza humana!
La marcha nupcial, la han retratado en un camino de cruces y curvas angostas y cerradas,
la marcha nupcial va viajando en la frialdad del esnobista, va muy de prisa, no tiene tiempo,
aunque el viajero olvidadizo suplica, porque le han robado, el alma y el entusiasmo
y los han vestido de papel y trapo moderno.
Los cuerpos ya no son negocios de alcoba.
Las bodas, son negocios de la troika,nunca llegan a consumarse,
solo la fiesta la festejan y en la noche la cama,
la llenan de ilusorias e impertinentes hipotecas inclementemente avaladas por el matrimonio.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
3comentarios 112 lecturas versolibre karma: 52

Atónito

Miro atónito el reflejo del velón en la mesa de roble albar del viejo comedor.
La vieja mecedora de la abuela junto a la alfombra de cuero de vaca
son testigos de la asunción de aquella sombra que baña con luz de misterio la vieja mesa de roble albar.
Atónito miro cómo la abuela mece su vetusta mecedora desde la franja de los muertos.
El espejo que cuelga en el rincón de los censurados que está junto a la mesa de roble albar del viejo comedor,
también es testigo de cómo la guerra ajustició al hombre y a sus hijos.
Afanosa la abuela mece sin reparo la mecedora desde la franja de los muertos.
Atónito miro cientos de imágenes que el espejo escupe
como faro de luz con dirección a las tumbas de los caídos
que la guerra ajustició.
El viejo carpintero que enramó la vieja mecedora
que reposa junto a la mesa de roble albar,
también es testigo de cómo la guerra escamoteó su fragilidad
y de cómo la abuela mueve su artilugio desde la franja de los muertos,
porque él también vive allí.
Miro atónito la mecedora, la mesa de roble albar, el velón que la baña y el espejo que cuelga en el rincón de mis recuerdos,
una guerra que injustamente se llevó a millones de almas nobles a vivir sin su consentimiento a la franja de los muertos.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 149 lecturas versolibre karma: 63

Saben

¿Saben por qué nos mutilan los dedos?

Sólo para robar nuestras huellas.

¿Saben por qué nos roban la ilusión, de tejer una sociedad sin dedal?

Para confundir nuestra sangre y para que nuestra sangre no llegue al mar y el mar no se desborde.

Levantar los sueños tendidos en los bolsillos.

Soplar con fuerza las candelitas que reposan en los campos santos, para que se levanten y alumbren al campo explotado y así sembrar de nuevo, nuestras huellas en cada pedazo de tierra injustamente expropiada por los ladrones de huellas.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
2comentarios 82 lecturas versolibre karma: 68

Autómatas

¡Desaparece el hombre!

Lacónico susurra su tiempo en la tierra.

¿Perdurará el recuerdo en su estancia terrenal?

Las rocas no suplican, pero ellas no quieren su marcha.

Desaparece el hombre -se extingue- lo mata su avaricia y la desconfianza de su aroma. ¡Agoniza el hombre! disgregado el hombre… Llenáis de podredumbre, la mente y el cuerpo de los párvulos que deberían estar soñando en el parnaso. Llenáis de soledades a los inquietos jovenzuelos, que no han aprendido a remar en la barca hacia la eternidad, porque vuestros altares los minan de patraña.

El joven se hace viejo asqueado y fugitivo.

Nuestros ancestros marcharon y lucharon en el alba y soñando sembraron la aventura en el porvenir. Soñando, sí… soñando,pero a nuestros niños les amputan la audacia y el habla, se los traga el mundo de los villanos, son presas fáciles de las antenas diabólicas que les borran sus nombres. ¡No hay abrazos, ni amigos! Y la dicha es negada! ¡Los hipnotizan! ¡Robotizan su saga! ¡Crean robots! .Se promulgan los designios y antojos de sus captores.

La destrucción de la raza humana, ¡está escrita en un crucigrama! ¡Capek, desaparece el hombre! ¿Quién contará tus historias y tus ficciones? No habrá canciones de cunas, solo niños con barras y números.

Se muere la solidaridad.

Las industrias procrean máquinas satánicas y el hombre muta en ellas. La mujer está mutando, porque no hay hombres que llenen su corazón y vacíen su vientre.

Karel, desaparece el Hombre.

Se lo lleva la maquinadora máquina del Capitalismo, que procrea y destruye autómatas.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 69

Traerme a casa

Traerme a Casa.
Caminaba tintineando al destino
intentando improvisar una salida al mar,
pero quede atrapado en la trinchera del vacío.
Traerme a casa,
di un paso en falso
me extravié en el camino.
Un nuevo camino
sólo eso quería, impensado fue mi decisión,
no sabía el tamaño de mi penitencia.
He llegado tarde,
no hubo ascensor en el camino que trasportara
la condena, mi destino colgaba irónicamente sujeto a sus estirados brazos,
sujeto flácidamente a los brazos de un destino que tanto desee.
¡Oh locura!
Mi corazón vive en huelga,
no quería esconderme en el camino
sino improvisar una salida al mar.
¡Oh locura!
retirar tu velo de mi rostro,
extiende el piano de la cordura
para emprender mi camino a través de sus teclas,
creando melodías de reconciliación.
¡Oh locura!
retirar tu velo de mi rostro
placenteramente exhausto.
¡Oh locura!
Se termina la travesía del improvisado camino al mar,
y los días agotan la esperanza conjurada en el reloj de arena
que mis pies apasionados trajinan directo al martirio
haciéndose inmortales a la desdicha.
¡Oh locura!
Mi lengua cuelga seca y resentida,
no hay tiempo para más, otra vez he llegado tarde, quizá de madrugada.
¡Oh locura!
retirar tu velo de mi rostro
placenteramente exhausto.
Llenar mi alma del consuelo del viandante.
Me extravié en el camino, buscando una salida al mar.
Traerme a casa.

JOSE LARA FUENTES©
leer más   
3
2comentarios 95 lecturas versolibre karma: 43

No están solos

Me ha calado muy hondo tu pesar, pero sé que eres una alma fuerte, valiente
y con arrojo que encontrarás serenidad en medio de la turbulencia, y lo sé,
sencillamente, porque la verdad tu verdad está en simplificar las
circunstancias de la cual estoy seguro mucha es inmerecida y arbitraria
adosada y sin privilegios.


Las horas de vacío y de sufrimiento no te dejarán pensar con claridad,
pero no es tiempo de detener el barco, sino más bien de parar la tormenta
que se avecina.

Sin duda, te enfrentas a uno de los dilemas más perversos de las
relaciones de pareja, tropezarse con el espejo de la franqueza
y verse retratado, casi inmaculado y postrado a una vida que se fuga
por los desaguaderos de la desdicha.


Necesitas hacer una retrospectiva, una regresión de lo que ha sido
tu peregrinar por la vida,intentando recuperar lo lindo, lo simple,
lo eterno el yo interior, la verdadera sonrisa, la no fingida y sobre todo
la fidelidad a tus cosas más elementales.


Si te preguntas qué haces envuelto en todo este embrollo, en una vida
que no es la que quieres, que no deseas y en la cual eres infeliz,
sobre todo procura que la angustia no sobrepase el pecado, porque las
respuestas no reposan en un sobre abierto, sino más bien en el epicentro del todo, en el alma ,de donde debes escudriñar exhaustivamente excluyendo
sobre todo las mentiras que has creado soslayadamente.

Por el contrario, si crees que has extraviado la brújula de tu bitácora,
entonces detente y ve en sentido contrario, es urgente que lo hagas, que
retomes tu senda.


Necesitas ver tu interior,
escuchar a tu conciencia, abrazarte y amarte
y sobre todo mima a aquel o aquella que fuiste
y una vez decidiste abandonar.

Así entonces, conseguirás
envolverte en tus verdaderas inquietudes.

Y recuerda, con un gran esfuerzo ayudaras a superar
este pequeño momento de flaqueza que has decidido vivir.

No están solos.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 89 lecturas versolibre karma: 41

Tu luz alumbra mi pluma

Tu luz alumbra mi pluma, alumbra el corredor oscuro, alumbra las manos que sostienen la tinta que mancha, el papel desnudo.
¿Por qué tienes en el pecho un sagrado corazón, destellando luces en cualquier dirección? En tu pecho un corazón, destellando luces en cualquier dirección.
El Hijo de Dios levantando sus dedos y en ellos hay luz, pero sus sagradas manos se cruzan en un laberinto llamado Religión. Hay hombres, hombres con corazones en el pecho, algunos vestidos de desgracias, otros cubiertos y henchidos de fanatismos y otros cubiertos de sorderas.
Aclárame Hijo de Dios, ¿Qué necesitan ver los hombres para que no se maten entre si?
¿En qué necesitan creer los hombres, para tener luz de paz en sus corazones? Préstame tu pluma, con la que esbozaste tu obra perfecta para cambiarle la tinta, para que traces de nuevo el corazón de los hombres.
Barrabás sigue suelto y las monedas de oro, llenan algunas religiones y a sus hombres. Hombres abandonados y penitentes. ¡El Cielo debe de ser negro! ¡La Tierra debe de ser el martirio! El hombre hizo a sus hijos presos de la oscuridad.
Tu corazón sigue lleno de luz ardiendo en tu pecho; pero la llama que brota de tu pecho ¿a quién inunda?
¿Por qué los hombres ya no se bañan en las aguas sagradas del Jordán, venerando tu bautizo? ¿Por qué en la Tierra ellos visten tus ropas y por qué la suerte del pobre es vivir desnudo de la miseria, de la dádiva del rico? Te creo Hijo de Dios, te creo Padre mío, tu corazón envuelto en llama eterna será nuestro refugio. Pintad de nuevo el corazón de los hombres... sin intermediarios entre el hombre y Dios.
No permitas que la luz se apague, que tu corazón se apague en las manos de los pobres, no permitas que tu corazón solo sirva para que lo cuelguen, en las paredes endebles de barro de algunas Iglesias.
Tu luz alumbra mi pluma.
Dejad correr la tinta en el papel desnudo para reinventar al hombre, para que el hombre rico sea rico, en hermanos pobres y el hombre pobre sea rico, en hermanos ricos.
Que seamos humildes y ricos con tu sangre, para conseguir tu Reino.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
1
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 16

Cerebros desconectados

Cerebros desconectados,
niños empujados a morder el concreto.
Cómo escapar de los muros de estiércol
que levanta la Sociedad Real y la burguesía antañona.
Cómo preservar a la especie humana
y dejar de ser autómatas y huérfanos de sangre en las venas.
Cómo re-educar al hombre hipnotizado
por la pantalla mecánica anaranjada.
Cómo reorganizar al niño su suerte
y su mente por el consumo desmedido.
Cómo hacer para que sintonice el canal de la abstención
y a la compra de valores absurdos.
Estamos rodeados del virus de la inmoralidad y avaricia
y nos siguen ensenando en las escuelas modernas
que el capital y su acumulación es la economía solidaria. ¡Mordaces!
Las campanas redoblan su esfuerzo
y la casa de Dios en la tierra sigue su avaro camino
por instalar el credo por justicia.
Ecos malvados siguen instalándose
en las vísceras de los pequeños indefensos
que van directo a los caminos oscuros y al martirio.
La sociedad sigue levantada por brazos pobres, pobres sin venas sin sangre.
Nos siguen inoculando
el embriagante potingue mágico
de que la izquierda es de ricos y la derecha de pobres.
! Pobres chiquillos ¡
le tienen miedo al pan y a las migajas.
Atrapados vivimos en una maraña escabrosa
donde nos pintan nuestro cerebro de carencias.
Desconectado vive el hombre de a pie a pesar de
de sus desgracias.
El tiempo no es tan viejo, pero el sistema de fabricar
niños deforestados y sin raíces es muy nuevo,
y solo porque al sistema le conviene envejecerlos muy de prisa
para cobrar eficientemente muy de prisa.

