Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

A quien pueda responder

Querido, quien seas, ¿y ahora qué? Lo acepto, cometí errores, arruiné mis planes por algo que no valía la pena en ningún sentido; tenía mis problemas antes de esto, pero ahora tengo el triple y peores, y parece que por más que intento conseguir una solución todo me sale mal. Herí a mis familia, me herí a mí misma y no consigo remedio para eso, no consigo una forma en la que pueda enmendar lo que les hice, lo que me hice. Y ahora estoy perdida, siempre fui una chica con un montón de flechas que apuntaban a muchos sitios, que tenía demasiadas preguntas y escazas respuestas, y en varios años fui tomando un poco de todo e iba construyendo un pequeño camino en el que sentía que por fin las cosas estaban empezando a tomar forma, que iba a estar bien; pero con toda mi estupidez humana destruí todo, mis planes, mi vida, mi mente, mi alma y mi corazón. ¿Y ahora quién soy? siento que ni siquiera puedo verme en el espejo, siento que no me reconozco; ¿qué son éstas manos, éstas cicatrices? ¿qué es esto que hace sombra encima de este papel blanco? ¿quién soy? Por favor, a quien pueda responder, ¿quién soy? Siento que no puedo, siento una presión enorme en mi pecho y mi garganta. Quisiera salir corriendo y olvidarme de todo, llegar a un lugar desierto o a un lugar donde no conozca nada ni a nadie.

En un instante derrumbé lo que me había tomado años construir, ¿y ahora qué hago? siento que la poca fuerza que tengo sólo me alcanza para resolver ese par de problemas que afectan a otros, pero ya, siento que no tengo energía para encontrarme, no ahora, no en este momento. No sé cómo hacerlo, estoy sentada en mi habitación y siento como si estuviera en ningún lugar, estoy perdida y la verdad no sé si pueda encontrarme. Y la única culpable de todo esto soy yo, no dejo de pensar en lo idiota que fui todo este tiempo, no logro evitar acribillarme con toda severidad; y no es sano, sé que no lo es, debo perdonarme, pero no sé si pueda, no ahora, no en este momento.


Quien quiera que seas, necesito un abrazo, no uno largo, sólo pido que sea sincero, pero si sólo me das una respuesta puedo conformarme.
4
6comentarios 45 lecturas versolibre karma: 65

Pasado presente

Y no supe qué hacer...
Me encontré de frente con la idea de que no puedo escapar de mi desorden interno de la manera desconocida en la que lo hago.
Entendí que hacer mis deberes de la manera correcta no me hace sentir bien, sólo es una distracción para dejar descansar mis extremidades.
Comprendí de la manera más monótona que mientras más me esfuerzo en alejar a las personas que quiero, éstas se quedan. Pero fue peor comprender que si intento hacer que se queden, saldrán huyendo.
Y así es como no entiendo de qué puta manera funciona este mundo, pero al menos sé cómo funciona el mío. Y ya, sé que está hecho un desastre, pero mi consuelo es que sé donde va cada pieza desordenada y cómo se combinan en conjunto, porque de tanto pensar en el pasado, es imposible olvidar dónde y cómo dejé lo mejor de mí.
Entiendo que no tengo mucho, pero entrego todo, sin la intención de que lo cuiden.

Así que es comprensible tener en cuenta, que si me rompe es porque usted quiso, pero principalmente porque yo se lo permití.
2
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 26

Vivir

Había una vez una chica
que descubrió
que los sueños
son realmente la vida.
Desde entonces
empezó a dormir su vida
y a vivir sus sueños.
14
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 79

Sigo llevando flores

Hoy el sol quema con intensidad
pero sigo llevando flores a tu tumba
sentándome en el pasto
y contándote cómo ha ido mi vida.

Lloro
Porque es inevitable no recordar tus manos suaves
el olor de tu rica comida
y el exceso de azúcar en tus dulces,
que combinaba perfectamente con la melodía de tu voz.

La brisa entre los árboles siempre me recuerda tus abrazos
y la costumbre del café negro, la adopté de ti
Aunque ya casi no tome, porque me quita el sueño
y empiezo a tener pesadillas despierta;
y prefiero tener sueños lindos en los que te veo sonreír.

Hoy es viernes,
y el sol quema con mucha intensidad...
Pero yo, sigo llevando flores a tu tumba
porque espero un día
encontrarlas aún vivas.
9
4comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 76

Mis alas

Mis alas
arden en lo más puro
del infierno,
y las veo...
las veo excavando entre la tierra
en busca de alivio,
pero no halla...

Y las veo
en un color brillante
casi cegador,
pero en realidad
se sienten sucias
y muy débiles

Mi espalda encorvándose...
Mis alas
tratan de alzar vuelo
Las veo
intentando volver a la vida

Pero esta vez
no logran escapar de la muerte

Mis alas...
Ya nos las veo.
4
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 45

Maldito pedestal

Ahora que no estás
la tormenta ha hecho relámpagos en mis venas
y el techo de mis hombros tiene grietas
por donde se desborda
el amargo placer de mirarte a los ojos

Ahora que no estás
la palma de mi espalda
ha direccionado el desbordamiento
de las lágrimas
hasta la yema de tus ojeras

Ahora que no estás
he visto al cielo sonreirme
y decirme,
ingratamente,
Adiós

Ahora que no estás
y te cansas de decir que sí,
empiezas a decir que no

Ahora que sí estás,
te dejo todo el maldito pedestal.
13
10comentarios 109 lecturas prosapoetica karma: 78