José Lara Fuentes
leer más   
4
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 48

Ella Tiene

Ella tiene ojos inquietos
y tristes
y bellos
ojos que intrigan
y que no paran de parpadear de preocupaciones.
Ella tiene ojos de monja en un despacho ateo.

Ella tiene mirada
impaciente y urgente.
La cubre un velo de angustia
bendecida por su sensualidad.

Su alma desvaría,
no tiene otras flores
que mostrar,
su alma oculta
a la desdicha de sus pensamientos.

Ella tiene la luz
y la oscuridad
vistiendo un solo rostro
dos misterios en una sola facha :la desventura y la ventura .

Sus ojos son
grandes e ingenuos
como su inocente vestido de flores
que el viento al soplar levanta sin piedad
mostrando los bordes de sus piernas
que no han cruzado frontera ajena.

Tengo una silla de mimbre
y al sentarme en ella
veo el río verde
y el árbol que nunca olvide;
y es que mi hogar
justo al frente
tiene una caseta de teléfono
donde sentar mi inocente niñez
y conectar con el mundo
sin ser ni siquiera visto.

Y allí
en plena oscuridad del mundo
en un lugar clandestino
persistentes son sus ojos, como focos ardientes
bordeando los peñones que se erigen
en el mar, que resiste dormido.
-su presencia es indestructible-.

Cae el día y pague a un alcatraz
por llevar
mi secreto
al otro lado
del mundo, él no vacilo
y lo vació
al mar de gente
a cambio de
de un pez que mata a quien muere
por aun no entender como cerrar la boca.

Ella tiene unos ojos inmensos
que puedo ver ,
aunque estén cerrado los míos.


Ella tiene ojos inquietos
y tristes
y bellos
¿pero que cruza en su mente?

Ayudarle a parar de elucubrar
sus pensamientos ,porque parecen
van atados al hilo de la presunción .
¡Ojala sea la misma que la mía¡

Ella tiene ojos inquietos
y tristes
y bellos
ahogándose paulatinamente
por alguna esperanza de avanzar
a través del mar de piedras.
-Y el viento conjurado
no deja de soplar-

Ella tiene mirada
impaciente y urgente.

Sus ojos
son como gelatina de naranja
bamboleando frenéticamente
destinados a derretirse
en el misterio de algún verano.

Pobre es mi sangre
que se ahoga por un pedazo de su ingenio.

Prohibido hurgar.
Ella se mantiene en silencio
jugando exclusivamente al delito de hipnotizar .


.. Jose Lara Fuentes ©
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 65

El tren se detuvo

El tren
se detuvo
en la estación invernal
y de aquel tren
bajaron veloces
celajes
cargados
de impasibilidad..

JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 48

El hoy y el ayer

EL HOY Y EL AYER.

El más chico saca de su bolsillo
la entreverada manía de la inquietud.

Cada bolsillo suyo se desborda de prepotencia, intolerancia, ingenuidad,
inocencia, idealismo, rebeldía, terquedad, obcecación y sueños.

El menos chico saca de su bolsillo la entreverada manía de la paciencia.
Cada bolsillo suyo se desborda de cordialidad, tolerancia, calma,
experiencia, sosiego, condescendencia, comprensión y sueños.

El más chico corre sin saber lo que pisa, el menos chico se esfuerza por no
correr, el más chico circunscribe su mirada hacia el futuro, el menos
chico circunscribe su mirada hacia el presente, pero sin perder de vista el
pasado.
Para algunos el camino apenas comienza, para otros, sencillamente,
el camino casi termina.

El ayer y el hoy coexisten en la utopía.

Ayer, teníamos los bolsillos vacíos,
y en la plaza miles de palomas aguardando por su tentempié.

Hoy tenemos los bolsillos repletos,
y en la plaza ni rastro de palomas en busca de su tentempié.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
2
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 37

Mendigo

Temblaba su humanidad, quizás por culpa del exorbitante y excesivo frió,
frió que sutilmente, aprisiona su furia contra su carne, carne custodiada
por huesos y órganos maltrechos, carne sostenida por los pilares del hambre
y el dolor, carne que a duras penas recubre con un gorro gris,
chaqueta transparente, pantalones corroídos y deshilachados por los malos
tiempos; aperos que se enquistan al suelo como goma mascada.

La gran mole cadavérica se rinde, desdichadamente, ante los pies
de la miseria que, audazmente, cruza de un lado a otro dejando
a su paso el zumbido mordaz y una gruesa estela de repudio y aversión.

Miles de miradas golpean sin cesar sus signos vitales y el honor
de los caídos, debilitando su ya inexistente vida dibujando sobre su faz
las huellas de una sociedad que lo abrigó con la indiferencia.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
10
sin comentarios 105 lecturas versolibre karma: 83

Sus ojos presos

Sus ojos cautivos miran soledad implorando libertad.
Sus dedos se aferran a los hierros corroídos creados por la sociedad indolente que procrea niños huérfanos.
El niño enquista su mirada petrificada de dolor en todos los rostros sedentarios, implorando condescendencia y humanidad.
El niño huérfano desgarra en la tierra su padecer.
El niño levanta su dedo moribundo y señala al estado traidor y a sus cómplices,
muchos con nombres de alta sociedad de su abandono y padecer.
El niño transpira dolores copiosos ,dolores silenciosos que sembraron bajo su piel maltrecha y solo por la malignidad de seres sin escrúpulos que visten de opulencia y caudillaje y que el niño, lamentablemente, no puede sortear.
Una voz apaciguada vive en su garganta como las voces reprimidas por la opresión…así vive en él.
Veo un rayo de luz partir de su frente dibujando el renacer del éxtasis de la vida.
La Sociedad opresora e indolente procrea niños en luto sin albedrío y sin calendario de vida.
Hasta los santos viven excomulgados y presos.
¡Indulgencia y libertad a los niños presos de dolor que viven inmersos en la oscuridad de la noche como sus ojos negros!

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 52

Vámonos a susurrar poemas

¡Vámonos a susurrar poemas¡
Sólo tú sabes cómo llegar a ese lugar recóndito,
a ese recóndito lugar,
donde podré despertar de este encumbrado y maléfico sueño .

¡Traerme aquí lo suplico, vengo a susurrar poemas!
Dejarme que marche a la travesía del arrepentido
en donde las almas encuentran redención,
que importa que el camino este lleno de fatigas y melancolías,
nada puede más destrozar mis pies heridos y mi mente azorada.

¡Vamos a susurrar poemas!
Sólo tú sabes cómo llegar a ese lugar recóndito,
a ese recóndito lugar,
donde podré despertar de este eminente castigo humano.

Déjame lo suplico, déjame susurrar poemas,
dejarme recostarme en la serenidad de la sabiduría de los hombres
y poder beber como una bestia sedienta
de los manantiales de concordia de este tiempo.

Traerme a ese recóndito lugar
a susurrar poemas del alma, lo suplico.
No permitas que mi cuerpo siga a la deriva
bañado por la lluvia del llanto.
Déjame que marche a la travesía del penitente.
Déjame qué recorra caminos susurrando poemas.

Permíteme que juntos podamos hundirnos
en las aguas recónditas del excelso lugar,
donde las almas consiguen alivio.

Traerme aquí lo suplico, dejarme susurrar poemas a los amantes
y que el amanecer despierte estampándose en nuestro concilio.

Dejemos que nuestros cuerpos se fundan en las cálidas aguas, recónditas aguas del sublime infinito donde ahora tú eres sirena y solo porque te susurré poemas al alma.


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
6
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 70

Proclama al Poeta

Construir el Aguadero para Poetas, pero construirlo de genuina madera fina o quizás de roble envejecido o más bien de madera de antaño, porqué corremos el riesgo de que las manos del poeta del mañana no puedan subsistir exentas de premios o castigos.

Imploro construir abrevadero para las manos de los poetas, pero construirlas carnosas y tiernas, para no dañar sus débiles y cortos dedos, y sus elegantes, atrevidas y humeantes huellas, porque saben que así son las manos del poeta, son como esponjas que no paran de beber de fuentes salvajes de corrientes ideológicas, incluso las inexistentes, de prácticas honradas a la supervivencia o de lo correcto de las formas y las finuras.

Así es el poeta: un verso salido del alma del siglo I de cualquier botella de vino, un verso servido en el vaso de la locura exprimida, así es el poeta…auténtico e insobornable.

Un día cualquiera allí está él, en el estacionamiento de cualquier parque, con las piernas tibias de una poetiza entre sus poderosas e inmaculadas manos creando poesía.Ese día llovía tormentos, la tarde olía a madera fina y a roble envejecido, olía a tiempo fresco y espeso. Llovía sin parar y ellos bebían, de una botella de 500 euros, en la parte de atrás del automóvil, sin que la tarde de lo educadamente correcto se los arruinase.

Bebían plácidamente de aquel brebaje de Dioses sin importarles modales ni cortesías, bebían con toques de desprendimiento, a sorbo brusco, saboreando aquellos roces celestiales de siluetas humanas, bebían sin parafernalias.A cada sorbo saboreaban las flores del bosque que ocultas van, saboreaban las notas de roble escocés disimuladas a nuestros ojos, saboreaban la madera fina encubiertas a la lengua seca del rumiante.

¡La poeta de la calle, la dama noble, se bebía la tarde entera!

Ellos bebían sin modales, sin que la mano caliente del poeta se sobresaltase de sus formas académicas, logrando incluso ignorar a la sociedad, que con toques casi divinos, quería regir sus formas completamente a oscuras.

Esa tarde, ella la inmaculada poeta de arrabal, sacaba los aromas más febriles de sus aterciopelados pantalones, místicamente conservados en ese roble envejecido, y el poeta moderno calla y canta.

Afuera alguien gime y la tarde reivindica la lluvia, qué también cae en los campos abiertos y no sólo en los palacetes repletos de eufemismos.

¡Basta ya!

Poetas del aguadero,

la poesía también pertenece

al iracundo

al bastardo

a los borregos que no van a la escuela, porque secuestraron las letras pequeñas de su partida de nacimiento.

Cuántas formas, Pepe Hierro, para contar la sencillez, o es que la sencillez no se regula en sus formas y hasta a veces se inhibe de ellas.

La poesía es lo más parecido a una uva ,a un racimo entero de uvas, la uva sigue siendo uva en la boca en cualquier boca,

en la boca del obrero

del errante, que pudiendo saborear la dulzura del mosto y oler a distancia los eucaliptos, de la tierra santa, para embalsamar sus desgracias, decide renuncia a ellos.

¡Majestad!

Aguadero para poetas

Carnosas y tiernas

como sus débiles y largas intensiones,

como su elegante, fresca y humeante indisciplina

como sus manos creando arte popular.

¡Majestades!

Que en las manos de los poetas los atardeceres sigan siendo aterciopelados y bastos, que de sus manos podamos reconocer las frutas del bosque y los aromas que nos regala el naranjo, que de ellas podamos reconocer las violetas en cualquier verano y los rayos que incitan al mar y poder también reconocer las angustias y las batallas que olvidamos librar.

¡Oh!
Celestialidades
humanas,suplico que la poesía sea una razón para mover almas que viajan silenciosas en trenes de alta velocidad, mover trenes qué viajan a los suburbios de carbón mojado, que sea también una razón para desenterrar los huesos muy profundamente enterrados por miedo a que se acrecentasen los turbaciones, que sea también para celebrar el encuentro de dos genios de la palabra en una misma tarde lluviosa y poder sobrevivir a las formas y a la sociedad académica rebuscada y mal entendida.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
2comentarios 115 lecturas versolibre karma: 40

Noche de Ángeles y demonios

Una gran botella de vino Rioja para la noche de Ángeles y demonios.

Una bella mujer en mi pensamiento

viste mi cuerpo y su piel de calidez.

! Ella es santa y demonio!



Ella

viste mis pensamientos desnudos con seducción,

bañando mis mañanas con su delirio

y llenando mi alcoba vacía con su silueta.



La brisa

ansiosa, qué a veces se hace,

trae hasta mi

la noche de ángeles y demonios.

Una botella de Rioja

trabaja horas extras

conciliando el desconsuelo

del que pierde una amante,

pero el Vino te hace recorre millas

calcando sus manos desnudas en tu alma.



Una gran botella de vino Rioja para la noche de Ángeles y demonios.

En mi piel delicada y suave sus recuerdos reproducen fotografías en relieve.

En mi piel delicada y suave sus recuerdos exacerban mi cuerpo que no para de sudar de pasiones ardientes estacionadas cautelosamente en mi cuerpo.

El recuerdo de su pelo color oro acariciando mis rodillas empapan mi núcleo celestial,

elevando mi fervor al pináculo más alto,

y sus labios oh sus labios , su sensuales labios

vestidos con la brisa del océano

ventilan

Turbulencia

y tormentos

a mi pecho vanaglorioso.



!Es bella!!

!Muy bella!

En está noche melancólica y bucólica

empino la última gota de la botella contentiva de ángeles y demonios

haciendo brotar misteriosos recuerdos,

que cómo manantiales de carmesíes y pétalos

sembrados en el jardín de mi impertinencia,

en noches como éstas, solo me queda regar las fantasías idílicas

sin más remedio que con una Botella de Vino Rioja para la noche de ángeles y demonios.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 148 lecturas versolibre karma: 58

Tendido en el sofá.

Tendido en el sofá, con la televisión encendida,pero con su voz muda,

mis nostalgias visualizo en la pantalla de esa extraña caja

qué como eco recrea el dolor,

por un amor extraviado

por un amor equivocado

por la ausencia de ese amor que congela aquel comedor

desolado e infecundo ,

llenando de penumbra y soledades un caluroso domingo.



El sofá de piel arde como leña en hoguera tragando cada resina del árbol

que fue talado por chapuceros que desconocían las bondades de aquel.

Hoy mi cuerpo ha tenido la misma suerte de aquel benévolo árbol,

que fue arrancado de raíz por una chapucera del amor

que desconocía la bondad e indulgencia de mi ser.



Ahora mi alma noble arde

haciendo que mi cuerpo

enciende una fatigosa lucha

por apagar el fuego que carcome mis adentros.



Mi cuerpo se trasparenta al viejo sofá

combinándose en uno solo.

Los pliegues de aquel viejo sofá y mis costuras mal adheridas

se funden en recuerdos

en descansos y sobresaltos

en riñas y treguas

en noches vacías y cálidas

en cuerpos imaginarios que se abrazan a aquella misteriosa caja

que proyectan noches de estigmas y malestares.



¡La alfombra huele a desengaño!

¡Las pinturas del comedor gotean desencanto!

El diantre quiere mi alma despistada y melancólica,pero el sofá pareciera adelantarse consumiendo mi bagazo, porque mi alma reposa en la adversidad de aquel sofá.

!Oh !

sabios en amores

proporcionarme vuestro consejo,

mi alma está marchita y en pena vaga,

enviarme al flechador a través de la pantalla muda,

que solo proyecta imágenes de mi desgracia

y salvarme del martirio.



Cada centímetro de lo que toca mi vista

en aquel comedor de la desdicha

está embadurnado de nostalgia

y la estupidez es una incertidumbre que vaga en mi corazón roto.

Otro domingo que dibujo su rostro

en la pantalla apagada de la caja de mis recuerdos,

y yo sigo sólo repleto de nostalgias

tendido con destemplanza en el obtuso sofá

que ella compró en unas navidades.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
2
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 28

Cae el pecador

Cae el pecador en la camilla de la reincidencia.

Sus manos van atadas a la cruz

por sutiles deseos,

y por peligrosos cuerpos

que lo incitan a las tempestades.



Cuerpos abrigados en ardientes pasiones,

cuerpos envueltos en sabanas de incitación

su fábula.

Sus manos no pueden moverse alrededor de su flaqueza

y su honestidad se exime,porque son sólo cuerpos melancólicos

desprovistos de piel austera;insensibles al amor.

! Oh!

Cuerpos vuelven a caer sobre cuerpos.

Sólo ve caer lágrimas de vicio

sobre su embalsamado pecho,

sólo ve caer cuerpos que se deslizan

fugazmente

sobre su cuerpo vano

y sus sombrías entrañas.



La impudicia:consolada por cuerpos increíblemente bellos.

¡Hoy lo ha conseguido¡

!Ha vuelto a sus orígenes!

Ellas lo consagran,

lo empujan hasta hospedarlo

en la cúspide de lo insulso.

!Ha vuelto a sus orígenes!

El triangulo se ha quebrantado,

renace el marsupial

entre las tempestades del celo.

El sol se ha escondido.

Camina el pecador en círculos.

La concupiscencia camina a la reincidencia.

El concupiscente camina por los bordes de la esfera de los abismos.

Vuelve el pecador a caer en la camilla de la reincidencia.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 104 lecturas versolibre karma: 53

Nadie pretendía

Nadie pretendía

detener su vuelo,

pero lo han asesinado.

El vuelo del Anser indicus

se ha cancelado.

Nadie quería asesinarlo,

pero alguien al final

cruzó el mandril

deteniendo su vuelo.

Él,volaba alto como voló mi alma y cuando la brisa era tibia

y los árboles incitados movían sus cuerpos desnudos,

nuestras almas volaban juntas como la soberbia brisa de otoño.



Una tarde

se llevaron su alma

y la mía,

justo cuando el ganso

alcanzaba su vuelo más alto.



Robaste la vida al Anser indicus

y apagaste

el vuelo de mi alma.

Aunque supliques

no habrá consuelo,

pasaste tu el cuchillo

deteniendo su vuelo

y mutilando mi alma .


JOSE LARA FUENTES©
leer más   
4
2comentarios 83 lecturas versolibre karma: 48

Llueve tempestad en ojos lejanos

Llueve tempestad en ojos lejanos.

Ojos repletos de lágrimas

paridas por la voluntad de un amor

al que traspasó su alma,

a un amor que creyó infinito

y que escupió su malignidad a su fragilidad

con fervor con saña.



Llueve tempestad en ojos lejanos.

Millones de momentos sublimes

reaparecen hoy en ese atardecer de recuerdos.

Cuántas veces caminaron por la vereda que conducía al viejo establo de aquella imponente ribera, donde los cipreses adornaban la vida de dos amantes que comienzan la odisea del amor.



Llueve tempestad en ojos lejanos

En medio de ese mar de añoranzas

el cielo adornaba su inquietante ímpetu

con un cielo azul semejante al color de sus ojos.



Atardecer de recuerdos…

Sus parpados eran como compuertas incontrolables

que no podían contener el dolor que ese amor lascivo vendió a su confidencia.

¡OH ¡

El cielo es claro y despejado

pero hay tempestad en sus ojos,

lluvia en sus ojos

caen

caen

caen como lágrimas de sangre al papel virgen

que intenta vulnerar con el pensamiento.



Llueve tempestad en ojos lejanos.

Sus ganas bullen por escribir

pero sólo ve formarse cráteres de lágrimas

en el papel virgen

que su pluma intenta vulnerar.



Sus ojos sedosos

hacen dibujos en el virgen papel

como sí quisiera dibujar un Picasso,

pero infortunadamente

esto sólo sirve para que su alma

se limpia de impuras melancolías.



Sus manos no controlan el pincel de tinta

que usa para escribir,

porque sus ojos están llenos de lágrimas infaustas que

caen

caen

y no paran de caer al trozo de papel.



Él, no sabe dibujar

sus manos no saben dibujar,

pero sus ojos dibujan tristeza y tinieblas

en el papel virgen que intenta vulnerar.



Llueve tempestad en ojos lejanos.

Cráteres de profundo vacío

ve formar en aquel papel virgen

que su pluma no vulnera.

¿Pero que hacen sus ojos?

plasman agonía en el virgen papel

por el amor de quien cedió el alma pura del amor

a otro,

y solo por noches de tentación y pasión.



Los recuerdos se desvanecen

con mucha más indulgencia,

pero el dolor persiste

en aquel atardecer de recuerdos

que el viejo establo y los cipreses

remarcan con profunda melancolía y nostalgia.



Las lágrimas

caen

caen

caen dibujando cráteres abarrotados de gotas de hastío,

caen de aquellos ojos melancólicos

por la tempestad que esa mujer bella sin alma

endilgo a los ojos de un alma pura y limpia.

Hoy

únicamente llueve tempestad en ojos lejanos.

JOSE LARA FUENTES©
leer más   
3
1comentarios 144 lecturas versolibre karma: 58

Desamor

El teléfono

de mi alma

lo han bloqueado,

sus teclas y sus tonos

no responden.



Mi cajón

ya no tiene tamaño

ni altura

ni anchura,

los colores

los han bloqueado

y la entrada de usuario

ya no existe.



Mi conductividad está obstruida

no consigo ninguna frecuencia

y los datos los han clonado.



Ya no sé a qué hora despertar,

el reloj está oculto,

ya no puedo calcular

cuando podré celebrar mi cumpleaños,

porque no tengo días que contar

ni recordatorios que recordar.



Las palomas mensajeras

ya no se acercan a mi casa

porque no tengo desvió de llamadas

ni mensaje en espera,

solo persiste un bloqueo de entrega,

ya ni los mensajes de humo aparecen.


Ya ni memoria tengo para recordar

las fotografías de los instantes más sublimes,

son solo un vago recuerdo en color aparente

desdibujado por lo melancólico,

ya ni los vídeos se cruzan

en el espejo de mi alma

porque hay algo muy pesado, que no me los permite almacenar.


Los tonos y mi melodía

son ecos de dolor,

no hay conexión ni fuente de poder,

solo un cuerpo reciclable en bruto

para el deshueso.



!Aquí todo suena igual

en una sola dirección!


Alguien dejó grabada su voz,

su voz perenne e incesante en mi buzón.


Solo quiero borrarla y removerla.

Alo………….tengo un virus de desamor.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 51

El Rosario de la Abuela

El rosario de la abuela colgaba en aquella habitación desnuda de ventanas y puertas.

De barro eran sus paredes.

La abuela batía aquella escoba de estropajo contra el suelo húmedo que el polvo no incordiaba por miedo a los rezos y a su fe.

Sus grandes ojos verdes,custodiaban la vieja Biblia como los templos a sus riquezas.

La misma vieja Biblia, sin carátula,que una vez se disparó accidentalmente de sus manos yendo a parar en aquella hoguera improvisada,llenando aquella humilde habitación con el calor candente de aquel viejo libro que ardía vistiendo de tibio sereno el alma de la abuela;justo una de esas noches,cuando el frío infausto carcomía su cuerpo mal cubierto por aquellos harapos viejos y roñosos que la vestían.

Aquel libro ardía bañando y abrigando más su fe de calor celestial .

Las rodillas de la abuela desde aquel día, no se han vuelto a tambalear, ni su fe tampoco.

Desde entonces el rosario de la abuela cuelga en sus rodillas,venerando la fe en aquel libro que trajo calor terrenal a aquella habitación desnuda de ventanas y puertas.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 60

Corre- buen -Hombre

Corre buen hombre,

corre buen niño,

las bombas caen desde lo más alto

trayendo destrucción y miseria

por desespero del Egoísta.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

En el patio de tu vida

caen bombas desde lo más alto

arrasando con tu habitad,

incordiando tus sueños.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

Las bombas caen

desde lo más alto

malogrando tu reposo

pero no tu consuelo.



Corre buen hombre,

corre buen niño

Las bombas caen

desde lo más alto

enturbiando el agua que consuela tu sed

y la mano que alimenta tu calma.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

Las bombas caen

desde lo más alto

y vuestra alma tiembla,

despavorida esgrime su ansia y dolor

¡pero resiste!

Los cuadros pintados que cuelgan en la pared,

los poemas escritos en sangre,

los cantos apagados por la fuerza,

aún ponen policromía a los sueños de la humanidad.

Ellos,los pintores ,los poetas , los cantores

dejaron su sangre esparcida en la historia

por culpa de las bombas caídas desde lo más alto.

Y en algún patio, donde corrían tintas de llanto

el papel intratable ,se convirtió en lienzo de batalla,

las bombas que caían desde lo más alto

no quebrantaron la esperanza,más bien avivó la fuerza de contar en el ayuno

la alegría por vivir

y los sueños por venir.



Corre buen hombre,

corre buen niño.

Las bombas algún día dejaran de caer

en las tierras del hombre de plegaria,

porque el forjara su nuevo destino

por voluntad y conciencia,

y tú buen niño, tendrás el alivio en tus manos

y la sapiencia en tus nuevos pasos para hacer crecer la sabiduría en cada parto.

Corre buen hombre,

corre buen niño y escribe con la tinta del perdón

en el papel vacío de la nueva Historia del hombre

que aguarda impávido e impaciente comenzar a escribir sus capítulos más sublimes

sobre la preservación y la conducción de su especie.

Corre buen hombre ,corre buen niño,asegúrate que las bombas que caen desde lo alto más no detengan la andadura del buen niño ,especie en extinción, que vive en los rincones del planeta olvidado, donde su cielo lo han pintado con bombas, pero que su destino le llevará a nuevos caminos de la vida que el hombre deberá surcar.

Corre buen niño ..Cómo corres niño .. No pares de correr..
leer más   
12
2comentarios 153 lecturas versolibre karma: 92

Sudán

Suda el pueblo por la codicia del oro negro.
Sudan los hijos de la tierra y la tierra cambia oro negro por cuerpos maltrechos
y sin gloria.
La lluvia de oro negro que brota desde el suelo pervierte al ingenuo,
dirigido por el poderoso desde su mando a distancia.
El cielo envía gotas de auxilio,pero los pozos de agua están cubiertos de cadáveres
por la codicia y la avaricia.
La madre noble como la naturaleza no puede entender cómo sus hijos mueren,
pero la madre noble como la naturaleza alimenta al niño
desde su pecho desnudo,
que el niño sin distingo abriga de esperanza…
¡Mirad infieles!
Dejad el sofá de piel carmín
y venid a alimentar al hijo de la tierra.
¿Por qué robáis y comercializáis con la savia de la vida?
Hay crisis, sí crisis, crisis humanitaria y de hermandad.
¿Quién respeta las etnias y sus diferencias? Perdonadme, ellos también
son hijos del sol viviendo entre paredes creadas entre el norte y el sur;
allí desterrados viven con su vianda vacía, porque alguien roba el oro
negro que brota de la tierra noble.
Venid a ver, dejad el sofá de carmín y venid a ver a los niños
con piernas como alfileres y rostros de momias
que desfilan en el desierto de penumbras,
porque los codiciosos criminales de guerra
los proyectan a la media luz por la codicia del oro negro.

Sudan los pobres inocentes en los bordes de un país maldito.
Sudan los niños de Sudán…
Mapas de venas en rostros vírgenes de inocencia,
rostros destinados al vivir marcados por la indulgencia..
Detened la codicia hombres malditos, los hijos de la tierra lloran.
Mercaderes de la tierra matáis al hombre que nació libre,
encarceláis y aturdís al hombre que nació sin mapas y fronteras.


¡Levantad vuestro pesado harapo, hombres infieles!
Por qué os sentáis en el sillón de la casita de los países enseñando vuestros
dientes bañados en oro burlándoos de vuestra sangre, vendiendo
esclavos al lobo estepario.

Vuestros bolsillos están repletos de estiércol y oro maldito.
Queréis hacernos creer que lloráis por los hijos de la pobreza, pero
estáis descubiertos, lloráis por vuestra ambición al oro negro.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
11
4comentarios 209 lecturas versolibre karma: 88

Hongos en el Cielo

El hombre pinta de espaldas hongos en el cielo.
En el cielo combustión de hongos por la mano del hombre.
El cielo llora desde sus adentros.
Una sola especie vestida de cenizas.
¡Caímos en la trampa!
Alguien inventó sacos de vientos donde reposarán nuestros cuerpos.
El hombre sufrirá vértigos,
el niño náuseas,
el abuelo caminará en fatiga,
la mujer distraída caminará preñada de hollín, cenizas y polvos.
… el hombre pinta de espaldas hongos en el cielo.
¿Quién resucitará los cuerpos que arden en el epicentro del hongo?
…el cielo arde, la tierra arde…
la mano del hombre ha creado el infierno y su fuego.
La tierra será un gran hueco.
La tierra será un gran crematorio.
Los cuerpos no resucitarán porque sus almas no hallarán dónde morar.
….el hombre pinta de espaldas hongos en el cielo.
Nadie tiene nombre porque no hay nombres que nombrar.
Nadie sabrá quién es quién,
porque el hombre pinta de espaldas hongos
en el cielo.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
12
4comentarios 166 lecturas versolibre karma: 86

Cómo quisiera

Cómo quisiera

caminar por el borde del circulo

que mi estupidez creo

sin caer en su ocioso vicio.

Cómo quisiera

vaciar aquel barril repleto de estupideces

y no caer en su profundidad

de marchitas banalidades.

¿Cómo saber cuándo comprar rosas

sin que su corazón este marchito?

Hay un círculo vacío que el tiempo adjudica.

Increíblemente los pájaros vuelan

y a veces lo hacen panza arriba, porque la estupidez del hombre

es cada vez más veloz.

Cómo quisiera

caminar por el borde del circulo

y despertar sabiendo que mi estupidez

sólo fue un cuento de hadas

que la sociedad creo.
leer más   
5
sin comentarios 117 lecturas versolibre karma: 68

Yo sé.

Yo sé

cómo golpear

un delicado cuerpo con una flor.



Yo sé

cómo deslizar mi flor

entre las bondades de dos islas separadas

pero intrínsecamente ligadas.



Yo sé

cómo golpear un delicado cuerpo con una flor

hasta verla suplicar de gozo y conmoción.

Yo sé

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 63

Quién hace

Quién hace

qué mis manos se deslicen como gotas de lluvia

entre las hojas secas de su pecho desnudo.



Quién hace

qué mis labios se incrusten como olas de mar bravío entre las rocas de su pelvis afanoso.



Quién hace

qué los latidos del corazón truenen sosegado

en la tormenta de su alma desnuda.



¿Y quién hace

qué mi mente sólo viva

para sostener recuerdos?

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
1comentarios 100 lecturas versolibre karma: 45

Once Minutos

Ella necesita once minutos de calor para vivir.

A ella, no le gustan los tatuajes

pero, lleva uno grabado en su alma

de 4 letras en mi idioma

que no puedo esconder,

que la delata,

aunque intente esconderse

entre rosas blancas.

Su mente perdida vaga entre sus piernas.

Basta un silbido

desde la ventana de los curiosos

para ver sus bragas descender hasta el infinito.

Su mente perdida, vaga entre sus pezones

que no pueden mantenerse ocultos

porque desconocen el decoro.

Ella necesita once minutos de calor para vivir.

Ella vive ciega en el castillo de lo obsceno,

ocultando la cortesana presa en su velo.

Ella regala su cuerpo

por un poco de calor,

no importa el credo del que la reclama,

porque ella no puede esconder

el tatuaje de 4 letras en mi idioma

que cruza su cuerpo.

Ciega vive en el círculo de lo impúdico

aunque intenta ocultarse entre rosas blancas.

Ella tiene un drama en su cuerpo,

pero en la profundidad de su ser

desconoce su alma ,

porque ella necesita once minutos de calor

ajeno para vivir.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 104 lecturas versolibre karma: 52

Vieja, mi vieja puerta

Vieja, mi vieja puerta .

Cuántas historias hay detrás de cualquier puerta, dímelo a mí. Yo apenas rondaba los 8 años, un niño creciendo en una sociedad que la modernidad le gritaba a los ojos. Mi madre, hacia la maleta para llevarnos a visitar a mis parientes a 16 horas en carretera, en un pueblo llamado Cantaura al oeste de Venezuela.

Y allí estaba yo, no sólo bajándome del autobús de aquel terminal improvisado de busetas y coches ,en medio de una plaza de un siglo cualquiera, menos este .

Allí estaba yo, un estereotipo de niño moderno o quizá una copia mal lograda de los niños del primer mundo en el tercero.

Y allí, justo en frente, esa puerta gigante, antaña, maltratada y sobreviviente de las repúblicas instauradas y fallidas, todo un fortín custodiando los tesoros más preciados de mis tatarabuelos, que dormían detrás de esa puerta envejecida con rostro casi humano, allí estaba yo.

Eran las 6 de la mañana y ahí estábamos parados en frente de aquella desprotegida puerta antañona vestida con una especie de cinturón ,muy extraño, recubriendo su barriga.

Allí, parado en la lejanía de un tiempo que transcurre ,ha quedado esa puerta en mis recuerdos,tatuada con la tinta ahumada de los evocaciones.Tiempo inclemente, tiempo que va desnudando puertas y memorias.

Hoy medio siglo después, mis viejos ancestros siguen durmiendo detrás de la vieja puerta custodiada por ese cinturón, muy extraño en su barriga, erigida como fortín ante los ojos de otra generación que vive ,desafortunadamente, en otra fallida república. Esa, mi vieja,mi vieja puerta.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 43

Envejezco

He envejecido tan deprisa, qué ya sólo me queda recordar
las chimeneas regalando al viento poniente
sus delicados aromas del naranjo.

He envejecido tan deprisa, qué ya sólo me queda recordar
un ayer ,cada vez más lejano,
quemando cómo lumbre mis entrañas.

Envejezco,
y recuerdo su tibio cuerpo
y su vientre templado y espléndido.
Envejezco y aquí sigo,
sentado en el viejo sillón,
frente a la chimenea polvorienta,
tratando de consumir los miedos
que escondí en el pasado
por ella, por un amor prohibido
por un amor qué una tarde lluviosa
me atrapó en ese laberinto piadoso de la pasión y el ardor;
hipnotizando mi corazón,
hoy más viejo y maltrecho que nunca .


El tiempo se nos va y he envejecido
tan deprisa,
qué ya sólo me queda recordar
sus ojos grandes como perlas de Tahití
deslumbrantes a cualquier distancia entre lo nostálgico y lo glorioso .
Envejezco,
recordando su sonrisa de albaricoque,
recordando esos sus labios suaves y jugosos
dulces como el amor a los 17.

!Oh !
El otoño sigue su curso a través del tiempo que muere,
pero el tiempo es tentación, recuerdos y soledad.
Lo nuestro llegó a un final, pero aun así yo me rebelo
a pensar en cada detalle suyo
en su aliento,
en su jalea real brotando de sus labios,
en el amparo de sus ojos,
soledad,
me niego …
me rindo a su recuerdo. Sí, a su recuerdo.


Envejezco, sí envejezco
y mis recuerdos infinitos
cómo la brizna de hierba tibia que vuela
en un día de mucho viento, así envejezco.
¡Oh ¡Laberintos del destino
me niego ..
qué necedad ..
no puedo pensar qué pudiera acabar entre nosotros
la utopía de los sueños, así envejezco.

Envejezco, sí envejezco,
pero veo en mi mordaz recuerdo su menudo cuerpo reposando en la alfombra de Sierpinski, ese mismo cuerpo que inunde de besos y caricias sublimes,
mientras el aroma del naranjo trepaba por nuestros cuerpos desnudos.

Envejezco,
si envejezco
recordando su cuerpo tibio bañado por el umbral de mi penitencia.
Envejezco, sí envejezco recordando su cuerpo ardiente y nuestro primer día cuando nos tumbamos a la devoción; al misticismo de nuestros placeres e idilios.

¡Oh! Soledad de todas las sombras.
Envejezco como un mendigo de amor.
Envejezco, pero esto no está muerto,
porque cada tarde de aquel otoño, en mi alma,
nuestros corazones retumban tan fuerte, qué sigue estremeciendo las frágiles paredes qué escondían nuestro sacrilegio, bañándose por el misterio de aquel perfume del naranjo.

Envejezco,
sí envejezco
y ya pronto emprenderé un viaje sin retorno, un viaje con el aliento dormido,
pero con los recuerdos de su cuerpo afanoso al mío, de su cuerpo impregnado por aquellos delicados aromas del naranjo qué aquella vieja chimenea desprendía; en esa cabaña fecunda de amaneceres desde dónde partiré con mis remembranzas a su encuentro.

He envejecido
y he envejecido sin ella.
Ya hace mucho qué mis miedos se los trago la tierra, así como mis fuerzas.
Ahora mi cuerpo se fuga, pero mi alma resucitará cada vez qué las chimeneas regalen sus aromas de naranjo a un amor en otoño..
Envejezco, sí envejezco

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
8
3comentarios 115 lecturas versolibre karma: 78

Kilómetros de Pisadas

Kilómetros de pisadas convertidas en pesadillas.
El desierto es la pasarela de modelaje de la humanidad.

Caminan sin retorno, los hijos huérfanos, luchando por un trozo de dignidad.

Manantiales de tormentas aplauden sus angustias,
y en las fronteras han levantados viles vallas
para matar sus sueños de libertad.

Ya no basta con robarles su identidad
y bórrales su entorno,
sino llevarlos a los infiernos
qué su peculio ha
creado de la tierra .

Los hombres recorren kilómetros enteros
eso sí, sin vestidos que estrenar,
sin gafas de sol que lucir
y sin alguna tasa de café
que les ayude a llenar el formulario de desgracias,
mientras otros vemos como en la televisión
algunos se llenan los bolsillos con sus desgracias
con su infortunio.

Desde la otra esquina, impávidos,
a otros no les cuesta pronunciar alguna que otra palabra altisonante:
Dementes
Asquerosos
Salvajes.
¡Si están mejor que yo! Viven mejor que yo.

Ya nada es mas difícil de leer, que la interpretación de un fariseo
sentado como editor de un medio escrito o audiovisual.

Millones de pisadas convertidas en pesadillas.
El hombre despojado camina sucumbiendo a su destino.

¿Quién lo maquilla con la etiqueta de “hombre salvaje “
hombre sin tierra,
hombre del terror,
hombre de corazón vacío?
El mismo qué lo arranca de sus raíces, es quien lo acusa,
pero sin el mínimo descaro de arrasar pueblos enteros mucho antes de q os niños hayan dejado sus cunas y sólo por el negocio de bombillas
y jeringas.

Ya sólo le queda a ese hombre desfigurado y degradado
el sol maldito, para verle agonizar.

O quizás el aprobó de convertirse en oasis
o en alguna leyenda de su paso por su martirio
en algún planeta sideral sembrados de caminos sin retornos.




JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
2comentarios 137 lecturas versolibre karma: 33

El cartero del Edén

El cartero camina hacia a la puerta del Edén,
pero no puedo entregar su encomienda
porque ella no tiene aún escrito
su nombre en el portal del cielo.

El cartero desde que llegó al Edén
lleva en su alma un bulto a cuesta
repleto de añoranzas .

! Pero en el Edén, no hay desdicha!
su desdicha es que no ve al destinatario de su carta
entre las almas que plena el vergel.

El cartero lleva un bulto pesado
muy pesado y ella no llega,
alguien trago en la tierra su corazón
y lo sembró de hastió y melancolías.

Ella pena en la tierra
y las líneas del tren
la visten de penitencia.

Ella arrastra un corazón de miedo y dolor,
ella arrastra en la tierra
su nombre con penitencia y sufrimiento
y el cartero del Edén
!no lo sabe!

El cartero del Edén
se asoma por el cristal del paraíso
y ve caer hojas de vida en la estación
donde viven los enarmonados,
pero ella sigue penando en la tierra.

Ella
camina muy deprisa
por los bordes que dibuja la noche,
va vestida de melancolía y ciega de hastió.

El cartero inclina su mirada
hacia la tierra
pero su bolso no se vacía,
el viejo de barba blanca
entona en su piano su melodía.


Ella carga un corazón vacío en la tierra
y el cartero la espera
para escribir su libre nombre
en el portal del Edén.


La brisa acaricia su cuerpo,
pero ella deambula distraída,
mientras sus ojos escupen ríos de llantos
que dibujan las líneas del tren del olvido
alejándose del camino que la llevaría al mismísimo Edén
donde el cartero espera para entregarle su nuevo corazón .

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 58

Acostado

Acostado en el borde del lago encantado con las mejillas enarboladas a los lunares del cielo,
mis brazos extendidos acariciaban el soplo ligero y silencioso de un viajero llamado viento.
Sus caricias delicadas van leyendo lo que mis huellas han dibujado en almas que fueron desamparadas.
Describe viento sutil,
susurra viento
los secretos que guardan los peces del lago
incapaces de murmurar por sí solos
los secretos
de los amantes que tu profundidad trago.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
8
sin comentarios 146 lecturas versolibre karma: 85

¡Aquella habitación!

A veces,cuando creo despertar,
no hago otra cosa que mirar justo a la pared,
veo la pared y en ella ,
las siete fotos enmarcadas en su idioma,
aquellas fotos indescifrables al mío.
Pestañeo ligeramente, giro en dirección a su ausencia
y los mismos detalles de aquel cuarto reaparecen.
Reaparecen en la misma habitación,
dónde infinitamente nos prodigamos amor, hasta con el presagio de eternidad.
Reaparecen en la misma habitación,
dónde muchas veces mi idilio se enquistó a ella ,arrastrando de sus ojos color océano el alma desnuda de su inocencia
adosándola entre mi desnudez y desabrigo con tanta vehemencia,dónde aún respira.
¡Aquella habitación!

JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
1comentarios 93 lecturas versolibre karma: 43

Misticismo

Ella
nunca más
volverá
a noches vanas y solitarias
cuando recuerde
al hedonista
que pasó por su misticismo.


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 100 lecturas versolibre karma: 49

Rostro de un Ángel

He visto el rostro de un ángel
vestido de solemnidad,
su voz cálida e infinita
iba llenando de susurro el aire y al vacío.

He visto caer desde el cielo abstracto
melodiosas sinfonías de amor
envueltas en diminutas
gotas de esperanza.

He visto el dolor
y la angustia de un hombre
poseído por los maleficios del destino.

He visto una mujer afanosa
ganándose la pueril limosna
con su rostro desnudo.

He visto a hombres con voces de fuego.

He visto rostros de ángeles
bajarse de la Capilla Sixtina
y merodear el placer y la tentación .

He visto la desesperanza en hombres
cabalgando en las manos de la promesa.

He visto a hombres condenados por su dolor.

He visto ángeles vestidos de hombres.
He visto, lo he visto.


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
4
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 58

Ángeles perdidos

Ángeles perdidos en los confines del desamor.
Gotas de lluvias atormentando la tierra.
Quién no se ha perdido en caminos despejados
cuando el cielo decidió esconder su infinito
a los ángeles y a nuestros ojos…


JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 35

La sociedad Moderna

En la Sociedad Moderna se crean otros esclavos,
los esclavos son del hambre y la desdicha del deshonor y del arrojo .
¡Subyugan pueblos enteros por un trozo de pan!
Los Emperadores, reyes, faraones, césares, sultanes, papas, incas, zipas,
presidentes, premieres, dictadores y káiseres siguen durmiendo en
camas de guata.
¿Entendéis porque el hombre tiene hambre y sed?
Es que ya ni el mar da de comer libremente, porque tiene dueño.
¿Sabéis por qué el cielo ya no da de beber? Porque el agua en la tierra
tiene dueño.
Los pueblos son esclavos de nombres con Mayúsculas.

La vaca no come pasto libre porque el pasto libre no es.
El rocío ya no baña al crepúsculo porque han creado verjas de púas a su
alrededor.
¿O es que en el primer mundo alguien ha visto gallos libres quiquiriquiando
por alguna lombriz de tierra?
Mirad a los lejos... los pastos están cercados, ya nada parece lo que fue.
Whitman, encerraron tu poesía, ya ni Dios es libre,
lo encarcelaron en lujosos templos donde comercian con la fe.

La raza humana ya tiene parentesco: la desigualdad.
La sociedad moderna ha encerrado en tumbas de concreto a los hombres y sus pensamientos; ya ni sus pensamientos son fieles en sí mismo.

Los Reyes, faraones, sultanes, emperadores, dictadores, siguen durmiendo en camas de guata y sus esclavos labran la tierra.

El hombre sigue sentado en las mismas letrinas y la boca la sigue usándose para comer, pero la raza humana tiene parentesco: la desigualdad.

Los pueblos siguen siendo esclavos de Nombres, Naciones y Corporaciones
con nombres en Mayúsculas y ellos siguen durmiendo en camas de guata.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
sin comentarios 73 lecturas versolibre karma: 48

Han visto

Han visto los ojos de cualquier niño que ha nacido en esta tierra,
sus ojos son el reflejo del planeta entero.
¡Parar y mirar!

En sus ojos puedes ver sus mares de inocencia
sus montanas de ilusiones
sus praderas extensas como su bondad.

Su mirada es urgente: Como la lealtad que lo mueve.

Pero, él ya sabe de su penitencia,
el inevitable cruce entre la inocencia y la supervivencia;
o quizás mutar entre los viejos arbustos que planto el sistema
o quizás morir de sed y de hambre en los orfanatos al aire libre
levantados con la tierra maldita;ese pareciese su destino.

¡Oh!
Despiadados egoístas.
Mutan
Mutan
Mutan…los niños de la tierra y no por los periodos evolutivos del ser vivo
sino por los temblores incitados por el viento a la tierra que custodia el tesoro negro.

¡Oh!
Consejeros de la desgracia,
pudieran entender qué su mirada es virtuosa como cada amanecer en la selva madre que nació para alimentarles y darle abrigo.

¡Oh!
Guardianes del silencio.
Ellos hablan entre si y aguardan que el cielo les hable
pero la lluvia no deja de caer convertida en tormentos y bombas. .

¡Oh!
Bestias de la destrucción.
Hay que parar de mirar el color de su libro de vida.
Ellos no son fanáticos de nada, su fanatismo es el juego a la libertad.
Su religión es la ingenuidad qué está escrita en los libros infantiles.
Hay que mirar a sus adentros.
Su sangre los delata.
Ellos son la salvación de la especie humana.
Ellos son penitentes en la tierra por culpa de los lobos hambrientos del sistema que beben su sangre y comen su alma.

!Oh!
Humanidad sin humanos.
¡Suplicamos!
Colgar en sus corazones Negros azabaches para qué destruyan el maleficio que los muta en maquinas despiadadas al servicio del peculio y en trozos de cuerpos huérfanos al aire libre.
Sembrar bondad en los corazones de los hombres de piedra
para proteger transmutar su ignorancia y se acabe la desgracia de los niños desabrigados.

! Oh !
Dioses humanos,
han visto los ojos de cualquier niño que ha nacido en esta tierra,
sus ojos son el reflejo del planeta entero.
Urge sembrar maíces en la tierra de los hombres de piedra.


JOSE LARA FUENTES©
leer más   
4
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 61

Plaza Olivos

Medio desnudo, a los ojos de los pájaros
piando en la plazoleta de los olivos, añorada plaza que una vez fue refugio de las convulsionadas
tertulias de los párvulos de mi cuadra, allí estaba yo sentado,
en el mismo banco roído y oxidado, dónde alguna vez mi madre me cogió de la mano y juntos dimos mis primeros pasos,
donde alguna vez mi padre me columpiaba hasta alcanzar el cielo,
donde alguna vez reí con mi hermano hasta asfixiarnos de tanta sed,
donde alguna vez mi abuelo me riñó y amenazó con el paraguas en mano,
donde alguna vez lance aros de humo con mi mejor amigo.

En esa misma plaza,
donde alguna vez olvidé mis libros,
mis zapatos, mi goma de mascar,
donde alguna vez dí mi primer beso,
donde alguna vez entregue la inocencia a aquella niña de pelos rubios,
donde alguna vez jure amor eterno a la diosa del amor,
donde alguna vez perdí la paciencia,
donde alguna vez cayeron lágrimas de tanto llanto,
donde alguna vez perdí la longitud y latitud de la vida.

Allí estaba yo.
Ahora sentado en el mismo banco roído y oxidado,
donde juro volver al principio,
a dar mis primeros pasos, a tocar el cielo con las dos manos,
a desternillarme de risa,
a sentir miedo,
a fumar sin reparo,
a perder mis objetos más preciados,
a recobrar la fe perdida en el amor,
porque volveré a entregar mi inocencia,
porque volveré a jurar amor eterno,
y volveré a ser humano.

Aunque sea lo último que haga en la plaza de los olivos.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
11
1comentarios 108 lecturas versolibre karma: 81

Mujer de mil inventos

Mujer de mil inventos qué mal invento ha sido el hombre.

Cuántos artilugios lo han traído desde caminos en caminos,
de novenario en novenario cruzando mundos paralelos viajando a la velocidad del fuego y del aire juntos,
y qué mal invento nos resulta el hombre en ésta pequeña aldea llamada tierra.

Qué desgarrador se nos hace pensar, qué la maravilla de la naturaleza
se ahoga a gritos en medio de las cuerdas del violin, que desentona su melodía en el desierto de sordos.

Mujer de mil inventos, qué angustia mujer
para la naturaleza verlo ,al hombre ,con los ojos vendados agonizar .

Mujer de mil inventos, qué pecado se ha posado
en tu vientre de luz, qué sombra se ha colado en la litúrgica danza entre lo humano y lo místico.

Mujer de mil inventos, por qué no celebras
el cruce del sol y la luna, será porque no te reconoces en ellos o quizás
los llantos de tu parto no son sacrificios que ofreces a la tierra.

Mujer de mil inventos, qué pasa con tus ojos que fueron cristalinos como el agua pura del cáliz
!De verdad te engañas con el fruto de tu vientre!

Mujer de mil inventos, qué pasa con el refugio de tu vientre,
en qué momento transmutó la esperanza por la desesperanza .
…sí fue el escondite perfecto para reguardar y alimentar la perfección de los secretos del Universo.

Mujer de mil inventos,
siglos intentando parir la pureza desde tu vientre, pero el egoísmo del hombre en este mundo se alimenta con el agua envenena de siglos,
malogrando el milagro perfecto que debía parir tu vientre,
como ofrenda dada a la vida.


Mujer de mil inventos,
ya estoy cansado de intentar qué la era para un hombre, qué nazca de la oscuridad y de la oscuridad traiga la luz y la luz acaricie las raíces cansadas y malogradas de sus pies descalzos.

Mujer de mil inventos,
deja qué venga el hombre a acariciar las muertas raíces que el sol no baña ,porque la oscuridad de tu vientre es perpetua.




Mujer de mil inventos,
se inmortaliza en el sueno de tu vientre el mal invento que se llama hombre.

Mujer
de mil
inventos.
leer más   
11
sin comentarios 95 lecturas versolibre karma: 72

Fábrica de juguetes

Nunca pensé
que pudiera existir
una fábrica de juguetes,
que engendrara autómatas.
Nunca pensé
que los sueños
y juegos de antaño,
desaparecerían de las inocentes praderas
y del candor de los párvulos de la tierra.
Nunca pensé
que los sueños de algún niño
se convertirían en cárceles
de concreto y modernidad,
cargados de violencia e individualismo.
Nunca pensé
que los niños se convertirían en códigos de barras,
donde las fábricas, sociedades capitalistas,
insertarían sus instrucciones a los pequeños autómatas.
¡Nunca pensé!
Ya solo nos queda el recuerdo de un sueño.
¡Nunca pensé!

JOSE LARA FUENTES
leer más   
8
sin comentarios 96 lecturas versolibre karma: 93

Pescador artesano

El pescador artesano,lucha por hacer alumbrar al mar,pero sin sacrificio,
solo con el dolor natural del parto marino.

Con anzuelo en mano abre su mano,para recibir con gratitud el sustento obsequiado.
El pescador artesanal, el verdadero artesano es un poeta del mar y no porque escribe
rimas ni sonetos al imponente mar,sino porque teje con cada suspiro, su lealtad a la madre mar, que lo invita
a beber y a comer de su fruto divino.

El pescador artesanal es un poeta en el Mar.
Teje redes con sus manos para pescar,como el poeta en tierra firme
que lanza sus anzuelos para restablecer el equilibrio terrenal.

El artesanal, el pescador se adentra a los océanos más sublimes
sin miedo,con convicción
porque sus brazos son fuertes, como su corazón.

El pescador artesanal porta la membresía del Mar.

Sobre su inmensidad, va remando en rimas insertándose en las corrientes más eclécticas,
pero respetando su habitáculo y su ciclo marino.

El pescador artesanal crea tormentas,pero no tormentos,
se alimenta de él, del Mar,comparte con aves el fruto del bendito mar.

¡Pes Can Ova! que insulto al Mar.
pescadores carroñas arrasando océanos enteros,usurpando el estatuto marino.
Me pregunto,
¿Qué les devolvéis al mar
carroñas marinas?
Vestíos de plancton y lanzáos al agua.
Saquean mares destruyendo el bendito alimento del mar,celebran el día de la Alimentación solo por robar y saciar
del noble vientre marino, el fruto supremo del mar.

¡El mar llora! ¿No lo escucháis?
Pide auxilio. S.O.S
Sacad
Os pido a las
Sucias carroñas del mar.
Pero el llanto del mar
os tragará algún día a las carroñas del mar,
para saciar el devastador dolor
que infligen a sus nobles entrañas.


JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 78 lecturas versolibre karma: 57

Desde que te has marchado

Desde que te has marchado mi vida ha entrado en un colapso, en una botella convertida en barco.
Desde que te has marchado el balcón en que reposaba mi sillón se ha extinguido,
ya ni siquiera puedo ver el camión de la basura que a media noche fulguraba en medio del vacío de la nada.

Desde que te has marchado hasta los gatos que militaban en el partido de la indigencia están hartos y dados de baja.
!Oh! has elegido para marcharte el mes que más espera mi calendario para vencer mis quimeras.
Desde que te has marchado el despertador ha dejado de sonar,
las sábanas están invernando en tu armario profiláctico.
Desde que te has marchado el diván se ha convertido en un abismo,
los mandos se han multiplicado y hasta la televisión se muestra en blanco y negro.

Desde que te marchado el buzón no tiene apetito,
nada soporta en su interior, su barriga está inapetente
incapaz de resistir la debilidad de mi pluma.

Desde que te has marchado la buhardilla no ha dejado de estornudar
los plumeros están de baja y la pureza de tus pinturas bofetean mi periplo entre la cortina y la puerta.
Desde que te has marchado las alfombras blasfeman a cada pisada de mis pies descalzos, sacudiendo con tanta fuerza
mis tendones que hasta el corazón se sobresalta.

Desde que te has marchado mi corazón vive en prisión,
mis arterias han dejado de suministrar fluidamente sangre y oxígeno.
Desde que te marchaste
coagulaste,
cuajaste,
solidificaste la longevidad y mi eternidad.
Dolor torácico,
Angina,
Respiración entrecortada,
Náuseas.
Entumecen mis extremidades.
Te llamo y solo responde mi corazón.
Pronuncio tu nombre: y solo responde la isquemia
se me paraliza el corazón.

Hasta el ruiseñor ha enmudecido.
Te marchaste y te lo has llevado todo.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
4
sin comentarios 84 lecturas versolibre karma: 40

Vientre Mudo

Como una roca vive resistiendo el pasar de los años,
cada año más gris que el siguiente.
Nubarrones custodiando su boca que llena de vinagre hace arder cuanto quisiera germinar en él.
Tristes los ríos de sangre que ven verter sus cauces a las montañas de sábana y papel.
Sus amasijos de dientes enfilados y acorazados lo mantienen vigilado y resguardado para que no dialogue con la reproducción.
Años van y años vienen.
La fertilidad se apacigua,las canas y arrugas bordean al vientre mudo que infiltrado está por las lágrimas de la infertilidad saboreando y negando el derecho a la vida.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 60

Hombres de Leyendas

Escombros dónde hubo leyendas.
Caminos cimentados por huesos y piedras.
Terror en las paredes anoréxicas
qué se niegan a caer
por el susto del estruendo.

Huellas de hombres
sujetas a la tierra
que lo enseño
a estar de pie.

Castigo y destrucción
al hombre arrodillado
democráticamente
en su dignidad.

¡Cantos al hombre!
¡Cantos de granadas!

Se vacía la ciudad y la luz huye asustada,
aparecen hogueras creadas por fraguas y banderas.
Se ahoga en el polvo
el hombre de leyendas
atrapado entre sus huesos y penumbras.

Respira hondo entre las ruinas
el hombre de leyendas
cubriendo su cuerpo adherido
a las pestañas heridas de su santa casa.

¡Ese hombre desaparece¡
¡El hombre de leyendas Muere¡
¡Sus versos agonizan!

Llegará el día en que algún verso se colará
entre las grietas asustadas, despertando la esperanza
que alguien escriba estrofas eternas y musicalice su agonía,
para que su sufrimiento vuele muy lejos trayendo truenos de despertares y salvaciones.

Hoy son días tristes para la humanidad,
porque la música de los versos las fabrican las máquinas de guerra que destruyen al hombre y sus sueños.

¡Desaparece el hombre de leyendas!



JOSE LARA FUENTES ®
leer más   
6
2comentarios 155 lecturas versolibre karma: 75

Cómo quisiera

Cómo quisiera
caminar por el borde del circulo
que mi estupidez creo
sin caer en su ocioso vicio.

Cómo quisiera
vaciar aquel barril repleto de estupideces
y no caer en su profundidad
de marchitas banalidades.

¿Cómo saber cuándo comprar rosas
sin que su corazón este marchito?

Hay un círculo vacío que el tiempo adjudica.

Increíblemente los pájaros vuelan
y a veces lo hacen panza arriba,
porque la estupidez del hombre
es cada vez más veloz.

Cómo quisiera
caminar por el borde del circulo
y despertar sabiendo que mi estupidez
sólo fue un cuento de hadas
que la sociedad creo.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
7
sin comentarios 73 lecturas versolibre karma: 67

La fuerza de la brisa

I
La fuerza de la brisa
me trajo hasta un huerto
de espinas y malicia.

Vivo en medio de ellas
en medio de grotescas espinas,
en un ambiente desierto
entre hastió y destierro.

Mi cuerpo está repleto de minúsculos huecos
penando de dolor,
mi cuerpo vive en ese macabro huerto
dónde la mala hierba de la sospecha crece sin consentimiento.

¡Oh!
Dios de los Dioses,
las heridas supuran por mi alma entera
encadenando mi inocencia
a la maleza de su malicia.

! Muero de sed, si de sed!
!Oh!
Dios de los Dioses
no paran de trepar
pequeñas y grandes
grotescas y maliciosas espinas
hincando despiadadamente mis venas;
la sangre cae y se confunde
con el estiércol de la tierra.

II
¿Sobreviviré ?

La fuerza de la brisa pareciera devolverme a mi antiguo jardín,
dejando atrás las espinas punzantes
de aquel oasis eucarístico
dónde el destino me empujó
o quizá fui yo quien tente a ese destino.

En el huerto de espinas y rencores alguien está destinado a vivir,
entre remordimientos y culpas
dónde perdemos la moral y la conducta urbana,
quedando atrapado en un laberinto de turbación y angustia.

Si no se sale a tiempo,
sin apenas regarse el odio crecerá,
redimiéndose únicamente a aceptar morir de infelicidad.


Si logras salir a tiempo,
te encontraras en el camino con muchas
rosas de colores que crecen en los antiguos jardines
de la indulgencia y la adhesión,
y aunque ellas lleven puesta sus espinas
la cordialidad y su humanidad nos terminaran arropando.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 93 lecturas versolibre karma: 43

El oficio de ladrón

El oficio de ladrón, ya no está mal visto.
Quien gallina roba, gallina come,
quien tierra roba, gallina vende,
quien gallina engorda, el banco la revende.

El oficio de ladrón
desde un sillón,
tiene redención.

El ladrón con parche al ojo desapareció,
al de bolsa en la espalda
un hueco le salió
y en la noche desapareció.

El oficio de ladrón
desde un sillón,
no necesita bolsas, sino bancos,
no necesita parches en el ojo, sino grandes lobby's,
no necesita un arma de fuego, sino una pluma fuerte.
El oficio de ladrón, ya no está mal visto.

En las iglesias les dan la bendición,
en la grandes TV's los promocionan con pasión
y los gobiernos los clonan por preservación.
El oficio de ladrón, no tiene parangón.
Dicen que el maíz se extinguió.
¿Que el maíz qué?
¿Dónde está el maíz?
Preguntad a Fidel

¿Qué ha sido del grano de maíz?
Los granos de maíz están dispersos
como lo están los obreros,
sobreviviendo a la esclavitud sado-imperialista,
sobreviviendo humillado al garrote atroz
del ladrón sentado en su sillón.

El oficio de ladrón no está mal visto.
Él sigue
comiendo,
bebiendo
y riendo, esperando su canonización.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 55

Lobos Negros

Lobos negros,
negros lobos cabalgan por la noche vestidos de tinieblas.

El cielo anuncia tormentos.
¡Se avecinan tormentos!
El hombre pinta su rostro de ira.
La noche fragua destinos.

Los lobos cabalgan con sed de sangre.
La tierra abre paso a las pisadas de las bestias
que las tinieblas paren.

El hombre cabalga en la furia de lobos negros
porque ve su sed solo saciada con sangre.
Sus ojos vestidos de tinieblas se desangran
los pensamientos de su mente visten oscuros.

El hombre sangra porque pringan la supresión de sus fronteras.
La noche esconde el enojo, el enfado e indignación del hombre
que cabalga en los lomos de lobos negros.
Lobos negros arrodillados blasfeman a la luna.
El hombre contempla el reflejo de la luna en el mar en calma.

Caen rayos estrepitosamente desde el cielo y el mar pierde su quietud.
La sociedad suprime al hombre, lo están llevando a límites desconocidos
pero los negros lobos cabalgan en la noche.

¡Se avecinan tormentos!

Vestidos de tinieblas el hombre camina en la noche,
los pueblos son pobres y el hombre pinta su rostro de ira.
La noche fragua destinos.
leer más   
11
3comentarios 322 lecturas versolibre karma: 90

Mujer ajena

Reconozco tu fachada
Mujer ajena,
y también tu olor
a la hora del perfume de Chanel.

Reconozco tu piel sedosa
Mujer ajena,
y también tu vientre
después del baño
de espuma.

Reconozco tu descaro
Mujer ajena,
y también tus pechos firmes
como dos paraísos
a la hora del zigzag de los amantes.

Reconozco
tu fuego ardiente
Mujer ajena,
a la hora del amor con pago.

Reconozco tu llanto
Mujer ajena,
a la hora de tu engaño.

¿Por qué lloras mujer ajena?
Tus cicatrices se hacen más profundas
y tus lágrimas no limpian
mujer ajena,
tu fachada impura.

Reconozco tu seducción
Mujer ajena,
y tu intriga
a la hora de vender tu amor ajeno.

Reconozco tu rostro
Mujer ajena,
hasta en las noches de lienzos claros
ocultos a la concupiscencia
del creador de la línea y el trazo.

Reconozco tu rostro
Mujer ajena,
mis manos han derramado ríos
de tintas sobre el agua y desafortunadamente
tu superficialidad ha quedado expuesta.

Reconozco tu rostro
Mujer ajena.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
8
2comentarios 106 lecturas versolibre karma: 76

No me juzgues

NO ME JUZGUES

Hijo
no juzgues
al padre de hoy.

Quizás juzgarás
al padre del mañana.

El cielo
será el mismo,
pero el cometa volará en otras manos,
entonces podrás evitar las nubes
que hoy
yo no veo,
y antaño
mi padre tampoco vio.
No me juzgues.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
12
5comentarios 179 lecturas versolibre karma: 68

Corre la voz

¡Corre la voz!

He visto el amor
correr cubierto de trápala
en la húmeda noche de los amantes.

¡Corre la voz!

El amor viste de luciérnagas
destellando ilusorias fantasías
en el cielo de mil ojos.

¡Corre la voz!

La noche viste de amor.

! Corre la voz!

He visto el amor y su embrujo
salir debajo de las piedras
del encantado bosque
vistiendo a la soledad y al olvido.

¡Corre la voz!

He visto llorar
a los viejos sauces del bosque melancólico
porque el amor viste de trápala.

¡Corre la voz!

He visto el amor
cubierto de noche
y a la noche cubierta de amaño.

Ya sólo es un recuerdo.

¡Corre la voz! JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
8
1comentarios 97 lecturas versolibre karma: 75

He perdido a mi amante

He perdido a mi amante.

Camino mirando al cielo
pero no puedo recordar
su angelical rostro.

Camino despacio por el riachuelo
donde habita el viejo árbol encantado
pero sigo sin ver su rostro.

He perdido a mi amante.

Cómo he podido extraviar su indulgencia y su aspecto fastuoso.
Cómo he podido esconder el pincel de sus labios
que pincelaban dulce alegría en los míos.

! Cómo he podido ¡

! Algo pasa allá arriba
porque los ángeles
enmudecieron su canto!

!Algo pasa aquí abajo
porque los ruiseñores
no cantan en nuestro amanecer.!

He perdido a mi amante.

Camino desesperado
en la soledad;
y al vasto silencio
no se le puede incordiar.

La quietud de las almas acristaladas
agito, pero no logro despertarlas
del letargo donde viven.

Camino vagando con la demencia clavada en mi desconcierto,
camino debajo de la luna que dibujan mis ojos lúgubres
y no logro hacerla aparecer;
ya ni el canto de la brisa refresca mi sendero.

He perdido a mi amante.

¿Cómo quisiera recordar donde perdí la majestuosidad de su ser?

Dónde están ellas ,las otras y todas aquellas
que en mi turbulento vuelo
he amado y me han amado.

¿Dónde están todas aquellas
que guarde en silencio,
en ese lugar donde se esconden las miradas
y se crucifica el alma?

¿Cómo consuelo mi desconsuelo?

Qué queda para mi alma
si ellas se han ido
de mi canto.


¿Por qué a ninguna tengo?
¿Qué queda después de la fiebre?
!La apatía y la irritación!

¿Qué queda después
que se ha ido el desenfreno
y la pasión entre los amantes?
Quizá la debilidad y la vulnerabilidad.

Sé que nunca más podré sentirla
ni contemplarla
ni gozar de su serenidad.
Sé apagó
el corazón de un amante
y con él
he perdido
a una fuente de esperanza.
Se fuga mi ego.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
3
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 57

Tortura

…Y la tortura caminó deprisa
dejando a su salida una huella devastadora.

Él lloró
y ella lloraba.

Y ambos emprendieron desconsolados el camino a la nada, llevando consigo a cuestas, miedos que rebosaban sus sospechas.

Sus angustias trepaban, agónicamente, por la piel desnuda, pálida y fría, de sus cuerpos;
purificando
las desgracias de sus creencias.

La noche era fría y el día calido.
El cielo estornudaba su cólera y el agua caía pero, sin alivio
a los brazos de la tierra..

Ella lloraba
Y el lloró...

Y el agua susurraba en sus labios, la sed melancólica de su llanto.

Ella lo abrazaba con el pensamiento herido y maltrecho ,
causado por el filo hiriente de la navaja,
que repetidamente golpeaba sus adentros transportándola a un oasis de dolor inconfesable.

Él, la abrazaba con la mirada sangrienta de sus maltrechos ojos
heridos y fracturados por los firmes puños briosos del verdugo
que lo transportaba a las movedizas arenas del bochorno.

El silencio de la habitación era cruel y sanguinario,
pero ellos no paran de hablar, no solo hablaban, también cantaban
cantaban los tangos que nacían como ecos rotos en sus cuerdas vocales
cubiertos por el silencioso frío del filo de la hojilla.

La tortura
caminaba despacio ,
dejando una huella eterna en sus desgarrados horizontes .

Ella lloró,
y él lloraba antes de desaparecer
como ancoras en las aguas profundas del martirio.
leer más   
4
sin comentarios 103 lecturas versolibre karma: 45

Qué busca un niño

Qué busca un niño detrás de los barrotes de la adversidad.
¡La vida lo encarcela y no lo sabe!
Sus ojos libres como el pensamiento mismo no logran traspasar, actualmente, las redes tejidas por la perversidad de
un hombre que crea trampas disímiles en una sociedad estereotipada y dual.
El niño mira a través de los barrotes de la adversidad y solo ve espejismos y sueños por cumplir.
Sus pies descalzos y callosos no andarán lo que sus ojos logran intuir en
medio de sus convulsionadas ofuscaciones y sueños,
porque vive detrás de los barrotes de la adversidad.
La sociedad opresora crea barrotes cada vez más luctuosos,
pero los niños vencerán porque sus sueños son libres.
La sociedad conspira contra los sueños de millones de niños que nacen
libres
y que injustamente
la sociedad opresora unta de deyección.
leer más   
6
1comentarios 114 lecturas versolibre karma: 72

El viento corre de prisa

El viento corre deprisa
entre las campanadas de asunción, de la vieja iglesia.
Las ventanas de la ermita, se cierran a la lluvia
y a los perros, que piden limosna en la entrada.
La niña de color vestida de blanco, lanza flores
a la eternidad y el misterioso viento las recoge
y coloca en su vientre, preñado de sutilezas místicas.

¡Hay muertos enterrados cubiertos por mantos sagrados!
El ciego recoge tempestades, que desliza
al candor de la niña de color, vestida de blanco.
El Cristo colgado, llora en los sueños
de la mujer de blanco
vestida de color, sacudiendo su entereza.

La niña de color vestida de blanco,
cruza la pasarela de la ermita,
vistiendo un acicalado vestido de novia.

¡Pero, alguien vende Pureza en la ermita!
El clérigo hace aros de humo y reza en latín,
pero se fija en el Cristo que lleva colgado
la niña de color, vestida de blanco
entre el marchito y prominente
pecho, que sus ojos bendicen y el vestido blanco exhibe.

El clérigo bendice
porque alguien colecta contribuciones,
por la fe y el perdón....

El cuerpo vestido de pureza,
justo ayer, rezaba con el cannabis en la boca
y seis labios en su vientre
y el cura la bendice,
“In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Introibo ad altare Dei”,
pero las puertas de la ermita se cierran
a la lluvia y al perro
que ladra al ritmo de las campanadas,
implorando que el viento traiga consuelo…
y la fe que no se paga.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
6
2comentarios 162 lecturas versolibre karma: 78

Tv Plasma

Detrás del absorbente plasma de cuatro esquinas
tantas pulgadas y sucesivas imágenes,
se esconde la naturalidad de un romance que se extingue bajo el soplo frío de
una modernidad alienada y estereotipada que ociosa desconecta la cama y sus vicios.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 58

El primer beso

Pensaba que el primer beso era la puerta de entrada al amor.
El primer contacto con la timidez y la fantasía.
Ya sé que no…

JOSE LARA FUENTES
leer más   
5
1comentarios 118 lecturas versolibre karma: 43

Hoy regresas

Hoy regresas a un lugar llamado hogar
después de una mañana horrenda
después de un mediodía amargo
después de una tarde tediosa.

Abres la puerta a la gran aventura
llamada hogar,
y sólo recibes la insistencia del aburrimiento
la persistencia de lo agónico y agotador
de lo lúgubre y de los excesos del vacío.

Entonces
te das cuenta que ese
ya no es tu hogar. JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
9
2comentarios 117 lecturas versolibre karma: 70

Su corazón se fragmentó en cuartos

Su corazón se fragmentó en cuartos,
se desmoronó en cenizas de dolor
cuando sus ojos leyeron las sutiles palabras
de dos amantes que comienzan la aventura del amor.

Su corazón dejó de latir
se fragmentó en cuartos,
cuando sintió su cuerpo arropado
por el sudor de la desdicha,
cuando sintió su cuerpo agotado
por certeras premoniciones
por burlas incesantes del destino.

Los amantes bebieron del agua impura
contenida en el cáliz de la lujuria,
dejando sus huellas bordadas
en el infortunio de un hombre
en el corazón de un hombre
que se fragmentó en cuartos.


Su corazón se fragmento en cuartos,
pariendo a un hombre
que quizás ha nacido
para el desamor y el infortunio.
JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
7
sin comentarios 101 lecturas versolibre karma: 73

Hay un alma

Hay un alma recluida
en senderos de colores oscuros
como la noche y el miedo.

Hay un alma distorsionando
los sentidos y la óptica,
como los espejos rotos y la sospecha.

Hay un alma que vive en el oscurantismo
inmersa en los espejos de colores oscuros
del miedo y la noche.

¿Cómo puedo ayudarla a qué abra los ojos a su alma?
¿Cómo puedo ayudarla a exponer su alma a la luz de las estrellas de la noche?
¿Cómo exhibo su inmaculado rostro escondido entre las grietas del espejo con quebrantos?

Hay un alma de colores oscuros
como la noche y el miedo
regentando un baúl de turbación y egoísmo.


...y sus ojos están cubiertos de espanto y de noche.
...y vive cautiva en los laberintos de incertidumbres y dudas.

¿Cómo puedo ayudarla a abrir los ojos a su alma
del oscurantismo y sus miedo.

Cómo...
cómo...
cómo… JOSE LARA FUENTES ©.
leer más   
3
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 34

La madre llora al niño

La madre llora al niño que perdió en el estanque encantado.
El toro brama y la sangre sigue corriendo por su torso.
La caterva de cernícalos siguen de pie aupando las mezquindades
del tirano capitalista depredador que brinda lujuriosos espectáculos
por un trozo de miseria que nunca llega.
¿A quién le importa que la madre pierda al niño en el estanque
encantado?
Le importa a ella que se vacía de dolor y muere de mengua.
¿A quién le importa que la madre pierda al niño en el estanque
encantado?
Le importa a ella que ve como devoran a su hijo
en presencia del toro que brama en la plaza pública
y que su sangre baña de desgracia a la caterva de cernícalos
y solo por un trozo de miseria del capitalista depredador que nunca
llega.
Jose Lara Fuentes
leer más   
3
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 23

Vivo recluido

Vivo recluido en un gran Hospital Psiquiátrico de puertas abiertas.
No recuerdo haber tenido evaluaciones, comprobaciones ni previas
indagaciones, realmente no tuve elección, vivo aquí recluido.
Ignoro el grado de trastorno, el grado de locura que he alcanzado para
vivir en un lugar donde los gallos han sido reemplazados por cantos de
máquinas
.
No hay día en que el sol no pierda brillo.
No hay noche en que la luna pierda su romanticismo.
Manantiales de hombres caminando sin dirección.
Manantiales de hombres pálidos de alma, pero bronceados por la moda.

¡Philippe, ven a quitarnos las cadenas que nos visten!
Los olvidados reposan en los camposantos, como santos ahora viven.
En este Hospital de puertas abiertas la cordialidad se exime,
la envidia la venden en Happy Meal, el egoísmo lo visten de rosado rencores,
y la buena voluntad duerme entre sábanas de seda
arropadas por la mala voluntad.

En un suburbio dentro de un mundo cada vez más violento.
Aquí vivimos.
Vivo recluido en un gran Hospital Psiquiátrico repleto de invisibles.
La soledad es soledad.

¡Sí, alguien lleva ojos, pero son ojos que no miran,
ojos que no tienen tiempo para detenerse a contemplar!
¡Escucha Pinel, levántate y ven a quitarnos las cadenas que nos arropan
en esta modernidad de insurgentes inapelables!
Hay diablos y Dioses que te hablan,
que te escuchan pero nadie los ve, porque las almas van ciegas,
no tienen ojos.

Vivo recluido en un gran Hospital Psiquiátrico de puertas abiertas
un gran manicomio de insensibles sueltos y apáticos de la raza.
Cuando el sol se conjura al viento: Locos cuerpos.
Cuando la noche conjura a las tinieblas: Cuerpos locos.

En estos hospitales de puertas abiertas duerme el perro en cama de
seda y terciopelo y el niño olvidado duerme en cama de piedra.

Llevo una vida en un gran Hospital Psiquiátrico de puertas abiertas.
¡Levántate Philippe Pinel, ven a quitar las cadenas de este trastorno que
se tragó a la sociedad y nos dejó este gran Hospital Psiquiátrico de puertas
abiertas!

JOSE LARA FUENTES
leer más   
4
1comentarios 183 lecturas versolibre karma: 55

Dos elefantes bailándole a la luna

He visto dos elefantes bailándole a la luna.
El sol nace y vuelve a nacer.
El hombre estornuda sus misterios a la tierra.
El hombre camina con otros pies los mismos caminos
que el sol alumbró y la luna cobijó.
El hombre se detiene en el árbol que esconde al sol.
El hombre estornuda, pero su dolor nos se vacía.
Tres jirafas beben agua en un amanecer sublime
justo cuando el cielo concibe al sol.
Pero el hombre ciego vive.
El árbol desolado cuelga sus hojas en el viento, pero el viento no las
puede sostener
porque el hombre ciego vive.
Dos búhos ululan anunciando que llegó la noche.
Una camada de lobas acaricia y amamanta a sus crías
y el sol nace y vuelve a nacer,
pero el hombre ciego vive
y sigue destruyendo los mismos caminos que sus pasos ayer transitaron
persistiendo su bendita manía de vivir ciego.

JOSE LARA FUENTES
leer más   
2
sin comentarios 100 lecturas versolibre karma: 19

Ella lo mira

Ella lo mira,
pero el silencio cobarde se apodera de la noche,
sus labios mudos como dos rocas prisioneras por destino
sujetan sus angustias.

Ella lo mira,
aunque él posa sus distraídos ojos en su silueta agonizante,
él finge beber del rocío de una mente viajera,
el agua que el tiempo hipotecó a la locura.

Ella lo mira,
aunque él extravía su mirada
en la tempestad de su reclusión,
que perenne ancla sus males entre sus pueriles sueños.

Él la mira,
pero sus ojos sólo ven rencores,
no van despiertos
sino llenos de brumas.

Ella lo mira
desde el balcón de lo inhóspito,
pero él va sujetando entre sus manos
un vacío perenne,
un vacío absorto.

Ella extravía su mirada
rogando que sus pies
no caigan al vacío,
pero en sus ojos
se cierne la melancolía.

Ella, inclina su cabeza
frunciendo sus párpados con frenesí,
como si quisiera hipnotizar
la travesura del tiempo sordo,
que purga almas silenciosamente.

Él, contonea su alma
y la brisa de la noche
le mueve a ella su vestido,
acariciando sus angustias.

Él se siente libre,
la mira e increpa su vuelo,
se abraza a la nada.

El vacío lo traga
y ella, solo ve el viaje de su reflejo
dibujado en la luna de una noche ciega,
que ha engullido dos destinos enfrentados
por la silenciosa desdicha.

JOSE LARA FUENTES ©
leer más   
10
3comentarios 148 lecturas versolibre karma: 78

Mujer

Hace siglos emprendiste tu camino en tierras infértiles Mujer,
pero las convertiste en fértiles con tu vientre sagrado,
minando de frutos el camino desolado.

Han llenado tu descanso de espinas y hostiles rencores Mujer,
pero sin embargo, las has rociado del eterno elixir de la bondad divina.

Hace siglos que emprendiste la peregrinación de tu alma noble Mujer,
de tu cuerpo noble,
aunque hayan cruzado tu cuerpo de cruces
y este vil sistema haya enterrado tu legado en lo inhóspito,
pero el aire, a veces es silencioso como tu entereza
y la sociedad nueva surgirá.

Porque si eres el vínculo entre la tierra y el cielo
entonces, ¿por qué en la tierra alguien usurpa tus ropas?

Alguien viste tus ropas Mujer, en la casa de un Dios eterno en la tierra.
¡La quietud y la paz del universo reclaman tu conducción, Mujer!
Llegará el día, Mujer, que indemne serás
y del agua amarga de la maldición ya no beberás.

Mujer,
tú que has cruzado el laberinto de la historia,
¿cómo permites que sigan robando tu espiritualidad y tu eternidad?
Parad de beber en el cáliz de agua dulce de la amargura.
Mujer,
¡Conozco tu culto
y tu nobleza
y la savia que brota por tu vientre eterno!

Has vertido ríos de sangre por el milagro de la vida Mujer,
y alguien, vierte tu milagro en esclavos de vida.
Liberad al hombre de su engaño.
Mujer...¡libéralo!

JOSE LARA FUENTES
leer más   
3
sin comentarios 99 lecturas versolibre karma: 37

Orgasmos

Los orgasmos son bellas armonías
que salen de un cuerpo adonizado,
son el despertar de centurias dormidas,
son ojos empalidecidos, al fulgor de la luz divina.

¿Cómo se hace liviano un cuerpo en las alturas?
¿Cómo flota extasiado en medio del cosmos,
deteniendo los sonidos del viento
con la piel desnuda,
convulsionado,
vibrando
en cualquier espacio del tiempo.

Son cuerpos ardiendo en la fragua,
son el artesano martillando
con esmero la pieza delicada,
forjando entre sus manos el hierro
y el fuego de un volcán,
apasionadamente inefable.

Un orgasmo es untar tus dedos
a través de la literatura freudiana,
despertando sueños ambulantes
que regresan de la noche humeante.

Un orgasmo es un acto de fe universal,
es una religión escondida,
es una pieza arqueológica extraviada.

Un orgasmo es sentir que volamos
y vertiginosamente caemos,
es sentir el silbido del viento
acariciando el césped del pastizal,
es la tierra convulsionando de espasmos divinos.

Se dice que a los hombres nos gustan
las mujeres de orgasmos fáciles
porque según nos hacen
viriles,
fuertes,
sólidos
y repletos de confianza;
pero aquellas mujeres que no lo son
porque hay que mirar más allá de su vagina,
entonces algunos hombres olvidamos
nuestra
virilidad,
fortaleza,
solidez
y confianza por procurarle un orgasmo fundamentado.

¿Quién quiere un orgasmo bien fundamentado
sin que requiera
iniciativa,
paciencia
y trabajo?

Los orgasmos son
la lingüística tatuada en nuestro dialecto,
es la étnica de todos los sueños,
es el clima sucumbiendo a la historia.

Es el comienzo y el final. El infinito.
Un orgasmo es... el infinito.

JOSE LARA FUENTES©
leer más   
3
1comentarios 151 lecturas versolibre karma: 30